Un mensajero de más allá

Cometas. Para los amantes de estos viajeros espaciales, hayan observado alguno o no: por estos días se puede observar un cometa en el cielo. Se encuentra al oeste de la cabeza de Escorpión, luego de las 4 de la mañana hora colombiana. Será más visible al comenzar febrero, cuando se espera que pueda ser visto a simple vista. Hoy se aprecia sin ayuda óptica en cielos muy oscuros, lejos de toda contaminación lumínica.
Se trata del cometa C/2007 N3 (Lulin), que pasará a tan solo 0,41 Unidades Astronómicas de la Tierra el 24 de febrero. Una unidad es la distancia Tierra-Sol o sea 150 millones de kilómetros para redondear.
Una oportunidad para aprovechar. Y un programa sano y divertido. En la foto se aprecia el cometa, en el centro de la imagen.
Los cometas son bolas de hielo y polvo. Unos demoran pocos años en dar la vuelta alrededor del Sol, otros pueden tardar cientos de miles de años. Los primeros se denominan de periodo corto y pueden residir hacia el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. Los otros, en el cinturón de Kuiper o en la nube de Oort, muchísimo más allá de Plutón.