Detectan nubes en planeta lejano

Qué tal: un planeta en el que la mitad anda con nubes y la otra despejada. No parece nada anormal, pero resulta que se trata de Kepler-7b un planeta más grande que Júpiter y alejado de nosotros.

Astrónomos crearon el primer mapa de nubes de un planeta fuera de nuestro Sistema Solar, gracias a los datos proporcionados por el ahora averiado telescopio espacial Kepler y el telescopio Spitzer.

El planeta está marcado pro nubes altas y en oeste y cielos claros en el este. Pero no se sabe qué será mejor: está a menos de 10.000 kilómetros de su estrella, pese a lo cual no es tan caliente.

“Luego de observarlo durante 3 años pudimos producir un mapa de baja resolución de este planeta gigante y gaseoso”, dijo Brice-Olivier Demory, del Massachusetts Institute of Technology en Cambridge. Es la cabeza del artículo que aparecerá en Astrophysical Journal Letters.

“No esperaríamos ver océanos o continentes en esa clase de mundo, pero detectamos una señal clara y reflectiva que interpretamos como nubes”.

Las observaciones en luz visible del Kepler hechas sobre el planeta Kepler-7b y lo que semejan fases lunares permitieron un mapa del planeta que revelan un punto brillante en el hemisferio oeste. El punto por sí solo no era una señal segura, para lo cual se tuvo ayuda del telescopio espacial de infrarrojos Spitzer.

Se pudo determinar así la temperatura del planeta, de 1.100 a 1.300 Kelvin, muy frío para un planeta que orbita tan cerca de su estrella. Por eso determinaron que la luz de la estrella se refleja en las nubes altas de la región occidental del planeta.

“Kepler-7b refleja mucha más luz que la mayoría de planetas gigantes que hemos hallado, lo cual atribuimos a nubes en la atmósfera alta”, dijo Thomas Barclay, científico del Kepler en el Centro Ames de la Nasa. “A diferencia de las nubes en la Tierra los patrones en este planeta no parecen cambiar mucho en el tiempo”.

Los hallazgos son los pinitos iniciales hacia el empleo de técnicas similares para estudiar la atmósfera de planetas parecidos a la Tierra en composición y tamaño.

Dibujo cortesía Nasa/JPL

Mis 10 noticias científicas de la semana (21-27)

1. Se necesitan mecánicos

Desde la Tierra, los técnicos del telescopio espacial Kepler realizaron un intento para destrabar uno de los rodillos atascado hace unas semanas y cuya obstrucción impedirá que Kepler continúe con éxito su misión: descubrir mediante tránsito planetas extrasolares en una región del espacio hacia las constelaciones del Cisne y la Lira. Kepler ha sido el instrumento que más planetas extrasolares ha hallado y ha revolucionado esa rama de la Astronomía. El esfuerzo, hasta ahora, fue infructuoso reveló la Nasa.

2. Recuerdos de lo no vivido

Científicos del MIT lograron implantar un recuerdo falso en ratones mediante un sistema de activación de neuronas con una luz, optogenética, revelaron en Science. De esta forma los ratones asociaban una mala experiencia con un sitio en el que habían pasado bien, algo que no habían vivido. El desarrollo se basó en la activación de neuronas en la región del hipocampo relacionada con el almacenamiento de las memorias

3. Echando señales de humo

El telescopio espacial Spitzer captó al cometa ISON emitiendo dióxido de carbono, material del cual pierde unos 120 millones de libras cada día formando una cola de unos 300 mil kilómetros. El cometa, proveniente de la nube de Oort (a entre 1/10 y 1 año luz) se aproxima al Sistema Solar interior y a fines de noviembre podría ser un gran espectáculo en el cielo si sobrevive su encuentro con el Sol. El cometa tendría un núcleo de solo unos 5 kilómetros y un peso de entre 7.000 millones y 7 billones de libras. Dada su lejanía aún no se puede determinar bien su densidad. A comienzos de agosto cruzará la línea de hielos en la órbita de Marte.

4. La muerte se viste de azul

La muerte no viste de luto. Un estudio publicado en Plos Biology encontró una explicación a porqué la muerte se viste de azul en los gusanos C. elegans. Horas antes de morir emiten una luz fluorescente azul. Al parecer se debe a la liberación de sustancias cuando mueren las células en una reacción que se va irradiando a los alrededores matando cada vez más y más células.

5. Sol, solecito caliéntame un poquito

Algo le pasa al Sol. Anda raro, dicen los climatólogos espaciales. Despertó un año tarde en su ciclo solar de 11 años (este es el 24) pero su actividad ha sido muy baja. Y aunque desde el comienzo se predijo que este pico no estaría muy activo, ha rebasado los límites. Parece sin fuerzas. De eso dieron cuenta varios científicos encabezados por David Hathaway de la Nasa en el congreso de la División de Física Solar de la Sociedad Astronómica Americana. Y el debate se armó. Para algunos, tendrá un segundo pico, que tampoco será fuerte.

