Así se detectó la supernova en la galaxia del Cigarro

A veces las noticias llegan tarde, pero igual causan conmoción. Una estrella murió en una poderosa explosión hace 11,4 millones de años, pero su luz apenas llegó a la Tierra a comienzos de semana.

Una supernova. Sí, una supernova en la galaxia del Cigarro M82, una de las más cercanas y brillantes desde la supernova de 1987 en la vecina galaxia de la Gran Nube de Magallanes a solo 183.000 años luz.

Es una supernova del tipo Ia, de esas que se utilizan para calibrar las distancias en el espacio lejano.

Fue descubierta el 21 hacia las 7 de la noche hora de Londres, cuando Steve Fossey, astrónomo del University College London miraba con sus estudiantes imágenes de un modesto telescopio de 35 centímetros. En la pantalla aparecieron fotografías de M82 y de inmediato Fossey notó algo inusual: una estrella en el borde del disco galáctico, que no cuadraba con lo que recordaba. Con sus alumnos verificó que no hubiera errores y en efecto no los había, era una estrella con brillo especial.

Envió mensajes a colegas en el Caltech en Estados Unidos. Yi Cao se apersonó y preparó el espectrógrafo del telescopio de 3,5 metros de Nuevo México, pues el espectro es básico para confirmar una supernova. Y en efecto lo confirmó.

La supernova podría brillar por dos semanas más y ahora puede ser vista con binoculares hacia la constelación de la Osa Mayor, que aparece en nuestros cielos pasadas las 11 de la noche (por el nordeste).

Una supernova Ia se forma cuando una enana blanca recibe tanto material estelar. Cuando la masa pasa un umbral crítico desencadena una explosión termonuclear. Ese material puede provenir no tanto de una estrella normal o grande, sino de la mezcla de dos enanas blancas, lo que parece más común.

Detectan la más lejana explosión cósmica

Pero sí que está bien lejos: el telescopio espacial Hubble detectó la supernova más lejana hallada hasta ahora, la UDS10Wil, llamada SN Wilson, que explotó hace 10.000 millones de años.

Se trata del tipo de supernovas Ia, muy importantes para los astrónomos porque suministran un nivel constante de brillo que puede ser utilizado para medir la expansión del espacio, aparte de aportar pistas sobre la naturaleza de la elusiva energía oscura.

“Esta distancia récord abre una ventana hacia el universo primigenio, ofreciendo una mirada a la forma como explotaban esas estrellas”, indicó David O. Jones, autor del artículo sobre el descubrimiento.

Hallar supernovas remotas entrega un método potente para medir la acelerada expansión del universo. El equipo de Adam Riess, cabeza del estudio, también en la Universidad John Hopkins, ha descubierto más de 100 supernovas de toda las clases y distancias, mirando en el tiempo desde hace 2.400 millones de años hasta más de 10.000 millones. En esos descubrimientos se han identificado 8 supernovas tipo Ia, incluyendo la Wilson, que explotó hace más de 9.000 millones de años.

La SN Wilson es solo 4% más distante que la que tenía el récord, con lo que se logra ir 350 millones de años más lejos en el tiempo. La otra había sido anunciada hace solo tres meses.

Al encontrar supernovas Ia tan pronto en el desarrollo del universo, los astrónomos pueden distinguir dos modelos de explosión. En uno, la explosión es provocada por una fusión de dos estrellas enanas blancas, en el otro, una enana blanca se alimenta gradualmente de su compañera, una estrella normal, y explota cuando acreta mucha masa.

La evidencia preliminar muestra un marcado descenso en la tasa de supernovas Ia entre hace unos 7.500 millones de años y 10.000 millones, lo que favorece el modelo de la fusión de las enanas blancas dado que predice que la mayoría de las estrellas en el universo son muy jóvenes para convertirse en supernovas Ia.

En la imagen cortesía Nasa, la supernova detectada y su posición.

Resumen científico de la semana (15-21 marzo)

Lunes: una enana blanca diferente

Un grupo internacional liderado por la Universidad de Yale midió la masa de una clase de supernova que se piensa pertenece a una subclase única y confirmó que sobrepasa lo que se pensaba era un límite superior. Sus hallazgos aparecerán en el Astrophysical Journal.
Los cosmólogos usan las supernovas tipo Ia -esas violentas explosiones de núcleos muertos de estrellas llamadas enanas blancas- como una medida para establecer la distancia a sus galaxias y, de paso, para entender el pasado y futuro de la expansión del Universo y la naturaleza de la energía oscura.
Se ha creído que ese tipo de enanas no podían exceder lo que se conoce como límite de Chandrasekhar, la masa crítica de 1,4 veces la del Sol, antes de explotar como supernovas. Ese límite es una herramienta clave para medir las distancias a las supernovas.
Los científicos como Richard Scalzo midieron la masa de una enana blanca que resultó en una de esas raras supernovas, llamada SN 2007if, y confirmó que excedía el límite. Encontró que esa supernova inusualmente brillante no solo tenía una masa central sino una concha de material expulsado durante la explosion, así como una envoltura pre existente de material.
¿Están errados los calculos de la expansion del Universo? Interesante.
La foto es cortesía de ESO

