Hay un gen del liderazgo

Aunque hay muchas escuelas de liderazgo ¡ser líder está en los genes!

Sí, las diferencias genéticas están muy asociadas con la probabilidad de que la gente pueda asumir cargos de dirección, según estudio de UCL (University College London).

Publicado en Leadership Quarterly, el estudio sería el primero en identificar una secuencia específica del ADN asociada con la tendencia de los individuos a ocupar una posición de liderazgo.

Con una muestra de gemelos, el grupo internacional que incluyó investigadores de Harvard, NYU y la Universidad de California estimó que un cuarto de la variación en la conducta de liderazgo entre las personas se puede explicar por los genes transmitidos por los padres.

Identificamos un genotipo, rs4950, que parece estar asociado con la transmisión de la capacidad de liderazgo entre generaciones”, dijo Jan-Emmanuel De Neve, autor líder del estudio. “La creencia popular de que el liderazgo es una habilidad es cierta en gran parte, pero demostramos que en parte es también un rasgo genético”.

Para encontrar el genotipo, De Neve y colegas analizaron datos de dos grandes muestras en Estados Unidos. Compararon las muestras genéticas de unos 4.000 individuos con información acerca de sus trabajos y relaciones, hallando que en ambas bases de datos había una asociación importante entre el rs4950 y el liderazgo. Este fue medido determinando si las personas ocupaban puestos de supervisión en su sitio de trabajo.

El equipo halló que aunque adquirir una posición de liderazgo depende en su mayor parte del desarrollo de habilidades, heredar el rasgo también juega un papel importante.

Pese al hallazgo se necesitarán más estudios para entender las formas como rs4950 interactúa con otros factores, como el ambiente de aprendizaje infantil, en la aparición del liderazgo.

Más sabe la elefanta por vieja… que por bonita

La experiencia, hay que admitirlo, vence la juventud y la belleza. Eso es verdad también en… el mundo de los elefantes.

Las elefantas matriarcas de 60 años o más tienden a evaluar las amenazas en una crisis simulada con más precisión que las jóvenes, de acuerdo con Karen McComb, de la Universidad de Sussex en Brighton, Inglaterra.

Al colocar los investigadores grabaciones de rugidos de leones, los grupos de elefantes con matriarcas de más edad se pusieron a la defensiva, mientras que las familias con matriarcas jóvenes no se inmutaron.

El reporte aparecerá en Proceedings of the Royal Society London B.

Las hembras mayores lo tienen muy claro, dice McComb. Los leones machos raramente atacan un elefante, pero cuando lo hacen pueden ser muy letales: uno solo puede atrapar un elefante pequeño.

El estudio de liderazgo entre los animales se ha convertido en un campo activo de investigación. “La gente se mantiene intrigada por algunos de los paralelos entre ciertas características que definen un líder en animales y humanos”, expresó la científica.

Este estudio es novedoso, de acuerdo con Mark van Vugt, de VU University Amsterdam, quien estudia la evolución del liderazgo. El reporte extiende una observación general –que los individuos más viejos muestran más liderazgo en tareas que involucran conocimiento especializado- en situaciones que incluyen amenazas.

“Hay un interesante intercambio acá, que ciertamente aplica a los humanos y quizás a los elefantes también” dijo van Vugt. “El grupo puede querer que el líder joven, en forma y agresivo lo defienda –el tipo Schwarzenegger- pero al mismo tiempo puede querer que un líder mayor con más experiencia –tipo Merkel- realice una evaluación de las amenazas en una situación”.

Las elefantas mayores saben lo que hacen.