6. Lunáticos con insomnio

Un estudio presentado esta semana en Current Biology reveló por primera vez la existencia de un ritmo lunar en los humanos. Investigadores mostraron que durante la Luna llena puede disminuir el tiempo que se duerme, en promedio unos 20 minutos. Encabezados por Christian Cajochen de la Universidad de Basilea (Suiza), los científicos no creen que esa interrupción del sueño se deba a la mayor cantidad de luz.

7. El punto azul pálido aún está aquí

La Nasa reveló esta semana las fotografías que tomó, a través de los anillos de Saturno, la nave Cassini. En ellas la Luna y la Tierra aparecen como dos pequeños puntos. Las imágenes fueron comparadas con otras de la nave Messenger que anda alrededor de Mercurio, en las que el planeta también se ve como una manchita en el fondo negro. Imágenes más para el recuerdo.

8. Se me perdió la cabeza

Varios animales pueden regenerar diferentes partes de su cuerpo. En tres estudios publicados en Nature se mostró esta semana que la desactivación de un solo gen en platelmintos evita que produzcan una nueva cabeza; esta se regenera dependiendo del punto del cuerpo donde se produzca el corte que la elimine. Pero al manipular cierto gen, incluso en aquellas partes donde normalmente no se puede regenerar, aparecía de nuevo la cabeza. Todo un suceso.

9. No, no insista que no

La existencia de pequeñísimas células madre tipo embrionarias en el tuétano de los huesos, anunciada en 2005 fue puesta en duda en un nuevo estudio que no pudo hallarlas. Habían sido propuestas como alternativa a las células embrionarias humanas, un hallazgo que supuso el respaldo de El Vaticano. La nueva investigación, de Irving Weissman de Stanford, apareció en Stem Cell Reports. Pese a eso, Mariusz Ratajczak, quien hizo el trabajo de 2005, se sostuvo en que son reales.

10. Cromosoma femenino es macho también

La secuenciación más precisa a la fecha del cromosoma X trajo sorpresas. El cromosoma sexual, pensado como el más estable de todos, está cargado con regiones de rápida evolución genética. No es todo: considerado como la contraparte femenina del masculino cromosoma Y, parece jugar un papel en la fertilidad de los machos y en la producción de espermatozoides, según el estudio aparecido en Nature Genetics. Sorpresas te da la vida, la vida te da sorpresas.

Mis 10 noticias científicas de la semana (9-14)

1. Un cuerpo extraordinario

En distancias cortas nadie lo supera: es que alcanzar 93 kilómetros por hora es toda una hazaña queue logra el guepardo (Acinonix jubatus). Pero aunque no se crea, esa no es la base de su éxito como depredador. Un estudio publicado en Nature reveló que la mayor parte de las veces caza a media marcha. Lo que lo hace tan efectivo son las maniobras que ejecuta cuando anda tras la presa: acelera, hace una pausa, vuelve a acelerar y maniobra. Alcanzan hasta 10 kilómetros por hora en solo un envión. Depredadores perfectos.

2. Me quiero cambiar el dedo

Qué fácil es para una salamandra regenerar la colita que pierde y ese ha sido el sueño de los humanos. Aunque sea, regenerar un dedo. La punta siquiera. Sí, eso parece factible. Científicos que estudiababan ratones encontraron que se puede hacer crecer la punta del dedo siempre y cuando no se pierda la uña y quede suficiente epitelio debajo de esta. Los resultados fueron publicados en Nature. Es algo. Y el proceso parece ser similar al que se da en anfibios, lo que indicaría que en parte retenemos esas características. ¿Cómo desarrollarlas?

3. Ese trasplante sí sirvió

El trasplante de parte del hígado de adultos fallecidos y adolesscentes se ha hecho menos riesgoso para niños y jóvenes, ayudando a salvar esas vidas, de acuerdo con un estudio publicado en Liver Transplantation. El riesgo de falla del órgano y mortalidad del trasplante parcial es comparable a la tasa observada para otros tipos de trasplantes en esa población. Una esperanza, sin duda para pacientes de otro modo desahuciados.

4. Qué bueno esquiar en Marte

Trozos de hielo seco se escurren por las faldas de las dunas marcianas de acuerdo con un estudio revelado por la Nasa. En Imágenes de la cámara HiRise de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter se aprecian decenas de surcos dejados por el hielo al rodar. En algunos de ellos se ven puntos brillantes que podrían ser trozos más grandes. En palabras de Sarina Diniega, autora del estudio, sería un sueño ir a esquiar a Marte, porque parece que eso es lo que hacen estos pedazos de CO2 congelado.

5. Remate de agujeros negros

Tiene tantos que quizás podría salir de algunos. El caso es que 13 años de observaciones realizados por el observatorio espacial Chandra de la Nasa, que mira el universo en rayos X, ha encontrado 26 candidatos a agujeros negros en la vecina y gran galaxia Andrómeda, muchos más de los observados en cualquiera otra. Andrómeda es muy similar a nuestra Vía Láctea, con la cual se encuentra en curso para colisionar dentro de unos pocos miles de millones de años.

6. Un pequeño monstruo

Aunque en el universo todo tiende a ser magnificado (estrellas enormes, grandes planetas, gigantescas explosiones, radiación extraordinaria) hay estructuras pequeñas como una minigalaxia. Sí. Frente a las grandes Andrómeda y la Vía Láctea, Segue 2 es una enana con solo unas mil estrellas y 20.000 millones de veces menos brillante que nuestra galaxia. El hallazgo de esta sorprendente estructura, que orbita nuestra galaxia, fue reportado en The Astrophysical Journal.

