Resumen científico de la semana

El nuevo árbol de la vida

El nuevo árbol de la vida

1. El nuevo árbol de la vida

Científicos publicaron en Nature Microbiology un nuevo árbol de la vida que muestra la relación entre todos los seres vivos que los taxonomistas clasifican en tres dominios: eucariotas, bacterias y arqueas. Una de las nuevas ramas consiste de bacterias que son nuevas para la ciencia y que no han logrado ser cultivadas de manera individual en laboratorio. Un estudio que demuestra que de muchos de los organismos que nos rodean no conocemos nada y faltan muchísimos por descubrir.

2. ¿Necesitas carbono?

Un estudio publicado en Science reveló que los árboles no solo usan carbono para provecho propio sino que entregan grandes cantidades a sus vecinos, incluso de distintas especies, mediante los hongos simbióticos en la raíz. El descubrimiento se hizo con carbono marcado, hallado luego en otros individuos. Una muestra de la complejidad d ella vida que demuestra que un bosque es más que la suma de árboles.

3. Un virus de marca mayor

Sí, el virus del zika causa microcefalia y otros defectos cerebrales severos en fetos confirmaron los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos en un artículo en The New England Journal of Medicine en el que se evaluó con rigurosidad el conjunto de evidencias a la fecha. El riesgo es mayor para mujeres en embarazo, pero no quiere decir que todos los fetos desarrollarán esos males a veces mortales..

4. Recuperando el movimiento

Mediante la implantación de un chip en el cerebro y un nuevo dispositivo llamado NeuroLife, una persona paralizada de las cuatro extremidades hace 6 años en un accidente de buceo pudo agarrar una tarjeta de crédito y jugar videojuegos con sus propios dedos y mano, dice un estudio en Nature. El dispositivo interpreta los pensamientos y las señales cerebrales. El chip reconecta el cerebro con los músculos. Un avance sorprendente.

5. Camisetas con antena

Científicos que trabajan en electrónica portátil lograron instalar circuitos con 0,1 milímetro de precisión, lo que permitirá su integración en las prendas de vestir, por ejemplo camisas, no solo para enviar y almacenar información digital de la persona para conocer variables fisiológicas y hasta cerebrales, sino que podrían servir de antena para los celulares o tabletas. El avance fue presentado en IEEE Antennas and Wireless Propagation Letters.

6. Monógamos por conveniencia

Podría ser, como sostienen algunos estudios, que los humanos no necesariamente seamos monógamos. Pero un estudio aparecido en Nature Communications sugiere que la monogamia surgió como presión social en tiempos prehistóricos para reducir la presencia de enfermedades venéreas que se expandieron cuando los cazadores-recolectores comenzaron a vivir en comunidades más grandes.

7. Seis caminos al perdón

Para excusarse debidamente por algún error y pedir disculpas, se debe cumplir con 6 componentes y así asegurará más que sean aceptadas las disculpas. Si no dispone de tiempo, debe cumplir al menos con 2 de los componentes, reconocer la responsabilidad y ofrecer una reparación. Los otros son: expresar arrepentimiento, explicar cuál fue el error, declarar no repitencia, y solicitar olvido. El estudio apareció en Negotiation and Conflict Management Research

8. En formación

Tal vez por las fluctuaciones de masa en el universo temprano, numerosos agujeros negros supermasivos detectados con radioastronomía emiten chorros de material en la misma dirección, lo que indica que tienen el mismo giro, un hallazgo que aporta información sobre la evolución de las galaxias. El artículo apareció en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

9. Haciendo metástasis

Dos clases de medicinas usadas para tratar la diabetes tipo 2 pueden incrementar la metástasis en tumores, según estudio con ratones dice un artículo en Science Translational Medicine. Esos dos compuestos activan una respuesta de un mecanismo antioxidante que fomenta la presencia de proteínas promotoras de la metástasis. El estudio concuerda con otros que ya habían sugerido que mostraban el papel de los antioxidantes en la metástasis.

10. Polvo universal

La nave Cassini que estudia el sistema de Saturno hace varios años recogió y analizó polvo interestelar proveniente de fuera del Sistema Solar, encontrando partículas con un tamaño de solo 200 nanómetros. Ese polvo es parte del material interestelar de gas y helio, así como elementos pesados que pueden surgir de los procesos de condensación de estrellas y planetas. Se identificaron 36 partículas con origen interestelar. El informe apareció en Science.

¿Somos monógamos y… polígamos?

Tanto mujeres como hombres tienden a buscar encuentros casuales con parejas como… a relaciones duraderas. Monógamos y polígamos a la vez, aunque unos opten por una u otra condición.

