Mis 10 noticias científicas de la semana (6-12)

1. Un pájaro muy exitoso

Durante los 22 millones de años de existencia, los colibríes se han estado reinventando todo el tiempo reveló un estudio que por primera vez analizó de manera amplia esta familia, un análisis basado en 284 de las 338 especies conocidas. Parte del éxito se debe a la formación de 9 grupos o clados, su relación única con las plantas y la continua conquista de nuevas áreas. El estudio apareció en Current Biology. Aunque dependen del néctar de las flores para copar las grandes necesidades energéticas de su metabolismo, los cambios coordinados en las flores y la forma del pico ha derivado en la aparición de nuevas especies de colibríes y plantas.

2. Ni tan oscura

Al analizar las fuentes de rayos gamma en el centro de la galaxia astrofísicos notaron que no responden por toda la cantidad de energía que se detecta, lo que indica que el exceso debería deberse a la materia oscura que se encuentra en esa región. La materia oscura compone la mayor parte de la materia del universo y es fundamental para la cohesión de estructuras como las galaxias. El estudio se basó en datos del telescopio espacial de rayos gamma Fermi, de la Nasa.

3. El asunto sí es grave

Un nuevo informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático afirma que el cambio climático sí está afectando comunidades, la agricultura y los ecosistemas y los impactos deben crecer a futuro. El reporte revela que los gobiernos del mundo están gastando poco en prepararse para las consecuencias de este fenómeno acelerado por el hombre como se evidenció en otro informe en octubre pasado.

4. La Luna sí es viejita

Mientras Marte se formó en solo 2 a 5 millones tras el comienzo del Sistema Solar, la Luna lo hizo unos 100 millones de años después del inicio según un estudio publicado en Nature y que se basó en análisis del interior de la Tierra combinado con simulaciones de computador. La Luna surgió luego de un poderoso impacto de un cuerpo enorme contra la Tierra.

5. Un mar confinado

Gracias a los datos aportados por la sonda Cassini que trabaja en el sistema de Saturno hace 10 años y mediante un método que utiliza la gravedad, científicos determinaron que en el polo sur de la pequeña luna Encelado (de tan solo 500 kilómetros de diámetro) por donde fluyen géiseres vistos por la nave en 2005, habría un océano de agua salada. Estaría unos 30 a 40 kilómetros bajo la superficie y tendría una profundidad de 10 kilómetros. El estudio fue presentado en Science.

6. Comer para envejecer

Un estudio con monos macacos (Macaca mulatta) mostró que aquellos a los que se les permitió comer lo que querían tenían dos veces más probabilidad de morir en cualquier momento que aquellos a los que se les redujo la dieta en un 30%. El estudio, de la Universidad de Wisconsin, se suma a otros que han sugerido que la restricción calórica podría retrasar el envejecimiento. El estudio apareció en Nature Communications. En 2012 otro estudio de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos había puesto en duda las ventajas de la restricción en las calorías.

7. Cogiendo músculo

Investigadores de la Universidad de Duke en Estados Unidos, lograron crecer tejido muscular, que se ve y funciona como músculo real, incluso con una habilidad sorprendente: la de autorrepararse, por lo que podría ser empleado en un futuro en la medicina regenerativa. Hasta ahora solo se han hecho ensayos con ratones. Los resultados de la investigación aparecieron en Proceedingsof the National Academy of Sciences. Los científicos utilizaron fibras musculares contráctiles desarrolladas y una especie de piscina de células madre inmaduras, las llamadas células satélite, que tienen la particularidad de poder convertirse en tejido muscular.

8. No hay enemigo pequeño

Los fósiles dicen que hace cerca de 252 millones de años el 90% de las especies de la Tierra fueron borradas del mapa, la mayor de las 5 extinciones masivas del planeta y aunque se ha buscado el culpable, no se ha hallado con certeza. Un grupo de científicos del MIT traen evidencias de quién pudo ser. No fueron asteroides, tampoco los volcanes y enormes incendios. No. El enemigo en verdad, requiere microscopio para su detección: ¡microbios! Sí arqueas productoras de metano, Metanosarcina, que repentinamente florecieron explosivamente en los océanos arrojando grandes cantidades de metano en la atmósfera, modificando el clima y la química de los mares. El estudio fue publicado en Proceeding of the National Academy of Sciences.

9. Un respiro para los cetáceos

La Corte Internacional de Justicia determinó que Japón no utilizaba ya la caza de ballenas con fines científicos sino comerciales por lo que no podrá seguir haciéndolo en aguas de la Antártida. A los japoneses, sin embargo, les queda continuar la cacería en el Atlántico norte, donde no rige la prohibición. No se sabe cuál será la actitud del gobierno japonés ahora que se le cierra una puerta a una cacería que rechaza hoy casi todo el planeta.

10. Amor y trampa

La hormona oxitocina, llamada también la hormona del amor por ser una de las responsables de fijar los lazos entre personas y entre madre e hijo, por ejemplo, parece que bajo ciertas circunstancias también alienta la deshonestidad revelaron científicos en un artículo en Proceedings of the National Academy of Sciences. No parece ser la molécula de la moral sino que a veces tiene un papel contrario: ser inmoral.