La estrella que cambió de sexo

Cortesía John Pinfield

Nacieron como no era, con lo que no era. Los transexuales no solo son comunes sino que ya no tienen que esconderse como antaño.

Bueno, astrónomos parecen haber descubierto ese fenómeno en los cielos: una estrella transexual. Pasó mucho de su juventud como una estrella, pero ahora… ahora es un planeta. Cambió de identidad. Eso dice un artículo publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Hoy la temperatura del objeto es de 100 a 150 grados centígrados, pero muestra señas de que sucedió un gran cambio de temperatura. En el pasado durante millones de años pudo haber sido tan caliente como una estrella.

El objeto es denominado Wise J0304-2705 y es miembro de la recientemente establecida clase de clasificación estelar Enanas Y, la temperatura estelar más fría, adicionada a la secuencia histórica OBAFGKMLT.

Aunque su temperatura no está lejana de la de nuestro mundo, no es un cuerpo rocoso sino una gigante bola de gas como Júpiter.

Hasta la fecha solos e han hallado otras 20 Enanas Y y esta es peculiar debido a rasgos de su espectro. “Las medidas sugieren que puede tener la composición y/o la edad de uno de los miembros más viejos de la galaxia”, dijo David Pinfield, de University of Hertfordshire, del equipo descubridor.

Esto significa que la evolución de su temperatura pudo haber sido extrema comenzando a miles de grados aunque hoy difícilmente herviría una copa de té, explicó el científico.

La razón de su enfriamiento evolutivo se debe a que es subestelar: su interior nunca fue lo suficientemente caliente para la fusión de hidrógeno. Sin una fuente de energía para mantener una temperatura estable, el enfriamiento y desvanecimiento eran inevitables.

Durante los primeros 20 millones de años de su evolución, este objeto debió tener una temperatura de 2.800 grados, tal como Próxima Centauri, otra enana, la estrella más cercana al Sol. Luego de 100 millones de años se habría enfriado a 1.500 grados, con nubes de silicato condensadas en su atmósfera. A sus 1.000 millones de años de edad habría tenido 1.000 grados, lo suficiente para que el gas metano y el vapor de agua dominaran su apariencia. Desde entonces se ha continuado enfriando hasta su actual temperatura.

WISE J0304-2705 es tan masivo como 20 a 30 Júpiter combinados, entre las estrellas menos masivas y los planetas típicos. Pero en términos de su temperatura puede haber hecho la transformación de condiciones tipo estrella a tipo planeta.

Mis 10 noticias científicas de la semana (6-12)

1. Un pájaro muy exitoso

Durante los 22 millones de años de existencia, los colibríes se han estado reinventando todo el tiempo reveló un estudio que por primera vez analizó de manera amplia esta familia, un análisis basado en 284 de las 338 especies conocidas. Parte del éxito se debe a la formación de 9 grupos o clados, su relación única con las plantas y la continua conquista de nuevas áreas. El estudio apareció en Current Biology. Aunque dependen del néctar de las flores para copar las grandes necesidades energéticas de su metabolismo, los cambios coordinados en las flores y la forma del pico ha derivado en la aparición de nuevas especies de colibríes y plantas.

2. Ni tan oscura

Al analizar las fuentes de rayos gamma en el centro de la galaxia astrofísicos notaron que no responden por toda la cantidad de energía que se detecta, lo que indica que el exceso debería deberse a la materia oscura que se encuentra en esa región. La materia oscura compone la mayor parte de la materia del universo y es fundamental para la cohesión de estructuras como las galaxias. El estudio se basó en datos del telescopio espacial de rayos gamma Fermi, de la Nasa.

3. El asunto sí es grave

Un nuevo informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático afirma que el cambio climático sí está afectando comunidades, la agricultura y los ecosistemas y los impactos deben crecer a futuro. El reporte revela que los gobiernos del mundo están gastando poco en prepararse para las consecuencias de este fenómeno acelerado por el hombre como se evidenció en otro informe en octubre pasado.

