Si vive estresado ¿se engorda?

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Las personas que padecen estrés durante mucho tiempo pueden ser más dadas a la obesidad. Eso sugiere un estudio publicado en Obesity que se basó en el análisis del… cabello.

En el estudio de científicos de UCL se encontró que la exposición a altos niveles de cortisol durante meses, se relaciona con personas más pesadas y con sobrepeso.

No es de extrañar. El estrés crónico ha sido asociado con esa condición pues las personas tienden a comer más y a ingerir alimentos más altos en grasas, azúcar y calorías, mientras aquella hormona juega un papel importante en el metabolismo y en determinar dónde se almacena esa grasa.

Otros estudios han analizado el vínculo entre el cortisol, hormona producida por la glándula suprarrenal y la obesidad con base en mediciones en la sangre o la orina, niveles que varían según el momento del día y otros factores. Pero, según los autores de la nueva investigación, no permitían ver los niveles de largo plazo.

El estudio incluyó 2527 personas de al menos 54 años, analizando datos en un periodo de 4 años.

Se estudió un pedazo de cabello de 2 centímetros cortado lo más cerca posible del cuero cabelludo, el que representa unos 2 meses de crecimiento con niveles asociados de cortisol. También midieron el peso, el índice de masa corporal, la circunferencia abdominal de los participantes y cómo la hormona en el cabello se relacionada con la persistencia de obesidad en el tiempo.

Encontraron que aquellos con niveles más elevados de cortisol en su cabello tendían a tener mayor circunferencia, eran más pesados y tenían mayor IMC. Los individuos clasificados como obesos por esas mediciones tenían en particular niveles más altos.

Los resultados proveen evidencia consistente de que el estrés crónico se asocia con niveles más altos de obesidad”, dijo Sarah Jackson, quien condujo el estudio.

Un hallazgo interesante, sabido que la acumulación de grasa alrededor del abdomen es un factor de riesgo para enfermedad coronaria, diabetes y muerte prematura.

Los investigadores advirtieron de las limitaciones del estudio: se hizo con personas mayores, cuyos niveles pueden ser diferentes a los de los jóvenes y todos fueron blancos. Además, no se sabe si esos niveles altos por el estrés son causa o consecuencia de la obesidad.

Pillado árbol cuando se defendía

Trabajo con los árboles. Foto B. Ohse

Trabajo con los árboles. Foto B. Ohse

Es primavera y los jóvenes, delicados vástagos de los árboles se iluminan y reverdecen. Ellos y las yemas son el futuro del bosque al permitir que crezcan los árboles, pero tienen un problema, una amenaza: los corzos que los tienen por dieta, en especial las yemas.

Si tienen suerte, necesitarán unos años más para crecer. En el pero caso, serán árboles atrofiados o tendrán que detener su crecimiento un tiempo.

Los corzos son una amenaza real y pueden obstaculizar la regeneración de muchas especies de árboles frondosos.

Pero los árboles no se quedan quietos, Desean sobrevivir y preparan la lucha contra su gran enemigo.

Al estudiar jóvenes hayas (Fagus sylvatica) y maples (Acer pseudoplatanus), biólogos de Leipzig University y el German Centre for Integrative Biodiversity Research (iDiv) encontraron que son capaces de reconocer cuándo una rama o yema ha sido comida por un corzo o solo se ha roto por el viento u otro mecanismos.

¿Cómo lo logran? La pista está en la saliva de los animales. Son la señal de alerta. Si el corzo se alimenta en el árbol y deja trazas de su saliva, el árbol incrementa la producción de ácido salicílico. Esta hormona, de hecho, avisa a la planta para aumentar la producción de taninos específicos, que inciden sobre el gusto de los corzos y entonces pierden su apetito por esas estructuras de la planta. Además, los arbolitos aumentan la concentración de otras hormonas, las del crecimiento en particular. Con ellas se alienta el crecimiento de los brotes que quedan para compensar los que fueron comidos.

Pero si una yema se quiebra sin la intervención del corzo, el árbol no estimula la producción de ácido ni de taninos. En vez de eso, genera hormonas para las heridas”, explicó Bettina Ohse, cabeza del estudio.

Los científicos llegaron a sus conclusiones al simular el ataque de un corzo y poniendo saliva recogida en el lugar de la herida. Luego analizaron las concentraciones de hormonas y taninos.

