Hallan 74 áreas del genoma que influyen en logro educativo

Foto Wikipedia commons

Foto Wikipedia commons

Si a una persona no le va bien en la escuela ¿podría deberse a sus genes?

Es que un grupo internacional de científicos identificó 74 áreas del genoma humano asociado con los logros educativos.

Si bien resulta obvio decir que los factores sociales y ambientales influyen en la educación, el hallazgo revelado por el Social Science Genetics Association Consortium (SSGAC) sugiere que los análisis genéticos profundos pueden encontrar influencias biológicas también.

El estudio fue publicado en Nature.

Es un desarrollo interesante en la genética del comportamiento”, en opinión de Richard Hodes, director del Instituto Nacional del Envejecimiento de Estados Unidos, que respaldó la investigación. “Amplía nuestro entendimiento acerca de la conexión entre los componentes genéticos del conocimiento y los años de educación formal”.

El SSGAC, encabezado por Daniel J. Benjamin, Ph.D., de University of Southern California, encontró 74 áreas separadas (loci) en los cromosomas asociadas con más años de educación. Están también relacionadas con otras áreas que se correlacionan con un desempeño cognitivo mayor y el volumen intracraneano, menores niveles de inestabilidad emocional y riesgo menor de alzheimer.

En el estudio, mediante asociación del genoma completo de casi 294.000 personas alrededor del mundo, se obtuvieron muestras genéticas de varios estudios y se replicaron los hallazgos en una muestra independiente de más de 111.000 personas del Reino Unido.

Estudios previos habían mostrado que los factores genéticos son responsables de cerca del 20 % de la variación en los resultados educativos. En la nueva investigación se identificaron 74 polimorfismos de un solo nucleótido. En conjunto responden solo por 0,43 % de la variación entre los individuos, individualmente cada uno tiene una influencia pequeña.

El estudio es preliminar, porque se sabe que el proceso educativo es complejo y existen más fuentes de variación genética por descubrir.

Los genes que marcan la estatura

Si mi papá era alto y mi mamá bajita, ¿cómo debo ser yo? Los dos eran bajitos y crecí mucho. O soy el bajito de la casa… ¿Qué es todo esto?

Que entre 200 instituciones más o menos, dirigidos por investigadores del Children’s Hospital Boston, the Broad Institute y otra media docena de centros en Estados Unidos y Europa, identificaron cientos de variantes genéticas que responder por cerca del 10 por ciento de las variaciones heredadas en la estatura entre las personas.

No es que no se tome la sopita. Es que los genes tienen mucho que ver. Aunque factores ambientales pueden incidir, seguramente.

El esfuerzo fue denominado Giant (obvio), queriendo decir Genetic Investigation of Anthromometric Traits.

Los científicos recogieron datos de más de 180.000 personas, incluyendo millones de resultados genéticos de cada uno de 46 estudios distintos en Estados Unidos, Canadá, Europa y Australia. Los hallazgos fueron publicados en Nature.

Los investigadores reportaron cientos de variantes genéticas asociadas con la altura, localizadas en al menos 180 distintos puntos del genoma, conocidos como loci.

Mostraron que esas variantes se agrupaban consistentemente alrededor de los genes de al menos seis caminos biológicos diferentes. Muchos están situados cerca de genes que se sabe están involucrados en síndromes del crecimiento esquelético, mientras otros implican reguladores genéticos del crecimiento que no se conocían, abriendo una nueva frontera para los estudios biológicos de la estatura.

“La estatura tiene que ver claramente mucho con la genética –padres bajos tienden a tener hijos bajos, y los altos a tener hijos altos”, dijo Joel Hirschhorn, co autor señor del estudio.