La triste muerte del oso polar

No fue el primero, sino el anuncio de que algo no viene bien y empeorará. En la isla Svalvard en el Ártico fue encontrado el cuerpo de un oso polar que parece murió de hambre. Hambre que lo llevó hacia la zona norte en busca de focas, pero no pudo llegar.

El cambio climático sigue cobrando una factura que quizás no exista manera de cancelar. Científicos creen que a este ritmo hacia 2054 habrá desaparecido esa región. Y si se pierden los hielos permanentes, ¿de que vivirán los osos? Tragedia.

Ian Stirling, quien ha estudiado osos durante más de 40 años, dijo al periódico inglés The Guardian que “por la posición en la que quedó para que simplemente murió de inanición. No tenía señales externas ni grasa. Estaba reducido a los meros huesos y la piel”.

Triste final para uno de los más poderosos depredadores en la Tierra.

El oso había sido examinado en abril por científicos noruegos, a unos 240 kilómetros al sur y parecía saludable.

“La mayoría de los fiordos en los canales internos de Svalbard no se congelaron bien el invierno pasado y distintas áreas conocidas por el oso para cazar focas en la primavera, no parecen haber estado tan productivas”, dijo Stirling, quien pertenece al grupo de conservación Polar Bears International. “Como consecuencia el oso probablemente fue a otra zona en busca de comida, pero no tuvo éxito”.

Los osos han evolucionado para vivir en el hielo. Dependen de cazar focas y la pérdida de hielo en el mar ha significado un aumento de ahogamientos y canibalismo y en una reducción de la población.

“La vista era muy triste”, dijo Ashley Cooper, quien tomó la foto del oso muerto.

Cooper contó que vio 5 osos polares vivos en un viaje de 12 días a Svalbard. “Tres lucían muy delgados y no en buena condición” y el único que vio saludable estaba cazando en el hielo marino, escasamente grueso para soportar su peso, a unos 880 kilómetros del Polo Norte.

La suerte del oso podría ser la de todos los demás de su especie en unos 10 a 20 años.

Aunque no se puede culpar al cambio climático por la muerte de un animal recordó Jeff Flocken, del Fondo Internacional para el Bienestar Animal (International Fund for Animal Welfare), pero la pérdida drástica y los cambios a largo plazo en el hábitat ártico, amenazan la existencia del oso polar: hoy quedan menos de 20.000 individuos y la Encuesta Geológica de Estados Unidos estimó hace unos años que para 2050 solo quedaría un tercio. Otros creen que será antes.

Para unos, quizás no sea algo importante. Pero luego serán otras especies a las que les pase el tiempo de vivir.

Detectan ballena no vista en 150 años

La más rara y escasa ballena de los océanos fue detectada… dos años después de morir. En más de 150 años no se había visto un ejemplar.

En efecto, dos ejemplares de las ballenas pico de espada (Mesoplodon traversii), una madre y su hijo, atracaron y murieron en diciembre de 2010 en la playa Opape al norte de Nueva Zelanda. La madre medía 5,3 metros, su hijo 3,5.

Un reporte describiendo las ballenas y el análisis de su ADN apareció esta semana en el journal Current Biology.

“Hasta hoy, todo lo que tenemos acerca de estas ballenas son 3 cráneos incompletos recogidos en Nueva Zelanda y Chile en los últimos 140 años. Es increíble que no tengamos casi nada de este gran mamífero”, dijo Rochelle Constantine, biólogo marino de la Universidad de Auckland. “Es la primera vez que se tienen especimenes completos”.

Al comienzo se pensó que estas ballenas compartían mucho con las ballenas de pico gris. Su identidad surgió siguiendo la rutina del análisis de ADN, que se hizo tras un programa de 20 años para recoger datos de especies de pico de las aguas de Nueva Zelanda.

Esta isla es un sitio donde abundan las ballenas, tiene las mayores tasas y la mayor diversidad de ballenas varadas en sus playas.

Tras recogerse tejidos de las ballenas muertas en 2010. “… nos sorprendimos al comprobar que eran ballenas pico de espada”, dijo Constantine.

Los científicos no saben porqué ha sido tan difícil encontrar un ejemplar de estas ballenas. “Puede ser que sean especies de mar abierto que viven y mueren en las aguas profundas del océano y que rara vez se bañan cerca a la costa.”

En la foto, una de las ballenas muertas.

Uno de los pájaros más exclusivos del mundo

Una joya. Una joya a punto de extinguirse. Quedan apenas 125 individuos que pueden contar la historia. El pájaro martín pescador del Archipiélago Tuamoto sólo vive en la isla Niau, estando en peligro crítico de extinción.

Todiramphus gambieri está a punto de desaparecer a menos que se intervenga de manera exitosa. Un científico de la Universidad de Missouri trata de detener su desaparición trabajando con agricultores y residentes de la isla.