¿Funciona así con otras especies arbóreas? Esa es la pregunta que se hacen ahora los autores. El artículo apareció en Functional Ecology.

10 noticias científicas de la semana

Clasificación de los exoplanetas. Imagen C. Harman

Clasificación de los exoplanetas. Imagen C. Harman

1. 216 mundos

Un grupo de astrónomos de diferentes países clasificó los casi 4.000 planetas extrasolares descubiertos por el observatorio espacial Kepler y encontró que 216 en zona de habitabilidad y con posibilidad de tener agua líquida. De estos, 20 son los mejores candidatos a ser planetas rocosos tipo Tierra. El estudio encontró que la distribución de esos planetas dentro de la zona habitable es igual a la distribución por fuera de ella, una evidencia más de que el universo está repleto de planetas y lunas en donde podría haber vida. El estudio apareció en Astrophysical Journal.

2. El secreto del girasol

Científicos descubrieron el secreto detrás de los girasoles que se mueven a medida que avanza el Sol siguiéndolo. Se trata de su reloj circadiano que actúa sobre las hormonas del crecimiento y así siguen la estrella mientras crecen, según el estudio publicado en Science. Tal vez la primera demostración de un reloj modulador del crecimiento en plantas según los autores de la Universidad de California en Davis.

3. Obesidad y edad

El cerebro de las personas obesas de edad media son diferentes a los de las personas de la misma edad que tienen peso adecuado: parecen 10 años más viejos de acuerdo con un estudio en Neurobiology of Aging. Con la edad el cerebro se encoge, pero cada vez se reconoce más que la obesidad afecta la forma como envejece el cerebro, algo que incide en las áreas que permiten el flujo de comunicación.

4. Oxígeno del pasado

Astrónomos de Ucla realizaron la primera medición precisa de la abundancia de oxígeno en una galaxia a 12.000 millones de años, en los inicios del universo. Ese elemento es el tercero más abundante y se crea dentro de las estrellas, siendo liberado cuando mueren. Medir su cantidad ayuda a entender cómo circula la materia dentro y fuera de las galaxias. El hallazgo fue presentado en Astrophysical Journal Letters.

5. Radiografía del asesino y los medios

Las personas que han cometido asesinatos masivos en Estados Unidos, donde han venido creciendo, tienden a compartir 3 características según investigadores: depresión desenfrenada, aislamiento social y narcisismo patológico. Pero no todo para ahí: la Asociación Psicológica Americana (APA) llamó la atención a los medios masivos para que no concedan a esas personas la fama que se les da, pues puede incidir en el aumento de casos.

6. Abejas en crisis

El número de colonias de abejas de la miel en todo el planeta descendió 12 % el pasado invierno de acuerdo con un nuevo estudio. Apicultores de 29 países informaron que de unas 400.000 colonias que manejaban, 12 % no sobrevivió al invierno duro en el Hemisferio Norte. Estos insectos son claves en la polinización de múltiples cultivos. La investigación no ha sido publicada en ningún journal pero fue suministrada por la Universidad de Strathclyde.

7. Control de natalidad

Se sabe que las abejas reinas controlan la fertilidad de las obreras, lo que se ha atribuido a una feromona mandibular. Cuando la reina está ausente, estas reactivan sus ovarios y ponen huevos. Lo que no se conocía era el mecanismo por el cual se produce ese control de natalidad. Los investigadores encontraron que se debe a una señal denominada Notch. Al inhibirse esta, se promueve la actividad ovárica en las obreras adultas. El estudio apareció en Nature Communications.

8. La atmósfera que llora a diario

Cuando la sombra de Júpiter cae sobre la luna Io, que presenta actividad volcánica, un hecho que pasa todos los días, la atmósfera de esta, compuesta sobre todo de dióxido de azufre, colapsa y cae sobre la superficie como hielo. Cuando pasa el eclipse se calienta de nuevo la atmósfera se recupera mediante la sublimación. Es la primera vez que se detecta ese fenómeno según el artículo en el Journal of Geophysical Research. El eclipse demora 2 horas de Io, 1,7 días terrestres.

9. Todos contra el zika

Científicos que estudian el zika corren para encontrar una vacuna efectiva. En Science publicaron 3 candidatas ensayadas en monos Rhesus macaques que han demostrado efectividad. Cada vacuna provocó la respuestas de anticuerpos previniendo la aparición de la enfermedad. En el otoño del norte se harán estudios en fase 1 con virus inactivado. Avances prometedores aunque falta largo camino por recorrer.

