Las 10 noticias científicas de la semana (12-17)

1. Tomate uno grande

El típico tomate rojo actual es cien veces más grande que su ancestro salvaje, que originalmente surgió en Los Andes de Suramérica revela un estudio aparecido en Nature Genetics. Para esa concusión se secuenciaron 360 variedades de tomate con lo que se pudo rastrear el, origen de la apetitosa fruta. El estudio mostró que la masa del tomate, por la cual es seleccionado, surgió en dos procesos, del pequeño tomate salvaje al tomate cherry y luego a la gran fruta actual. Cerca del 14% de su genoma ha sido seleccionado en durante esas dos fases. Entre las últimas modificaciones figura la integración de genes para la resistencia a enfermedades.

2. Una de las primeras galaxias

En los orígenes de todo. Gracias al telescopio espacial Hubble y el poder de aumento brindado por el cúmulo de galaxias Abell 2744, astrónomos lograron medir la distancia a un objeto que se formó al comienzo del universo. Sí, una galaxia a más de 13.000 millones de años. Es una de las galaxias más lejanas, tenues y pequeñas jamás observadas, lo que muestra la capacidad de detección lograda. El estudio apareció en The Astrophysical Journal.

3. La gran inundación

Científicos del Instituto Nies Bohr calcularon qué podría suceder en el peor escenario de cambio climático en cuanto a la elevación del nivel del mar. Encontraron según sus cálculos que subiría 1,8 metros, pero esa es apenas el 5% de las probabilidades. El más probable aumento sería 80 centímetros. Y un aumento de 2 metros parece improbable. La investigación apareció en Enviromental Research Letters. En cualquier escenario muchas ciudades e infraestructura en zonas costeras resultarían afectadas.

4. Las grandes avenidas matan el corazón

Vivir cerca de grandes vías puede aumentar en las mujeres el riesgo de muerte cardíaca súbita. Residir a menos de 50 metros de esas grandes vías aumenta el riesgo 38%, comparado con quienes vive a 500 metros. Cada 100 metros de cercanía el riesgo aumenta 6%. Para los autores del estudio publicado en Circulation es claro que los riesgos medioambientales están subestimados.

5. Era un canguro perezoso

Hace 30.000 años en Australia hubo un canguro particular, de la familia sthenurine, que tenía una diferencia marcada con los actuales: no saltaba, caminaba. Así era este animal con cara de conejo según un estudio publicado en Plos One. No saltaban porque su anatomía no les daba debido a su peso de unas 550 libras. Los canguros de hoy se mueven a toda velocidad y necesitan sus cinco extremidades para frenar: patas y cola.

6. Otro océano escondido

Análisis de imágenes de la nave Cassini que orbita Saturno y su sistema lunar, reveló que la pequeña luna Mimas tiene un núcleo con forma de balón de fútbol americano o posee en su interior un océano de agua líquida. Algo no funciona en Mimas, dijeron los investigadores, por lo que optan por una de aquellas dos posibilidades para que la información cuadre. El estudio apareció en Science.

7. Bebidas que enferman

Las bebidas gaseosas azucaradas, más allá de su contribución a la obesidad, promueven la aparición de enfermedades sugiere un estudio de la Universidad de California en San Francisco. Los telómeros de las células blancas eran más cortos en quienes consumían las bebidas, según el artículo en American Journal of Public Health. El acortamiento de los telómeros (envolturas al final de los cromosomas) está relacionado con el envejecimiento y la aparición de enfermedades.

8. Hielo contra el calor

¿Se derretiría el hielo cerca del Sol? No. Aunque ya se conocía que en los cráteres del polo norte de Mercurio había hielo, la nave Messenger lo fotografió junto con otros volátiles congelados. Esos cráteres permanecen en la sombra. Mercurio es el planeta más cercano a Sol. Los depósitos habían sido revelados por imágenes de radar tomadas desde la Tierra. El hielo en ciertas zonas está cubierto por una capa de compuestos ricos en orgánicos. El artículo fue publicado en Geology.