“Si perdemos este pájaro, perdemos 50.000 años de evolución y exclusividad”, dijo Dylan Kesler. “Como ha vivido en aislamiento por tan prolongado periodo, es muy diferente a cualquier otro pájaro. No hay ninguno otro como este en el planeta”.

En nuevos estudios en el journal The Auk, publicado por la Unión Americana de Ornitólogos, y el journal of Wildlike Management, Kesler y su equipo de investigadores descubrió información importante para ayudar a asegurar la supervivencia de esta ave y una manera de colocarle radiotransmisores para rastrearlos.

¿Contará con suerte?

Imagen cortesía.

Resuelto el misterio de la Isla de Navidad

Los cangrejos rojos de ese lugar (Gecarcoidea natalis) realizan cada año en la temporada lluviosa de noviembre a diciembre un viaje de cinco y más kilómetros para aparearse.
Bajan de las zonas altas de las islas en un recorrido descomunal para su escaso tamaño: 20 centímetros.
Un estudio de tres años conducido por el profesor Steve Morris de la Universidad de Bristol en el Reino Unido en colaboración con Simon Webster de Bangor University descubrió que los cambios hormonales juegan un papel decisivo en la capacidad del cangrejo para realizar tan exigente viaje.
Los científicos, como indicó Lucy Turner, de Bristol, siempre habían estado interesados en ver cómo pasaban de la hipo a la hiperactividad en aquella época.
La migración demanda mucha energía, dijo Webster. Durante el periodo no migratorio, los cangrejos permanecen relativamente inactivos en sus cuevas de la selva, emergiendo sólo unos instantes al amanecer para alimentarse.
El cambio de comportamiento sugiere un cambio en el estado metabólico del animal.
“Sorprendentemente encontramos que los niveles de una hormona hiperglicaemica eran más bajos en los cangrejos migrantes que durante la temporada seca.
Esa hormona de los crustáceos les permite utilizar con mayor eficiencia la energía almacenada en sus músculos y su conversión a glucosa para alentar la famosa migración de la Isla de Navidad.

Qué bonita rata

Si gritan las señoras con un pequeño ratoncito, qué hubiera sido de ellas años ha en Timor Oriental, donde vivió una rata de ¡seis kilos!
Ese espécimen vivió hasta hace unos 1.000 a 2.000 años, ayer en términos de la historia evolutiva.
Los restos fueron encontrados en excavaciones en las que se hallaron además 13 especies de roedores, 11 de ellas nuevas para la ciencia.
El tema es más interesante cuando se considera que los roedores son cerca del 40 por ciento de los mamíferos y son claves en los ecosistemas en el mantenimiento del suelo y dispersión de las semillas.
Timor ha estado poblada al menos durante 40.000 años y la gente se alimentaba de roedores también, pero la extinción de todas estas especies se presentó quizás por la deforestación y el uso de tierras en la agricultura.
Es curioso saber que cada una de las islas de Indonesia oriental tuvo su colección exclusiva de ratas. Ken Aplin, investigador que encontró las especies, había hallado antes seis exclusivas de la isla de Flores.
Hoy la rata más grande conocida pesa unos dos kilos y vive en Filipinas, aunque no se descarta otras que no hayan sido vistas en las tupidas selvas de esa región.
En la imagen, a la izquierda, el cráneo de la gran rata, comparado con otra más pequeña hallada en las excavaciones.

Resumen científico de la semana (15-21 marzo)

Lunes: una enana blanca diferente

Un grupo internacional liderado por la Universidad de Yale midió la masa de una clase de supernova que se piensa pertenece a una subclase única y confirmó que sobrepasa lo que se pensaba era un límite superior. Sus hallazgos aparecerán en el Astrophysical Journal.
Los cosmólogos usan las supernovas tipo Ia -esas violentas explosiones de núcleos muertos de estrellas llamadas enanas blancas- como una medida para establecer la distancia a sus galaxias y, de paso, para entender el pasado y futuro de la expansión del Universo y la naturaleza de la energía oscura.
Se ha creído que ese tipo de enanas no podían exceder lo que se conoce como límite de Chandrasekhar, la masa crítica de 1,4 veces la del Sol, antes de explotar como supernovas. Ese límite es una herramienta clave para medir las distancias a las supernovas.
Los científicos como Richard Scalzo midieron la masa de una enana blanca que resultó en una de esas raras supernovas, llamada SN 2007if, y confirmó que excedía el límite. Encontró que esa supernova inusualmente brillante no solo tenía una masa central sino una concha de material expulsado durante la explosion, así como una envoltura pre existente de material.
¿Están errados los calculos de la expansion del Universo? Interesante.
La foto es cortesía de ESO