10. Vida prematura

Una modelación de astrofísicos del Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica sugiere que la vida en la Tierra es una rareza, pues según la evolución del universo es prematura. A futuro, según el estudio, debe ser mucho más común a medida que las estrellas, 1.000 veces más probable según el artículo en el Journal of Cosmology and Astroparticle Physics. Sería más factible en estrellas pequeñas que viven mucho más tiempo permitiendo la evolución de la vida.

7 tipos de cáncer ligados al consumo de alcohol

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Beber alcohol no solo puede emborrachar sino tener una consecuencia más desastrosa: desarrollar 1 de 7 tipos de cáncer.

Podrían ser más, pero un meta análisis publicado en Addiction, en el que se revisó la mayor cantidad posible de investigaciones sobre el tema arrojó mayor seguridad frente a esos 7.

Pese al hallazgo no quedó claro si la relación es directa.

Hay evidencia sólida de que el alcohol causa cáncer en 7 sitios del cuerpo y probablemente en otros”, según Jennie Connor, cabeza de la investigación, de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda.

La evidencia respalda una asociación causal del consumo de alcohol con el cáncer de orofaringe, laringe, esófago, hígado, colon y recto y de seno en las mujeres.

También hay evidencias crecientes de un vínculo con otros cánceres, como de próstata, páncreas y melanoma, pero la evidencia no es tan sólida hasta ahora para hablar de causa-efecto para esos cánceres.

Para esos 7 cánceres vinculados directamente, estudios previos han hallado que ha una relación de dosis-respuesta, o sea que a más consumo de alcohol más probabilidad de desarrollar esos cánceres.

También, dicen estudios anteriores, el riesgo se reduce cuando se deja de ingerir licor.

El vínculo entre el alcohol y los cánceres de boca y garganta son más fuertes que el de los otros cánceres.

Por ejemplo, según se explicó, beber más de 50 gramos de alcohol al día se asocia con un riesgo 4 a 7 veces mayor de desarrollar cáncer de boca, garganta, esófago en comparación con no beber.

Los gramos de alcohol en una onza de licor puedan variar, hay de 2,4 a 2,8 gramos en una onza de vino pero 1 a 1,2 gramos de alcohol en una de cerveza.

Ingerir la misma cantidad se asocia, por otro lado, con cerca de 1,5 veces más riesgo de cáncer colorrectal, de hígado o seno comparado con no beber.

Hasta ahora no se conoce el mecanismo exacto por el cual el alcohol provoca cáncer. Podría ser incluso diferente dependiendo del sitio del cuerpo donde ocurra. Se cree por ejemplo que un compuesto que se forma cuando se descompone el alcohol tiene que ver con los cánceres de boca, garganta, esófago e hígado. Es el acetaldehído, que en contacto con los tejidos puede alterar el ADN en las células, lo que deriva en cáncer.

En el cáncer de seno, el alcohol puede aumentar los niveles de estrógeno en el cuerpo, una hormona ligada a esta enfermedad.

Una e las limitaciones del estudio es que algunas investigaciones evaluadas se basan en autorreportes de las personas sobre cuánto alcohol ingerían.

Si tiene hambre, mejor no tome decisiones

Foto Pixibay

Foto Pixibay

Nunca tome decisiones mientras esté… hambriento. Eso al menos es lo que sugiere un estudio que relaciona la grelina (hormona del hambre cuestionada últimamente) con un efecto negativo tanto en la toma de decisiones como en el control de los impulsos.

El estudio publicado en Neuropsychopharmacology fue hecho con ratas en la Universidad de Gotemburgo. Esta hormona es producida en el estómago cuando se tiene hambre.

Demostramos que los niveles altos de grelina vistos antes de comer o durante los ayunos, hacen que el cerebro actúe impulsivamente y afecte la capacidad de tomar decisiones racionales”, explicó Karolina Skibicka, docente en la Academia Sahlgrenska en esa universidad.

La impulsividad es compleja pero se puede descomponer en la acción impulsiva, esa incapacidad de resistir una respuesta motriz, y la elección impulsiva, la incapacidad de posponer una gratificación.

