El día cuando Theia chocó con la Tierra

La Luna. Ese cuerpo rocoso que ha atraído la atención de los humanos desde que pueblan la Tierra tiene un origen desconocido, aunque existen hipótesis sobre su formación.
Para Edward Belbruno y Richard Gott, de Princeton University, hace cerca de 4.500 millones de años, cuando los planetas se estaban formando, un mundo hipotético, llamado Theia pudo haber sido disparado hacia la Tierra por la fuerza de gravedad de Venus. Del tremendo impacto habría surgido la Luna, que quedó orbitando la Tierra.
Hoy, dos naves gemelas se acercan al sitio en el que cumplirán su misión: se situarán en los puntos L4 y L5, los conocidos puntos de Lagrange, un matemático del siglo XVIII que entendió que había cinco puntos en el sistema Sol-Tierra en los que la gravedad se combina para formar un vacío gravitacional en donde asteroides y el polvo espacial tienden a reunirse.
Allí, las naves analizarán los asteroides que orbitan esa región. Se cree que allí habitan pequeños cuerpos, residuos dejados tras la formación de Marte, según Michael Kaiser, director del proyecto, llamado Stereo.
Se cree que Theia pudo haber estado situado en uno de los puntos de Lagrange.