Los felinos son impuros

Un bengal, bengalí o bengala, gato doméstico cruzado con un leopardo. Foto Wikipedia/Tyler T

¿Qué tal un ligre o un teón? Los felinos no siempre fueron los felinos que son. Así lo confirma un estudio sobre la evolución de estos animales, que en distintos puntos de su historia se aparearon unos con otros.


Los felinos actuales, por decirlo así, son en realidad animales sin pedigrí, comunes, lo que en algunas partes denominan ‘chandas’.

Los híbridos resultantes del apareamiento entre distintos tipos de felinos han regido su evolución, según el estudio.

Hoy es posible crear árboles familiares de las especies. Al analizar el nivel de similitud en el ADN se puede descubrir cuán emparentadas están dos especies.

En la última década análisis de genomas de felinos mostraron discrepancias extrañas, debido a dos tipos de ADN hallado en las células, el nuclear del núcleo celular y el mitocondrial de la mitocondria. Los árboles familiares de las especies de felinos difieren cuando se estudia uno y otro tipo de ADN, explicó William Murphy, coautor.

Una explicación es que ocurrió un apareamiento entre especies de gatos de distintos géneros y subfamilias. Se ha visto que especies que no viven cerca, en los zoológicos se han apareado. Puede suceder entre los leones que vive en África y los tigres de Asia. El resultado son híbridos que tienen rasgos de ambas especies, como ligres, cruzamientos entre leones machos y tigresas, y teones, descendientes de leonas y tigres.

“Una de las razas de gatos más populares, el bengalí, es un híbrido del gato doméstico y el leopardo asiático. Muchas otras razas son de origen híbrido”, dijo Murphy.

Para resolver el misterio de la evolución de los felinos, los investigadores estudiaron el ADN de 38 especies de gatos de 8 linajes de felinos, desde el gato doméstico a los grandes gatos como leones, tigres, leopardos, jaguares y guepardos.

Los científicos construyeron un árbol familiar de linajes maternos y paternos para cada una de las especies. Hallaron al menos 10 instancias de hibridización que moldearon la evolución de los felinos y “probablemente encontraremos más cuando tengamos los genomas completos de todas las especies vivas de felinos”, explicó Murphy, citado por LiveScience.

Se identificaron trazos de hibridización entre los genomas de más de la mitad de los 8 linajes, específicamente en el gato doméstico, el leopardo, el lince, el ocelote y la pantera.

Por ejemplo, mientras el puma está más relacionado con el gato doméstico y el leopardo asiático, las hembras de pumas tenían signos de ancestría de los linces y el gato de Borneo.

Es decir, la mezcla es común en la naturaleza, más de lo que se creía. Y podría aportar genes útiles al resultado de ese apareamiento entre especies diferentes.

El estudio apareció en Genome Research.

Mis 10 noticias científicas de la semana (23-29)

1. Primer cromosoma sintético

De la nada. Surgió de la nada, podría decirse. En un desarrollo que allana más el camino hacia un genoma sintético, científicos reportaron en Science la creación del primer cromosoma sintético de la levadura. Los investigadores tomaron pequeñas piezas de ADN hecho por ellos y lo pegaron para crear la versión sintética del cromosoma, un avance importante en el campo de la biología sintética, que apunta a diseñar microbios para producir productos útiles. El avance también acerca a los científicos a la creación de plantas y animales sintéticos.

2. El mapa del genoma

El proyecto Famtom5 que duró dos años publicó en la revista Nature dos informes en los cuales se presentó la la imagen más clara de cómo los genes humanos son controlados en una amplia variedad de tipos de células del cuerpo, lo que permitirá luego enfocarse en genes asociados con enfermedades. En el estudio se determinó cómo una red de interruptores en el ADN, controla dónde y cuándo los genes se encienden y se apagan. Los humanos tenemos unos 400 tipos distintos de células y la diferencia proviene del sitio del genoma que utilizan.

3. Me falta el aire

La Organización Mundial de la Salud reveló que 1 de cada 8 muertes en el planeta se deben a la contaminación del aire, que provoca cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias graves y que además ingresa al torrente sanguíneo produciendo infartos cardíacos y derrames cerebrales. Un estudio asustador que pone el dedo en la llaga y que hasta ahora no había sido hecho por la OMS. Del total de muertes por el aire, 20% se deben al cáncer y otros males respiratorios serios.