9. Aprender a punta de mielina

Para aprender cómo mover una rueda con espacios estructura más amplia, los ratones deben producir nueva mielina, esa capa grasosa que aísla los axones de las neuronas según un estudio en Science. La mielina es producida por las células gliales no neuronales, los oligodendrocitos, sugiriendo que las neuronas no son las únicas células importantes cuando se trata de aprender. Un cambio en el paradigma de cómo creemos que cambia el cerebro para adquirir información.

10. Una verdad gaseosa

El crecimiento en el gas natural debido a las nuevas técnicas de extracción (fracking) y por ende a un mayor uso no tendrá efectos positivos en la reducción del cambio climático. Es sugiere un nuevo estudio publicado en Nature. El uso del gas no reducirá los gases de efecto invernadero responsables del calentamiento global, pese a que estudios anteriores sugerían que ayudaría. Las emisiones de metano por el gas superarían las de dióxido de carbono del carbón.

Mis 10 noticias científicas de la semana (16-22)

1. Y así comenzó todo

Científicos detectaron rastros de las ondas gravitacionales surgidas cuando fracciones de segundo después del Big Bang se produjo la gran expansión cósmica que infló el universo trillones de veces. Esas ondas, predichas por la teoría general de la Relatividad de Einstein no habían sido observadas hasta ahora. Su existencia confirman el modelo de la inflación cósmica y por ende del Big Bang o gran explosión. El artículo apareció publicado en Nature y muestra por primera vez que la gravedad debe seguir las mismas reglas de la mecánica cuántica que las otras fuerzas como el electromagnetismo. En el dibujo ondas gravitacionales.

2. Hubo una vez un dinosaurio pollo

Anzu wyliei es la nueva especie de dinosaurio anunciada durante la semana. Vivió en Norteamérica hace unos 66 millones de años y sus descubridores lo llamaron el pollo del infierno: se cree que poseía plumas en cola y brazos. El animal medía unos 3 metros de alto y más de 3 de largo y quizás compartió hábitat con el Tyrannosaurus rex y el triceratops. Se cree que pudo pesar media tonelada o un poco más. La publicación se hizo en Plos One.

3. Los mecánicos del corazón

Científicos desarrollaron un tejido que imita muy bien el músculo del corazón que late, no solo en laboratorio sino cuando se implantó en un modelo animal, un avance que permitiría reparar el vital órgano tras un daño por ataque cardíaco. Los resultados fueron presentados en la reunión anual de la Sociedad Americana de Química. Reparar un corazón dañado permitiría que millones de personas pudieran vivir más.

4. Se demoró, pero resucitó

Científicos lograron en laboratorio revivir un musgo de la isla Signy en la Antártida que estuvo bajo el hielo unos 1.500 años, demostrándose que no solo organismos unicelulares pueden volver a vivir luego de permanecer bajo el hielo. El artículo apareció en Current Biology. Para retornarlo a la vida utilizaron una incubadora a temperatura de crecimiento. Al poco tiempo aparecieron retoños.

5. Polvo eres

El telescopio espacial Herschel completó el inventario de polvo en 323 galaxias situadas a entre 30 y 50 millones de años luz de la Tierra. El catálogo contiene galaxias con distinta actividad de formación estelar composición química. Se clasificaron las galaxias según la riqueza de polvo. Las que tienen más son por lo general espirales o irregulares, mientras las que menos poseen son elípticas. Los colores rojo y azul representan regiones de polvo más o menos calientes. El estudio apareció en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

6. Me huele a…

Aunque se había sostenido de largo tiempo sin sustentación científica real que podíamos percibir hasta 10.000 olores, un estudio publicado esta semana en Science dice que distinguimos más de 1 billón de olores. Pese a que son muchísimos más que los tonos que escuchamos y que los colores que vemos, el sentido del olfato no es el más importante para los humanos, algo que debió perderse quizás cuando nuestros ancestros comenzaron a caminar erguidos.

7. Mitad animal mitad planta

Un análisis del genoma de las anémonas reveló que exhiben una complejidad de elementos regulatorios similares a los de las moscas de las frutas y otros animales, lo que sugiere que ese principio data de hace al menos 600 millones de años, hacia un común ancestro de los humanos, las moscas y las anémonas. Se encontró además que son más similares a plantas que a insectos y vertebrados en cuando a la regulación de la expresión de sus genes. Los sorprendentes hallazgos fueron presentados en Genome Research.