La hipótesis es parte de un estudio publicado en Biology letters en el que se muestra que las personas pueden caer en dos grupos diferentes: los que quieren un amor duradero o aquellos que desean encuentros pasajeros.

Para Rafael Wlodarski, sicólogo experimental en la Universidad de Oxford en Inglaterra, los hallazgos explicarían en parte porqué hay tal variación en las conductas sexuales a través de las diferentes culturas.

Es de advertir que los seres humanos tienen más variadas estrategias de apareamiento que los otros animales. Algunos se emparejan para toda la vida, mientras otros tienen un desfile sin fin de parejas intercambiables. Entre estos, existe un abanico de arreglos amorosos únicos, desde el hombre con varias esposas a las mujeres que se casan con dos hermanos. Los humanos también son menos promiscuos que sus primos primates: solo 30% de los primates y 3% de todos los mamíferos son monógamos según dijo el investigador a LiveScience.

No pocos científicos han tendido a pensar que la diversidad sexual humana tiene una curvatura de campana, con menos extremos en cada final y la mayoría en el medio.

Wlodarski y colegas analizaron los datos de las actitudes sexuales de 600 mujeres y hombres británicos y americanos. Algunas de las preguntas miraban cuánto deseaba la gente en involucrarse en sexo casual o romances de corto término.

No encontraron mucha variedad sino dos fenotipos potenciales tanto en ellas como en ellos.

Tendían a dividirse en dos grupos: personas que valoraban la fidelidad y otras buscando placer. Solo un poco más de la mitad de los hombres podían ser clasificados como con orientación promiscua, en comparación con solo un poco menos de la mitad de las mujeres.

En otro estudio similar analizaron la longitud de los dedos de 1.313 británicos, hombres y mujeres, dado que la relación entre el segundo y el cuarto dedo es una aproximación al nivel de testosterona a la que los fetos están expuestos en el útero, por lo que el grupo predijo que aquellos con una mayor relación y mayor exposición a la testosterona estarían más predispuestos al sexo casual. Esta relación es una evidencia de la proclividad hacia ese tipo de sexo.

Pero la variación entre las personas fue enorme, por lo que fue imposible predecir quién es más dado a ser infiel.

Los hallazgos, sin embargo, sugieren que esas dos estrategias de emparejamiento han persistido porque ambas tienen sus beneficios, según el tiempo y el lugar.

“En humanos la monogamia es relativamente nueva en escena -cientos a miles de años”, dijo Wlodarski. “Es una estrategia ganadora porque es novedosa y parece funcionar en la cultura que hemos creado”.

Por ejemplo, si la mayoría de hombres están en aventuras, puede dar una ventaja estratégica ser fiel y ayudar a criar los hijos con una sola mujer.

En cualquier caso, existen cientos de variantes, desde el matrimonio de niños a la píldora, que pueden moldear las estrategias de apareamiento en una sociedad dada. Este estudio solo analizó dos en el mundo occidental.

Un aporte a un tema complejo.

10 noticias científicas de la semana

1. No es infidelidad… es una opción

Un artículo publicado en Biology letters indica que las personas caen naturalmente dentro de dos grupos: aquellos que desean una relación duradera y los que buscan encuentros casuales, sugiriendo que tanto la monogamia como la poligamia son naturales en los humanos. Tanto las mujeres como los hombres caen en los dos, aunque estos tienden más hacia los encuentros pasajeros.

2. Tres padres verdaderos

El Reino Unido se convirtió en el primer país en aprobar la donación de mitocondria que mediante la fertilización in vitro permitirá que nazcan niños sanos que de no haberse realizado el procedimiento podrían padecer enfermedades serias. En la técnica, la mitocondria anómala de la madre es remplazada por la de una donante. Así, los niños serán fruto de 3 padres. Falta solo la aprobación de la Cámara de los Lores.

3. Sé cuándo morirás

En un sorprendente hallazgo científicos encontraron que los patrones de la metilación están relacionados con la edad y que los estados de metilación que parecen más viejos pueden predecir cuándo vivirá la persona. La exactitud es alta y mayor que factores como el cigarrillo, la diabetes y la enfermedad cardíaca, según el estudio publicado en Genome Biology. La metilación son los cambios químicos en el ADN.

4. Espíritu antiinflamatorio

Las emociones positivas están asociadas con marcadores de buena salud reveló un estudio publicado en Emotion. En él se demostró que las emociones positivas, especialmente cuando nos sentimos tocados por la naturaleza, el arte y la espiritualidad reducen los niveles de las citoquinas disparadoras de la inflamación, esas proteínas que le dicen al sistema inmunitario que debe trabajar duro.