7. Bien calientito

Mediante dos telescopios del Okayama Astrophysical Observatory a la vez, científicos japoneses observaron desde tierra la atmósfera del planeta GJ3470b en la constelación Cáncer. De solo 14 masas terrestres, es el segundo de los más ‘livianos’ observado hasta ahora con detenimiento. El estudio reveló que el planeta no estaría cubierto por nubes, recibiendo todo el calor de su estrella, en torno de la cual gira a una gran velocidad y muy cerca: a 1/28 de la distancia de la Tierra al Sol y completando un año cada 3,3 días. Pero serán necesarias futuras observaciones para detectar otros componentes de la atmósfera según el estudio divulgado esta semana.

8. Chimpancés a salvo

El anuncio del Servicio de Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos informó de modificar el estado de los chimpancés cautivos en ese país (para uso en estudios médicos) de amenazados a en peligro, supondría que no podrían ser usados para fines científicos más allá de asegurar la supervivencia de la especie. Los científicos deberían pedir permiso para usar muestras de células, tejido y sangre de estos primates.

9. No señores, no les pertenecen

La Corte Suprema de Estados Unidos, al fallar sobre el caso de la firma Myriads que poseía patentes sobre mutaciones de los genes BRCA1 y BRCA2 implicados en cáncer y que solo podían ser examinados con sus tests (lo que le ha reportado cientos de millones de dólares en ganancias), indicó que nadie podía poseer genes, solo secuencias artificiales. Con esto se preserva el derecho a la investigación y se benefician todas las personas que en el futuro requieran exámenes genéticos de distinta clase.

10. Alguien nos mira desde allá arriba

El emproblemado telescopio espacial Kepler, en verdad un detector de planetas, reportó 503 nuevos candidatos a planetas extrasolares, con lo que sube a 3.216 la lista de otros posibles mundos en estrellas situadas en un pequeño círculo entre las constelaciones del Cisne y la Lira. Con base en los hallazgos de Kepler se ha podido deducir que toda estrella debe poseer planetas. De los nuevos candidatos algunos son pequeños y residen en la zona de habitabilidad, pero mucho trabajo queda por delante para confirmarlos y estudiar sus características y condiciones.

Mis 10 noticias científicas de la semana (19-25)

1. La Angelina se las quitó y armó alboroto

Se sorprendió el mundo cuando la actriz Angelina Jolie informó que se había extirpado los dos senos pues se había encontrado que poseía la mutación en el gen BRCA1 que la hacía más propensa a desarrollar cáncer de seno, de lo que murió su madre. Esa mutación también aumenta el riesgo de cáncer de útero. El anuncio puso en el centro del avispero el tema de los tests genéticos para conocer el perfil genético y saber si hay mayor riesgo de desarrollar problemas de salud serios. Y da un impulso a la llamada medicina personalizada.

2. Células madre esperanzadoras y provocadoras

Científicos revelaron en la revista Cell que habían tenido éxito en reprogramar células humanas de la piel llevándolas a su estado embrionario, en este caso no para clonar una persona sino para remediar diferentes pacedimientos: las células en ese estado pueden convertirse en células de cualquier tejido del cuerpo. El logro fue posible con la técnica de transferencia celular, que no había funcionado. Un paso hacia la clonación humana, si bien esa no es la intención. Y hacia remediar muchos problemas de salud. Muchos beneficios, mucha discusión.

3. El Kepler está que saca la mano

Un rodillo esencial para mantener la precisión que requiere en su difícil misión, ha puesto en peligro al telescopio espacial Kepler, el observatorio más exitoso de búsqueda de planetas extrasolares en la zona habitable en 150.000 estrellas en una región del cielo hacia la constelaciones del Cisne y la Lira. El instrumento posee 4 rodillos, uno de ellos de repuesto, pero en julio pasado ya se había averiado uno. Con 2 no puede operar. La Nasa estudia mecanismos para tratar de destrabar el rodillo.

4. El nacimiento de los primates primos

El descubrimiento de dos fósiles en el Rift de África Oriental es la evidencia más antigua de dos grupos de primates, el que hoy incluye los grandes simios y los humanos y el de los monos del Viejo Mundo que incluye macacos y babuinos reveló un estudio en Nature. El análisis reveló que son fósiles de hace 25 millones de años, más antiguos que otros documentados. Los dos fósiles de primates son nuevos para la ciencia.

5. No quepa duda: fuimos nosotros

Un análisis de miles de papers sometidos a revisión en revistas científicas encontró que 97.1% estaba de acuerdo en que el cambio climático se debe a la actividad humana. El estudio contempló el trabajo de casi 29.000 científicos publicado en 11.994 papers académicos. De los más de 4.000 artículos que tomaron alguna posición sobre las causas del cambio climático solo 0,7%, 83 papers, disputaron el consenso científicos de que tiene origen antropogénico, mientras que en 2,2% no está claro. El estudio fue publicado en Environmental Research Letters.

