Mírame fijamente a los ojos

Mira, esa chica de allí me está mirando. Uhmm, tan atractiva. La rapidez con la cual uno puede juzgar si otra persona del sexo opuesto lo está mirando depende de cuán masculino o femenina luzca, según un nuevo estudio. Quizás, especulan los científicos, puede ser una ventaja evolutiva advertir pronto que alguien sexualmente atractivo nos mira.
Julie Main, Lisa DeBruine y Lisa Welling de la Universidad de Aberdeen y Anthony Little de Stirling University, diseñaron un experimento para ver si el grado de masculinidad o feminidad de un rostro afectaba la rapidez con la alguien podía mirar fijamente a otra persona, pues algunos investigadores consideran que cuando se mira a alguien no influye el rostro en general sino que se mira a los ojos u otros rasgos de la cara.
En el experimento, las mujeres clasificaban con mayor rapidez y miraban fijamente un rostro masculino atractivo, mientras que ellos eran más rápidos al enfocar su mirada fijamente hacia una mujer bonita, muy femenina.
El estudio fue publicado en Psychological Science.
Esa habilidad para percibir la gente atractiva con rapidez puede haber sido útil para los ancestros humanos. Otros estudios han demostrado que las mujeres femeninas y los hombres masculinos son las parejas más saludables. Detectar pronto que alguien con esas características lo mira a usted puede ser una ventaja.
¿Me estaba mriando?