Resumen científico de la semana

Imagen U. Zurich

Imagen U. Zurich

1. ¿Por qué tienes esa barriga tan grande?

Un estudio de más de 120 tetrápodos, desde tiempos prehistóricos a la actualidad, encontró que los herbívoros tienen una cavidad torácica el doble de la de los carnívoros, indicando que quienes comen plantas tienen un estómago más grande y todo parece deberse a las dificultades para la digestión de estas. En el estudio se analizaron aves, reptiles, mamíferos, dinosaurios y otros animales. Apareció en el Journal of Anatomy.

2. Daños del tabaco

En 17 tipos de cáncer científicos descubrieron las mutaciones en el genoma causadas al fumar, un avance para entender los mecanismos por los cuales el tabaco induce esos cambios que pueden derivar en cáncer en tejidos expuestos de manera directa o indirecta. La hipótesis es que los químicos del tabaco dañan el ADN en los tejidos expuestos de manera directa, pero no se entiende cómo resultan afectados los de exposición indirecta. El estudio apareció en Science. Se detectaron 150 mutaciones extras en cada pulmón por año de fumar una cajetilla al día.

3. Calientes, calientes

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente reportó que hacia 2030 el mundo emitirá 12 gigatoneladas más de gases de invernadero de lo que se debería para que la temperatura del planeta no aumente más de 1,5 °C con respecto a la era preindustrial. La temperatura con esas emisiones podría llegar hasta los 3,9 °C a fines de siglo, lo que sería catastrófico para la vida.

4. Un cerebro veloz

Mediante el estudio de cerebro de felinos, investigadores encontraron que en el guepardo es más pequeño y a sí el área del lóbulo frontal, relacionada con la sociabilidad aunque este es uno de los felinos sociales. Al tener cerebro más pequeño requiere menos energía y a eso se podría deber la gran velocidad de este carnívoro según el artículo en Frontiers in Neuroanatomy. Ese cerebro más pequeño puede ser consecuencia de un cráneo de forma inusual, una adaptación que evolucionó para las altas velocidades.

5. Hijos de… la genética

En un sorprendente hallazgo de genetistas de Uppsala University en Suecia, se identificaron 12 regiones del ADN muy relacionadas con la edad a la que tenemos nuestro primer niño y al número total de hijos, algo que siempre se ha creído ser elección personal, factores ambientales o circunstancias sociales. En el estudio tuvieron que ver 250 científicos de muchas instituciones y lugares del mundo. ADN, ADN: dime cuántos niños voy a tener. Fue publicado en Nature Genetics.

6. Zika testicular

En ratones se encontró una disminución de la fertilidad y una reducción del tamaño de los testículos a las tres semanas de una infección por zika, aparte de niveles bajos de dos hormonas relacionadas con la concepción, con lo cual el macho tiene más dificultades para preñar la hembra según el estudio aparecido en Nature. Si sucede igual en humanos, no se ha estudiado todavía.

7. Se me pegó la canción

¿Por qué hay canciones que sin quererlo tarareamos seguido horas después de haberlas escuchado? Un estudio sugiere que son canciones rápidas, con una melodía genérica fácil de recordar y con algunos intervalos, como repeticiones que las hacen distintas al promedio. El artículo apareció en Psychology ofAesthetics, Creativity and the Arts.

8. Otra espinaca para Popeye

Investigadores del MIT publicaron en Nature Materials el desarrollo de una planta de espinaca que se la quisiera Popeye: puede oler explosivos gracias a un sistema electrónico con nanotubos de carbono insertados, que en presencia del explosivo emiten luz ultravioleta leída por una cámara unida a un computador, enviando un correo a la persona interesada. Un desarrollo de la naciente y prometedora nanobiónica.