6. Agua bien empacada

Debajo de una mina en Ontario, a 2.400 metros de profundidad se encontraron depósitos de agua que ha estado allí, impoluta, durante más de 2.000 millones de años o la mitad de la edad de la Tierra. Se trata de agua es rica en gases disueltos como hidrógeno, metano e isótopos de gases nobles como helio, neón y xenón. De hecho contiene tanto hidrógeno como el agua alrededor de las venas hidrotermales en el fondo del océano. El agua es de las más antiguas del planeta según el estudio en Nature que indicó que se buscan microorganismos primigenios en ella.

7. La llamada que sube la tensión

Más de 200 nuevos estudios sobre el tema se discutieron en el encuentro de la Sociedad Americana de Hipertensión, encontrándose cosas llamativas. Una de ellas: las llamadas por celular aumentan la tensión arterial. Sí, durante una llamada, la presión sube de 121/77 a 129/82. La sistólica aumenta menos en personas que reciben más de 30 llamadas, una situación que no encuentra explicación por ahora.

8. Einstein ayuda a encontrar planeta

Con un método nuevo de detección, astrónomos encontraron un nuevo planeta a 2.000 años luz. Se trata de identificar tres pequeños efectos que ocurren simultáneamente cuando un planeta orbita una estrella. El primero de esos es un efecto relativístico de la teoría de Einstein que hace que una estrella brille más o menos según sea empujada atrás o adelante por un cuerpo que la orbita, una técnica que predijo Avi Loeb en 2003. Otro de los efectos es el alargamiento de la estrella como un balón, por lo que se ve más brillante cuando tiene esa forma y menos cuando está de canto. Son efectos muy sutiles. El planeta es el Kepler-76b.

9. Terminó la siesta del Sol

Con cuatro explosiones poderosas en 48 horas a comienzos de la semana, el Sol parece despertar del inusual letargo que traía desde más de 1 año. Y el viernes remató con otra, también de la compulsiva mancha solar AR1748. Las explosiones han sido las más potentes del año y se estima que la estrella continuará así en los próximos días y semanas, con lo cual en la Tierra habrá que extremar medidas de protección.

10. Aprenda a nadar que nos inundamos

Los glaciares aparte de Groenlandia y la Antártida perdieron cerca de 260.000 millones de toneladas métricas de hielo cada año de 2003 a 2009, provocando un aumento del nivel del mar de 0,7 milímetros por año, una cantidad exagerada en estos temas. El estudio fue publicado en Science. Los glaciares contribuyeron al aumento del mar tanto como aquellas dos enormes masas de hielo, lo cual se torna preocupante.

Mis 10 noticias científicas de la semana

1. La madre distingue el llanto por hambre

El cerebro de las mujeres parece dispuesto para responder al llanto de un bebé que tiene hambre, según un estudio publicado por los Institutos de Salud de Estados Unidos. Al analizar imágenes cerebrales de voluntarios, hombres y mujeres, se encontró que los patrones cerebrales de ellas cambian al sentir el llanto de un bebé, lo que no se nota en los hombres aunque estos también tratan de ayudar al pequeño. Y cuando era por hambre, la situación era más marcada en las mujeres. El estudio apareció en NeuroReport.

2. Una galaxia vecina tímida

A solo 5 a 6 millones de años de la Vía Láctea fue detectada una pequeña galaxia, Leo P, que parece no haber sido modificada por ningún choque intergaláctico y que presenta muchas estrellas jóvenes que siguen naciendo. La galaxia no había sido vista antes y no interactúa con la nuestra ni con Andrómeda, las grandes del vecindario. El estudio fue publicado en The Astrophysical Journal.

3. Nada detiene la extinción de las abejas

Los apicultores perdieron el 31% de sus abejas entre fines de 2012 y comienzos de 2013 en el invierno del norte, el doble de lo que se puede atribuir a causas naturales. Desde hace años el número de las poblaciones de estos insectos, esenciales para la polinización y por ende para la producción de alimentos, viene a la baja, creando verdadera alarma, dijo un análisis de Brandon Keim en Wired.

4. Y hubo una poderosa explosión

Testigos extraídos del fondo del mar hablan de una poderosa explosión. Son microorganismos amantes del hierro en los que se detectaron rastros de un isótopo radiactivo del hierro que provino de la explosión de una supernova en el vecindario en nuestra región de la galaxia hace 2.200 millones de años. En ese entonces ya existía vida en nuestros océanos. El estudio fue divulgado por científicos del Technische Universitaet Muenchen (TUM).

5. Una próstata marcada

Científicos de la Clínica Mayo obtuvieron la licencia tecnológica para aprovechar el hallazgo de unos biomarcadores del cáncer de próstata agresivo, con lo cual los médicos tendrán un elemento importante para el tratamiento de pacientes en todo el mundo. Se espera que esté pronto en el mercado según un boletín de esa organización.

6. Se le fueron las luces a Kepler

El telescopio espacial Kepler que ha revolucionado la búsqueda de planetas extrasolares entró inesperada mente en modo seguro, para la autoprotección. ¿Qué ocurrió? No se sabe, pero luego los especialistas de la misión realizaron los procedimientos para la reactivación y procedieron a la descarga mensual de datos, que estaba prevista para unos días después. Se considera que se perdieron 5 días de datos.