8. Grasa que no has de comer…

Un nuevo estudio reveló que comer comida frita más de 4 veces a la semana tiene un efecto dos veces mayor en el Índice de Masa Corporal en las personas con mayor riesgo genético de obesidad. El estudio apareció en el British Medical Journal. De hace tiempo se sabe que el consumo de alimentos fritos y las variantes genéticas estaban relacionadas, pero la interacción de estos factores en relación con el IMC no se había estudiado.

9. Se encogió

Mercurio se ha contraído mucho más de lo previsto revelaron datos suministrados por la sonda Messenger que lo estudio. El planeta más cercano al Sol se ha contraído radialmente 7 kilómetros y su radio actual es de 2.440 kilómetros. Se creía según datos antiguos que esa contracción era de 2 a 3 kilómetros. Mercurio, a diferencia de la Tierra que posee distintas placas tectónicas, tiene una sola y rígida capa rocosa. El estudio apareció en Nature Geoscience.

10. Mamá, usted no comió bien

Los descendientes de ratonas preñadas alimentadas con una dieta baja en vitamina A desarrollaron nodos linfáticos menores y tuvieron problemas en el sistema inmunitario de adultos que descendientes de contrapartes bien alimentadas, reveló un estudio publicado en Nature. Se establece así un vínculo entre la dieta materna y el buen funcionamiento de aquel sistema.

El planeta Mercurio se está encogiendo

Sí, Mercurio, el planeta más cercano al Sol se está encogiendo mucho más de lo que los científicos habían observado.

Se ha encogido unos 11 kilómetros desde que el Sistema Solar se formó hace unos 4.500 millones de años. El planeta se fue enfriando y se contrajo, haciéndose áspero con largas crestas montañosas curvadas similares a las arrugas de una manzana vieja.

Un nuevo censo de esas cadenas montañosas permitió detectar más y más escarpadas que antes. Esto sugiere que se ha encogido más de los 2 a 3 kilómetros que se había estimado, según Paul Byrne, científico planetario de Carnegie Institution for Science en Washington DC, quien presentó los resultados del análisis esta semana.

Este hallazgo ayuda a explicar cómo se enfrió el gran núcleo metálico del planeta y reconciliara teóricos que predecían ese mayor encogimiento y observadores que no lo habían detectado.

Desde los tres pasos del Mariner 10 sobre Mercurio en 1974-75 los científicos habían medido la altura y longitud de los escarpes para calcular cuánto había sido el encogimiento.

Este encogimiento es un producto de la peculiar composición del planeta “como un núcleo flotando en el espacio cubierto con una delgada capa”, según Byrne. La mayor parte del planeta está hecho de ese gran núcleo, que se debió enfriar rápido con el calor moviéndose hacia la superficie.

Los estudios de modelación dicen que Mercurio se ha encogido de 10 a 20 kilómetros en su vida, comparado con los 2 a 3 según los datos del Mariner.

Las últimas imágenes de la sonda Messenger con medidas de la topografía, han permitido datos más exactos. Así, se concluye por ahora que ese encogimiento debe ser de unos 11,4 kilómetros.

En la foto imagen del planeta tomada por Messenger, cortesía Nasa.

¡Agua en el planeta más caliente!

La sonda Messenger de la Nasa, que explora Mercurio, el planeta más próximo al Sol, ha encontrado cosas sorprendentes.

A nadie se le ocurriría pensar en que en ese pequeño planeta, de tan solo 4.879 kilómetros de diámetro, en el que la temperatura en el ecuador alcana los 400 grados centígrados en el día (como para fundir plomo), pueda haber agua. Claro que en la noche llega hasta -150ºC.

Pero algunos sitios en ese planeta son más estables. Dentro de los cráteres polares existen regiones que nunca ven la luz del día, ensombrecidos por los bordes del cráter.

Nuevos datos de la Nasa corroboran un a hipótesis que se venía tejiendo en medios astronómicos: que en esos cráteres, empaquetado, hay agua en forma de hielo.

