Mis 10 noticias científicas de la semana (19-25)

1. Aparearse es un negocio arriesgado

Los machos de las ranas túngara Physalemus pustulosus emiten sonidos desde los charcos para atraer las hembras. Este sonido crea ondas en el agua, ondas que son evaluadas por otros machos para medir el nivel de competencia por la hembra, dijeron en un artículo en Science científicos del Smithsonian Tropical Research Institute en Panamá. Por desgracia, hay un intruso: los murciélagos, principales depredadores de estas ranas, también pueden evaluar las ondas, pudiéndose dirigir con certeza a su presa. Al llamado de los machos, buena cantidad de hembras acuden al estanque. Pan comido o, mejor, rana comida

2. Para estar siempre a tiempo

Un nuevo reloj atómico de estroncio no gana ni pierde un segundo en 5.000 millones de años, convirtiéndose en el reloj más exacto desarrollado hasta hoy. Es un 50% más exacto que el que mantenía la marca de exactitud. Fue creado por científicos del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) de Estados Unidos y presentado en Nature. Para dar una idea de su precisión, valga citar que la Tierra tiene unos 4.500 millones de años, o sea si se hubiera desarrollado entonces aún no se había atrasado ni adelantado.

3. Ese puntito no estaba allí

Mientras miraba con sus estudiantes imágenes tomadas por el telescopio, un astrónomo del Reino Unido detectó algo inusual: una estrella brillante donde antes no había nada. Sí, una supernova en la galaxia del Cigarro M82. A solo 12 millones de años luz, una vecina en términos astronómicos. Desde 1987 no se detectaba una tan cercana. Una supernova es una violenta explosión de una estrella, sea normal en su fase final o una enana blanca que ha sumado más materia.

4. Un planeta echando humito

Ceres es un planeta enano, el más cercano a la Tierra (otro es Plutón) pues se encuentra en el cinturón principal de asteroides, una región repleta de esos cuerpos entre Marte y Júpiter. Su diámetro es de 950 kilómetros y en 2015 recibirá por primera vez la visita de una nave, Dawn. Observaciones con el observatorio espacial Herschel permitieron detectar un rasgo no visto hasta hoy: expulsa vapor de agua, lo que podría deberse al calor que recibe del Sol en determinadas épocas. El reporte apareció en Nature.

5. Sí que hay niños muy intensos

Claro que el clima también enloquece los niños. Un estudio de un grupo internacional de científicos de ARC Centre of Excellence for Climate System Science (CoECSS), el US National Oceanic and Atmospheric Administration y la australiana CSIRO, reveló que los fenómenos severos de El Niño se presentan cada 20 años en promedio, pero dado el cambio climático lo harán ahora cada 10 años más o menos. Y esto no es una buena noticia. Para nada. El análisis se presentó en Nature Climate Change.

6. Solo quedarán las fotos y videos

En pocas décadas más de un cuarto de los peces cartilaginosos como rayas, tiburones y quimeras serán cosa del pasado según un estudio publicado en eLife. La investigación indica que de las 1.41 especies conocidas, unas 249 están en categoría de amenaza en la lista de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Los tiburones y las rayas tienen el menor número de especies consideradas seguras.

7. Detectan al perro que tuvo la culpa

Científicos reportaron en Science la secuenciación del más antiguo cáncer sobreviviente, un cáncer de transmisión genital que afecta los perros. Este cáncer, que provoca tumores genitales grotescos en perros de todo el mundo, surgió primero en un solo perro hace unos 11.000 años Sobrevivió tras la muerte del perro mediante la transferencia de las células cancerosas a otros perros durante el apareamiento. Ese genoma tiene unos 2 millones de mutaciones, muchas más de las halladas en cánceres humanos. La mayoría de los cuales tiene entre 1.000 y 5.000 mutaciones.

8. Bichos marcianos

Hace unos 4.000 millones de años en Marte corrió agua líquida tan fresca que perfectamente pudo contener vida, reveló un extenso análisis de los primeros 10 años de trabajo del robot Opportunity presentado en Science. Opportunity permitió documentar en la geoquímica de antiguas rocas que hubo allí depósitos de agua fresca, más pura que la detectada en otras zonas marcianas, más ácidas.

9. Fritando humanos

El año pasado fue el cuarto más caliente desde que se llevan registros hace 134 reveló la National Oceanographic and Atmospheric Administration de Estados Unidos al reportar el estado del clima mundial en 2013. Fue además el 37 año consecutivo desde 1976 con temperatura más caliente que el promedio histórico. La temperatura global, sumando superficie terrestre y océanos, estuvo 0,61° C por encima del promedio del siglo pasado de 13,9 grados.

10. Despertó la bella durmiente

Luego de 31 meses de andar dormida en el espacio, la sonsa Rosetta despertó y poco después envió una señal a Tierra indicando que todo andaba okey. La nave deberá cumplir una proeza este año: hacer descender un módulo (Phiale) en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko en noviembre. Tras desperezarse, comenzará a perseguir al cometa hasta tenerlo a tiro de escopeta en agosto. La misión es coordinada por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Así se detectó la supernova en la galaxia del Cigarro

A veces las noticias llegan tarde, pero igual causan conmoción. Una estrella murió en una poderosa explosión hace 11,4 millones de años, pero su luz apenas llegó a la Tierra a comienzos de semana.

Una supernova. Sí, una supernova en la galaxia del Cigarro M82, una de las más cercanas y brillantes desde la supernova de 1987 en la vecina galaxia de la Gran Nube de Magallanes a solo 183.000 años luz.

Es una supernova del tipo Ia, de esas que se utilizan para calibrar las distancias en el espacio lejano.

Fue descubierta el 21 hacia las 7 de la noche hora de Londres, cuando Steve Fossey, astrónomo del University College London miraba con sus estudiantes imágenes de un modesto telescopio de 35 centímetros. En la pantalla aparecieron fotografías de M82 y de inmediato Fossey notó algo inusual: una estrella en el borde del disco galáctico, que no cuadraba con lo que recordaba. Con sus alumnos verificó que no hubiera errores y en efecto no los había, era una estrella con brillo especial.

Envió mensajes a colegas en el Caltech en Estados Unidos. Yi Cao se apersonó y preparó el espectrógrafo del telescopio de 3,5 metros de Nuevo México, pues el espectro es básico para confirmar una supernova. Y en efecto lo confirmó.

La supernova podría brillar por dos semanas más y ahora puede ser vista con binoculares hacia la constelación de la Osa Mayor, que aparece en nuestros cielos pasadas las 11 de la noche (por el nordeste).

Una supernova Ia se forma cuando una enana blanca recibe tanto material estelar. Cuando la masa pasa un umbral crítico desencadena una explosión termonuclear. Ese material puede provenir no tanto de una estrella normal o grande, sino de la mezcla de dos enanas blancas, lo que parece más común.