Estar de buen humor para trabajar creativamente

Si encuentra que un empleado mira videos divertidos en internet, no quiere decir que está perdiendo el tiempo. No, bajo un reciente hallazgo en psicología.

Sí, tal parece que estar de buen humor es una manera de pensar más creativamente.

“Generalmente, el humor positivo ha sido asociado al aliento de la solución de problemas creativos y al pensamiento flexible”, dice Ruby Nadler, graduado de la Universidad de Western Ontario. Ella y sus colegas Rahel Rabi y John Paul Minda realizaron un estudio presentado en Psychological Science, en el que analizaron una clase particular de aprendizaje que es mejorada por el pensamiento creativo.

Los estudiantes que tomaron parte en el estudio fueron puestos en diversos estados de ánimo y se les entregó una tarea de aprendizaje (aprendían a clasificar un conjunto de fotos con patrones visuales complejos. Los investigadores manipularon el ánimo con la ayuda de clips de música y de videos; primero, ensayaron algunos para ver qué los ponía tristes o contentos. La música más alegre fue una pieza de Mozart y el video más alegre el de un bebé riendo. Los investigadores los usaron luego en el experimento: una canción triste y un video de la Lista de Schindler y una noticia sobre un terremoto; y una pieza y un video que no afectaba el humor. Luego de escuchar la pieza y ver el video, los participantes tenían que intentar aprender a reconocer un patrón.

Los voluntarios más contentos aprendieron mejor la regla para clasificar los patrones que los tristes o neutrales.

Para resolver un problema que requiere pensar con innovación, ser positivo puede ayudarle, dijo Nadler. Y la música es una manera fácil de tener un buen humor, aunque cada quién puede tener una pieza musical de su preferencia, no necesariamente Mozart.

Quizás por eso es que las personas ven videos chistosos en la oficina. “Tratan inconscientemente de estar de buen genio”, dijo. Entonces, no estarían perdiendo tiempo.

Saque pareja, señor bebé

Bailarines de principio a fin: los bebés nacen para bailar, según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.
Sí, científicos del Reino Unido y Finlandia les colocaron a 120 bebés entre 5 y 24 meses de edad canciones infantiles y de música clásica, sonidos de tambor, palabras infantiles y un discurso regular.
Encontraron que el habla les inspira poco movimiento, pero la música sí los hacía moverse continuamente. Se movían con un ritmo claro y ajustaban sus movimientos con las distintas variaciones. Además: cuando más igualaban su movimiento con la música, más sonreían.
Aún no se ha resuelto cómo los humanos evolucionamos nuestro sentido musical, pero es claro que lo disfrutamos desde muy pequeños.
Un video sobre el estudio fue presentado por los científicos.

Los bebés aprenden el idioma desde el útero

Los fetos humanos son capaces de memorizar los estímulos auditivos del mundo externo hacia el último trimestre de embarazo, con una particular sensibilidad a la melodía, tanto en la música como en el lenguaje.
Es lo que encontraron Birgit Mampe y colegas de la Universidad Würzburg en Alemania, según un artículo en Current Biology.
Los recién nacidos prefieren la voz de su madre sobre otras y además perciben el contenido emocional de los mensajes transmitidos vía la entonación en el habla de la madre, concluyeron los investigadores.
Para llegar a esa conclusión, analizaron los patrones del llanto de 30 bebés recién nacidos franceses y 30 alemanes con respecto a su melodía e intensidad.

12