Hay plantas ventajosas con dos olores

Manojo de flores masculinas

La especialización es alta en el mundo vegetal, para provecho propio: hay plantas cuyos manojos de flores son masculinos o son femeninos

Las especies Glochidion y Phyllanthus separan sus órganos sexuales en agrupaciones de flores, lo que incluso puede ser notado por una persona con buen olfato según Tomoko Okamoto, de un instituto de productos del bosque en Tsukuba, Japón. Esto tiene una razón y una ventaja.

Muchas flores de una especie huelen similar si no idéntico. Es que después de todo, necesitan atraer al mismo polinizador. Pero entre los árboles con doble olor, clarificar el sexo de la flor puede servir las necesidades inusuales del insecto revelaron los investigadores en Proceedings of the Royal Society B.

Por ejemplo, la hembra de la mariposa Epicephala pone sus huevos en flores femeninas y depende del desarrollo de las semillas para nutrir los gusanos. Okamoto, que estaba antes en la Universidad de Kyoto, y sus colegas, hallaron que de 38 hembras en un ensayo de laboratorio para determinar la flor que elegían, 30 escogieron el olor de las masculinas: al hacerlo coge polen, que cuando va a una flor femenina lo deposita aumentando las chances de que se desarrollen semillas para alimentar sus crías.

Al analizar las esencias de 11 especies de árboles, se halló que 7 polinizadas por esa mariposa emitían olores muy diferentes para flores masculinas y femeninas. Las otras especies, de la que los polinizadores no requerían semillas no tenían diferencias en los olores.

Las plantas aseguran la polinización, los insectos la descendencia adecuada.

Demuestran que las plantas piden ayuda cuando las atacan

En un sorprendente hallazgo científicos reportaron que cuando algunos insectos peste ponen sus huevos sobre una planta, se activa la producción de esencias que afecta diferentes miembros de esa comunidad vegetal quizás con el propósito de que se liberen de la peste antes de que sea dañina.

Nada menos que un grito de alerta.

Los resultados fueron publicados en el journal Plos One por investigadores del Laboratory of Entomology of Wageningen University and the Netherlands Institute of Ecology (NIOO-KNAW).

El equipo, encabezado por Nina Fatouros, examinó cómo avispas parásitas, enemigas naturales de una peste común del repollo, la mariposa blanca del repollo, y de mariposas hembra con huevos, respondían a la mostaza negra, pariente del repollo, que emitía esencias durante la fase inicial del ataque herbívoro, cuando los huevos son puestos.

Demostraron que la postura de huevos de la mariposa activaba cambios químicos y estructurales específicos en la planta que atrae distintas avispas atacando los huevos o las orugas y repeliendo las mariposas que ponían huevos.

Notaron sin embargo que la puesta de huevos por una peste menos común, la chapola del repollo, no activaba tales cambios.

Una respuesta específica de la planta a la puesta de huevos de la mariposa puede ayudar a defenderse por sí misma antes de que comience el daño real de los gusanos que eclosionen.

Foto cortesía N. Fatourus-Lab of Entemology

Falta de oxígeno obliga al gusano a mudar

La transformación de los gusanos en mariposas diurnas o nocturnas, uno de los misterios de la naturaleza, habría encontrado al fin una respuesta de acuerdo con científicos de Duke University.

Tras una detenida investigación determinaron que se trata de un problema de respiración.

A veces no resulta sencillo explicar que un gusano resguardado en cualquier planta se transforma luego en un insecto volador. Al parecer, el sistema respiratorio de gusanos tiene un tamaño determinado en cada etapa de su desarrollo, por lo que al crecer se limita la obtención de oxígeno.

Al sentir que escasea el vital elemento parece activar una señal del insecto, diciéndole que no puede crecer sin pasar a la siguiente etapa, lo que hace mudando de piel.

Los gusanos mudan cuatro a cinco veces antes de convertirse en adulto en una mariposa. Fred Nijhout, biólogo en Duke, sabía de otro estudio que los gusanos del tabaco o Manduca sexta, sólo comenzaban a mudar cuando alcanzaban un peso crítico, exactamente 4,8 veces más del peso tras su última mudanza. Pero no sabía cómo determinaban que habían alcanzado tal estado.

En su nuevo estudio, junto con su estudiante Viviane Callier, midieron el tamaño del sistema respiratorio del gusano y hallaron que el tubo traqueal es fijo en tamaño en cada estado de su vida larvaria: otras partes del cuerpo crecen, esta no. Como resultado, el insecto comienza a sofocarse y la única manera de continuar su maduración es cambiar su viejo tubo por uno nuevo más grande.

Es la primera vez, según los autores, que se precisa que un solo factor, en este caso la ausencia de oxígeno, regula el tamaño corporal de un animal durante estadios específicos de su desarrollo.