4. La Luna sí es viejita

Mientras Marte se formó en solo 2 a 5 millones tras el comienzo del Sistema Solar, la Luna lo hizo unos 100 millones de años después del inicio según un estudio publicado en Nature y que se basó en análisis del interior de la Tierra combinado con simulaciones de computador. La Luna surgió luego de un poderoso impacto de un cuerpo enorme contra la Tierra.

5. Un mar confinado

Gracias a los datos aportados por la sonda Cassini que trabaja en el sistema de Saturno hace 10 años y mediante un método que utiliza la gravedad, científicos determinaron que en el polo sur de la pequeña luna Encelado (de tan solo 500 kilómetros de diámetro) por donde fluyen géiseres vistos por la nave en 2005, habría un océano de agua salada. Estaría unos 30 a 40 kilómetros bajo la superficie y tendría una profundidad de 10 kilómetros. El estudio fue presentado en Science.

6. Comer para envejecer

Un estudio con monos macacos (Macaca mulatta) mostró que aquellos a los que se les permitió comer lo que querían tenían dos veces más probabilidad de morir en cualquier momento que aquellos a los que se les redujo la dieta en un 30%. El estudio, de la Universidad de Wisconsin, se suma a otros que han sugerido que la restricción calórica podría retrasar el envejecimiento. El estudio apareció en Nature Communications. En 2012 otro estudio de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos había puesto en duda las ventajas de la restricción en las calorías.

7. Cogiendo músculo

Investigadores de la Universidad de Duke en Estados Unidos, lograron crecer tejido muscular, que se ve y funciona como músculo real, incluso con una habilidad sorprendente: la de autorrepararse, por lo que podría ser empleado en un futuro en la medicina regenerativa. Hasta ahora solo se han hecho ensayos con ratones. Los resultados de la investigación aparecieron en Proceedingsof the National Academy of Sciences. Los científicos utilizaron fibras musculares contráctiles desarrolladas y una especie de piscina de células madre inmaduras, las llamadas células satélite, que tienen la particularidad de poder convertirse en tejido muscular.

8. No hay enemigo pequeño

Los fósiles dicen que hace cerca de 252 millones de años el 90% de las especies de la Tierra fueron borradas del mapa, la mayor de las 5 extinciones masivas del planeta y aunque se ha buscado el culpable, no se ha hallado con certeza. Un grupo de científicos del MIT traen evidencias de quién pudo ser. No fueron asteroides, tampoco los volcanes y enormes incendios. No. El enemigo en verdad, requiere microscopio para su detección: ¡microbios! Sí arqueas productoras de metano, Metanosarcina, que repentinamente florecieron explosivamente en los océanos arrojando grandes cantidades de metano en la atmósfera, modificando el clima y la química de los mares. El estudio fue publicado en Proceeding of the National Academy of Sciences.

9. Un respiro para los cetáceos

La Corte Internacional de Justicia determinó que Japón no utilizaba ya la caza de ballenas con fines científicos sino comerciales por lo que no podrá seguir haciéndolo en aguas de la Antártida. A los japoneses, sin embargo, les queda continuar la cacería en el Atlántico norte, donde no rige la prohibición. No se sabe cuál será la actitud del gobierno japonés ahora que se le cierra una puerta a una cacería que rechaza hoy casi todo el planeta.

10. Amor y trampa

La hormona oxitocina, llamada también la hormona del amor por ser una de las responsables de fijar los lazos entre personas y entre madre e hijo, por ejemplo, parece que bajo ciertas circunstancias también alienta la deshonestidad revelaron científicos en un artículo en Proceedings of the National Academy of Sciences. No parece ser la molécula de la moral sino que a veces tiene un papel contrario: ser inmoral.

Una inusual atmósfera roja

Qué cuerpo tan extraño. Astrónomos de la Universidad de Hertfordshire descubrieron una enana marrón en la que su cielo es… rojo.

Estos objetos son una línea entre planetas y estrellas. Su masa no es tan pequeña como para ser planeta ni tan grande como para desatar la fusión de hidrógeno. Son por eso fríos y muy tenues, enfriándose cada vez más.

