Los topos consuelan a los afligidos

¿Tienen sentimientos los animales? Cada día más la ciencia parece confirmarlo mediante distintos estudios.

Foto Z. Johnson

Uno de ellos publicado esta semana revela que los topos Microtus ochrogaster consuelan a los familiares que están estresados y tal parece que el mecanismo responsable es la oxitocina, llamada hormona del amor.

Consolar a otros de la especie solo se había documentado en animales con altos niveles de sociabilidad y capacidad cognitiva como elefantes, delfines y perros.

Estos roedores son sociales, por lo que son objeto de muchos estudios. En el nuevo, James Burkett y colegas exploraron el potencial para la empatía.

Crearon un experimento en el que parientes e individuos conocidos fueron aislados temporalmente uno de otro, mientras uno fue expuesto a choque eléctricos suaves. Al reunirse, los topos que no habían recibido la corriente y que por ende no estaban estresados, procedieron a lamer al estresado y por periodo prolongado, en comparación con un escenario de control en el que ninguno de los individuos separados recibió el choque.

Al medir los niveles hormonales se encontró los miembros de la familia y amigos se mostraban incómodos cuando no podían consolar al afectado.

Para los investigadores, que la conducta de consolación solo se dé entre aquellos familiares o conocidos, no con extraños, demuestra que ese comportamiento no es una simple reacción a señales repulsivas.

Como la oxitocina es asociada con empatía en humanos, los científicos bloquearon ese neurotransmisor en los animales en una serie de experimentos similares, en los cuales entonces no consolaban al compañero o familiar afectado.

El estudio apareció en Science.