Moviendo las manos con la mente

Foto Wikipedia

La mente todo lo puede… un viejo dicho que en muchos casos es verdad. Y eso lo acaban de demostrar en Austria, donde 3 hombres se convirtieron en los primeros en recibir una reconstrucción biónica que les permite usar una mano prostética controlada por su mente.

El avance fue divulgado en The Lancet.

Desarrollada por el profesor Oskar Aszmann, de la Universidad de Viena, la técnica combina una transferencia selectiva de nervios y músculos, amputación electiva y remplazo con una prótesis robótica avanzada, con sensores que responden a los impulsos eléctricos en los músculos.

Tras una rehabilitación integral, la técnica restauró en grado alto la funcionalidad en los tres hombres, ayudándoles en su vida diaria.

Sufrían de una avulsión (desgarramiento) del plexus braquial, una amputación interna, que separa de manera irreversible la mano del control neuronal. Las cirugías para el caso son duras y poco efectivas. El avance del profesor Aszmann fue crear y extraer señales neurales mediante transferencia de nervios amplificada por el trasplante muscular, señales que fueron decodificadas en una sólida función mecatrónica de la mano.

Las lesiones del plexo braquial ocurren por traumas en accidentes o en deportes de choque como el fútbol americano. Se presentan cuando los nervios (una red de nervios que se originan en la región del cuello y se desparraman para formar los nervios que controlan el movimiento y la sensación en las extremidades superiores, incluyendo hombros, brazo y mano) se lesionan.

Antes de la amputación, los 3 pacientes pasaron 9 meses de entrenamiento cognitivo, para entrenar sus músculos y usar las señales eléctricas para controlar una mano virtual.

Tres meses después la prótesis robótica les dio mejor movimiento en sus manos, más calidad de vida y menos dolor. Y pro primera vez en mucho tiempo podían coger un cuchillo, tomar un balón, usar una llave,

Para el profesor no hay impedimento para que su desarrollo sea practicado en cualquier centro médico con recursos y experiencia suficientes.

Hallazgos curiosos de la ciencia

Abracadabra… patas de cabra… usted dejará de fumar… se lo dice el gran mago… Una investigación de la Universidad de Michigan dice que escaneos del cerebro mostrando reacciones neuronales pueden predecir cambios mucho mejo que la persona cuyo cerebro está siendo examinado. Emily Falk, del Communication Neuroscience Laboratory, condujo un estudio de la actividad cerebral de 28 fumadores para investigar si mensajes a favor de la salud tendrían algún impacto en su capacidad de dejar de fumar. Se encontró que existe una relación positive entre la actividad cerebral y el éxito en dejar el cigarrillo, aún cuando las personas en el estudio predijeran erróneamente su probabilidad de éxito. Es más, el reporte concluye que la actividad neuronal es un complemento útil para las medidas de autoreporte existentes. El hallazgo se publicará en Health Psychology. Es decir: el investigador sabe que usted dejará o no de fumar mriando el cerebro, lo que usted desconoce. Qué curioso.

Para dar una idea de ese mundo de objetos afuera, vemos el resultado de la misión Neowise de la Nasa, que acaba de completar su objetivo: Halló 20 cometas, más de 33.000 asteroides en el cinturón entre Marte y Júpiter y 134 objetos cercanos a la Tierra (a menos de 45 millones de kilómetros). Si un objeto extraterrestre como un asteroide (no piense mal) se acerca a 50.000 o más kilómetros por hora, sería catastrófico para la Tierra. Gregory Matloff, investigador de la Nasa cree que sólo se podría destruirlo o cambiar su trayectoria. Para ello sugiere enviar un rayo que lo caliente, de modo que cambie de rumbo. Es el caso de Apophis, que se acercará a la Tierra en 2039 y en 2036. y mide al menos lo mismo que un edificio de 90 pisos y pesa unas 25 millones de toneladas. Su paso cerca al Sol en 2029 podría calentarlo y desviar su camino… siguiendo hacia la Tierra. Bien curioso.

Nada tontas. Ni estáticas. Las plantas se preparan para futures invasiones activando genes durante momentos del día cuando es más probable que encuentren patógenos que puedan afectarlas, reveló un estudio en Nature. Logran esto gracias a la sincronización de genes de resistencia con su propio reloj circadiano, los ritmos diarios que regulan varios aspectos de la fisiología de las plantas, reportaron los autores. Sin un sistema inmune especializado, las plantas dependen de un gran conjunto de genes que codifican por receptores y otras proteínas que específicamente reconocen moléculas de un amplio rango de patógenos. Conocidos como genes de resistencia a las enfermedades, son responsables de iniciar una serie de procesos fisiológicos que reducen el progreso de las infecciones. Qué curioso.

Amputados cuyo sentido del tacto ha sido reorientado de la extremidad perdida ven su prótesis no como una herramienta sino como parte de su cuerpo, sugiere un estudio en Brain. Tal sentido reforzado de propiedad, podría conducir a prótesis que operen sin, por decirlo así, costuras en el lugar de la extremidad amputada. Tal parece, indicó Steven Hsiao, de John Hopkins University, que el cerebro puede tomar esa sensación anormal y atribuirla al brazo o la mano: el nervio remanente había sido reenfocado hacia un sitio del brazo encima del punto de amputación. Qué curioso.

Un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Francisco diseñó una bacteria E. Coli con un circuito molecular que les permite a los ingenieros genéticos programar células para comunicarse y realizar cómputos. El trabajo crea en las células el mismo sendero lógico que se encuentra en los computadores electrónicos y crea un método para crear circuitos redirigiendo la comunicación entre las células, informaron en Nature. Muy curioso.

Señor odontólogo: con espray por favor

Si sentarse en la silla del odontólogo es de por sí toda una hazaña, más lo es cuando se acerca esa jeringa para colocar una anestesia.
Esa imagen podría ser parte del pasado, como para exponer en ferias de antigüedades.
Científicos reportaron evidencias de que un anestésico local común, al ser aplicado como espray nasal o gotas en la nariz, viajan a través del nervio principal de la cara y se establece en grandes cantidades en dientes, mandíbula y otras estructuras de la boca.
El descubrimiento podría conducir a una nueva generación de drogas intranasales para tratamientos no invasivos del dolor dental, la migraña y otras condiciones, reportaron los científicos en el journal bimestral Molecular Pharmaceutics.
William Frey II y colegas observaron que drogas administradas a través de la nariz se desplazan a lo largo de los nervios y van directamente al cerebro. Hasta ahora los científicos no habían examinado si ese tipo de drogas llegaban a los dientes, encías y otras áreas del rostro y la boca para reducir la sensación de dolor.
Neil Johnson, trabajando con Frey y Leah Hanson, encontró que la lidocaína o xilocaína, rociada en la nariz de ratas de laboratorio, viajaba rápido por el nervio trigénimo y se congregaba en sus dientes, mandíbulas y bocas a niveles 20 veces más altas que en la sangre o el cerebro.
Toda una novedad.