Viaje a un asteroide

¿Cómo es un asteroide? No es fácil imaginarlo desde la Tierra, en donde solo los muy aficionados a la Astronomía logran observarlos, amén de los científicos.
Pues bien, el sábado 10, la sonda Rosetta, una misión de la Agencia Espacial Europea, sobrevoló uno, Lutetia, a una distancia de apenas 3.162 kilómetros.
Sobre este cuerpo existían dos hipótesis: que era un remanente de la formación del Sistema Solar o que se trataba de una gran roca de hierro, producto del choque de dos objetos.
Todo indica, según las primeras imágenes, que la primera es más cierta, por la conformación esponjosa del distante asteroide, repleta de cráteres conseguidos durante miles de millones de años.
Se observó además una gran depresión, viéndose que es un objeto elongado de unos 134 kilómetros de longitud.
Rosetta tardó 15 segundos en pasar sobre él, pero desde mucho antes y aún después continuó observándolo con sus instrumentos.
La sonda proseguirá su viaje para encontrarse en 2014 con el cometa Churyumov-Gerasimenko, y lo seguirá casi desde la órbita de Júpiter hasta las cercanías del Sol. En noviembre de 2014 liberará la sonda Philae, que aterrizará en el núcleo del cometa.
¿Interesante?
Foto cortesía ESA