Ir de compras alargaría la vida

Ir de compras con regularidad puede que le deje vacíos los bolsillos, pero le regale algo: una vida más prolongada.

Bueno, esto en el caso de los hombres adultos, de acuerdo con un estudio con población taiwanesa, se reportó en el Journal of Epidemiology and Community health.

¿Cómo es el asunto? Durante la encuesta de nutrición y salud de 1999-2000, 1850 de 65 o más años respondieron si iban de compras, en un rango de nunca a todos los días.

Tras validad factores como la capacidad física e intelectual, la edad, género, educación, estilo de vida y situación financiera entre otros, se analizó cómo vivieron los participantes de 1999 a 2008.

Cerca de la mitad, 48 por ciento, nunca o casi nunca compraban durante la semana y cerca de uno de cada cuatro dos o cuatro veces por semana. Un 17 por ciento lo hacía cada día y el resto una vez por semana.

Casi dos tercios de quienes respondieron tenían menos de 75 años y casi la mitad eran hombres (54 por ciento). La mayoría tenía un estilo de vida sano y tres de cuatro estaban bien en lo económico.

Aquellos que iban de compras más de una vez a la semana tendían a ser los más jóvenes del espectro y hombres. También tendían a ser fumadores y bebedores, tener mejor salud física y mental, ejercitarse regularmente y tenía compañía para la cena.

Los investigadores encontraron que quienes compraban a diario eran un 25 por ciento menos probable que murieran, un 28 por ciento si eran hombres.

Para los autores, ir de compras puede significar alimentarse mejor y tener una dieta más sana. Ahora, comprar con frecuencia en los adultos mayores no sólo se refiere a comprar físicamente sino a buscar compañía o ejercitarse, lo que es más fácil de hacer que el ejercicio formal que requiere motivación.

Por todo eso, parece que viven más.

Las ricas los prefieren mayores

Las ricas los prefieren… viejos. Podría ser el título de una película pero parece ser parte de la verdad para muchas mujeres.

Psicólogos en Escocia hallaron que cuando una mujer se vuelve independiente financieramente hablando, desean una pareja mayor y atractiva.

Algunos estudios han encontrado que las mujeres le conceden gran importancia a si un hombre puede mantenerlas, mientras que ellos se fijan en la belleza. La nueva investigación revela que cuando una mujer devenga más y se hace más independiente, sus preferencias cambian.

Los hallazgos sugieren que una mayor independencia financiera les da a las mujeres una mayor confianza en la elección de pareja. Las preferencias instintivas por una estabilidad material y la seguridad se hacen menos importantes, la apariencia física se torna más importante y la edad de la pareja aumenta también.

“Habíamos asumido que cuando las mujeres ganaban más dinero, sus preferencias de una pareja serían como las de los hombres, con una tendencia a preferir los más jóvenes y más atractivos antes que aquellos que podrían proveer cuidado y bienes para los hijos”, dijo Fhionna Moore, quien dirigió el estudio.

“Sin embargo”, agregó,”la edad preferida no cambió como esperábamos, pues las mujeres más independientes financieramente preferían hombres mayores. Esto indicaría que una mayor independencia financiera les proporciona mayor confianza en la elección de pareja y las atrae a hombres más poderosos y mayores”.

La conducta de hombres y mujeres se torna más similar cuando ellas devengan más, pero sólo en términos de la importancia de la atracción física. “Pero las similitudes paran allí: mayores ingresos hacen que las mujeres prefieran hombres mayores, mientras que ellos prefieren mujeres más jóvenes”.

El estereotipo popular de mujeres poderosas adoptando patrones de comportamiento de machos es cuestionado por los resultados del estudio publicado en el journal Evolutionary Psychology.