La enana marrón ULAS J222711-004547 atrajo la atención de los investigadores por su extrema apariencia rojiza comparada con las demás. Observaciones con el Very Large Telescope en Chile y una novedosa técnica de análisis mostró que la razón de ese peculair color es la presencia de una gruesa capa de nubes en su atmósfera.

“No son el tipo de nubes que vemos en la Tierra. Son nubes densas constituidas en su mayoría por polvo mineral como enstatita y corindón”, informó Federico Marocco, quien lideró el grupo.

No solo se infirió su presencia sino que los investigadores estimaron el tamaño de los granos de polvo en la atmósfera. Este tamaño influye en el color del cielo.

Planetas gigantes del Sistema Solar como Júpiter y Saturno muestran varias capas de nubes incluyendo amoniaco y vapor de agua, fuera de sulfito de hidrógeno. La atmósfera en esta enana es más caliente -con vapor de agua, metano y quizás amoníaco, pero inusualmente es dominada por las partículas de aquellos minerales.

El hallazgo permitirá estudiar más el clima de esos objetos, en los que se cuenta con atmósferas extremas.

Mis 10 noticias científicas de la semana (15-21)

1. Más listas que todos

En los últimos años más de 125 grupos de investigación en más de 35 países han tratado de desarrollar hongos y bacterias que ataquen las termitas, que cada año generan daños por más de 40.000 millones de dólares en todo el planeta. Hasta ahora no lo han logrado. ¿Qué pasa? Científicos, tras largo estudio, encontraron que las termitas mezclan sus excrementos con la madera creando un material para el cultivo de hongos y bacterias que les protegen. El estudio apareció en Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences. Más listas que todos. Foto T. Chouvenc, Universidad de Florida

2. Un faro hacia el Alzheimer

Muy adentro del cerebro, un faro puede ayudar a encontrar la formación de sustancias bloqueadoras en el cerebro de personas con Alzheimer. Masahiro Maruyama y colegas reportaron en Neuron una clase de molécula que puede unirse a los cúmulos de la proteína tau, que ayuda a la proteína beta amiloide a formar obstrucciones que impiden la comunicación cerebral. Al ser ligadas a carbono radioactivo, esas moléculas iluminan la presencia de la tau en imágenes cerebrales, lo que permitiría no solo detectar antes su presencia sino desarrollar formas de control.

3. Póngale una X

Nuestra galaxia tiene su parte central, el bulbo, con forma de X, revelaron científicos del Max Planck Institute que utilizaron sondeos del programa Vista de la ESO. La región central de la Vía Láctea no se ve bien desde nuestro punto de observación a 27.000 años luz por la existencia de mucho polvo y gas en el camino. Por eso se debe mirar en otras longitudes de onda. El análisis tomó el movimiento de 400 estrellas en esa región. Nos vamos conociendo de a poco.

4. Felinos al descubierto

Hasta ahora solo se había secuenciado el genoma del gato doméstico en la familia de los felinos. En Nature Communications científicos reportaron la secuenciación del tigre siberiano o Amur, así como de otros felinos como el león africano, con lo cual se comienza a saber más las características de estos animales: cómo logran su gran fuerza muscular y digerir cantidades altas de carne, así como su gran sentido del olfato.

5. Olvidémonos de ellos

La Nasa informó que el robot Curiosity no ha encontrado señales de metano en la atmósfera marciana. Este gas es emitido, entre otras fuentes, por procesos biológicos, lo que indicaría que no existe vida en el planeta rojo, aunque hay en la Tierra microbios que no lo emiten. 6 veces de octubre a junio pasados, el robot tomó muestras de la atmósfera y no encontró nada, lo que indica que ese gas estaría presente en condiciones mínimas, mucho menos de lo que se creía hasta ahora. O sea: no hay marcianitos.