7. Europeos son uno solo

En la práctica todos los europeos de hoy descienden de un conjunto común de ancestros que vivieron hace cerca de 1.000 años, alrededor de la época en la que los vikingos realizaban sus viajes y los normandos conquistaban tierras, de acuerdo con un estudio publicado en Plos Biology. Esa podría ser también la historia de la mayoría de la gente del planeta, descender de unos pocos que no vivieron sino hace cientos de años.

8. Pasamos la barrera que no deberíamos

La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, CO2, cruzó la barrera de las 400 partes por millón, la más alta en al menos 3 millones de años, lo que evidencia que pese a todas las negociaciones, compromisos y renuencias, el planeta sigue su carrera hacia el calentamiento, una carrera a la que lo ha sometido el hombre. El dato lo entregó el Observatorio de Mauna Loa, que mantiene un monitoreo constante.

9. La Tierra y la Luna unidas por el agua

Científicos utilizaron un equipo especializado de iones para estudiar la relación de hidrógeno-deuterio en rocas de la Luna y la Tierra, para llegar a una conclusión: el agua lunar no llegó por medio de cometas sino que estaba presenta en nuestro planeta cuando se produjo la enorme colisión que envió material de la Tierra para crear la Luna hace 4.500 millones de años, según el estudio publicado en Science.

10. El bicho de Justiniano

Al analizar ADN de restos de esqueletos del siglo 6 después de Cristo se encontró que la famosa peste que hubo en la época del emperador bizantino Justiniano (482-565), la que se presentó en la década de 540 y que fue llamada la plaga de Justiniano, la que minó su reinado y su salud también aunque se recuperó, fue causada por la bacteria Yersinia pestis, la misma que provocó la muerte negra y otras epidemias de los siglos 14 a 17. El estudio fue presentado en Plos Pathogens.

Mi selección: 10 hechos científicos de la semana

1. Adiós a un servidor

El observatorio espacial Heschel, de la Agencia Espacial Europea, cerró sus ojos esta semana luego de 3 años de andar dedicado a observar el frío universo. Lanzado en mayo de 2009, el martes se agotó el refrigerante, 2.300 litros de helio líquido, que permitían mantener los instrumentos en el cero absoluto. La confirmación de su muerte, que estaba prevista, provino de la estación terrestre en Australia occidental, que comprobó un aumento exagerado en la temperatura de todos los equipos. En su vida hizo más de 35.000 observaciones durante más de 25.000 horas de valiosos datos científicos en 600 programas.

En la foto de ESA, el observatorio contra la región Vela C de formación estelar.

2. El extraño insecto que voló

Durante las primeras horas de una mañana el verano pasado en el laboratorio de robótica de Harvard, un insecto alzó vuelo. De la mitad del tamaño de un clip para papeles y con un peso menor a 1/10 de gramo, se elevó varios centímetros, se detuvo un momento, batió sus alas y se desplazó por el cuarto. El primer insecto-robot probado con éxito, cuyo logro apenas acaba de divulgar el estudiante Pakpong Chirattanamon. Fue culminación de más de una década de esfuerzos de diversos científicos. El reporte se publicó en Science.

3. Una molécula que nos envejece

La región del cerebro que controla el crecimiento, la reproducción y el metabolismo también inicia el proceso de envejecimiento según un estudio publicado en Nature, un hallazgo que podría conducir a tratamientos para enfermedades relacionadas con el envejecimiento, permitiendo quizás que las personas vivan más.

Dongsheng Cai, fisiólogo del Albert Einstein College of Medicine en Nueva York y colegas rastrearon en el cerebro de ratones la actividad de NF-kB, una molécula que controla la transcripción de ADN y participa en la inflamación y la respuesta del cuerpo al estrés.

Encontraron que la molécula es más activa en el hipotálamo cuando el ratón se hace mayor.

Exámenes posteriores sugieren que esa actividad ayuda a determinar cuándo los ratones exhiben señales de envejecimiento.

4. Otro virus que brinca

Más de 126 casos confirmados en China y 26 muertes tiene a su cargo hoy el virus de la influencia aviar H7N9, cuya transmisión se ha dado de animal a humano aunque no se descarta que algún caso haya sido entre personas. Tampoco se tiene mucha claridad sobre el origen de la virulenta cepa que por ahora está confinada a ese país asiático pero que ha generado la alerta de la Organización Mundial de la Salud. Los rasgos genéticos del virus fueron puestos en internet por los científicos chinos para el estudio de la comunidad científica internacional.

5. Un mal regreso al pasado

Hace más de 3 millones de años que la Tierra no tenía las concentraciones de dióxido de carbono que exhibe hoy: casi 400 partes por millón de acuerdo con el Observatorio de Mauna Loa, una revelación conocida mientras en Bonn delegados de 160 países trataban de allanar el camino hacia un pacto que permita poner en cintura las emisiones de gases de invernadero. Al comienzo de la revolución industrial la concentración era de 280, lo que muestra la incidencia que hemos tenido los humanos en su crecimiento.