Muchos han experimentado la dificultad de resistirse a un sánduche o algún alimento más aún si saben que pronto se servirá el almuerzo y lo mismo aconteció con las ratas en el estudio.

Los científicos encontraron entre otras, que a las ratas que les daban grelina directamente en el cerebro, que imita cómo el estómago nos comunica la necesidad de comer, eran más datos a buscar a presionar un dispositivo para tener una recompensa en vez de esperar a pesar de que la perderían.

La capacidad de posponer gratificación para obtener una mayor después es una medida de elección impulsiva, por ejemplo elegir una galleta ya o varias unos minutos después, o comer un alimento calórico ya y no esperar la opción de uno más sano.

La persona que elige la gratificación inmediata a pesar de que esperar le traerá una mejor, se caracteriza por ser más impulsiva y eso implica una capacidad más pobre para tomar decisiones racionales.

Los altos niveles de la hormona evitaron que las ratas fueran capaces de esperar una recompensa mayor.

El estudio también mostró que los niveles aumentados de grelina causaban cambios genéticos en circuitos cerebrales relacionados con la impulsividad y la toma de decisiones.

Como la impulsividad es un rasgo de varias enfermedades neurosiquiátricas el hallazgo podría conducir a tratamientos enfocados en los receptores de grelina en el cerebro según los investigadores.

Resumen científico de la semana

Foto Wikipedia commons

1. El mejor no incentiva

Es muy común: en las oficinas destacan al empleado del mes o del año. En los centros educativos también. Lo hacen para poner de ejemplo su esfuerzo. Ahora un estudio en Psychological Science sugiere que esa distinción puede tener un efecto contrario en los demás: los desalientan a tener más logros, lo que los autores llaman ‘un desestímulo ejemplar”. Eso significaría que hay que alentar otro tipo de prácticas en instituciones y empresas.

2. Tortugas a la carta

Hoy en algunos países del sudeste asiático la sopa de tortuga es una exquisitez. En otros lugares no se consume. No fue siempre así. Cerca e Tel Aviv, Israel, científicos desenterraron fósiles de tortugas de hace 400.000 años que sugieren que eran consumidas por los habitantes de aquella época, mostrando la diversificación de la dieta de quienes vivieron en el Paleolítico. El estudio apareció en Quaternary Science Reviews.

3. Confieso que lo hice

Una nueva investigación aparecida en Proceedings of the National Academy of Sciences muestra que la privación del sueño puede hacer que las personas admitan falsamente que hicieron algo malo. En Estados Unidos, por ejemplo, las falsas confesiones son cerca del 25% de los casos de convictos injustamente encausados. Esa táctica es común en interrogatorios a sospechosos, haciendo que la persona pierda la capacidad de anticipar las consecuencias de sus acciones.

4. Hormona riesgosa

La hormona arginina vasopresina promueve la cooperación arriesgada en humanos dice estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences. La cooperación se ha sabido, es intrínsecamente reconfortante para las personas permitiéndoles subvalorar riesgos asociados con ella. En el experimento, las personas que recibieron esa hormona eran mucho más dados a cooperar en un juego que suponía altos riesgos, que aquellos que no la recibieron algo que sugiere que esa hormona desempeña un papel activo en ese comportamiento.

5. Juntos es mejor

Los pájaros pequeños también forman lazos duraderos con sus congéneres, además compartir largos viajes con ellos, una cercanía que favorece la reproducción y facilita el proceso de ajustarse a un nuevo lugar, según el estudio aparecido en Bird Study. Esa característica había sido observada y estudiada en aves grandes. Los miembros de un grupo de luganos pueden permanecer juntos hasta 4 años.

6. Emisores clandestinos

No habían sido muy estudiados en cuanto a su aporte. Por eso sorprenden los datos de un estudio aparecido en Nature Geoscience que dice que los estanques o humedales pequeños de menos de media hectárea que solo comprenden 8,6% del área de lagos y estanques responden por el 15,1% de las emisiones de dióxido de carbono y 40,6% de metano de esos cuerpos de agua. Para el estudio revisaron 427 de esos humedales.

7. La estatura y el cáncer

Las personas de mayor estatura tienen menos riesgo de desarrollar enfermedades como las cardiovasculares y la diabetes, pero un mayor riesgo de cáncer, lo cual se debe a la activación de un sistema relacionado con los factores de crecimiento. El estudio apareció en The Lancet Diabetes & Endocrinology y tiene implicaciones para la guía médica.