9. No es la bebida, es el estrés

Un artículo en Neuron muestra cómo los ratones sometidos a estrés ingieren más alcohol, al tener una respuesta debilitada a la dopamina inducida por alcohol y por eso bebían más que los ratones no estresados. El estrés altera el equilibrio y la respuesta de distintos tipos de neuronas, una idea de lo que puede suceder en las personas sometidas a situaciones estresantes.

10. Medellín celeste

No fue un hecho científico como tal, pero sirvió para conocer cómo se nombran los asteroides descubiertos por los astrónomos. El profesor Ignacio Ferrín, de la Universidad de Antioquia otorgó el nombre de Medellín al asteroide 366272 descubierto por él a comienzos de siglo en Venezuela, un cuerpo de 6,4 kilómetros de diámetro que gira a más de 420 millones de kilómetros del Sol.

Pobres mueren ahogados, los ricos recalentados (serie cambio climático 2)

Desastre invernal en Manatí, Atlántico, 2011. Foto Henry Agudelo

Planeta estremecido: en los últimos 20 años, 90% de los grandes desastres naturales han sido causados por 6.457 inundaciones, tormentas, olas de calor, sequías y otros fenómenos relacionados con el clima.

Eso dice un nuevo reporte de Naciones Unidas una semana antes de que se inicie la Conferencia de las Partes de la Conferencia sobre el Cambio Climático en París.

Los 6 países más golpeados por esos eventos son Estados Unidos (472), China (441), India (288), Filipinas (274) e Indonesia (163).

El tema va en serio: el cambio climático hace de las suyas.

Desde la primera Conferencia de las Partes en 1995 se han perdido en esos eventos 606.000 vidas y 4.100 millones han quedo heridos, sin hogar o han requerido asistencia.

El reporte de Naciones Unidas subraya algunos vacíos en la información, advirtiendo que las pérdidas económicas por desastres climáticos son mucho más altas que los US$1.891 billones, que responden por el 71% de todas las pérdidas atribuidas a amenazas naturales en estos 20 años. Solo 35% de los registros incluyen información sobre las pérdidas económicas.

Para la agencia de Naciones Unidas las reales pérdidas, incluyendo terremotos y tsunamis, son de 250 a 300 billones cada año.

Margareta Wahlström, directora de la oficina de Reducción de Riesgos por Desastres de Naciones Unidas, dijo que “el tiempo y el clima son grandes detonantes del riesgo de desastres y este reporte demuestra que el mundo está pagando un alto precio en vidas. Las pérdidas económicas son un gran reto para muchos de los países menos desarrollados que combaten el cambio climático y la pobreza”.

Un acuerdo en la COP 21 de París podría significar un alivio a largo plazo al disminuir las emisiones de gases de invernadero, pero por ahora la necesidad es reducir niveles existentes de riesgo y evitar nuevos asegurando que las inversiones privadas y públicas estén informadas del riesgo y no aumenten la exposición de la gente y recursos económicos a las amenazas naturales en llanuras de inundación, zonas costeras bajas y otros sitios destinados a asentamientos naturales”.

El reporte trae datos significativos:

Asia responde por el mayor número de impactos con 332.000 muertes y 3.700 millones de personas afectadas. Esto incluye 138.000 muertes por el ciclón Nargis en Myanmar en 2008.

En promedio cada año a partir de 2005 se produjeron 335 desastres relacionados con el clima, un incremento de 14% desde 1995 a 2004 y casi el doble de lo registrado entre 1985 y 1995.

Durante el periodo del reporte, 87 millones de hogares fueron averiados o destruidos.

Las inundaciones responden por el 47% de todos los desastres climáticos, afectando 2.300 millones de personas y matando 157.000. Las tormentas son las más mortíferas, con 247.000 víctimas o 40% de las muertes por el clima, con 89% de ellas ocurriendo en países de bajos ingresos.

Las olas de calor produjeron 148.000 muertos de los 164.000 debidos a temperaturas extremas y 92% de ellos en países de altos ingresos, el 90% en Europa.

