Otro paso para curar la ceguera

Por la degeneración macular las líneas de la malla se ven torcidas

No queda duda: la ceguera por degeneración macular debido a la edad es común. Por eso se intentan tratamientos de toda clase y las terapias genéticas se han convertido en una esperanza.

Científicos reportaron en Development que esa enfermedad podría ser tratada con el trasplante de fotorreceptores producidos a partir de la diferenciación dirigida de células madre. El avance lo comunicó el profesor Gilbert Bernier de la Universidad de Montreal.

La degeneración macular es causada por la pérdida de los conos. El equipo de Bernier desarrolló una técnica muy efectiva in vitro para producir células de la retina sensibles a la luz a partir de células madre embriónicas. “Nuestro método tiene la capacidad de diferenciar 80 % de las células madre en conos”, dijo.

“En 45 días los conos formaron tejido retinal organizado de 150 micras de grosor. Esto no se había logrado”.

Para verificar, Bernier inyectó conjuntos de esas células en los ojos de un ratón sano. Los fotorreceptores migraron naturalmente dentro de la retina. “El trasplante de conos es una solución terapéutica para las patologías de la retina causadas por la degeneración de los fotorreceptores. A la fecha ha sido difícil obtener gran cantidad de conos humanos”.

Por eso su descubrimiento es una manera de solucionar ese problema, una esperanza para el tratamiento en personas.

“Gracias a un método simple y efectivo, cualquier laboratorio en el mundo podrá crear masas de fotorreceptores”

Pero aún está lejos el día en que se puedan realizar ensayos clínicos con humanos. La teoría dice que se podría tratar un número incontable de pacientes, pero habrá que seguir las etapas previas a su uso.

Mis 10 noticias científicas de la semana (15-21)

1. Un óvulo sano

Por primera vez científicos lograron la secuencia del genoma de células un óvulo humano que fertilizaron sin destruirlo y lo presentaron en Cell. Este logro podría ayudar a parejas que buscan hijo mediante fertilización in vitro a elegir un embrión genéticamente sano, permitiendo la implantación en la madre sin afectar su crecimiento. El trabajo sigue a la secuenciación de células espermáticas individuales lograda el año pasado. Los científicos mostraron que podían usar la técnica desarrollada para examinar en grandes anormalidades en los cromosomas que provocan abortos y genes en el ADN de la madre que causan enfermedades. También secuenciaron el pronúcleo de los óvulos para probar que la técnica predice el contenido genético.

2. Unos viejos conocidos

No se acercaron a los humanos en el antiguo Egipto hace 3.000 años o algo así. No. Los gatos pudieron ser primero amigos de los chinos, de acuerdo con reportes de esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences. Fue hace unos 5.200 años según restos encontrados. Y aunque de hace 9.000 años se encontró un vestigio en Chipre, se trató de un solo individuo, lo que descarta que hayan sido comunes allí. Ese gato sí sirvió.

3. Que descansen en paz

Los Neandertales, contrario a la creencia que imperó durante décadas, no eran tan atrasados culturalmente. Tras estudiar durante 13 años restos hallados en Francia, arqueólogos concluyeron que enterraban sus muertos. El artículo fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. El análisis en el sitio, que fue descubierto en 1908, reveló que el suelo en el que estaban enterrados era diferente al resto del terreno, mostrando que pronto tras la muerte fueron cubiertos con tierra.

4. Polinesios binarios

Al menos 600 años antes de su descripción por Gottfried Leibniz en 1703, el coinventor del cálculo, los polinesios de Mangareva utilizaban ya el sistema binario, cálculos de dos dígitos, de acuerdo con un artículo aparecido en Proceedings of the National Academy of Sciences. Al estudiar la cultura y el lenguaje local, Andrea Bender y Sieghard Beller, de la Universidad de Bergen en Noruega, encontraron un sistema matemático que parece mezclar base 10 y base 2. Una desconocida aritmética binaria fuera de Eurasia.

5. Una, dos, tres…

El jueves partió el telescopio espacial europeo Gaia, que durante 5 años examinará 1.000 millones de estrellas en la galaxia y, de paso, descubrirá seguramente cientos de planetas extrasolares y otros objetos. El aparato cumplirá su misión desde el punto 2 de Lagrange, a unos 1,5 millones de kilómetros de la Tierra. Las estrellas serán tomadas en 3D y serán vistas al menos 70 veces en ese lapso.

6. De perros y alergias

De hace mucho se sabe que convivir con animales domésticos desde temprana edad puede reducir las alergias. Ahora científicos reportaron en Proceedings of the National Academy of Sciences que ratones sometidos a polvo de casas donde habían perros sufrían modificación de la fauna intestinal que los protegía contra el asma y las alergias. Al parecer la bacteria que colabora es la Lactobacillus johnsonii.

7. Deme la mano hermano

Científicos hallaron el hueso de alguien que vivió hace 1,42 millones de años en África oriental, un Homo erectus. Lo interesante del hueso es que es de una mano y revela que ya poseían una estructura similar a la actual. Se creía que una mano bien formada había surgido hace solo 800.000-900.000 años. El hueso es el tercer metacarpiano de la mano. La descripción apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences.

8. Cómo el VIH provoca sida

Dos estudios conocidos al tiempo en las revistas Nature y Science descubrieron los mecanismos básicos que le permiten al VIH provocar sida, lo que podría derivar en nuevas formas de buscar una cura. En vez de matar las células CD4 T del sistema inmunitario, mucha parte del daño ocurre cuando el virus intenta invadirlas y falla, activando una respuesta inmunitaria innata que provoca que las células se autodestruyan en una clase de suicidio conocido como piroptosis. La pérdida de esas células lleva al desarrollo del sida.