8. De víctima a victimario

La Tierra, según varios investigadores, tiene mucho que agradecerle a Júpiter pues según sus estudios ha servido de escudo protector desviando cometas y asteroides dada su gran influencia gravitacional. Una investigación aparecida en Astrobiology cuestiona esa creencia y dice que por el contrario Júpiter y Saturno se han encargado de ‘patear’ objetos hacia el sistema solar interior, del cual la Tierra forma parte. ¿Cuál hipótesis prevalecerá?

9. Pobreza, flacura y gordura

Cuánto comes dependerá para muchos de cuán acomodada era su familia. Un estudio sugiere que las personas que de niños padecen hambre, cuando crecen y tienen mayor riqueza comen incluso en ausencia de hambre, lo que influye en la tendencia a la obesidad y otros desórdenes, según el artículo en Psychological Science. La pobreza interrumpe el vínculo entre hambre y comida.

10. A vivir más

Investigadores demostraron que las células senescentes, que no se dividen y se acumulan con la edad, impactan de modo negativo la salud y acortan la vida de los ratones en un 35%. El estudio revela que la eliminación de esas células retrasa la formación de tumores, preserva el funcionamiento de tejidos y órganos y extiende el ciclo vital sin efectos adversos observados. La pregunta ahora es ¿servirá para humanos? El artículo apareció en Nature.

Las 10 noticias científicas de la semana

1. Noticias claras de la materia oscura

Una semana con mucha materia negra. En primer lugar, científicos del Laboratorio Fermi entregaron el primer mapa de la materia oscura en el universo examinando las distorsiones en la forma de cerca de 2 millones de galaxias, imagen lograda con la cámara de energía oscura de 570 megapixeles. En el segundo estudio, astrónomos mostraron lo que parecería ser la primera interacción de la materia oscura consigo misma, en el cúmulo de galaxias Abell 3827. El estudio fue publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. En la foto se aprecia el mapa, vía Dark Matter Survey.

2. Una ballena bate marca mundial

Científicos presentaron en Biology letters la que podría ser la migración más extraordinaria de animal alguno: la ballena gris occidental se desplaza más de 22.000 kilómetros desde la isla Sakhalin a través del Océano Pacífico a la costa occidental de Estados Unidos y a Baja en México. Una de las ballenas etiquetadas visitó las 3 grandes zonas de crianza de las ballenas grises orientales, lo que además sugeriría que las dios poblaciones no son especies tan lejanas.

3. E. T. no contesta aún

Luego de mirar cerca de 100.000 galaxias con el observatorio orbital Wise de la Nasa, astrónomos de Penn State informaron que no encontraron señales de vida inteligente. La idea de los investigadores es que si una galaxia ha sido colonizada por una civilización avanzada la energía producida por su tecnología debería ser detectable en infrarrojo. Bajo esa premisa, nada revela que una civilización avanzada domine alguna galaxia de las observadas.

4. ¡Hijo!

Un estudio publicado en Nature descubrió cómo la hormona oxitocina actúa sobre neuronas individuales para desencadenar respuestas de conducta social específicas, siendo entonces responsable de la respuesta materna a las necesidades de su bebé, según el estudio con ratones. La oxitocina ha sido relacionada ya con inducir la atracción sexual, el orgasmo y la regulación de la alimentación materna. O sea, ahora deja de ser la droga del amor y se convierte en amplificadora o supresora de señales neuronales en el cerebro.

5. Marte está mojado

Un estudio liderado desde la Universidad de Copenhague sugiere que en Marte podría haber agua líquida, no solo en hielo. Esto se debería a la humedad recogida en la noche, que se depositaría en forma de escarcha y que el perclorato de calcio hallado por el robot Curiosity derretiría. Un proceso nocturno y del invierno. Sería lógicamente agua salobre. Falta mucho por conocer del planeta rojo.

6. Humanos… sabrosos

El análisis de cuerpos de un reconocido sitio arqueológico del paleolítico, la caverna Gough en Somerset reveló marcas inconfundibles de mordeduras humanas, mostrando prácticas caníbales en la población de entonces. El estudio fue publicado en el Journal of Human Evolution. Era un canibalismo de personas muertas, como práctica mortuoria. El sitio data de hace unos 14.700 años.