6. 25 años del IPCC

No es un descubrimiento en sí, pero su trabajo ha permitido que todo el mundo conozca lo que está sucediendo con el planeta: se está calentando de una manera casi que aterradora. El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático cumple 25 años, tiempo durante el cual ha producido 4 informes sobre la situación, uno cada 6 años en promedio (hoy se presentan cada 7). El próximo será en 2014 y será el documento más esperado por todas las dolorosas verdades que seguro presentará dado que la situación en vez de mejorar empeora.

7. 9 metas y un cerebro

En 2014 el proyecto Brain que desarrollan los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos por mandato del presidente Barack Obama, tendrá 9 metas para cumplir, de acuerdo con el reporte liberado esta semana: desde generar un censo de los tipos de células, a crear mapas estructurales del cerebro, pasando por vincular la actividad de las neuronas con el comportamiento y otras. Un esfuerzo nunca intentado en su campo.

8. Nos queda mucha vida por delante

Un nuevo estudio de científicos de la Universidad de East Anglia publicado en Astrobiology reveló que el tiempo de vida que le queda a la Tierra es de al menos 1.750 millones de años. En un momento entre 1.750 millones de años y 3.250 millones dejará de ser habitable pues se encontrará entonces en la zona caliente del Sol, con temperaturas tan elevadas que los océanos se extinguirán y no será posible ninguna forma de vida. El Sol entrará en su fase de gigante roja y acabará con el planeta.

9. Elefantes cazados

Investigadores de la Universidad de Southampton en el Reino Unido descubrieron restos del antiguo elefante europeo, un enorme animal, que murió posiblemente cazado por primitivos humanos hace decenas de miles de años, lo que indicaría que pese a su rudimentaria cultura podían cazar en grupos. En el sitio se encontraron artefactos que sugieren manipulación del animal hace unos 420.000 años, después de la glaciación angliana.

10. Una superaglomeración

Un grupo de astrónomos descubrió los enormes brazos del cúmulo de galaxias Coma gracias al telescopio espacial Chandra. Esas estructuras se extienden medio millón de años luz ayudan a entender cómo ha crecido gracias a la fusión con galaxias y otros cúmulos, conformado hoy una de las estructuras más enormes del universo mantenidas por gravedad. Coma es inusual porque contiene no una sino dos galaxias elípticas gigantes cerca al centro. El hallazgo fue publicado en Science.

Qué falla: ¡no hay marcianos!

Medición con el espectrómetro de Curiosity. Foto Nasa

No hay marcianos y si los hubo, los perdimos. Los últimos datos del robot Curiosity revelados ayer por la Nasa indican que en Marte no hay metano, toda una sorpresa para los investigadores pues datos previos obtenidos por los científicos decían lo contrario.

El laboratorio del robot realizó varias pruebas en busca de rastros de metano, un compuesto gaseoso de gran interés porque podría ser una señal de vida, así pueda ser producido por medios no biológicos.

“Este resultado nos ayudará a dirigir los esfuerzos para examinar la posibilidad de vida en Marte”, según Michael Meyer, jefe científico de la Nasa para la exploración del planeta rojo. “Reduce la posibilidad de microbios que estén produciendo metano hoy, pero se refiere solo a un tipo de metabolismo microbiano. Sabemos que existen varios tipos de microbios terrestres que no generan metano”.

Curiosity analizó muestras de la atmósfera marciana en busca de metano 6 veces desde octubre pasado hasta junio y no halló nada. Por la sensibilidad de los instrumentos usados y no haber hallado trazas, se calcula que la cantidad de metano en la atmósfera marciana no debe ser de más de 1,3 partes por mil millones, 1/6 de lo que se creía.

Los datos aparecieron en Science Express.

“Habría sido excitante hallar metano, pero tenemos mucha confianza en nuestras mediciones, y el progreso al expandir el conocimiento es lo que importa en verdad”, expresó Chris Webster, del JPL de la Nasa.

El metano es el hidrocarburo más abundante en el Sistema Solar, tiene un átomo de carbono unido a 4 de hidrógeno en cada molécula. Las estimaciones previas hablaban de 45 partes por mil millones, basadas en observaciones desde la Tierra y en órbita marciana.

