Esos olores que atraen

Dime a qué hueles y te diré a quién le interesas. El olor es un mensajero instantáneo de intercambio de información entre individuos, pero hasta ahora no se conocía que también los pájaros sacaban ventaja de esa información.

Un investigador de Michigan Satate University acaba de mostrar que en efecto estas aves se comunican mediante los olores, que predicen el éxito reproductivo. El estudio apareció en Animal Behaviour y se enfoca en los compuestos volátiles en las secreciones del proceso de aseo.

Las glándulas del acicalamiento se encuentran cerca a la cola. Los pájaros extraen aceite de ellas y lo frotan en sus plumas y patas. Se pensaba que esta actividad solo buscaba alargar las plumas. Danielle Whittaker, del Centro Beacon para el Estudio de la Evolución en Acción y su equipo han mostrado que en verdad juega un papel clave en mostrar la salud reproductiva.

“El estudio muestra una conexión fuerte entre la forma como las aves huelen cerca del comienzo de la temporada de apareamiento -cuando escogen pareja- y su éxito reproductivo para toda la temporada”, dijo. “Simplemente, los machos que huelen más a machos y las hembras que huelen más a hembra tienen un mayor éxito”.

Hasta ahora se había asumido que los métodos de comunicación y selección de pareja eran visuales y acústicos. Al estudiar los juncos de ojos oscuros, los científicos compararon cuál forma era más efectiva, si las señales químicas o el tamaño y el plumaje atractivo.

Los resultados revelaron que el olor individual se correlacionaba con el éxito reproductivo mientras el tamaño y el plumaje eran menos confiables. También se encontró que las hembras hacían múltiples decisiones basadas en cómo sus potenciales parejas olían.

“Basadas en el olor, las hembras parecían estar no solo eligiendo macho sino que también varias veces seleccionaban distintos machos para la crianza de los polluelos”, dijo Whittaker. “Muy interesante resultó que los machos ‘traicionados’ por la hembra tenían mayores niveles de un olor tipo hembra”.

Los investigadores creen que los olores sirven como faros para los niveles hormonales, la condición actual y la salud en general, así como sobre el respaldo genético.

Foto cortesía Nicole Gerlach Michigan State University

Demuestran el efecto Axe en pájaros

Un poco de desodorante aquí y, oh, bellas mujeres caerán rendidas a mis pies. Bueno: mujeres tal vez, sino pájaras, y tampoco pies, sino… a mis alas.

Científicos acaban de demostrar el efecto Axe en pájaros canoros.

Un investigador de Michigan State University reveló el proceso por el cual los machos llaman la atención mediante comunicación química, reveló en el último número de Behavioral Ecology.

Las esencias son usadas por muchos organismos con distintos fines, como atraer y evaluar parejas, pero esta es la primera vez, según un informe de prensa, que se demuestra que sucede entre pájaros canoros, dijo Danielle Whittaker, del Beacon Center for the Study of Evolution in Action.

Tal como en los comerciales: un hombre se baña en fragancia y hordas de chicas caen rendidas. Bueno, los machos de algunas aves usan la misma táctica al segregar su propia colonia de una glándula en la base de su cola. No solo atrae hembras, sino que tiene el efecto no buscado de llamar la atención de machos también.

“Es una clase de efecto Axe, en el que las hembras eran atraídas por la esencia y no parecía importarles de dónde provenía, si de su propia población o de otra, aún aunque miembros de esas poblaciones se comportan distinto”, dijo Whittaker. “Y pienso que los machos eran atraídos también en respuesta agresiva a la esencia de otro macho”.

Esta clase de aves canoras no han sido investigadas mucho por su sentido del olfato dado que poseen pequeños bulbos olfativos en relación con el tamaño del cerebro entre todas las aves. Pero recientemente investigadores descubrieron que poseen un alto número de receptores olfativos y han probado que son capaces de usar los olores para ayudarles a encontrar su camino.

Foto cortesía

¿Enferma el aseo?

Las frases muy conocidas de la mamá, lávese las manos, no se ensucie, podrían no tener tanto sentido a la luz de la salud de sus hijos.

No se trata de estar sucios y sabido es que mucho mugre enferma, pero un poco quizás no sea tan nocivo.

