Mi resumen científico de la semana (3-9)

1. El robot que nació del papel

Mediante técnicas inspiradas en el origami, un equipo de científicos estadounidenses construyó un robot que se puede desdoblar a sí mismo comenzando desde una hoja plana. El artículo fue publicado en Science. Comienza como una hoja de polímero con su electrónica y mores añadidos en la parte superior. Es tan delgada la hoja que puede ser doblada para formar una estructura deseada. El doblamiento no requiere intervención humana: la hoja contiene dobleces por las cuales unos elementos calientes insertados hace que se doble. Un computador que hace parte del dispositivo hace que los dobleces se doblen en un patrón predeterminado.

2. La locura de la vitamina D

El estudio más amplio sobre el tema reveló que la deficiencia de vitamina D sí se relaciona con un mayor riesgo de que las personas de más edad desarrollen demencia y Alzheimer. La probabilidad es más del doble. En el estudio los adultos con una deficiencia moderada tenían 53% más riesgo de esos males, pero aquellos con una deficiencia severa el riesgo era 125% mayor. La investigación fue publicada en Neurology. La vitamina D viene de distintas fuentes, de tomar el sol, alimentos como el aceite de pescado y los suplementos.

3. Se triplicó el mercurio

Los niveles de mercurio en los océanos se han más que triplicado en algunas regiones del planeta por la acción del hombre, en particular la minería y la combustión de combustibles fósiles, reveló un estudio en Nature. Y 2/3 del elemento están en aguas superficiales, hasta los 1.000 metros de profundidad. El aumento del mercurio de origen humano es del 150% desde la industrialización. ¿Se incorpora a la cadena alimenticia?

4. Aquí Rosetta: todo bien

Luego de 10 años de viaje por el espacio y haber recorrido 6.400 millones de kilómetros, la nave europea Rosetta alcanzó al cometa 67P/Churmuyov-Gerasimenko y se situó en su órbita para seguirlo los próximos meses. En noviembre dejará caer al explorador Philae sobre el núcleo del cometa para analizarlo en detalle. Rosetta se desplaza a unos 100 kilómetros del viajero espacial de órbita corta: solo 6,5 años alrededor del Sol.

5. X + X /2 = felicidad

Una ecuación matemática desarrollada por investigadores de University College London ha predicho la felicidad de 18.000 personas, revelando los resultados que el momento a momento de la felicidad refleja no sólo cuán bien van las cosas sino si están mejorando. La ecuación predice con exactitud cómo responderá la gente que está basados en eventos recientes como las gratificaciones que reciben y las expectativas que tienen durante una toma de decisiones. El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

6. Así se comunican los caballos

Tienen otras formas de comunicarse que nosotros no y que no conocíamos. Científicos reportaron en Current Biology que los caballos son sensibles a las expresiones faciales y la atención de otros congéneres incluyendo la dirección de ojos y orejas. Sí. Se comunican así. El estudio demuestra que se basan en la orientación de la cabeza de los otros para encontrar comida, pero esa capacidad de ve limitada cuando parte de la cara es cubierta con máscaras. Una organización social fluida y compleja, como la de otros animales.

7. La estrella que cambió de personalidad

Astrónomos reportaron el descubrimiento de un objeto muy frío, de solo 100 a 150 grados que en su anterior vida fue mucho más caliente. Sí, tuvo otra vida, evolucionando a un estado muy diferente al inicial. El estudio fue publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. En realidad es un objeto de la clase enana Y. Durante millones de años fue supercaliente, pero hoy luce frío. Se halla hacia la constelación Fornax a entre 33 y 55 años luz. El objeto, Wise J0304-2705, es tan masivo como 20 a 30 planetas Júpiter, pero nunca alcanzó la masa suficiente para generar fusión de hidrógeno.

8. Lucha contra el Alzheimer

Si funciona en humanos, sería una herramienta para tener en cuenta: científicos de Yale descubrieron un compuesto que reversa el déficit cerebral de la enfermedad de Alzheimer en modelo de ratones. El TC-2153 inhibe los efectos negativos de la proteína Step, esencial en al regulación del aprendizaje y la memoria, funciones que se afectan con el Alzheimer. El estudio fue publicado en Plos Biology. Ahora los investigadores lo prueban en otros animales.

9. De Flores y el Down

Que sí, que no, que una nueva especie, que era un enfermo. Desde que se descubrieron restos humanos en la isla de Flores el alboroto llegó. Fue en 2004. Para unos, los descubridores y luego otros investigadores, se trataba de una nueva especie. Homo floresiensis lo llamaron. Era pequeño de estatura. Otros controvirtieron el hallazgo. En un estudio esta semana en Procedings of the National Academy of Sciences se cuestiona la asignación a otra especie, sugiriendo que se trata de alguien que tenía síndrome de Down. Más leña para el fuego.

