Los agujeros negros no tienen buenos modales

No solo son comelones, se tragan toda la comida que hallan cerca, sino que no tienen buenos modales. Los agujeros negros no parecen sujetos de fiar.

Bueno, eso es lo que se desprende de una nueva teoría que trata de explicar porqué algunos son tan masivos.

Pareciera, hablando metafóricamente, que se meten todo en la boca, comiendo hasta dos alimentos a la vez.

Científicos del Reino Unido y Australia investigaron cómo algunos agujeros crecen tan rápido que se hacen miles de millones de veces más pesados que nuestro Sol.

El profesor Andrew King, del Departamento de Física y Astronomía de University of Leicester comentó que “casi toda galaxia tiene un enorme agujero negro en el centro. La nuestra tiene uno cerca de 4 millones de veces más pesado que el Sol, pero algunas galaxias tienen agujeros miles de veces más pesados. Sabemos que crecieron pronto tras el Big Bang”.

Estos enormes agujeros negros ya se habían desarrollado cuando el universo era aún muy joven, menos de 1/10 de su edad actual.

Los agujeros negros se alimentaban chupando gas, lo que forma un disco a su alrededor que cae en espiral, aunque por lo general a ritmo tan lento que no pueden explicar tal masa ni incluso considerando toda la edad del universo. “Necesitábamos hallar el mecanismo”, dijo Chris Nixon, también de Leicester.

Junto a King y Daniel Price, de Monash University en Australia, efectuaron una simulación en computador de dos discos de gas orbitando un agujero negro a diferentes ángulos. Luego de un corto tiempo, los discos se riegan y colisionan y grandes cantidades de gas cae al agujero. Así, pueden crecer 1.000 veces más rápido.

O sea: comen de dos platos diferentes.

“Si dos tipos en motocicletas dentro del muro de la muerte chocan, pierden la fuerza centrífuga que los mantiene en las paredes y caen”, explicó King. Eso le sucede al gas en esos discos y cae hacia el agujero.

Esto explicaría porqué son han crecido tanto en tan poco tiempo, aunque no se sabe cómo el gas fluía en las galaxias en el comienzo del universo.

Los dos agujeros negros más grandes jamás descubiertos son 10.000 millones de veces más grandes que el Sol.

El estudio será publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Nota: un agujero negro es una región del espacio-tiempo de la cual nada, ni la luz, puede escapar. La Teoría General de la Relatividad predice que una masa suficientemente compacta deformará el espacio-tiempo para formar un agujero.

En la imagen, el modelo que explicaría la gran masa de muchísimos agujeros negros, cortesía University of Leicester.