Los jóvenes que están sobreexpuestos a jabones antibacteriales con triclosán pueden sufrir más alergias, y la exposición a altos niveles de Bisphenol A entre los adultos puede influir negativamente sobre el sistema inmune, de acuerdo con un estudio de la escuela de salud pública de la Universidad de Michigan.

El triclosán es un compuesto químico muy usado en jabones, pastas dentales, pañaleras y dispositivos médicos. El bisphenol A se encuentra en diversos plásticos y, por ejemplo, en las bandas protectoras de empaques de alimentos. Ambos son de la clase de compuestos interruptores endocrinos, que se creen tienen impacto adverso en la salud al imitar o afectar las hormonas.

El hallazgo sobre el triclosán en los jóvenes parece apoyar la hipótesis de la higiene, que sostiene que vivir en un ambiente muy limpio e higiénico puede impactar nuestra exposición a microorganismos que son benéficos para el desarrollo del sistema inmune, explicó Allison Aiello, profesora y principal investigadora del estudio.

Como agente antimicrobiano en muchos productos para el hogar, el triclosán puede desempeñar un rol en modificar los microorganismos a los que estamos expuestos de un modo que nuestro sistema inmune desarrollado en la infancia resulte afectado.

En el caso del Bisphenol A, parecería que a mayor edad y quizás a mayor cantidad, la persona puede ver afectado su sistema inmune.

Mérmele a la limpieza.

Comprimir el pecho sí sirve en ataques

Hay recursos a la mano y en la mano, que pueden ser útiles en momentos difíciles.

La compresión del pecho antes de la desfibrilación en pacientes con ataque repentino del corazón es igualmente exitosa como el tratamiento inmediato con los desfibriladores eléctricos según un estudio del sistema de salud de la Universidad de Michigan.

Se sabe que no muchas personas que sufren un ataque fuera del hospital, sobreviven. Por eso, investigadores de Michigan junto a un grupo internacional analizaron dos estrategias de salvamento: la compresión del pecho primero versus el defibrilador primero.

Los resultados fueron publicados en el BMC journal y muestran que ambas estrategias son efectivas, siendo la compresión antes de la desfibrilación mejor en eventos en los que las respuestas de emergencia pueden tardar más de cinco minutos.

“La evidencia actual no apoya la noción de que la compresión del pecho primero mejora las perspectivas del paciente en ataques por fuera del hospital, pero parece que ella, junto a la desfibrilación, son tratamientos equivalentes”, dijo Pascal Meier, cardiólogo del Cardiovascular Center en Michigan.

Los datos revelaron que fue más alta la supervivencia al año del ataque en pacientes que tuvieron primero la compresión del pecho. También indican que esa compresión puede beneficiar los ataques con un tiempo prolongado de respuesta.

La ayuda está en… las manos.

Ver más sobre la técnica en: reanimación cardiopulmonar.

Abracadabra: ¡desaparécete!

n paso más hacia la invisibilidad. Lo que era exclusivo de series como Viaje a las Estrellas, El señor de los anillos y Harry Potter, dejará de serlo, quizás dentro de no mucho tiempo.
Varios pasos se han dado en ese sentido. Elena Semouchkina, profesora de la Universidad Tecnológica de Michigan, acaba de dar otro.
Encontró cómo utilizar resonancia magnética para capturar rayos de luz visible y enrutarlos alrededor de objetos, que se ese modo se vuelven invisibles al ser humano.
No se trata de tomarse una pastillita y listo, pero las aplicaciones se vienen a la mente de prisa.
En la publicación Applied Physics Letters reportó, con Douglas Werner y George Semochkin, presentaron el avance: el desarrollo de un manto no metálico que usa resonadores de vidrio idénticos hechos de un tipo de material dieléctrico (que no conduce la electricidad) . En simulaciones de computador, el manto hace que objetos golpeados por ondas de infrarrojo -de una millonésima de largo- desaparezcan de la vista.
Ensayos exitosos de otros científicos han empleado anillos de metal y alambres, pero es la primera vez, dijo, que se logra desaparecer objetos con vidrio.
En la foto, la profesora muestra los resonadores de cerámica que le permiten desaparecer objetos en las frecuencias de microondas, trabajo en el cual está inmersa ahora.