Como el metano no se puede desaparecer tan rápido de la atmósfera, pues dura cientos de años, quiere decir que las mediciones estaban erradas. Los datos del Curiosity sugieren que no más de 10 a 20 toneladas de metano entran a la atmósfera marciana cada año, 50 millones de veces menos que lo que llega a la Tierra.

Neptuno tenía una lunita escondida

Es como ver una aguja en un pajar y bien pequeña. El telescopio espacial Hubble encontró una luna de 20 kilómetros de longitud alrededor de Neptuno, un planeta hoy a 4.372 millones de kilómetros de la Tierra.

Es la luna más pequeña del sistema neptuniano. Es tan pequeña y tenue que es unas 100 millones de veces más débil que la estrella más débil que pueda verse con el ojo. Tanto, que no fue detectada por la nave Voyager 2 cuando pasó por allí en 1989 informó la Nasa, tránsito durante el cual descubrió el sistema de lunas y anillos alrededor del gran planeta.

La nueva luna fue hallada por Mark Showalter el 1 de julio mientras estudiaba los arcos o segmentos de anillos alrededor de Neptuno. “Las lunas y los arcos orbitan muy rápido, por lo que tenemos que establecer una forma de seguir su movimiento para ver sus detalles”.

Es como tomar una foto de un atleta: permanece en foco, pero el fondo queda borroso, agregó.

El método se basó en rastrear el movimiento de un punto blanco que aparece una y otra vez en más de 150 fotos de archivo de Neptuno tomadas por el Hubble entre 2004 y 2009.

Showater miró más allá de los segmentos de anillo y advirtió un punto blanco a unos 105.000 kilómetros del planeta, entre las órbitas de las lunas Larisa y Proteo. Luego registró una órbita circular de la luna, que completa un giro cada 23 horas.

Neptuno es un planeta mayor que la Tierra, con un radio de 24.622 kilómetros y una masa 17,1 veces la terrestre. Su temperatura media des de unos -241 grados centígrados y su atmósfera está compuesta de hidrógeno, helio y metano. Su año es de 164 años terrestres.

Hasta ahora se habían encontrado 12 lunas. Posee 8 anillos y un sistema de arcos.

Planeta extrasolar posó para la foto

Imagen de la estrella, cortesía ESO

A unos 300 años luz de nosotros, en torno a la joven estrella HD 95086 reside un planeta 4 o 5 veces más grande que Júpiter. Y aunque hablar de planetas extrasolares no es nada novedoso hoy, resulta que es el planeta menos masivo observado de manera directa desde la Tierra y por fuera del Sistema Solar.

Hasta hoy, de los más de 860 exoplanetas solo una docena ha sido captada en imágenes directamente. Así, 9 años luego de que el telescopio VLT de ESO captaran la primera imagen de un planeta extrasolar alrededor de la enana marrón 2M1207 el mismo equipo logra captar el planeta más ligero de su tipo.

“Obtener imágenes directas de planetas conlleva un reto tecnológico extremo que requiere de los más avanzados instrumentos, ya sean basados en tierra o en el espacio”, afirma Julien Rameau (Instituto de Planetología y de Astrofísica de Grenoble, Francia), primer autor del artículo.

En observaciones iniciales, el planeta se ve como un punto débil, definido, cercano a la estrella HD 95086. Luego se vio que se movía con lentitud junto con la estrella a través del cielo, por lo que se deduce que el objeto, HD 95086 b, orbita alrededor de esta estrella. Su brillo revela que tiene una masa estimada de 4 o 5 veces la masa de Júpiter.

El planeta descubierto orbita a una distancia de unas 56 veces la distancia de la Tierra al Sol, o 2 veces la distancia entre el Sol y Neptuno. La estrella es un poco más masiva que el Sol y está rodeada por un disco de escombros. Estas propiedades permitieron a los astrónomos identificarlo como un candidato ideal para albergar jóvenes planetas masivos.