Las sequías afectaron más África que a otro continente. Hubo 136 eventos entre 1995 y 2015, 77 de ellas en África oriental.

Nota: esta información es parte del cubrimiento de la Cumbre del Cambio Climático en París, COP 21, del 30 de noviembre al 11 de diciembre.

Qué pasa en la cumbre de Rio+20 sobre desarrollo sostenible

¿Qué pasa en Rio+20? Es esta la cumbre internacional de Naciones Unidas más grande sobre medio ambiente y desarrollo sostenible desde 1992 cuando se hizo la Cumbre de la Tierra.

Poco se habla en nuestros medios del tema o se habla sin contextualizar. No pocos solo presentan la posición colombiana.

En Rio+20, como expresó el secretario general de la Cumbre, el chino Sha Zukang, se persigue establecer unas metas de desarrollo sostenible, fortalecer el marco institucional para lograrlas, profundizar en el concepto de economía verde y definir acciones claras en temas como energía, agua, océanos, seguridad alimentaria, empoderamiento de la mujer y educación entre otros.

A la cita en Río de Janeiro se llegó sin una posición clara pese a las negociaciones desarrolladas en diferentes lugares, entre ellos en Nueva York en mayo.

El martes en la madrugada, los delegados aprobaron un texto de 49 páginas, reducido de uno inicial de 80. Sería la declaración oficial.

Con él no todos están satisfechos, como es el caso de la Unión Europea, aunque algunos sí, como el secretario general de Naciones Undias, Ban ki-moon. Janez Potocnik, comisionado europeo, cree que hay avances en las metas del desarrollo sostenible y en el reconocimiento de la economía verde como instrumento para conseguir esos objetivos.

El texto comienza a discutirse hoy cuando es la apertura oficial de Rio+20, cuyo segmento de alto rango, con la presencia de numerosos jefes de Estado, pero sin la presencia del estadounidense Barack Obama ni de la alemana Angela Merkel, se extenderá hasta el viernes.

¿Qué habrá en definitiva? Aunque solo se conocen apartes del documento base definido el martes, no habrá metas concretas ni compromisos sólidos, tal como ha sucedido en la mayoría de citas internacionales sobre desarrollo sostenible, medio ambiente y cambio climático.

No todos esperaban definir esas metas. El ministro del ambiente de Colombia, Frank Pearl, siempre ha apostado a negociaciones post Rio+20 para definir metas e indicadores.

El texto tiene mucho de ‘tomar nota de’ y poco de ‘decidir’ y ‘compromiso’ en palabras de Connie Hedegaard, ex comisionada de medio ambiente de la Unión Europea.

Para analistas y representantes de la sociedad civil, las carencias son claras:

No hay consenso sobre la economía verde, considerada por países en desarrollo como dos palabras con las que las naciones desarrolladas pretenden apropiarse y comercializar más los recursos naturales. El texto dice que cada país tiene sus propias herramientas para alcanzar el desarrollo sostenible.

Se desechó la petición de 30.000 millones de dólares anuales de las economías en desarrollo, habiéndose optado por “fondos de múltiples orígenes”.

No se incluyó la esperada cláusula que pedía eliminar subsidios a los combustibles fósiles.

Se eliminó a última hora la propuesta de un gobierno de altamar en el tema de océanos.

Se omitió concretar una reforma profunda al Programa de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente (PNUMA), pues los países ricos no desean que les pidan más dinero.

Para Sha Zukang si se implementan las acciones aprobadas y se cumplen las medidas de seguimiento, el documento sí es un avance.

El texto cuenta con 283 párrafos en 6 capítulos y 49 páginas.

La propuesta colombiana, que parece haber quedado incluida, es definir los Objetivos del Desarrollo Sostenible en conjunción con los del Milenio, que finalizarán en 2015, pero más ambiciosos. Esto requiere metas e indicadores, que se negociarían tras Rio+20.