10. Cof, cof, cof

¿Qué tanto contribuye el humo al calentamiento del planeta y por ende al cambio climático? Mucho se ha especulado. Esta semana investigadores mostraron en Nature Geoscience el resultado de un nuevo estudio en el cual concluyen que aunque el humo de los incendios forestales no tiene el mismo nivel de los gases de efecto invernadero de la combustión de combustibles fósiles, sí contribuye al cambio climático más de lo pensado hasta ahora. Otro asunto para considerar en serio.

Cómo el cigarrillo perpetra su crimen

Científicos siguieron el sendero trazado por el criminal humo del cigarrillo a través del cuerpo humano, hasta perpetrar su crimen en los pulmones: el enfisema.

De la punta encendida del cigarrillo a través del tracto respiratorio hasta las células pulmonares, la devastación provocada por el humo es en verdad criminal, activando genes y porciones del sistema inmunitario para crear una inflamación que deriva en el enfisema que acorta la vida, dijeron los científicos, liderados por aquellos en el Baylor College of Medicine y el Michael E. DeBakey Veterans Affairs Medical Center.

El reporte, presentado ayer en el journal Science Translational Medicine, describió la huella del humo a través de los tejidos y cómo logran su destructivo objetivo.

“Es como caminar en la escena del crimen”, dijo Farrah Kheremand, profesora de Medicina en el BCM. En la investigación, los científicos tomaron las células halladas en esa escena del crimen y pieza por pieza elucidaron lo que ocurrió, cuándo y cómo, una historia que tomó más de 4 años en ser resuelta por ella, David Corry y otros colegas.

“Se pensaba que el enfisema era una respuesta dañina no específica frente a la exposición a largo plazo al humo”, dijo. “Estos estudios muestran por primera vez que el enfisema es causado por una respuesta inmunitaria específica inducida por el humo”.

“Es una combinación de pocos genes afectados por un factor epigenético”. Los epigenéticos son factores que afectan la forma como los genes se expresan en el ADN. El humo del cigarrillo es un factor epigenético ambiental. “El ADN está escrito con lapicero”, explicó Kheramand usando una metáfora. “La epigenética está escrita con lápiz. Si se tienen suficientes genes juntos afectados por factores epigenéticos, puede darse el daño pulmonar y el enfisema. La inflamación que lo activa puede activar también el cáncer de pulmón, una hipótesis comprobable que hemos comenzado a responder”.

El estudio mostró que el cigarrillo reclutó células que responden a los antígenos (células que orquestan la respuesta del sistema inmunitario a los antígenos) como conspiradoras del crimen de la destrucción del pulmón, usando genes específicos que regulan las proteínas en su rol mortal.

Los científicos estudiaron el caso en ratones expuestos a condiciones que semejaban muy bien cómo fuman los humanos. Estos animales desarrollaron la enfermedad pulmonar en tres a cuatro meses y ciertas células inflamatorias y genes fueron vitales para ese proceso.

Foto de pulmones con enfisema

El pañal delata a la mamá fumadora

Las primeras deposiciones del recién nacido llamadas meconio lo revelan de acuerdo con una investigación presentada en Environmental Health.
En ella se midieron los metabolitos de humo de tabaco en el meconio, un excremento negruzco y blandengue.
En la investigación con 337 bebés se encontró una correlación con la exposición reportada de tabaco y otros marcadores de la exposición a esa sustancia.
La exposición activa o de segunda mano al tabaco es una exposición ambiental prevaleciente asociada con una salud infantil adversa, expresó Joe Braun, de la Universidad de North Carolina-Chapel Hill, que elaboró el estudio con un grupo de científicos.
Los biomarcadores de esa exposición, como suero y los metabolitos del tabaco en el meconio son útiles para medir la exposición al cigarrillo, que a menudo es subestimada.
Los investigadores hallaron que esos metabolitos en el meconio reflejaba la duración e intensidad de la exposición gestacional al humo de tabaco. Las concentraciones eran más altas y casi universalmente detectadas entre los bebés nacidos de fumadores activos que entre los de segunda mano o ninguna exposición al humo.
El pañal los delató.

Fume para que le crezca

Fumar es un placer… mortal. Tanto que se habla del cigarrillo, estudios van y vienen. Esto es lo último: La exposición prolongada al humo del cigarrillo puede incrementar los niveles de norepinephrina y unas enzimas en el corazón que tienen el potencial de reformar el ventrículo izquierdo, dice el estudio de la Universidad de Illinois en Chicago.
Con ratas como modelo, cinco semanas de exposición al humo del tabaco fue asociado con la activación de ciertas enzimas que gobiernan el crecimiento y la supervivencia del músculo del corazón. La activación de las enzimas puede ser un evento clave en el daño que el cigarrillo provoca en el corazón, informó Mariann Paino, profesora en esa universidad y directora de la investigación.
Se cree que la enfermedad del corazón probablemente se desarrolla como resultado de interacciones complejas entre varios elementos presentes en el humo del cigarrillo.
Piano indicó que el cigarrillo tiene cerca de 4.000 químicos distintos, uno de ellos la conocida nicotina, pero la influencia de esta en los eventos cardiovasculares es aún motivo de discusión.