5. Tú nunca cambias

Científicos encontraron un microorganismo que no ha evolucionado en 2.000 millones de años, casi la mitad de la edad de la Tierra. Una situación que concuerda con lo expresado por Charles Darwin, pues para cambiar se requiere que el ambiente lo exija y a este no se lo ha exigido. El microorganismo fue hallado al occidente de Australia. El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

6. Música que habla

Ser músico paga con creces. Un entrenamiento musical en un instrumento antes de los 14 años y con duración de al menos una década, protegería al cerebro contra problemas asociados con el reconocimiento del habla en la edad adulta, reveló un estudio publicado en el Journal of Neuroscience en el que participaron 20 voluntarios.

7. Palomas poco despalomadas

Inteligentes las palomas. Un estudio publicado en Cognition revela que las palomas pueden categorizar objetos naturales y creados por el hombre y no solo unos pocos. En experimentos categorizaron 128 fotografías en 16 categorías, haciéndolo simultáneamente. Esto sugiere una similitud en la forma en la que las palomas aprenden el equivalente a las palabras y el modo en que lo hacen los niños.

8. Nacimiento tardío

Las primeras estrellas en el universo no se formaron unos 450 millones de años tras el Big Bang y la inflación subsiguiente sino 550 millones de años después, 100 millones más de lo estimado hasta ahora. Fue cuando la ‘edad oscura’ terminó con las estrellas que pudieron iniciar su formación y empezar a brillar y su luz comenzara a interactuar con el gas y más y más átomos regresaron a sus sus partículas básicas electrones y protones, una fase conocida como la reionización. El nuevo mapa fue posible gracias al satélite Planck de la ESA, que divulgó los datos.

9. Monos viajeros

Un estudio publicado en Science entregó luces sobre el origen de los monos suramericanos, que ha sido un misterio. Con base en 3 especies peruanas primitivas extinguidas se encontró una relación sólida con parientes africanos, sugiriendo que provinieron de allí al quedar aislados por el movimiento de placas tectónicas hace 65 millones de años. Los registros fósiles más antiguos en Sudamérica se tenían de hace 26 millones de años, mientras los nuevos son de hace 36 millones. Rompecabezas que cuadra.

10. El canario canta sus genes

Científicos del Max Planck Institute for Ornithology y el Max Planck Institute for Molecular Genetics descifraron el genoma del canario, esa ave esparcida hoy por el mundo, originaria de las islas Azores, Canarias y Madeira, que canta canciones estereotipadas en las condiciones de apareamiento y más versátiles en otras épocas. El trabajo ayudará a la investigación neurológica, de la cual esta ave ha sido objeto frecuente. El estudio apareció en Genome Biology.

Yo no dije que iba a ser monógamo

Parece trivial, pero qué cosa tan complicada. ¿Alguna vez habló con su pareja sobre ser monógamos? En nuestro medio, podría aventurarse uno, no todos lo hacen. Se da por sobreentendido, pero ¿será que sí? La monogamia no viene por añadidura.

Un estudio en Estados Unidos, con 434 parejas jóvenes, encontró que sólo en el 40 por ciento, un miembro dijo que habían acordado mantenerse exclusivos sexualmente. El otro dijo que nunca lo habían acordado.

Qué interesante, ¿no? En el estudio publicado en el Journal of Sexual Research, Jocelyn Warren y Marie Harvey de Oregon State University resalta que la comunicación de la pareja sobre la exclusividad sexual no se da o no se entiende bien.

El tema, no se crea, es importante. Estudios anteriores han demostrado que el uso del condón tienden a disminuir a medida que la relación se torna más íntima y duradera. Y algunas parejas no están comunicándose como debe ser sobre los términos de su relación.

Incluso entre aquellos que han prometido ser monógamos, se encontró un 30 por ciento que había roto la promesa, con al menos un miembro de la pareja teniendo sexo con otra persona.

En los días del creciente número de enfermedades de transmisión sexual, el dato es inquietante.

Ni el matrimonio ni el tener hijos, aumentaba, de acuerdo con el estudio, la probabilidad de que la pareja hubiese acordado ser monógama.

Para Warren, las parejas son monógamas por razones emocionales, para demostrar amor y confianza en la relación, pero la preocupación es que la falta de comunicación expone a muchas de ellas a ciertos riesgos.

De aquellas 434 parejas encuestadas, 227 (52 por ciento) coincidieron en afirmar que tenían un acuerdo explícito para ser monógamos; de esos, 162 (71 por ciento) había mantenido el acuerdo.

Era más probable que las parejas con una mayor comunicación sobre la salud y compromiso tuvieran un acuerdo sobre la monogamia.

Como se ve, no es un asunto que se debe dar por sentado.