La piel tiene ojos

Aunque resulte difícil de creer, la piel humana puede ver y prepararse para los efectos de la radiación ultravioleta de acuerdo con un estudio de científicos de Brown University.

Broncearse, para cualquier persona, es solo una disposición a recibir los rayos del Sol. Una persona bronceada de esta manera, natural, pasa horas bajo el Sol y termina como una estrella de cine.

Para los científicos es diferente y la reacción de la piel a la luz ultravioleta había sido un misterio. Ahora un nuevo estudio demuestra que la piel detecta la radiación UVA mediante un receptor sensible a la luz que solo se había detectado en el ojo y esto inicia la producción de melanina en un par de horas. Hasta hoy, se sabía que esa producción ocurría días después de que la radiación de UVB había comenzado a dañar el ADN.

“Tan pronto como usted se coloca al sol, su piel sabe que está expuesta a la radiación UV”, dijo Elena Oancea, autora y profesora del Brown. “Es un proceso rápido, más rápido de lo que se sabía”.

Los científicos creen que la melanina protege el ADN en las células de la piel contra el daño de los rayos UVB absorbiendo la radiación incidente. Esta protección no es completa, por lo que la gente debe ayudarse con bloqueadores solares. Pero el nuevo estudio en Current Biology muestra que el cuerpo monta su defensa mucho más rápido, antes de que aparezca en forma de bronceado.

En el estudio se encontró que la piel contiene la rodopsina, un receptor fotosensitivo usado por el ojo para detectar la luz y se rastrearon los pasos que hacen que la rodopsina libera señales del ión de calcio que instiga la producción de melanina.

Los autores determinaron además que la luz de onda larga UVA, antes que la de onda corta UVB, es la que estimula la rodopsina en los melanocitos, célula que se encarga de producir la melanina.

Un responsable de que aparezcan las canas

A unos, el cabello se les llena de nieve a los 60, a otros hacia los 50, pero a los 40 muchos tienen canas. Incluso, algunos las adquieren prematuramente.

Un estudio de investigadores del NYU Langone medical Center demostró por primera vez, según los autores, que una señal -conocida hasta ahora por controlar varios procesos biológicos- entre los folículos pilosos y las células madre melanocitos puede dictar el pigmento del cabello. El estudio fue publicado en el journal Cell.

“Hemos sabido por años que las células madre del folículo piloso y las células melanocitos productoras de pigmento colaboraban para producir el color del pelo, pero no sabíamos cómo”, explicó Mayumi Ito, uno de los investigadores.

Descubrieron que una señal denominada Wnt es esencial para la acción coordinada de esas dos líneas de células madre y críticas para la pigmentación del cabello: el estudio sugiere que la manipulación de Wnt puede ser una estrategia para obtener un color como el de las canas.

La investigación también ilustra un modelo para la regeneración de tejidos.

“El cuerpo humano tiene varias clases de células madre con el potencial de regenerar otros órganos”, dijo Ito. “Los métodos detrás de la comunicación entre las células madre del cabello y el color durante el remplazo del cabello nos pueden brindar pistas importantes para regenerar órganos complejos con distintos tipos de células”.

El estudio abre la posibilidad de que la señal Wnt es un sendero clave en la regulación de las células madre melanocitos y muestra cómo la conducta de estos está asociada con la regeneración del cabello. Esto ayuda a entender enfermedades en las que los melanocitos se pierden para dar paso a las canas o crecen desenfrenadamente en los casos de melanomas.