El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Resumen científico de la semana (15-21 marzo)

Lunes: una enana blanca diferente

Un grupo internacional liderado por la Universidad de Yale midió la masa de una clase de supernova que se piensa pertenece a una subclase única y confirmó que sobrepasa lo que se pensaba era un límite superior. Sus hallazgos aparecerán en el Astrophysical Journal.
Los cosmólogos usan las supernovas tipo Ia -esas violentas explosiones de núcleos muertos de estrellas llamadas enanas blancas- como una medida para establecer la distancia a sus galaxias y, de paso, para entender el pasado y futuro de la expansión del Universo y la naturaleza de la energía oscura.
Se ha creído que ese tipo de enanas no podían exceder lo que se conoce como límite de Chandrasekhar, la masa crítica de 1,4 veces la del Sol, antes de explotar como supernovas. Ese límite es una herramienta clave para medir las distancias a las supernovas.
Los científicos como Richard Scalzo midieron la masa de una enana blanca que resultó en una de esas raras supernovas, llamada SN 2007if, y confirmó que excedía el límite. Encontró que esa supernova inusualmente brillante no solo tenía una masa central sino una concha de material expulsado durante la explosion, así como una envoltura pre existente de material.
¿Están errados los calculos de la expansion del Universo? Interesante.
La foto es cortesía de ESO

Martes: porqué ellas son más pequeñas

En el mundo animal, individuos de un sexo más grandes que el otro, son un misterio para los evolucionistas. ¿A qué se deben esas diferencias siendo que son los mismos códigos genéticos los que dictan su desarrollo y crecimiento?
Científicos de la Universidad de Arizona han descubierto que la clave para descifrar el misterio radica en las primeras etapas del desarrollo durante las cuales los sexos comienzan a crecer aparte y las hembras pueden responder a la selección dos veces más rápido que los machos.
Los hallazgos aparecieron en Procedings of the Royal Society B.
Craig Stillwell y Goggy Davidowitz se centrarton en el studio de animales en su estado larval, lo que no se había hecho antes. Eligieron la gigante mariposa nocturna Manduca sexta, como organismo modelo. Siguieron más de 1.200 gusanos desde que eclosionaron hasta que se convirtieron en pupas. Los midieron y pesaron varias veces. No había diferencias entre hembras y machos.
Sucede en la etapa final de larva, dijo Still. Hay un punto en la vida del gusano cuando el reloj interno y las señales medioambientales le dicen al animal que es tiempo de convertirse en adulto. Cambios hormonales hacen que dejen de alimentarse y busquen un sitio para convertirse en pupa, de la que saldrá la mariposa semanas más tarde.
Los científicos hallaron que los gusanos hembras inician ese cambio fundamental un poco más tarde que los machos. Cuando las hembras se convierten en pupas, son más grandes, haciendo que sean mariposas más grandes al emerger, creyéndose que ese mayor tamaño les confiere la posibilidad de producir más descendientes, toda una ventaja evolutiva.
Las hembras son capaces de responder a las presiones selectivas cambiando a un cuerpo más grande, con mayor rapidez que los machos.
Foto cortesía.

Miércoles: ahí está la nave rusa

Usando fotos tomadas por el Lunar Reconnaissance Orbiter, Phil Stooke, profesor de la Universidad Western Ontario, resolvió un viejo misterio.
Esa nave de la Nasa produce un mapa de la Luna viajando a 50 kilómetros de altura sobre su superficie.
Al analizar fotos, Stooke encontró el sito exacto donde alunizó una sonda rusa con el explorador Lunokhod 2 hace 37 años, y halló las huellas que dejó el vehículo a lo largo de 35 kilómetros que recorrió, el más largo desplazamiento de un explorador robótico sobre un cuerpo celeste.
Sabiendo la historia de la misión, es posible trazar las actividades del robot con finos detalles, dijo Stooke.
Foto cortesía Nasa.

Jueves: el optimismo dispara el sistema inmune

Sentirse bien sobre el futuro le podría servir para sentirse bien de verdad. En un estudio, los científicos Suzanne Segerstrom, de la Universidad de Kentucky y Sandra Sephton, de la de Louisville estudiaron cómo las expectativas de estudiantes sobre su futuro afectaban la respuesta immune. Conclusión: el optimismo puede ser benéfico para su salud, algo que concuerda con otras investigaciones que han demostrado que las personas optimistas sobre su salud se desempeñan mejor: aquellos que piensan mejor sobre una intervención quirúrgica, se recuperan con mayor facilidad.
El estudio fue publicado en Psychological Science y en él participaron 124 estudiantes seguidos cinco veces durante seis meses. En cada ocasión respondían preguntas sobre cómo se sentían de optimistas en la escuela de leyes donde estudiaban y les inyectaban una sustancia que debía provocar una reacción inmune, que era medida a los dos días.
Una ampolla más grande en la piel indicaba una mayor respuesta immune. Cuando estaban más optimistas, fue mayor.
Sonríale a la vida.

Viernes: el regreso de los hobbits

En 2003 fue reportado el hallazgo de restos de unos seres enanos que vivieron en la isla de Flores en Indonesia, suscitando la admiración del mundo científico así como una controversia que aún se mantiene sobre si son una nueva especie de homo o sólo un caso de enanismo.
Se cree que vivieron desde hace unos 800.000 hasta hace apenas 17.000 años.
Nuevos hallazgos de piedras elaboradas usadas como herramientas en la isla sugieren que los ancestros de los hobbits vivieron al menos 120.000 años antes de lo creído.
“Cualquiera que hubiera estado en la isla hace un millón de años, era probablemente un ancestro del Homo floresiensis, dijo William Jungers, antropólog de Stone Brook University en Nueva York.
Se dice que su cuerpo pequeño, 1 metro, quizás fue una respuesta a la escasez de recursos en la isla. Las herramientas sencllas demuestran las habilidades de estos ancestros, que pudieron haber llegado a Flores superando los profundos canales marítimos en el complejo de islas de Indonesia.
Los huevos hallazgos fueron presentados en Nature y en informes de la Universidad neoyorquina.
Podría caber la posibilidad de que estos primeros ancestros del hobbit fueran responsables de la desaparición del elefante pigmeo Stegodon sondaari y de las tortugas gigantes Geochelone spp, que se extinguieron por aquella época.