La famosa que se mató al caer de 13 metros

Restos de Lucy. Foto J. Kappelman

Restos de Lucy. Foto J. Kappelman

Lucy, la famosa Australopithecus afarensis, cuyos restos muy completos fueron hallados en 1974 en Etiopía y que dieron origen a la especie, un ancestro de los humanos que vivió hace cerca de 3.180.000 años, acaba de contar otra historia. La historia de su muerte.

De ella se ha especulado si pasaba su tiempo en los árboles o ya andaba sobre tierra. Y tal eso fue lo que la mató.

Un estudio publicado en Nature sugiere que Lucy murió… al caer de un árbol. Sus heridas fueron mortales, dice John Kappelman, antropólogo de la Universidad de Texas y autor principal del estudio.

Junto a Richard Ketcham escanearon mediante tomografía computarizada ese 40 % del cuerpo que quedó preservado para la historia, creando un archivo digital con más de 35.000 diapositivas.

Lucy es preciosa. Solo hay una y uno quisiera estudiarla tanto como sea posible”, dijo Ketcham. La TC no es destructora, de modo que puede verse lo que hay adentro, los detalles internos y la disposición de los huesos.

Al estudiarla, Kappelman advirtió una situación inusual: la punta del húmero derecho estaba fracturada de una forma no vista en fósiles, preservando una serie de roturas precisas, claras con fragmentos pequeños y astillas aún en su sitio.

Esta fractura se da cuando la mano golpea la tierra en la caída, impactando los elementos del hombro uno contra otro creando una señal única en el húmero”, explicó. Se basó además en la opinión de Stephen Pearce, cirujano ortopédico.

Para este médico, “la lesión es consistente con una fractura de 4 partes, provocada por una caída de una altura considerable, cuando la víctima consciente estiró el brazo en un intento por frenar la caída”.

También se aprecian fracturas aunque menos serias del hombro izquierdo, y también se ve en el tobillo derecho, la rodilla izquierda, la pelvis y la primera costilla, una marca de trauma severo, consistentes todas con una caída.

Los investigadores concluyeron que ocurrieron perimortem, o cerca de la muerte.

Pudo caer de una altura de más de 13 metros, golpeando el piso a más de 55 kilómetros por hora, deducción realizada al comparar con lesiones de chimpancés.

Lucy pudo caer sobre sus pies y luego sobre sus brazos. Murió rápido.

El tamaño sí les importa a ellas… pero no exagere

El tamaño sí importa, pero claro que hasta cierto punto. Un estudio revelaría que las preferencias de las mujeres moldearon la evolución del pene humano, que es más largo y grueso que en los demás primates.

Los genitales masculinos evolucionan rápido, Se diversifican antes que otros rasgos, con una amplia variación en tamaño y forma a través del mundo animal, lo que puede indicar presiones evolutivas. Por eso algunos biólogos siempre han estado intrigados sobre qué llevó a que el pene humano fuera tan largo.

Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences halló que las mujeres consideran que el tamaño del pene y la altura sí cuentan cuando juzgan la atracción del hombre, pero son menos importantes que un cuerpo bien masculino cuando el tamaño es mayor al promedio.

Más leña para la hoguera del debate que ardió con todo cuando en 1966 los investigadores sexuales William Sanders y Virginia Johnson declararon que el tamaño del pene era poco importante para la mayoría de las mujeres. Estudios posteriores sobre las preferencias femeninas, como los basados en cuestionarios, reportaron resultados conflictivos.

En la nueva investigación los científicos desarrollaron imágenes generadas por computador de hombres que variaban en altura, relación hombros-cadera y longitud del pene. Una muestra de 105 mujeres australianas heterosexuales, cada una de las cuales vio proyecciones de 53 imágenes y calificó el atractivo sexual.

Las mujeres consideraron eran más atractivos los hombres con rasgos más masculinos, (sugeridos por una relación hombros-cadera mayor) y con un pene más largo, pero con ciertos límites: un tamaño extremo o rasgos más desproporcionados no resultaban más atractivos que aquellos solo iguales o un poco por encima del promedio.

Para Brian Mautz, cabeza del estudio, de la Universidad de Ottawa, parece haber un techo para cada característica, un punto de máximo pico de atracción más allá del cual las calificaciones de las mujeres bajan.

El modelo del equipo de trabajo indica que el pene más atractivo mide de 12,8 a 14,2 centímetros en estado flácido. Mautz advirtió que este tamaño ideal está cerca al promedio de la población de 9 centímetros, que los aspectos relacionados con los otros rasgos, lo que implica que las mujeres prefieren una relación más grande hombro-cadera y estatura pero menos tamaño extremo del pene.

Para algunos científicos, los resultados son interesantes pero no demuestran el papel de la selección sexual en la evolución del tamaño del pene, en lo que está de acuerdo Mautz.

Además, se dijo que se debería haber incluido mujeres de otros países y culturas.