Así responde el cerebro a la religión

Regiones cerebrales activadas. Foto J. Anderson

Regiones cerebrales activadas. Foto J. Anderson

Hay una manera en la que se puede comparar la religión con el amor, el sexo, las drogas y la música. Y es el cerebro.

Las experiencias religiosas y espirituales activan los circuitos de recompensa en el cerebro del mismo modo que aquellas otras experiencias, de acuerdo con un estudio en Social Neuroscience, de investigadores de la Escuela de Medicina de University of Utah.

Estamos comenzando a entender cómo el cerebro participa en experiencias que los creyentes interpretan como espirituales, divinas o trascendentales”, dijo Jeff Anderson, autor senior. Se ha logrado con nuevas tecnologías de imágenes.

El estudio se hizo con mormones creando un momento de recogimiento que llevara a los participantes sentir el espíritu, un estado de paz y cercanía con dios y otros, importante para ellos.

Durante escaneos con resonancia magnética, 19 jóvenes adultos, 7 hembras y 12 varones, realizaron actos para evocar esos sentimientos espirituales. El examen de 1 hora incluyó 6 minutos de descanso, 6 de video de la iglesia, 8 de citas de mormones, 8 de lecturas del libro de los mormones, 12 de estímulos audiovisuales de escenas bíblicas y otros 8 de citas.

Los participantes respondían si sentían o no el espíritu, y qué iban sintiendo (paz, calor humano).

Al pensar sobre el salvador, estar con la familia eternamente y sus recompensas en el cielo, sus cerebros y cuerpos respondían, dijo Michael Ferguson, investigador.

Se encontró que los sentimientos espirituales fuertes estaban asociados con el núcleo accumbens, una región básica para el procesamiento de las recompensas. El pico se vio 1-3 segundos antes de que debían expresar su sentimiento con un botón. Cuando tenían un mayor sentimiento sus corazones latían más rápido y su respiración se agitaba.

Además de los circuitos de recompensa se vio que los sentimientos espirituales se asocian con la corteza prefrontal media, una compleja región activad en funciones como evaluación, juicio y razonamiento moral. También activaban regiones vinculadas con atención enfocada.

La experiencia religiosa es quizás la parte más influyente de cómo las personas hacen decisiones que nos afectan a todos, para el bien, para la enfermedad. Entender qué pasa en el cerebro para contribuir a esas decisiones es importante”, dijo Anderson.

No se sabe si estos hallazgos son comunes a todas las religiones. Sí se conocen estudios que muestras respuestas cerebrales distintas para las prácticas meditativas y contemplativas.

Si un extraterrestre se le apareciera a un religioso

Cortesía ESO

Las noticias se suceden con rapidez. El telescopio Hubble descubre vapor de agua en un exoplaneta del tamaño de Neptuno a unos 120 años luz hacia la constelacón del Cisne.

A 335 años luz se forma otro alrededor de una estrella 2,5 veces más grande que el Sol.

La construcción en ,archa de Extra Gran Telescopio Europeo de la Observatorio Europeo Austral (ESO) en el norte de Los Andes chilenos permitirá ver hasta la atmósfera de planetas extrasolares y detectar señales biológicas.

No es aventurado afirmar que en la próxima década, a más tardar, se tendrán noticias de ese tipo.

¿Está el hombre preparado para recibirla? Es más, ¿lo están las religiones del planeta? ¿Se deberá repensar el papel de un Dios creador de la Tierra o cabe extender su obra a todo el universo?

Mucho para discutir.

Ya en 1930, al ser preguntado, Albert Einstein decía que quizás había otros seres en otros mundos, “pero no hombres”.

La reacción de los hombres y la humanidad en conjunto es un tema que comienza a ser discutido. ¿Implicará un cambo fundamental? Eso es lo que se preguntan profesores como David Weintraub, de la Universidad de Vanderbilt.

En un interesante análisis, estudió lo que tienen para decir diversas religiones y fruto de su trabajo es el libro Religions and Extraterrestrial Life publicado el mes pasado.

Solo encontró media docena de libros que se referían a la vida extraterrestre y el cristianismo, la mayoría sobre el catolicismo romano. Por eso consideró lo que decían líderes y teólogos de distintas profesiones, al judaísmo al catolicismo, pasando por las iglesias ortodoxas de oriente, la Iglesia de Inglaterra y el Anglicanismo, varias sectas protestantes como la Convención Bautista, los Quakers, los Testigos de Jehová, los Adventistas del Séptimo Día, los mormones, el islamismo, el hinduismo y budismo, entre otras.

Entre los datos que halló figura que creen en extraterrestres:

* 55% de ateos

* 44% de musulmanes

* 37% de judíos

* 36% de hinduistas

* 32% de cristianos

Si se encuentra alguna señal de vida en otro planeta, no necesariamente inteligente, no al menos inicialmente se supone, querría decir que la vida es común en el universo. Si al estudiar miles de planetas (o millones al ritmo que se descubren) no se halla vida, significaría que solo existe acá o es muy escasa.

Un tema para el que, de hallarse, no estamos preparados, tampoco desde el punto de vista religioso.