4. Como anillo al dedo

Se habían visto hace mucho en Saturno, llamado el planeta de los anillos. Luego distintas naves mostraron que Júpiter, Urano y Neptuno también los tenían. Por primera vez, astrónomos brasileños y noruegos reportaron la existencia de anillos en un asteroide de unos 250 kilómetros, Chariklo, que se encuentra más allá de Júpiter, entre Saturno y Urano. Los anillos tendrían unos 20 kilómetros de grosor. El artículo apareció en Nature.

5. Cuidar los niños paga

Cuando niños de 0 a 5 años reciben toda la atención que merecen, hacia los 30 años de edad presentan mejor salud metabólica y cardíaca, según un estudio publicado en Science. El estudio analizó 122 niños en cuatro cohortes reclutadas en los 70. Las conclusiones indican que el cuidado permanente en esos primeros 5 años ofrece resultados importantes ya de adultos.

6. Andaba escondido

Astrónomos reportaron el posible hallazgo de otro planeta enano que reside en la nube de Oort, una región del Sistema Solar más allá de las 2.000 veces la distancia Tierra-Sol hasta 50.000 o más veces. El objeto fue denominado 2012 VP113 y es el segundo más grande detectado allí luego de Sedna, otro planeta menor. Su órbita va de los 12.000 millones de kilómetros a los 67.000 millones de kilómetros del Sol (la Tierra está a solo 149 millones de kilómetros del Sol). El objeto, reportado en Nature, unos 450 kilómetros.

7. Agua en las rocas

Seis glaciares de la Antártida occidental se están moviendo más rápido que hace 40 años provocando una mayor descarga de hielo en el océano y aumentando el nivel del mar según un estudio presentado en Geophysical Research Letters. La cantidad de hielo drenando de esa media docena de glaciares aumentó 77% de 1973 a 2013. El glaciar de Pine Island, el más activo , se ha acelerado un 75%. El glaciar Thwaites comenzó a acelerar el drenaje en 2006 luego de una década de calma.

8. El matrimonio alivia

Las personas casadas tienen tasas más bajas de varias enfermedades cardiovasculares, comparadas con las que son solteras, divorciadas o viudas, según un estudio presentado en el congreso del Colegio Americano de Cardiología. La relación entre matrimonio y baja probabilidad de enfermedad cardíaca es más notoria antes de los 50 años: 12%, mientras que entre los 50 y 60 el riesgo es del 7 y del 4 luego de esa edad.

9. 10.000 años con ganado

Un estudio en Plos Genetics que analizó 134 razas de bovinos de todo el planeta encontró que el ganado fue domesticado por primera vez en el llamado Creciente Fértil, esa región del planeta donde hoy están Irak, Jordania, Siria e Israel. Hasta ahora se creía que había sido domesticado primero en África. La investigación permitió establecer además el lazo entre distintas razas, mostrando a la vez cómo se ha movido la humanidad de un lado a otro.

10. Muerte en cautiverio

Criticado hasta más no poder en febrero por haber dado muerte a una jirafa adulta saludable, el zoológico de Copenhague volvió a generar un escándalo esta semana cuando mató cuatro leones sanos: dos adultos y dos bebés de solo 10 meses, con el objeto de abrirle paso a un león nuevo. Para los encargados del zoológico esa es la decisión correcta. Zoológicos de otro lugares del mundo esterilizan animales cuando hay sobrepoblación.

El tigre solo es un gatito grande

Foto Laura Bertola

La secuenciación de los genomas del tigre, el león y el leopardo de las nieves presentado en Nature Communications entregó pistas sobre cómo los grandes felinos evolucionaron hasta convertirse en grandes depredadores con una fuerza muscular superior y una dieta carnívora.

Hasta ahora de los felinos solo se había secuenciado el genoma del gato doméstico, Felis catus. De paso, valga decir,por provenir de un ancestro común, tigre y gato comparten 96% del genoma.