¿Éxito? ¿Fracaso? El documento carece de ambición, es tímido, pero en asuntos de negociaciones internacionales es difícil que un texto sea agresivo y radical.

Se esperaba más. Habrá que ver lo que pasa de acá al viernes.

SOS: se dispararon emisiones de CO2

Mucha reunión, mucho tilín, tilín y de aquello nada. La situación comienza a preocupar. El optimismo podría desvanecerse.

Las emisiones relacionadas con el dióxido de carbono (CO2) provenientes de fuentes de energía fueron las más altas de la historia.

Así lo dio a conocer la Agencia Internacional de Energía.

Luego de un bajón en 2009 debido a la crisis financiera global, las emisiones continuaron en alza hasta imponer una nueva marca: 30,6 gigatoneladas, un 5% más que en 2008, cuando el nivel llegó a 29,3 Gt.

No paran aquí las noticias. La Agencia ha estimado que 80% de las emisiones proyectadas para el sector a 2020 están aseguradas dado que provendrán de plantas que se están en funcionamiento o en construcción.

“Este incremento significativo en las emisiones de CO2 y el bloqueo de las emisiones futuras por las inversiones en infraestructura representan un serio retroceso en nuestras esperanzas de limitar el aumento global de la temperatura a no más de 2 grados centígrados”, dijo Fatih Birol, jefe economista de la Agencia, quien supervisó el World Energy Outlook, la publicación bandera de la Agencia.

Líderes mundiales acordaron limitar el aumento de la temperatura a 2° C durante las conversaciones del clima de Naciones Unidas en Cancún 2010. Para alcanzar la meta, la concentración a largo plazo de gases de invernadero en la atmósfera deben ser limitadas a unas 450 partes por millón de CO2 equivalente, solo un 5% de incremento comparado con un estimado de 430 partes en 2000.

El World Eenrgy Outlook de 2010 estableció un escenario 450, un derrotero energético consistente con alcanzar esa meta, basado en las emisiones que los países han acordado alcanzar para 2020. Para que ese derrotero se logre, las emisiones globales relacionadas con energía no deben ser mayores de 32 Gt en 2020. Esto significa que durante los próximos 10 años las emisiones deben crecer menos del total de lo que crecieron de 2009 a 2010.

“Nuestras últimas estimaciones son otro llamado a despertar”, dijo Birol. “El mundo ha llegado increíblemente cerca al nivel de emisiones que no debería alanzarse hasta 2020 si se quiere obtener la meta de los 2° C”. Dado ele strecho margen de maniobra, a menos que se tomen decisiones firmes pronto, será todo un reto tener éxito en lograr la meta acordada en Cancún”.

En términos de combustibles. 44% de las emisiones estimadas de CO2 en 2010 provinieron del carbón, 36% del petróleo y 20% del gas natural.

Nunca había sido mayor el reto de mantener y mejorar el nivel de vida de la gente en todo el mundo limitando las emisiones de dióxido de carbono. La Agencia estima que 40% del total de emisiones provino de países miembros de la OECD, pero ellos sólo aportaron el 25% del crecimiento en comparación con 2009.

Países por fuera de los de la OECD, encabezados por China e India tuvieron mayores aumentos en sus emisiones al acelerarse su crecimiento económico.

Pero en la base de las emisiones por cápita, los países de la OECD colectivamente emitieron 10 toneladas, comparadas con 5,8 en China y 1,5 en India.

El anuncio de la agencia llegó a pocos días de que comience en Bonn la segunda sesión de las negociaciones del clima, preparatorias de la cumbre de Durban en diciembre. Hasta ahora no se vislumbra ningún avance significativo.

Estados Unidos, el segundo mayor emisor de gases, se encuentra maniatado al desistir el gobierno de Barack Obama en la presentación de una ley para regular el sistema energético por la posición de los republicanos, dominantes hoy en temas legislativos, contraria a cualquier tipo de regulación.