Mediante enormes radiotelescopios en Tierra desde hace 2 décadas se sospechaba de la presencia de agua en ese hostil ambiente. Los datos de Messenger, que en 2011 se insertó en la órbita de Mercurio y desde entonces ha mapeado el planeta, refuerzan esa idea.

Nancy Chabot, del John Hopkins University Applied Physicis Laboratory indicó que hay una fuerte correlación entre los rasgos brillantes del radar y los puntos con sombra en los cráteres.

El posible hielo es más constante en los cráteres del norte, una gran zona de impactos a 10 grados del polo norte.”En esta región, casi cada cráter mayor de 10 kilómetros muestra en el radar un depósito brillante, lo que es intrigante”.

El altímetro de Messenger, que ha disparado más de 10 millones de pulsos de laser sobre Mercurio para hacer mapas detallados de la topografía, parece confirmar que algunas capas de material aislante que parece hielo contornean los cráteres.

Agua en Mercurio. Quién lo creyera.

Foto cortesía Nasa en la que se aprecian esas zonas

12 misiones espaciales de 2012

La carrera por el espacio toca ahora las puertas de la empresa privada.

Así se desprende de un informe que trae Space.com sobre los viajes espaciales de 2012, 12 misiones para tener en cuenta:

1. 12 astronautas viajarán a la Estación Espacial en distintas fechas, manteniendo la presencia humana permanente en el espacio.

2. La nave Cassini, en el sistema de Saturno, continuará sobrevolando varias lunas, mientras Messenger continuará analizando Mercurio.

3. La Estación Espacial, del tamaño de un campo de fútbol, recibirá otro módulo, ruso, en 2012.

4. El avión espía no tripulado X-37B, podría aterrizar en cualquier momento, tras meses en el aire.

5. Drean Chaser, una nave privada construida en Sierra Nevada Corp, tendrá una prueba a gran altura.

6. Curiosity llegará a Marte en agosto para explorar el planeta rojo y ver si tuvo o tiene vida.

7. La sonda Dawn dejará Vesta y se irá para Ceres, el asteroide más grande, al que llegará en 2015.

8. LightSail-1, el velero espacial de la Sociedad Planetaria, tendrá otro intento para llegar al espacio.

9. Las sondas mellizas Grail comenzarán a explorar la Luna a 50 kilómetros de altura.

10. China debe poner en órbita su estación espacial habitada por astronautas.

11. Virgin Galactic enviará pasajeros-turistas a alturas suborbitales, pro 200.000 dólares cabeza.

12. La cápsula de Dragon de la compañía Hawthorne viajará hasta la Estación Espacial Internacional. Y la nave Cygnus, de orbital Sciences también hará su debut, en mayo.

Foto cortesía, el avión de Virgin Galactic.

2011: Odisea en Mercurio

Este jueves la sonda Messenger se insertará en la órbita del cercano y pequeño Mercurio, un planeta que nunca había contado con un visitante terrestre tan cercano. Messenger lo estudiara durante un año.

Mercurio es un misterio entre los planetas rocosos. Es el más pequeño de los planetas del Sistema Solar, con una de las superficies más antiguas y una variación extrema de temperatura, pese a su cercanía al Sol. Es también uno de los menos explorados, pues naves sólo ha habido de paso, como la Mariner 10.

Entender Mercurio es vital para quienes estudian cómo se formó y evolucionó el Sistema Solar.

“Esperamos encontrar la composición mineral de la superficie con la identificación de las bandas espectrales y la modelación de los resultados”, expresó Ann Sprague, investigadora de la Universidad de Arizona.

Uno de los misterios que se espera resolver es el campo magnético del planeta. Con apenas un diámetro algo más grande que el de la Luna (cerca de 4.800 kilómetros) debería tener un núcleo sólido. Sin embargo, la presencia de un campo magnético sugiere que el interior permanece parcialmente derretido.

Al carecer de atmósfera, Mercurio está rodeado por una exosfera: una región delgada e invisible que contiene átomos e iones, que es generada por los vientos solares cargados de partículas que llueven sobre la superficie.

