Machos fingen de homosexuales para conseguir hembra

A las hembras molly mexicanas les gustan los machos grandes y coloridos, ¿entonces qué suerte les esperaría a los peces poco agraciados y delgados? Bueno, se inventaron una opción: exhibirse como bisexuales para conseguirse una hembra.

El cuento, una investigación publicada en Biology letters, es este:

Entre los mollys mexicanos Poecilia mexicana las hembras son muy promiscuas pero muy selectivas, prefiriendo los machos de cuerpo grande, vistosos, que las defienden agresivamente, y alejan aquellos pequeños. Estos machos menos atractivos y subordinados difícilmente pueden competir, pero pueden atrapar la mirada de la hembra si se inmiscuyen en un comportamiento homosexual, sugieren los investigadores.

Científicos de la Universidad de Frankfurt en Alemania les presentaron a hembras criadas en laboratorio animaciones de machos virtuales incluyendo escenas de machos menos atractivos envueltos en toqueteo genital hetero y homosexual.

La versión pez de escarceos sexuales es la conducta sexual que se observa con mayor frecuencia entre las especies. Los machos tocan o mordisquean la apertura genital femenina antes de aparearse, pero a veces también lo hacen con los órganos copulatorios de machos antes de intentar aparearse con ellos.

Por lo tanto es menos sorprendente que las hembras se vean más atraídas a los machos más pequeños luego de que los ven con otras hembras, algo consistente con el fenómeno llamado copia de la elección de pareja, en la cual la atracción de un macho crece si antes ha sido elegido pro otra hembra como pareja.

Pero en esta ocasión lo que los investigadores encontraron fue que crecía la atracción de las hembras por los machos más pequeños cuando los veían tocando los genitales de otros machos. Las hembras, dijeron los investigadores, podían distinguir entre las situaciones hetero y homosexual de acuerdo con otros experimentos.

Tal situación podría representar una estrategia para los machos subordinados para explotar la estrategia de copia de pareja de la hembra.

El equipo de científicos citó a Woody Allen, quien alguna vez dijo que “la bisexualidad doblaba de inmediato las chances de una cita el sábado por la noche”.

Este parece ser el caso.

La pupila revela la identidad sexual

Aunque era tema popular, no se había demostrado científicamente: las pupilas dilatadas pueden revelar la orientación sexual de la eprsona.

Científicos de Cornell University utilizaron lentes infrarrojos especializados para medir los cambios de la pupila de personas que miraban videos eróticos y vieron que son en verdad dicientes: estas se dilataban más viendo videos de personas que los participantes hallaban atractivas, revelando entonces dónde se situaban en el espectro sexual, de heterosexual a homosexual.

Los hallazgos fueron publicados en Plos One.

Estudios previos exploraron tales mecanismos preguntándoles a las personas sobre su orientación sexual o utilizando medidas fisiológicas como la excitación genital. Pero estos métodos tienen sus problemas.

“Queríamos hallar una medida alternativa que fuera una señal automática de orientación sexual sin ser tan invasiva como medidas previas. Las respuestas pupilares son exactamente eso”, dijo Gerulf Rieger, cabeza del estudio.

“Con esta tecnología somos capaces de explorar la orientación sexual de las personas que nunca participarían en un estudio sobre excitación genital, como aquellos de culturas tradicionales. Esto nos hará entender mejor cómo se expresa la sexualidad a lo largo del planeta”.

“El nuevo estudio adiciona mucho más al campo de la investigación en la sexualidad que una medida novedosa. Como se esperaba, los hombres heterosexuales mostraron mayor respuesta pupilar a los videos de mujeres y muy poco a los de hombres; sin embargo, mostraban respuestas a ambos sexos. Este resultado confirma investigaciones previas que sugerían que las mujeres tenían un tipo diferente de sexualidad que los hombres”.

Es más: el nuevo estudio se adentra más en el debate de la bisexualidad masculina. Las nociones conocidas eran que la mayoría de los hombres bisexuales no basan su identidad sexual en su excitación fisiológica sino en temas románticos. Contrario a esta asunción, los hombres bisexuales mostraron una dilatación sustancia de la pupila en videos tanto de hombres como de mujeres”.

“Podemos argumentar finalmente que un deseo sexual flexible no solo está restringido a las mujeres, algunos hombres lo tienen y se refleja en sus pupilas”, dijo Rich C. Savin-Williams, co-autor y profesor de Desarrollo Humano. “De hecho una división en bi, gay o hetero no cuenta toda la historia. Los hombres cuya identidad es principalmente hetero existen en su identidad y en las pupilas; se excitan más con machos que los hombres hetero del todo, pero menos que bisexuales y gays”, agregó.