Escorpión comienza a dominar el cielo

Difícil tener cielos despejados por estas semanas, pero de pronto hay oportunidad en algunas regiones. Y para esos afortunados, les presentamos algunos datos de interés.

Venus es el planeta que domina el amanecer, minutos antes de que el Sol salga. Ah, y el 30 de abril y 1 de mayo, estarán cerca también Mercurio, Marte y Júpiter, sobre el horizonte. Más arriba estará Urano. ¡Tantos planetas juntos! Pero no olvide, sólo Venus será observable con facilidad, por los destellos del nuevo día: Venus domina los amaneceres por estas fechas.

Escorpión comienza a aparecer por el sudeste y a dominar el cielo los próximos meses, con su gran estrella Antares, de aspecto rojizo, una gigante 700 veces más grande que el Sol. Mientras eso sucede, Orión se pierde por occidente. Se llama la constelación de verano.

Antares comienza a salir, en el centro de Antioquia pasadas las 9 de la noche. En ese instante Orión ya se irá perdiendo por occidente. (Dice la mitología que Escorpión y Orión eran archienemigos, por eso en el cielo están en lados contrarios).

Tenga en cuenta este consejo para sus observaciones; las constelaciones nacen y se ponen 4 minutos más temprano cada día que pasa. Las estrellas nacen y se ponen media hora más temprano cada semana, dos horas al mes.

Lluvia de estrellas: las Líridas, cuyo máximo debe verse este jueves al amanecer, incluso viernes, usualmente entregan 10 meteoros por hora, pero a veces existen sorpresas de hasta 100. Este año no es el mejor para la observación, por la Luna. Parecen provenir de la Lira, con su dominante estrella Vega. Pero si goza de un amanecer despejado, acuéstese y mire hacia el oriente o nororiente. O al firmamento arriba suyo. No hay problema. Y ojalá sea copiosa la lluvia.

¡Están cayendo decenas de estrellas fugaces!

No defraudó la lluvia de meteoros de las Perseidas, cuyo pico máximo se tuvo esta madrugada, observable en todo el planeta (y que se verá también esta noche y madrugada).
De 100 a 150 meteoros por hora observó el astrónomo Adrian West en el Reino Unido, quien incluso reportó algunos bólidos.
Para él, la lluvia fue mucho más nutrida que la de los últimos años. Es más, “creo que va a ser difícil que otra le gane”, dijo.
En Irán, Mohammed Reza Zaman reportó a SpaceWeather, fue muy nutrida. Uno al menos cada minuto.
En Noruega, informó Ruanr Sandes, fue espléndida. A veces llegaban dos o tres al tiempo.
Anthony observó en la Florida, Estados Unidos, que muchos meteoros como que estallaban en su recorrido.
Robert Roy, editor de SpaceWeather contó 20 en 20 minutos. La mayoría tenues, pero hubo una tan brillante como Júpiter, que dejó marcada una estela por el camino que transitó.
La lluvia de meteoros se produce cuando la Tierra se encuentra con el camino que siguió algún cometa en su camino hacia el Sol. Se conocen como lluvias de estrellas. Los meteoros, por lo general pequeñísimas partículas de material, se encienden cuando están entre 60 y 120 kilómetros encima de la superficie, desapareciendo instantes después al ser consumidas por la atmósfera. Las más brillantes se llaman bólidos. Aunque no lo crea, entran a una velocidad cercana a los 225.00 kilómetros por hora, de acuerdo con el reporte preparado por Tony Phillips, de la Nasa.
La lluvia de las Perseidas se llama así porque parece provenir de la constelación Perseo. Las que se están apareciendo por estos días provienen de la estela que dejó el cometa Switf Tuttle, asociado a esta lluvia de todos los agostos) en los años 441, 1479 y 1862.
Para observar una lluvia de meteoros no se necesita instrumento alguno. Sólo acostarse en el suelo, para evitar un buen dolor de cuello, y mirar a cualquier lado, aunque se recomienda hacia el nordeste. Eso sí, lejos de cualquier luz, que haría perder muchos meteoros.
Para curiosos y amantes de este espectáculo, en la noche de hoy viernes y amanecer de mañana sábado, se podrá ver también la lluvia, aunque en menor cantidad. Pero si la hoy en la madrugada fue tan nutrida, podría haber una buena sorpresa. De todas maneras, observar un meteoro cada 30 segundos a 2 minutos no deja de ser emocionante.
En la foto de Reuters, una perseida cruza el cielo encima de El Torcal, España.