Aspirina e ibuprofeno, ¿el dúo dinámico?

Bronceado: camino al cáncer de piel. Cortesía

Que esto cura, que lo otro no. Puede que sí, puede que no, pero no es para todos. El beneficio de una droga es limitado a ciertas personas, no solo por razones genéticas.

Casi al tiempo, aparecen dos nuevos estudios sobre posibles beneficios de dos de los medicamentos más populares: ibuprofeno y aspirina.

La aspirina y la metformina parecen alargar la vida en ratones y gusanos. Eso han mostrado algunos estudios. Y a la lista se suma ahora ibuprofeno, que ya era conocido por reducir las inflamaciones y disminuir el riesgo de Alzheimer y Parkinson. Esto según un estudio aparecido en Plos Genetics, que mostró que moscas de las frutas y gusanos vivían 17% y 10% más con esta droga.

Mientras, un estudio en el Journal of Investigative Dermatology sugiere que la aspirina y otras medicinas antinflamatorias no esteroides reducen la probabilidad de que una persona desarrolle ciertos tipos de cáncer de piel, como el carcinoma celular escamoso. La aspirina ayudaba más a incrementar esa probabilidad hasta el 18%.

¿Qué significan estos resultados? En el primer caso, posiblemente tras funcionar en aquellos animales podría servir en humanos también, pero habría que investigarlo. Y estudiar dosis y casos en los que el ibuprofeno aumentaría la expectativa de vida, que sería muy relativo.

E igual con la aspirina: hay que determinar en quiénes y cómo funcionaría, pero inicialmente se antoja buena alternativa para quines ya han sufrido cáncer de piel.