Pero eso es lo obvio. El estudio liderado por Yun Sung Cho del Personal Genomics Institute, Genome Research Foundation en Suwon, Corea del Sur, secuenció el genoma de un tigre siberiano, Taegeuk, un macho adulto de 9 años del zoológico Everland en ese país.

Tras eso, secuenciaron los genomas del león africano, el leopardo de las nieves, el tigre blanco de Bengal y el león blanco africano. Esto les permitió comparar los genes y ver similitudes en los distintos miembros de la familia felina.

Se pudo apreciar cómo ganaron su musculatura superior, su capacidad para digerir grandes cantidades de carne y su gran sentido del olfato.

También se obtuvieron pistas sobre cómo el león blanco obtuvo su color y cómo el leopardo de las nieves se adaptó a las montañas nevadas.

Uno d ellos autores, Jong Bhak, resaltó la importancia del trabajo para ayudar en las metas conservacionistas. El genoma del tigre permitirá comparar con todas las especies de tigres del planeta.

“Y podemos elaborar un plan real de cómo reproducirlos efectivamente en zoológicos para preservar esa diversidad genética”.

Los gatos, dijo, han sido muy exitosos en adaptarse al ambiente como depredadores, lo que se refleja en los genomas del tigre y el gato doméstico. “Los tigres son solo un enorme gato doméstico”, agregó. “Probablemente son más cercanos de lo que pensamos”. Esto sugiere una gran conservación entre los felinos por su reciente radiación en 37 especies hace unos 11 millones de años.

En el estudio participaron investigadores de otros 11 países.

Más sabe la elefanta por vieja… que por bonita

La experiencia, hay que admitirlo, vence la juventud y la belleza. Eso es verdad también en… el mundo de los elefantes.

Las elefantas matriarcas de 60 años o más tienden a evaluar las amenazas en una crisis simulada con más precisión que las jóvenes, de acuerdo con Karen McComb, de la Universidad de Sussex en Brighton, Inglaterra.

Al colocar los investigadores grabaciones de rugidos de leones, los grupos de elefantes con matriarcas de más edad se pusieron a la defensiva, mientras que las familias con matriarcas jóvenes no se inmutaron.

El reporte aparecerá en Proceedings of the Royal Society London B.

Las hembras mayores lo tienen muy claro, dice McComb. Los leones machos raramente atacan un elefante, pero cuando lo hacen pueden ser muy letales: uno solo puede atrapar un elefante pequeño.

El estudio de liderazgo entre los animales se ha convertido en un campo activo de investigación. “La gente se mantiene intrigada por algunos de los paralelos entre ciertas características que definen un líder en animales y humanos”, expresó la científica.

Este estudio es novedoso, de acuerdo con Mark van Vugt, de VU University Amsterdam, quien estudia la evolución del liderazgo. El reporte extiende una observación general –que los individuos más viejos muestran más liderazgo en tareas que involucran conocimiento especializado- en situaciones que incluyen amenazas.

“Hay un interesante intercambio acá, que ciertamente aplica a los humanos y quizás a los elefantes también” dijo van Vugt. “El grupo puede querer que el líder joven, en forma y agresivo lo defienda –el tipo Schwarzenegger- pero al mismo tiempo puede querer que un líder mayor con más experiencia –tipo Merkel- realice una evaluación de las amenazas en una situación”.

Las elefantas mayores saben lo que hacen.

Con una boquita así…

Cascale muelón. O, mejor dicho… mordelón. Sí, investigadores de las universidades del sur de Nueva Gales, Newcastle, California y el Departamento de Industria Pesquera de Australia, calcularon la mordedura de algunos animales y concluyeron que la más poderosa es la del tiburón blanco, aunque la de su antepasado, el Carcharadon megaladon fue el de mordida más poderosa de todos los animales que se han analizado.
.¿Y los humanos? Pues bien, los científicos encontraron que los grandes tiburones blancos tienen una mordida de 1,8 toneladas. En comparación, la del león africano es de unos 560 kilos, mientras la de un humano alcanza solo las 80 kilos, el 20 por ciento de la del tiburón.
Para Steve Wroe, autor principal del estudio, el gran tiburón blanco es sin dudas una de las criaturas de mordida más poderosa en el planeta.