El hombre que estrenó cráneo

Una nueva aplicación para la tecnología de impresión 3D: remplazar cráneos.

Sí: mediante esa tecnología médicos implantaron el 75% del cráneo de un hombre, desarrollo aprobado por la FDA en febrero. El implante se hizo el 4 de marzo, reportó Tech News Daily. Este fue elaborado con base en una clase de termoplástico llamado polieterketoneketona (PEKK), un material moldeable a cierta temperatura que regresa a cierto estado cuando se enfría. A diferencia de la mayoría d ellos plásticos, las largas cadenas de polímeros de los termoplásticos no se quiebran durante el proceso de mezcla.

Como toda impresión 3D, el proceso comienza con un escan digital para usar como patrón. En este caso puede ser un escan CT o MRI del cráneo de la persona. Luego el printer hace una nueva versión de la pieza que falta, capa a capa. La versión impresa semeja un cráneo real de varias maneras, pero adiciona detalles de la superficie y los bordes del implante para fomentar el crecimiento celular. Esto puede ayudar además a que el hueso existente se una al implante con mayor facilidad.

El producto específico para la persona puede tardar dos semanas.

De la tecnología se podrían beneficiar personas que sufran accidentes en autos o traumas en la cabeza, así como aquellos con tejido óseo canceroso en el cráneo. Los implantes plásticos son livianos, no se corroen y no activan detectores de metales.

El implante del cráneo en 3D fue hecho por una compañía llamada Oxford Performance Materials, aunque la compañía envía al extranjero sus implantes esta fue la primera vez que se hace en Estados Unidos.

Nota: Una impresora 3D realiza ‘impresiones’ de diseños en 3D, creando piezas o maquetas volumétricas a partir del diseño hecho por un computador, según la definición de Wikipedia.

Dibujo cortesía OPM

Llega la era de las medicinas digitales

Si usted no se toma las medicinas como le mandó el médico, este podría enterarse. Y tiene una manera de saber si usted sigue sus recomendaciones.

La US Food and Drug Administration aprobó microchips digeribles envueltos en las drogas, que pueden decirle a su médico si usted sí está tomando las medicinas.

“Cerca de la mitad de los pacientes no toman los medicamentos como debería ser”, según Eric Topol, director de Scripps Translational Science Institute en La Jolla, California. “Este dispositivo podría ser la solución”.

El dispositivo es fabricado por Proteus Digital Health en Redwood City en California.

¿Cómo actúa esta especie de soplón? El sensor del tamaño de una partícula de arena consiste de un chip de silicio con solo rastros de magnesio y cobre. Cuando se traga, genera un pequeño voltaje en respuesta a los jugos digestivos, lo que envía una señal a un parche en la piel del paciente qu entonces manda la información al celular del personal médico.

La FDA y su contraparte europea aprobaron el dispositivo basados en su seguridad y eficacia con placebos, pero Proteus espera recibir pronto aprobación para otras drogas

Los medicamentos que deben ser tomados por años, como aquellos para la tuberculosis resistente, la diabetes y para adultos con enfermedades crónicas están entre los primeros candidatos, según George Savage, cofundador y jefe médico de la compañía.

“No se trata de que los médicos castiguen los pacientes, sino de entender cómo están respondiendo a sus tratamientos”, dijo Savage. “De esta manera pueden prescribir una dosis diferente u otra medicina si ven que no se está tomando adecuadamente”.

Los proponentes de los dispositivos médicos digitales predicen que tendrán alternativas para las visitas médicas, los exámenes de sangre, las imágenes MRI y CAT. Otros incluyen dispositivos implantables inalámbricos que inyectan drogas en determinados tiempos y sensores que envían un electrocardiograma al celular inteligente.

Para Topol, esta será recordada la década de los dispositivos médicos digitales.