Martes: porqué ellas son más pequeñas

En el mundo animal, individuos de un sexo más grandes que el otro, son un misterio para los evolucionistas. ¿A qué se deben esas diferencias siendo que son los mismos códigos genéticos los que dictan su desarrollo y crecimiento?
Científicos de la Universidad de Arizona han descubierto que la clave para descifrar el misterio radica en las primeras etapas del desarrollo durante las cuales los sexos comienzan a crecer aparte y las hembras pueden responder a la selección dos veces más rápido que los machos.
Los hallazgos aparecieron en Procedings of the Royal Society B.
Craig Stillwell y Goggy Davidowitz se centrarton en el studio de animales en su estado larval, lo que no se había hecho antes. Eligieron la gigante mariposa nocturna Manduca sexta, como organismo modelo. Siguieron más de 1.200 gusanos desde que eclosionaron hasta que se convirtieron en pupas. Los midieron y pesaron varias veces. No había diferencias entre hembras y machos.
Sucede en la etapa final de larva, dijo Still. Hay un punto en la vida del gusano cuando el reloj interno y las señales medioambientales le dicen al animal que es tiempo de convertirse en adulto. Cambios hormonales hacen que dejen de alimentarse y busquen un sitio para convertirse en pupa, de la que saldrá la mariposa semanas más tarde.
Los científicos hallaron que los gusanos hembras inician ese cambio fundamental un poco más tarde que los machos. Cuando las hembras se convierten en pupas, son más grandes, haciendo que sean mariposas más grandes al emerger, creyéndose que ese mayor tamaño les confiere la posibilidad de producir más descendientes, toda una ventaja evolutiva.
Las hembras son capaces de responder a las presiones selectivas cambiando a un cuerpo más grande, con mayor rapidez que los machos.
Foto cortesía.

Miércoles: ahí está la nave rusa

Usando fotos tomadas por el Lunar Reconnaissance Orbiter, Phil Stooke, profesor de la Universidad Western Ontario, resolvió un viejo misterio.
Esa nave de la Nasa produce un mapa de la Luna viajando a 50 kilómetros de altura sobre su superficie.
Al analizar fotos, Stooke encontró el sito exacto donde alunizó una sonda rusa con el explorador Lunokhod 2 hace 37 años, y halló las huellas que dejó el vehículo a lo largo de 35 kilómetros que recorrió, el más largo desplazamiento de un explorador robótico sobre un cuerpo celeste.
Sabiendo la historia de la misión, es posible trazar las actividades del robot con finos detalles, dijo Stooke.
Foto cortesía Nasa.

Jueves: el optimismo dispara el sistema inmune

Sentirse bien sobre el futuro le podría servir para sentirse bien de verdad. En un estudio, los científicos Suzanne Segerstrom, de la Universidad de Kentucky y Sandra Sephton, de la de Louisville estudiaron cómo las expectativas de estudiantes sobre su futuro afectaban la respuesta immune. Conclusión: el optimismo puede ser benéfico para su salud, algo que concuerda con otras investigaciones que han demostrado que las personas optimistas sobre su salud se desempeñan mejor: aquellos que piensan mejor sobre una intervención quirúrgica, se recuperan con mayor facilidad.
El estudio fue publicado en Psychological Science y en él participaron 124 estudiantes seguidos cinco veces durante seis meses. En cada ocasión respondían preguntas sobre cómo se sentían de optimistas en la escuela de leyes donde estudiaban y les inyectaban una sustancia que debía provocar una reacción inmune, que era medida a los dos días.
Una ampolla más grande en la piel indicaba una mayor respuesta immune. Cuando estaban más optimistas, fue mayor.
Sonríale a la vida.

Viernes: el regreso de los hobbits

En 2003 fue reportado el hallazgo de restos de unos seres enanos que vivieron en la isla de Flores en Indonesia, suscitando la admiración del mundo científico así como una controversia que aún se mantiene sobre si son una nueva especie de homo o sólo un caso de enanismo.
Se cree que vivieron desde hace unos 800.000 hasta hace apenas 17.000 años.
Nuevos hallazgos de piedras elaboradas usadas como herramientas en la isla sugieren que los ancestros de los hobbits vivieron al menos 120.000 años antes de lo creído.
“Cualquiera que hubiera estado en la isla hace un millón de años, era probablemente un ancestro del Homo floresiensis, dijo William Jungers, antropólog de Stone Brook University en Nueva York.
Se dice que su cuerpo pequeño, 1 metro, quizás fue una respuesta a la escasez de recursos en la isla. Las herramientas sencllas demuestran las habilidades de estos ancestros, que pudieron haber llegado a Flores superando los profundos canales marítimos en el complejo de islas de Indonesia.
Los huevos hallazgos fueron presentados en Nature y en informes de la Universidad neoyorquina.
Podría caber la posibilidad de que estos primeros ancestros del hobbit fueran responsables de la desaparición del elefante pigmeo Stegodon sondaari y de las tortugas gigantes Geochelone spp, que se extinguieron por aquella época.