9. Moléculas que hablan

Científicos crearon un sistema molecular de comunicaciones para la transmisión de mensajes y datos en ambientes tales como túneles, tuberías, bajo el agua y… dentro del cuerpo. La técnica, presentada en Plos One, tiene un amplio rango de aplicaciones en ambientes donde las ondas electromagnéticas no llegan. La comunicación molecular es común en plantas y en el mundo animal -entre insectos por ejemplo con las feromonas- pero hasta ahora no se había logrado la transmisión continua de datos. Ahora se logró transformar cualquier mensaje genérico en señales binarias que son programadas en moléculas de alcohol evaporado para demostrar el potencial de esta clase de comunicaciones.

10. La flor que habla del pasado

No parece nada especial. Amborella trichopoda es una pequeña mata de flores cremosas, más baja que los árboles y habitante de las islas de Nueva Caledonia. Pero en verdad sí es especial: es una reliquia viviente. Su ADN es muy importante. Es la hermana de todas las otras especies de plantas con flores, las angiospermas, la última sobreviviente de un linaje que se separó del brazo antes que las demás 350.000 especies de angiospermas se diversificaran. Esta semana en Science científicos presentaron en varios artículos su genoma para conocer cómo eran las plantas de esa clase y cómo llegaron a poblar el mundo luego de su aparición hace unos 160 millones de años.

Extraer, cortar y reimplantar ovarios: arma contra infertilidad

aso a paso se avanza: una mujer infértil que no había podido producir óvulos es ahora madre de su propio hijo, sin donaciones.

En el nuevo procedimiento, divulgado en Proceedings of the National Academy of Sciences, le fueron removidos los ovarios, estimulados en laboratorio para producir óvulos y luego uno fue fertilizado. Una esperanza para muchas mujeres.

La activación in vitro se realiza para una condición denominada insuficiencia ovárica primaria o falla ovárica prematura, en la que los folículos que contienen los óvulos no crecen de la manera como debieran. Solo unos pocos, si es que lo logran, alcanzan la madurez. Más del 1% de mujeres en edad reproductiva son infértiles por esta causa y por lo general deben recurrir a la donación de óvulos si quieren quedar en embarazo.

Con el nuevo procedimiento, los médicos removieron los ovarios de las participantes, los cortaron en pequeños pedazos y los trataron con drogas estimulantes del crecimiento. Tras dos días, algunas piezas fueron pegadas a los tubos de Falopio de las mujeres y monitoreadas para el crecimiento de los folículos. En algunas, se obtuvieron óvulos maduros y se siguió el proceso estándar de fertilización in vitro.

En el estudio participaron 27 mujeres y se fundó en hallar un mecanismo alterno a la falla de los folículos. Al cortar los ovarios, se interrumpió el proceso anómalo y se impulsó con un mecanismo diferente. Del grupo, 14 mujeres no tenían folículos y 13 tenían al menos algunos inmaduros. Para las primeras no hubo alternativa.

De las 13, el tratamiento de crecimiento folicular funcionó en 8. Óvulos maduros se obtuvieron de 5 para fertilizar in vitro. Al final, una mujer tuvo un feliz embarazo, otra está en embarazo y las otras 3 en alguna etapa del proceso.

Una posibilidad que surge.

Explican al fin porqué fallan las dietas

Que eso me sirve, que antes me engordé, que esta dieta es la mejor, que siga aquella, que no coma, que sí coma, que no soy capaz de aguantar hambre… ¿Por qué es tan difícil seguir una dieta?

Científicos parecen haber hallado la respuesta o parte de ella. No es sencillo aguantar hambre por una razón que no se conocía.

En el número de esta semana de Cell Metabolism apareció un artículo en el cual se demuestra que cuando las neuronas del hipotálamo tienen hambre, toman un doble camino para luchar contra la escasez de nutrientes: se comen a sí mismas, un proceso llamado autofagia y desencadenan una cascada que hace que el organismo pida más alimento.

Por eso es que cuando se trata de una dieta estricta en ingestión de alimentos, las posibilidades de fracaso son mayores.

“Este estudio identifica el eslabón perdido (entre cerebro y control de peso) como la autofagia”, dijo Vojo Deretic, jefe del Departamento de Genética Molecular y Microbiología de la Universidad de Nuevo México, quien no estuvo involucrado en el estudio, consultado por The Scientist.

No son pocas las personas que cuando intentan una dieta no logran seguirla por mucho tiempo, cayendo ante la necesidad de ingerir alimentos ricos en grasa. Estudios anteriores han demostrado que niveles aumentados de ácidos grasos flotando extracelular en el hipotálamo, región del cerebro que monitorea el estado nutricional, dispara la necesidad de comer. No se conocían los mecanismos que controlaban los niveles de esas moléculas ácidas dentro del cerebro.

La bióloga molecular Susmita Kaushik y sus colegas del Alber Eisntein College of Medicine en Bronx, Nueva York, decidieron investigar una variedad de neuronas del hipotálamo, AgRP, cuya producción de la molécula AgRP ha sido ligada al aumento en la ingestión de alimentos.

Al remover suministros de nutrientes de las neuronas in vitro y manteniendo alejada la comida de ratones, descubrieron que el hambre activa la autofagia, un proceso común que involucra la descomposición de los organelos de la célula y de las proteínas.

En esencia ambos, in vitro como en los ratones, las neuronas AgRP comienzan a comerse a sí mismas, descomponiendo pedacitos de gotas de grasa dentro de sus organelos y citoplasma.

“El estudio demuestra la naturaleza única de las neuronas del hipotálamo y su capacidad de regular la autofagia como respuesta al hambre, que es consistente con los roles de tales neuronas en la alimentación y la homeostasis (mantenimiento estable) de energía”, dijeron los autores.