7. Amores perros

La mirada mutua a los ojos y los niveles de oxitocina en ambos cuando interactúan son los elementos básicos que explican la relación intensa de perros y humanos sugiere un estudio publicado en Science, un amor a primera vista casi instintivo. Hasta ahora no se había visto la influencia de la oxitocina en la afinidad entre dos especies.

8. Los movimientos del pulpo

Los pulpos han sido animales intrigantes, llamativos y bellos que han cautivado la curiosidad humana. Se sabe ya que usan herramientas en ocasiones para proveerse alimento. Ahora un estudio en Current Biology estudió cómo hacen para moverse y controlar sus brazos, revelando que tienen una sola estrategia motriz que va con su forma extraña. Sus estrategias de locomoción son diferentes a las de todos los otros animales, quizás debido a su cuerpo blando que derivó en una morfología ‘rara’.

9. ¿Por qué tenemos barbilla?

¿Por qué somos los únicos animales con barbilla? No la poseían ni los neandertales. Un estudio en el Journal of Anatomy sugiere que no se origina por las fuerzas mecánicas que se dan por ejemplo al masticar, sino que se trata de un proceso evolutivo que involucra el tamaño y la forma de la cara, quizás vinculado a cambios hormonales cuando nuestros ancestros se tornaron más sociales. Una pregunta trivial con una respuesta profunda.

10. Los hay por doquier

Es uno más de tantos que se han encontrado, pero su hallazgo tiene un toque especial: muestra que existen por doquier. El telescopio espacial Spitzer, que trabaja en el infrarrojo, detectó un planeta gaseoso a 13.000 años luz de nosotros, uno de los más distantes hallados hasta ahora. El más lejano ‘visto’ se halla a 25.000 años luz. El estudio apareció en el Astrophysical Journal.

10 noticias científicas de la semana

Así habría sido el mar marciano. Cortesía ESO

1. Los marcianos se bañaban

Un estudio aparecido en Science reporta que Marte tuvo un océano con más agua que el Ártico y cubría una extensión mayor que la del Atlántico en la Tierra. El anuncio se hizo tras un análisis de datos durante 6 años en el cual se monitorearon las propiedades de la atmósfera marciana en distintos sitios, gracias al Very Large Telescope de ESO, al observatorio Keck y al telescopio de infrarrojos de la Nasa. El océano pudo tener hasta 140 metros de profundidad

2. Un poco más viejos

Una mandíbula hallada en el sitio Ledi-Geraru en la región de Agar en Etiopía parece llevar 400.00 años más atrás en el tiempo la aparición de los Homos. El fósil data de hace 2,8 millones de años según el artículo publicado en Science. Los fósiles entre hace 3,5 millones y 2,5 millones de años han sido esquivos, por lo que este hallazgo, que de todas maneras suscita controversia, es importante para trazar la historia de nuestra evolución. La mandíbula perteneció a alguien que vivió solo 200.000 años tras Lucy, la famosa Australopithecus afarensis.

3. Somos como los papás

Heredamos igual cantidad de mutaciones genéticas de madre y padre, pero un estudio publicado en Nature Genetics dice que usamos más del ADN heredado del papá. Genéticamente somos más como nuestros padres y no como nuestras madres. Un hallazgo que tiene implicaciones para el estudio de las enfermedades humanas. La investigación revela que en los mamíferos heredar una mutación tiene consecuencias distintas dependiendo de si son heredades de la madre o del padre.

4. ¡Apareció el pajarito!

Desde 1941 no se tenían noticias de él, de una pequeña y simpática ave, el timalí de Jerdon (Chrysomma altirostre), que mide unos 16 a 17 centímetros. Acaba de ser visto cerca al pueblo Myitkyo en Myanmar. El pájaro fue descrito por primera vez en 1862. El grupo que lo avistó encontró distintos individuos, tomando sangre y fotografías para su identificación. Una buena noticia para la vida.

5. La hormona que imita el ejercicio

Científicos han hallado una hormona que combate la ganancia de peso debida a una dieta alta en grasas y normaliza el metabolismo. Una hormona es una molécula que actúa como señal del cuerpo, desencadenando varias respuestas fisiológicas. La hormona es la MOTS-c y fue hallada en estudio con ratones. La investigación apareció en Cell Metabolism.