Al ser la estrella tan joven, de 10 a 17 millones de años, el planeta se habría formado en el interior del disco de gas y polvo que rodea la estrella.

“Su ubicación actual genera preguntas sobre su proceso de formación. O bien creció por la acumulación de rocas que forman el núcleo sólido y luego, lentamente, acumuló gas del entorno para formar la pesada atmósfera, o bien inició su formación a partir de un cúmulo de gas generado por inestabilidades gravitatorias en el disco”, explica Anne-Marie Lagrange, integrante del equipo.

El brillo da a HD 95086 b una temperatura superficial de unos 700 grados Celsius. Es lo suficientemente frío como para que en su atmósfera exista vapor de agua y, posiblemente, metano.

El estudio fue publicado en Astrophysicial Journal Letters.

Hollín se convierte en el segundo factor de calentamiento global

El hollín o carbono negro producido por la combustión de combustibles fósiles y la biomasa es el segundo mayor contribuyente de origen humano al calentamiento global y su influencia ha sido subestimada, según un extenso estudio publicado en el Journal of Geophysical Research.

La influencia de este residuo en el calentamiento del clima podría ser el doble de lo estimado antes, según el estudio.

Al considerar todas las formas como el hollín puede afectar el clima, se cree que tiene un efecto calentador de 1,1 watts por metro cuadrado, cerca de 2/3 del efecto del mayor contribuyente al calentamiento global, el dióxido de carbono (CO2).

“Esta investigación va más allá de otros estudios que sugerían que el hollín tiene un efecto de calentamiento más fuerte que el metano”, dijo David Fahey, coautor, de la U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA).

El estudio que duró 4 años y contiene 232 páginas, liderado por la International Global Atmospheric Chemistry (IGAC) Project, probablemente guiará otros esfuerzos investigativos, de modelación del clima y de políticas en los próximos años, creen los investigadores.

El reporte estima que la influencia climática directa del hollín es cercana a un factor de 2 más alta que lo estimado por trabajos previos como el informe 2007 del Panel Intergubernamental de Cambio Climático.

El resultado sugiere que esta fuente puede ser un gran objetivo para reducir el calentamiento, más de lo que se creía.

“Si hacemos todo lo que podamos para reducir esas emisiones, podríamos ganar 0,5° C de menos calentamiento o un par de décadas respiro”, indicó el coautor Piers Forster de University of Leeds’s School of Earth and Environment en el Reino Unido.

El grupo indicó que hay que tener cautela de todas maneras, pues el rol del hollín en el cambio climático es muy complejo. Esas partículas negras pueden absorber el calor proveniente del Sol, promover la formación de nubes que pueden tener impacto refrescante o calentador y pueden caer en la superficie de la nieve y el hielo promoviendo un calentamiento e incrementando el derretimiento.

Hallan un río en una luna de Saturno

Que el Nilo está en Egipto es cuento nuevo, pero que tenga su réplica en una luna, es bien nuevo.

Si: la misión Cassini ha registrado lo que parece ser una versión extraterrestre y en miniatura del Nilo, un valle con un río en la gran luna Titán de Saturno que se extiende por más de 400 kilómetros desde su nacimiento a un gran mar.

Es la primera vez que se muestran imágenes de un sistema de un río por fuera de la Tierra y en alta resolución, dijo un comunicado de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Los científicos consideran que el río está lleno de un líquido porque aparece oscuro en toda su extensión en la imagen de radar de alta resolución, sugiriendo que se trata de una superficie llana.

“Aunque hay algunos meandros cortos, la relativa rectitud del valle del río sugiere que sigue el trazo de al menos una falla, similar a otros grandes ríos en la margen sur del mismo lago de Titán”, dijo Jani Radebaugh, del equipo de radar de Cassini en Brigham Young University.

“Tales fallas -fracturas en la corteza de Titán- no implican necesariamente placas tectónicas, sino que conducen a áreas abiertas y quizás a la formación de grandes mares”.