6. Anti, sí anti-materia, anti-gravedad

En un artículo en Nature Communications físicos de la Universidad de California en Berkeley y colegas del experimento Alfa en el CERN -Gran Colisionador de Partículas- reportaron la primera medición directa del efecto de la gravedad en la antimateria, específicamente en un antihidrógeno en caída libre. Aunque aún no es definitiva .la incertidumbre es 100 veces la medida esperada- el experimento el camino hacia una respuesta definitiva a la pregunta fundamental de si la materia cae hacia arriba o hacia abajo.

7. Choque esos dos

A la lista creciente de exoplanetas hay que sumarle otros dos hallados con el observatorio espacial Kepler, el espectrógrafo de alta precisión Harps-N del ESO y el espectrógrafo Sophie. Se trata de KOI-200 y del KOI-889-b. KOI: es Kepler Object of Interest. Ambos tienen cerca de la masa de Júpiter y órbitas excéntricas de menos de 10 días, residiendo muy cerca de sus estrellas. A la fecha se conocen 884 planetas extrasolares en 692 sistemas planetarios.

8. Si por acá llueve…

No es sencillo imaginarse un huracán 20 veces el tamaño de esos mortíferos que vemos en la temporada de huracanes en el Caribe. Bueno, la sonda Cassini que hace años transita por el sistema de Saturno encontró uno en el planeta de los anillos. Detectó un vórtice como esos asociados al tiempo dentro de un misterioso chorro con patrón hexagonal en el polo norte. Cuando Cassini llegó a Saturno en 2004 el invierno no dejaba ver, pero ahora, tras el equinoccio saturniano de 2009, hay más luz y pudo detectar la tormenta.

9. Esto se nos dañó

Un estudio publicado el viernes en Geophysical Resaerch Letters reveló cómo el calentamiento global con el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono cambiará los patrones climáticos y provocará más fenómenos extremos como sequías y precipitaciones. Por cada 0,5°C que aumente la temperatura la lluvia fuerte en el planeta aumentará 3,9% y la más ligera 1%, lo que no son buenas noticias.

10. Se deja ver 105 años después

Dicen que solo mató una persona en 1908 pero devastó más de 2.000 kilómetros cuadrados: el impacto de Tunguska en remota zona de Siberia, que se cree se debió a un meteorito pero que al no encontrarse restos algunos optaban por una explicación algo llamativa: el coletazo de un cometa. Dada la lejanía y las dificultades en las comunicaciones, como la convulsión sociopolítica en Rusia una comisión llegó al lugar varios lustros después. Ahora el jueves científicos anunciaron haber descubierto posibles fragmentos del meteorito. La publicación se hizo en MIT Technology Review y demandará estudios adicionales. ¿Principio del fin del misterio?

Mis 10 noticias científicas de la semana

1. El riñón artificial que orina

Un estudio publicado en Nature Medicine presentó el primer riñón artificial que trasplantado a ratas, produjo orinas, así aun se deban superar obstáculos. Todo un logro. El órgano fue producido a partir de células en una matriz de riñón. Al usar células del mismo individuo solas o mezcladas con las de un donante se evita el rechazo. Cuando se superen algunas dificultades podría ser una opción para el demandado trasplante de riñón.

2. La bebida de la dicha

Parece que no es el contenido. El solo sabor de la cerveza hace que se sienta la necesidad de beber, lo que podría, de paso aumentar el riesgo de alcoholismo. Sí, un estudio aparecido en Neuropsychopharmacology mostró que solo un tris de cerveza es capaz de acelerar la liberación del receptor dopamina en el centro de recompensa del cerebro, lo que es más evidente en personas con parientes alcohólicos. ¡Salud!

3. Tres alegres super Tierras

De la misión Kepler se reportó esta semana el hallazgo de dos nuevos sistemas planetarios con 3 super Tierras en la llamada zona habitable. Se trata de Kepler-62 y Kepler-69. El primero con 5 planetas, el segundo con 2. Kepler-62e, Kepler-62f y Kepler-69 son planetas más grandes que la Tierra en la llamada zona habitable, aquella situada a la distancia suficiente de la estrella para tener agua líquida, aunque estar en esa zona no significa que halla vida. Lo llamativo es que Kepler-62f es solo un 40% más grande que nuestro planeta, siendo el primero de ese tamaño en ser descubierto en la aquella zona.

4. Testigos de una gran explosión

Científicos de la Universidad de Washington en San Luis hallaron en un meteorito dos granos de silicato (SiO2) el constituyente más común de la arena. Los silicatos son de los pocos minerales que se condensan en atmósferas estelares. Parecen provenir de una gran estrella que explotó al final de sus días, contrario a otros 5 granos encontrados que señalan hacia una enana roja. Aunque aquellos 2 granos llevaron en distintos meteoritos su composición es idéntica, por lo que se cree provienen de la misma supernova. El estudio será publicado en Astrophysical Journal Letters y en Science.

5. La misteriosa circuncisión

Un pene circuncidado es más hostil a las bacterias anaeróbicas que el que no lo está según un estudio publicado en mBio. Este sugiere que el cambio en la composición microbiana del pene podría explicar uno de los sorprendentes hallazgos de los últimos años: porqué la circuncisión reduce el riesgo de infección por VIH de los hombres. Aunque el microbioma varía en todos los penes, aquellos circuncidados presentan la mayor variación, por lo que esa pequeña cirugía de remoción del prepucio parece seleccionar el tipo de bacterias que pueden vivir en esa zona de los genitales masculinos.