Martes: porqué ellas son más pequeñas

En el mundo animal, individuos de un sexo más grandes que el otro, son un misterio para los evolucionistas. ¿A qué se deben esas diferencias siendo que son los mismos códigos genéticos los que dictan su desarrollo y crecimiento?
Científicos de la Universidad de Arizona han descubierto que la clave para descifrar el misterio radica en las primeras etapas del desarrollo durante las cuales los sexos comienzan a crecer aparte y las hembras pueden responder a la selección dos veces más rápido que los machos.
Los hallazgos aparecieron en Procedings of the Royal Society B.
Craig Stillwell y Goggy Davidowitz se centrarton en el studio de animales en su estado larval, lo que no se había hecho antes. Eligieron la gigante mariposa nocturna Manduca sexta, como organismo modelo. Siguieron más de 1.200 gusanos desde que eclosionaron hasta que se convirtieron en pupas. Los midieron y pesaron varias veces. No había diferencias entre hembras y machos.
Sucede en la etapa final de larva, dijo Still. Hay un punto en la vida del gusano cuando el reloj interno y las señales medioambientales le dicen al animal que es tiempo de convertirse en adulto. Cambios hormonales hacen que dejen de alimentarse y busquen un sitio para convertirse en pupa, de la que saldrá la mariposa semanas más tarde.
Los científicos hallaron que los gusanos hembras inician ese cambio fundamental un poco más tarde que los machos. Cuando las hembras se convierten en pupas, son más grandes, haciendo que sean mariposas más grandes al emerger, creyéndose que ese mayor tamaño les confiere la posibilidad de producir más descendientes, toda una ventaja evolutiva.
Las hembras son capaces de responder a las presiones selectivas cambiando a un cuerpo más grande, con mayor rapidez que los machos.
Foto cortesía.

Miércoles: ahí está la nave rusa

Usando fotos tomadas por el Lunar Reconnaissance Orbiter, Phil Stooke, profesor de la Universidad Western Ontario, resolvió un viejo misterio.
Esa nave de la Nasa produce un mapa de la Luna viajando a 50 kilómetros de altura sobre su superficie.
Al analizar fotos, Stooke encontró el sito exacto donde alunizó una sonda rusa con el explorador Lunokhod 2 hace 37 años, y halló las huellas que dejó el vehículo a lo largo de 35 kilómetros que recorrió, el más largo desplazamiento de un explorador robótico sobre un cuerpo celeste.
Sabiendo la historia de la misión, es posible trazar las actividades del robot con finos detalles, dijo Stooke.
Foto cortesía Nasa.

Jueves: el optimismo dispara el sistema inmune

Sentirse bien sobre el futuro le podría servir para sentirse bien de verdad. En un estudio, los científicos Suzanne Segerstrom, de la Universidad de Kentucky y Sandra Sephton, de la de Louisville estudiaron cómo las expectativas de estudiantes sobre su futuro afectaban la respuesta immune. Conclusión: el optimismo puede ser benéfico para su salud, algo que concuerda con otras investigaciones que han demostrado que las personas optimistas sobre su salud se desempeñan mejor: aquellos que piensan mejor sobre una intervención quirúrgica, se recuperan con mayor facilidad.
El estudio fue publicado en Psychological Science y en él participaron 124 estudiantes seguidos cinco veces durante seis meses. En cada ocasión respondían preguntas sobre cómo se sentían de optimistas en la escuela de leyes donde estudiaban y les inyectaban una sustancia que debía provocar una reacción inmune, que era medida a los dos días.
Una ampolla más grande en la piel indicaba una mayor respuesta immune. Cuando estaban más optimistas, fue mayor.
Sonríale a la vida.

Viernes: el regreso de los hobbits

En 2003 fue reportado el hallazgo de restos de unos seres enanos que vivieron en la isla de Flores en Indonesia, suscitando la admiración del mundo científico así como una controversia que aún se mantiene sobre si son una nueva especie de homo o sólo un caso de enanismo.
Se cree que vivieron desde hace unos 800.000 hasta hace apenas 17.000 años.
Nuevos hallazgos de piedras elaboradas usadas como herramientas en la isla sugieren que los ancestros de los hobbits vivieron al menos 120.000 años antes de lo creído.
“Cualquiera que hubiera estado en la isla hace un millón de años, era probablemente un ancestro del Homo floresiensis, dijo William Jungers, antropólog de Stone Brook University en Nueva York.
Se dice que su cuerpo pequeño, 1 metro, quizás fue una respuesta a la escasez de recursos en la isla. Las herramientas sencllas demuestran las habilidades de estos ancestros, que pudieron haber llegado a Flores superando los profundos canales marítimos en el complejo de islas de Indonesia.
Los huevos hallazgos fueron presentados en Nature y en informes de la Universidad neoyorquina.
Podría caber la posibilidad de que estos primeros ancestros del hobbit fueran responsables de la desaparición del elefante pigmeo Stegodon sondaari y de las tortugas gigantes Geochelone spp, que se extinguieron por aquella época.