6. Universo apagado

En nuestra galaxia nace un manojo de estrellas cada año. Muchísimas en todo el universo, pero este no brilla entonces como debería de acuerdo con la cantidad de materia existente (gas). Cuando este se enfría comienza a colapsar para formar una nueva estrella. Algo hace que eso no suceda a la tasa prevista. Científicos creen tener una explicación: los alrededores de esas nubes son muy calientes y mediante conducción impiden que el gas se enfríe. La hipótesis fue publicada en Nature.

7. Apretón oloroso

Parece obvio: nos damos la mano, un apretón de manos, para saludar a alguien que encontramos, pero científicos creen que hay algo más y su estudio publicado en eLife sugiere que es para oler al otro, lo que nos puede proporcionar información. Antes fue más directo, hoy de modo subliminal, sugieren. Muchos mamíferos se huelen unos a otros cuando se encuentran. ¿Por qué ser la excepción?

8. Uno en cuatro

Un nuevo caso de planeta que se encuentra en un sistema de cuatro estrellas fue reportado por investigadores de la Nasa y su Jet Propulsion Laboratory. El sistema múltiple es denominado 30 Ari y se encuentra a 136 años luz de nosotros hacia la constelación Aries. El hallazgo sugiere que esa clase de formaciones serían más comunes d ellos pensados. El planeta es mucho más grande que Júpiter, no apto para la vida.

9. Para ver el universo

Astrónomos de la Universidad de Antioquia revelaron el proyecto para construir un telescopio profesional colombiano, de 2 metros, que estaría ubicado en el desierto de La Tatacoa en Huila y sería construido con un novedoso diseño. Se trata de un proyecto nacional que se encuentra parcialmente financiado. Una necesidad sentida por la comunidad astronómica, máxime con la cantidad de jóvenes que cursan el pregrado de Astronomía.

10. Un nuevo árbol

Investigadores presentaron el más grande y preciso árbol de la vida, calibrado con el tiempo, el cual revela que la vida se ha estado expandiendo a una tasa constante y confiere también importancia a las mutaciones al azar y al aislamiento geográfico como factores fuertes en la especiación. El estudio apareció en Molecular Biology and Evolution. El árbol contiene más de 50.000 especies, desde el inicio de la vida.

La siesta es salud

Tome una siesta. Es bueno y saludable. Eso al menos dicen los resultados de un estudio publicado en el Journal of Clinical Endocrinology Metabolism: una siesta reduce del estrés y fortalece el sistema inmunitario.

Los problemas del sueño son una epidemia mundial. Fuera de inducir un pobre desempeño en las actividades, dormir poco ayuda a la aparición de enfermedades crónicas como la diabetes, la presión alta, depresión y la obesidad.

“Nuestros datos sugieren que una siesta diaria de 30 minutos revierte el impacto hormonal de una noche de mal sueño”, según Brice Faraut, de la Université Paris Descartes-Sorbonne Paris Cité en París, Francia.

En el estudio se examinó la relación entre hormonas y sueño en un grupo de 11 hombres sanos de 25 a 32 años, que participaron en dos sesiones de sueño en laboratorio, con alimentos y luces estrictamente controlados.

Cuando dormían poco aumentaban los niveles de norepinefrina, una hormona y neurotransmisor relacionado con la respuesta del cuerpo al estrés

La ausencia de sueño también afectaba los niveles de la proteína interleucina-6 que tiene propiedades antivirales: bajaba con la privación del sueño pero subía con una siesta.

Esto sugiere que la siesta alentaría el sistema inmunitario.

Los hallazgos tendrán que ser verificados en otros estudios. La muestra, de todas maneras, fue pequeña.

De todas maneras, una siesta no hace daño.

Las 10 mejores noticias científicas

1. Desentrañando el VIH

En dos estudios publicados al tiempo en Nature y Science, científicos descifraron el movimiento y la estructura de las puntas que el virus VIH usa para adherirse a las células que infecta, lo que allanaría el camino a la fabricación de una vacuna efectiva y nuevas medicinas. Tres conjuntos de un par de moléculas llamadas gp120 y gp41 conforman cada una de las puntas del virus, que adoptan distintas configuraciones antes y después de que el virus se funde con las células.