6. Galaxias con mucha Alma

La recientemente inaugurada red de radiotelescopios Alma en el desierto de Atacama trabaja rápido. Acaba de revelar la localización de 100 de las más fértiles galaxias del universo primigenio, en donde la tasa de formación de estrellas es elevada. En observaciones con otros instrumentos las galaxias aparecían como una sola burbuja, pero con Alma se pudo ver que son distintas estructuras según el estudio liderado por el Instituto Max Planck para la Astronomía.

7. El pez antediluviano

Se creía extinguido pero en 1938 se halló un pez celacanto que se pensaba había desaparecido hace 70 millones de años. Ahora científicos reportaron en Nature la secuenciación del genoma de uno de sus exponentes, Latimeria chalumnae. Esos peces compartieron la Tierra con los gigantes dinosaurios durante el Cretáceo. Se encontró que está más emparentado con nosotros los humanos que con los peces de aleta de espinas.

8. La detección del autismo

Científicos de Case Western Reserve University desarrollaron un método eficiente para diagnosticar autismo en niños según estudio aparecido en Plos One. Mediante el registro de la actividad cerebral detectaron patrones que permitieron determinar el autismo en el 94% de las veces, un método que podría confirmar el diagnóstico clínico según los autores.

9. Macabra combinación

El alto consumo de sal más el Helicobacter pylori en el estómago aumenta el riesgo de cáncer gástrico según estudio aparecido en Infection and Inmunity. En él, animales con el H. pylori sometidos a dieta alta en sal desarrollaron cáncer, mientras que solo 58% de aquellos con una dieta normal. Parece que el cáncer gástrico requiere en estos casos la presencia de una oncoproteína bacterial presente en el H. pylori. Combinación asustadora.

10. ¿Quién quiere hielo?

Un estudio publicado en Nature Geoscience indicó que el derretimiento del hielo en el verano en la península Antártica se ha incrementado por 10 en el último milenio. Eso significa que aún un leve aumento en la temperatura tendría un efecto grande en el descongelamiento del hielo, indicaron los autores.

Hallan un planetica

Alrededor de un sol parecido al nuestro gira un planetica o, mejor, un planeta que es solo 10% más grande que la Luna, reveló la misión Kepler de la Nasa. No está solo, anda en compañía de otros dos.

Están situados en el sistema Kepler-37 a 210 años luz de la Tierra en la constelación de La Lira. El más pequeño, Kepler-37b, mide un tercio de la Tierra y es incluso más pequeño que Mercurio.

Y si bien la estrella Kepler-37 puede ser similar a nuestro Sol, es improbable que en el sistema exista vida como la conocemos.

Los astrónomos creen que Kepler-37b no tiene una atmósfera, pero es rocoso, El Kepler-37c, el más cercano a la estrella, es algo más pequeño que Venus midiendo ¾ el tamaño de la Tierra.

Por su parte el planeta más distante, Kepler-37d, es dos veces del tamaño de la Tierra.

Al comienzo, los planetas detectados en otros sistemas eran gigantes pero a medida que la tecnología ha avanzado se han encontrado más pequeños, de hecho Kepler ha demostrado que los planetas tipo Tierra son comunes.

Esa misión espacial busca estrellas donde pueda haber planetas como la Tierra, en una pequeña región del cielo hacia las constelaciones de la Lira y el Cisne.

“Aún Kepler solo puede detectar mundos tan pequeños alrededor de las estrellas brillantes que observa”, dijo Jack Lissauer, del Centro Ames de la Nasa. “El hecho de que descubrimos al pequeño Kepler-37b sugiere que tales planetas son comunes y que más maravillas planetarias esperan mientras reunimos datos y los analizamos”.

La estrella donde se encuentra es algo más pequeña y fría que el Sol. Los 3 planetas orbitan a una distancia menor de la que Mercurio se halla del Sol, por lo que deben ser muy calientes.

Kepler-37b orbita cada 13 días a un tercio de la distancia Sol-Mercurio y su temperatura es de unos 700 grados Kelvin, como para derretir una moneda.

Kepler observa 150.000 estrellas en aquella región cada 30 minutos en busca de planetas en tránsito, que pasen por delante de su estrella.

Miraron en 86 estrellas y no hallaron vida

Aunque la misión Kepler d ella Nasa ha encontrado hasta ahora 2.740 candidatos a planetas, la gran pregunta persiste: ¿tienen vida inteligente?

Científicos de la Universidad de California en Berkeley usaron el Green Bank Telescope en West Virginia (E. U.) para buscar señales de radio inteligentes de 86 de esas esas estrellas. Si bien no encontraron ninguna señal, calcularon que menos de 1 en 1 millón de estrellas en la Vía Láctea tienen civilizaciones planetarias avanzadas para transmitir señales que pudiéramos detectar.

“No encontramos a ET, pero pudimos usar la muestra estadística para poner límites a la presencia de civilizaciones inteligentes transmitiendo en la banda de radio donde buscamos”, dijo Andrew Seimon, doctor en Astronomía.