Titán es el único otro mundo conocido que tiene líquidos estables en su superficie. Mientras en la Tierra el ciclo hidrológico depende del agua, el ciclo en Titán incluye hidrocarbonos como etano y metano.

Las cámaras de luz visible de Cassini revelaron a finales de 2010 regiones más oscuras debido a una lluvia reciente.

El espectrómetro visual e infrarrojo de la nave confirmó la existencia de etano líquido en un lago del hemisferio sur de Titán, llamado Ontario Lacus en 2008.

“Este río en imágenes de radar de Cassini provee otra fantástica visión de un mundo en movimiento, que fue sugerido primero por las imágenes de canales y cauces visto por la sonda Huygens de Esa cuando descendió sobre la superficie de Titán en 2005”, dijo Nicolás Altobelli, científico del proyecto.

Foto cortesía ESA

¿Habría vida en lago tropical en Titán?

Entre las dunas de la árida región ecuatorial hay un lago. La noticia parecería sin sentido a no ser que se incluya un pequeño gran detalle: se trata de la región ecuatorial de la misteriosa luna Titán en Saturno.

El hallazgo se basa en imágenes de la sonda Cassini, que anda por esos lados. Sugiere la existencia de oasis de metano líquido, que puede ser un caldero para la vida, que estaría debajo de la superficie de la luna de acuerdo con nuevo estudio publicado esta semana en Nature.

Fuera de la Tierra, Titán es el único objeto sólido del Sistema Solar en el que circula líquido en un ciclo de lluvia y evaporación, aunque el proceso en esa luna es movido por el metano y no por el agua.

Era de esperarse que el ciclo formara cuerpos líquidos cerca de los polos, pero no en su ecuador lleno de dunas, en donde los equipos de Cassini muestran que los niveles de humedad son bajos y poca lluvia cae sobre la superficie. “El cinturón ecuatorial es como un desierto en la Tierra, en donde la evaporación triunfa sobre la precipitación”, dijo el astrobiólogo Jonathan Lunine, de Cornell University citado por Nature.

Cualquier superficie líquida debería evaporarse y ser transportada a los polos más fríos, donde se condensaría como lluvia. “Los lagos en los polos son fáciles de explicar, pero en el trópico no”, según Caitlin Griffith, científica planetaria en University of Arizona en Tucson. De hecho, la sonda ha señalado cientos de lagos y tres mares en las regiones polares de Titán.

Griffith y colegas creen que han hallado esta vez un lago tropical de 60 kilómetros de largo y 40 de ancho con al menos 1 metro de profundidad, detallado en las observaciones de Cassini de 2004 a 2008. Aparece como una mancha negra que se logra distinguir en longitudes del infrarrojo a través de la densa atmósfera de la luna que bloquea la luz visible.

El grupo halló además cuatro manchas brillantes, más pequeñas que pueden ser laguitos con profundidades a la rodilla o el tobillo.

Como los lagos tropicales en Titán se deben evaporar en unos miles de años, los científicos argumentan que se surten de oasis subterráneos de metano líquido.

¿Qué significa todo esto? Que permite especular sobre la existencia de vida.

Al existir esos lagos tropicales se expande el número de lugares en esa luna donde potencialmente podría originarse la vida. El metano, compuesto de un átomo de carbono y cuatro de hidrógeno, es la fuente de moléculas orgánicas más complicadas halladas en Titán. “Podría haber procesos orgánicos químicos que se presentan en hidrocarburos líquidos que podrían conducir a compuestos análogos a las proteínas y a moléculas portadoras de información”, dijo Lunine, quien no participó en el estudio.

“Podría haber una forma de vida que funcione en hidrocarburos líquidos”.

Lunine y Griffith son miembros de la propuesta misión de la Nasa para buscar esa clase de química compleja, el Explorador de Mares de Titán (Time en inglés) que pasaría tres meses sondeando con radar alrededor del mar Ligeia, un mar cerca a la región polar norte de la luna, midiendo su química con un espectrómetro de masas.

Foto de Titán, cortesía Nasa