2. La hormona del amor y el sexo

La hormona del amor, la oxitocina desempeña un papel en conductas sociales como el cuidado materno y la unión de las parejas. Ahora científicos reportaron el hallazgo de células del cerebro que responden a esa hormona y las cuales son vitales para el interés social de las hembras por los machos durante e calor. Esas neuronas se encuentran en la corteza prefrontal y pueden desempeñar un rol en conductas como la intimidad, el amor y la unión madre-hijo.

3. Oh, oh… no era tanta

Una nueva medición de la materia oscura en la Vía Láctea reveló que solo existe la mitad de la que se creía. Astrónomos australianos usaron un método de hace 100 años para descubrir que el peso de esa materia en nuestra galaxia es 800.000 millones de veces la masa del Sol. Los científicos miraron hasta el borde de la galaxia, a unos 5 millones de trillones de kilómetros de la Tierra. Hallaron además que la velocidad de escapa de la galaxia es de 550 kilómetros por segundo. El artículo apareció en el Astrophysical Journal.

4. Un brindis por las moscas

El olor característico de la cerveza se debe en parte a compuestos producidos por la levadura fermentadora S. cerevisiae. Pero un estudio publicado en Cell reveló un invitado insospechado: la esencia atrae las moscas de las frutas, que le pagan a la levadura dispersando las células en el ambiente. La levadura que carece de un gen del aroma no produce el olor usual y no atraen las moscas. Una relación de especies basada en el olor.

5. Mundo extremo

Cuando es de día, alcanza 1.500 grados centígrados, mientras en su lado nocturno apenas 500. Astrónomos usando el Hubble midieron por primera vez la estructura calorífica de un planeta de tamaño similar a Júpiter pero dos veces su masa y con uno de los años más cortos conocidos, de solo 19 horas. Se trata de Wasp-43b, un mundo donde el viento además sopla a la velocidad del sonido y apenas contiene trazas de vapor de agua. El logro fue publicado en Astrophysical Journal Letters. Un primer estudio del planeta se había publicado hacía un mes.

6. Un récord muy frío

Desde que se realizan mediciones satelitales a fines de los años 70, la Antártida no había recogido tanto hielo en el invierno como en esta ocasión: 20 millones de kilómetros cuadrados, lo que revela la complejidad del planeta. La tendencia al alza es solo 1/3 de la pérdida de hielo en el Ártico. Desde aquel año el Ártico ha perdido un promedio de 53.000 kilómetros cuadrados cada año, mientras la Antártica ha ganado unos 19.800. La revelación fue de la Nasa.

7. Era un pariente de Eva

En Sudáfrica científicos identificaron el descendiente más antiguo relacionado con la Eva mitocondrial, esa mujer que vivió hace 100.000 a 200.000 años, de la cual se derivaron los distintos grupos humanos. Se trata de un hombre que vivió hasta el año 315 antes de Cristo, un pescador que medía 1,50 metros. Los científicos lograron descifrar su ADN y llegar a esa conclusión. Una nota del tema apareció en New Scientist.

8. Hijo de útero trasplantado

Una mujer sueca, de 9 que habían recibido trasplante de útero dio a luz un niño sao, reveló la revista The Lancet, convirtiéndose en la primera en lograrlo. El proyecto de la Universidad de Gutemburgo apunta a que las mujeres que nacieron sin útero o lo perdieron por el cáncer, puedan concebir su propio hijo. Las mujeres recibieron el órgano de personas vivas. Dos de las trasplantadas tuvieron problemas, las otras han sido fertilizadas mediante técnica in vitro.

9. No contaban con ese gas

Algo raro sucede. Sobre la esquina suroeste de Estados Unidos satélites reportaron una gran cantidad de metano, no explicado por las nuevas tecnologías de fracturamiento hidráulico o fracking pues los datos datan de antes de ella, reveló un estudio de la Nasa y la U. de Michigan. El metano es uno de los más potentes gases de invernadero. Parece que la infraestructura gasífera contribuye a ese nivel tan alto dijeron los autores del artículo publicado en Geophysical Research Letters. Lo inquietantes es qué sucederá en otros países donde no se han hecho las mediciones.

10. Genes y café

Un estudio de asociación amplia de genomas reveló seis nuevas variantes genéticas relacionadas con el hábito de beber café, lo que podría ayudar en el futuro a identificar personas que podrían beneficiarse o perjudicarse de la bebida según los autores. El estudio fue publicado en Molecular Psychiatry.

123