Aunque parezcan pocos, no es así: podría haber millones de civilizaciones avanzadas en la galaxia.

“La misión Kepler nos enseñó que hay trillones de planetas en la galaxia, más que estrellas”, agregó Dan Werthimer, físico que encabeza el más grande proyecto de búsqueda de vida inteligente, el Seti, con el telescopio de Arecibo en Puerto Rico. “Algún día los mortales podrán contactar civilizaciones billones de años más avanzadas”.

Los hallazgos fueron publicados en The Astrophysical Journal.

Las 86 estrellas fueron escogidas el año pasado con base en una lista de 1.235 candidatos a planetas conocidos entonces. Los científicos escogieron estrellas con 5 o 6 candidatos a planetas en órbita y aquellos que albergaban planetas que podrían tener condiciones como las de la Tierra, incluyendo temperaturas que permitan agua líquida. El telescopio pasó 12 horas recogiendo 5 minutos de radio emisiones de cada estrella en una frecuencia de 1,1 a 1,9 GHz, que en la Tierra están entre las bandas de telefonía celular y la televisión. Luego combinaron con la búsqueda de señales de alta intensidad con una banda de 5Hz que es producida artificialmente, presumiblemente por vida inteligente.

La mayoría de las estrellas están a más de 1.000 años luz, por lo que solo señales dirigidas intencionalmente en nuestra dirección podrían haber sido detectadas.

La búsqueda, de todas formas, proseguirá.

Habría muchas Tierras aquí cerquitica

A solo 13 años luz podría estar el planeta tipo Tierra más cercano a nosotros, revelaron astrónomos del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics (CfA) que usaron datos del telescopio espacial Kepler de la Nasa.

Los científicos encontraron 3 candidatos a planetas como el nuestro orbitando estrellas enanas rojas, que son mayoría en la galaxia.

“Pensábamos que tendríamos que buscar en distancias lejanas para encotnrar un planeta tipo Tierra. Ahora entendemos que otra Tierra está quizás en nuestro propio patio, esperando ser descubierta”, dijo Courney Dressing, líder del grupo.

Las enanas rojas son más pequeñas, frías y débiles que nuestro Sol. En promedio son solo 1/3 del tamaño del Sol y 1/1000 de brillantes. Ninguna es visible al ojo desnudo.

A pesar de su oscuridad, estas estrellas son buenos sitios para buscar otra Tierra. De 4 estrellas en nuestra galaxia, 3 son enanas rojas, siendo al menos 75.000 millones. Al ser más pequeña, ver un planeta en tránsitop por delante de alguna indicaría que es más pequeño también y como debería estar más cercano para estar en la zona habitable y recibir calor suficiente de la débil estrella, es más probable un tránsito desde nuestro punto de vista.

Del objetivo del telescopio Kepler de identificar estrellas con planetas en una pequeña región del espacio, alrededor de 150.000 estrellas, Dressing calculó tamaños y temperaturas y encontró que la mayoría son más pequeñas y frías de lo pensado.

Identificó 95 candidatos a planeta orbitando enanas rojas. Esto implica que al menos 60% de tales estrellas tienen planetas más pequeños que Neptuno, pero la mayoría no tienen el tamaño ni la temperatura para ser considerados Tierras. 3 candidatos sí lo parecen, lo que indica que 6% de todas las enanas rojas podrían tener una Tierra.

“Ahora conocemos la tasa de ocurrencia de planetas habitables alrededor de las estrellas más comunes en la galaxia”, dijo David Charbonneau (CfA), coautor del estudio.

“Esa tasa implia que será más fácil buscar vida más allá del Sistema Solar de lo que creíamos”.

Nuestro Sol está rodeado de un enjambre de enanas rojas. Cerca del 75% de las estrellas más cercanas con de esas enanas. Como 6% de ellas deberían tener planetas habitables, el mundo tipo Tierra más cercano probablemente esté a unos 13 años luz.

Tal mundo podría ser distinto al nuestro. Al orbitar tan cerca a la estrella podría estar unido tormentosamente, pero eso no prohíbe la existencia de vida pues una atmósfera gruesa y un océano profundo podría transportar el calor alrededor del planeta. Y como las enanas rojas emiten fuertes llamaradas de luz ultravioleta, una atmósfera podría proteger la vida en la superficie para que evolucionara.

Y como las enanas rojas viven más que estrellas como el Sol, surge la posibilidad de que el planeta tuviera vida más antigua que la nuestra y de pronto más evolucionada.

Los 3 candidatos a planetas en la zona habitable identificados en el estudio son KOI (Kepler Objetc of Interest) 1422.02 con un 90% el tamaño de la Tierra y una órbita de 20 días; KOI 2626.01 con 1,4 veces el tamaño terrestre y órbita de 38 días; y KOI 854.01, de 1,7 veces el tamaño de la Tierra en uina órbita de 56 días. Todos están situados a entre 300 y 600 años luz.

Los resultados del estudio serán publicados en The Astrophysical Journal.

En el dibujo de David Aguilar del CfA, un planeta con dos lunas orbitando alrededor de una enana roja.