Messenger llegó a Mercurio hace dos años, pero lo sobrevoló varias veces en las maniobras de disminución de velocidad para la inserción. La nave ha viajado 7.879 millones de kilómetros desde su lanzamiento en agosto de 2004.

Mercurio: la aventura comienza.

Foto cortesía Nasa.

Pequeño y sorprendente Mercurio

Cortesía Nasa

Se deja ver poco a poco. Sí, un nuevo sobrevuelo de la sonda Messenger sobre Mercurio permitió apreciar otro 6 por ciento de su superficie, no vito antes.
Hoy se ha fotografiado el 98 por ciento de Mercurio. El otro dos será develado cuando la sonda finalmente se inserte en 2011 en órbita alrededor del planeta rocoso más cercano al Sol. El vuelo del 29 de septie4mbre fue para tomar impulso hacia su objetivo final.
“Aunque el área observada por primera vez por la sonda fue de menos de 560 kilómetros a través del ecuador, las nuevas imágenes nos recuerdan que Mercurio está lleno de sorpresas”, dijo Sean Salomon, principal investigador de la misión y director del Departamento de Magnetismo Terrestre en la Institución Carnegie en Washington.
Dentro de los rasgos revelados se encuentran un área brillante rodeando una depresión irregular, que se sospecha es de origen volcánico. Otras imágenes mostraron un impacto de doble anillo de unos 290 kilómetros. La cuenca es similar a otra vista durante el primer sobrevuelo en enero de 2008 y que fue denominada Raditladi.
Esa región con doble anillo está muy bien preservada, indicó Brett Denevi, del equipo de imágenes de la misión. Se cree que como la otra, tiene una edad de unos 1.000 millones de años. Es joven, pues la mayoría tiene cuatro veces esa edad.
La sonda también entregó datos sobre la delgada atmósfera o exosfera.

Pequeño y desconocido

Pequeño y desconocido Mercurio. La sonda Messenger, que se instalará alrededor de Mercurio, el planeta más cercano al Sol, lo sobrevoló y encontró que no es un cuerpo muerto. Para Nada.
La Nasa reveló que la atmósfera, la interacción del campo magnético con el viento solar y su pasado geológico exhiben grandes niveles de actividad, más de lo que se sospechaba.
El tránsito de Messenger hizo posible descubrir un gran impacto sobre la superficie, de más de 600 kilómetros, casi la distancia entre Medellín y Cartagena.
La sonda sobrevoló por segunda vez Mercurio en octubre pasado, pero sólo ahora se reveló el análisis de las 1.200 fotografías que captó. Foto cortesía de la Nasa.

Mercurio ya no es ese extraño

Mercurio: El segundo sobrevuelo este año de la sonda Messenger sobre el planeta Mercurio, en el cual se insertará en 2011, permitió ver detalles desconocidos de uno de los planetas menos visitados del Sistema Solar.
Sean Salomón, director del Departamento de Magnetismo Terrestre en Carnegie Institution y principal investigador, reveló que las cámaras registraron un área mayor que la superficie terrestre de Suramérica.
Al juntar las imágenes de los sobrevuelos con los de la sonda Mariner 10 hace más de tres décadas, se tiene un mapa del 95 por ciento de la superficie del más pequeño de los planetas rocosos.
La foto es cortesía de la Nasa.

Mercurio se deja ver

¿Sabe de qué está hecho Mercurio? El planeta más cercano al Sol, uno de los planetas rocosos, apenas comienza a ser estudiado.
Hace 33 años lo visitó de paso la sonda Mariner 10, que transmitió datos del campo magnético, que se convirtió en todo un misterio para los astrónomos.
En enero pasado la sonda Messenger dio una vuelta por el planeta, en su recorrido para insertarse en su órbita el año entrante. ¿Y saben qué encontró? Que el planeta está formado de silicio (material usado en la fabricación de vidrio), sodio y azufre, entre otros elementos.
Se detectó además que la superficie, llena de planicies, ha sido moldeada por actividad volcánica, reveló un estudio publicado el viernes pasado en Science.
En la foto de la Nasa se observan rasgos de la superficie tomadas por la sonda.