Arrasaron los Llanos, denuncia de investigadora

Cultivo en los Llanos. Foto Julio César Herrera

La deforestación causada por la tecnificación agrícola en los Llanos es peor que la producida por la minería ilegal y la coca, reveló la científica colombiana Liliana Dávalos, investigadora de Stony Brook University.

En una entrevista en la revista New Scientist, la investigadora explicó que los Llanos poseen ríos de hasta 1 kilómetro de ancho y es una región de pastos naturales entremezclados con bosques. Al analizar datos de satélite de 2002 a 2007 encontró que la deforestación encontraron una situación sorprendente que no puede ser explicada ni por los sembrados de coca ni por el crecimiento poblacional.

Dávalos dijo a la revista que “el salto tecnológico transformó el paisaje de uno que tenía pastos a uno que soporta ahora cultivos globalizados. Los suelos son ácidos, por lo que crecía el pasto. A finales de los 1990 los agrónomos adicionaron una tonelada de cal a cada hectárea para cambiar el pH del suelo. Eso significó que con rapidez podía sembrarse caña de azúcar, palma de aceite, soya y más cultivos. El valor de la tierra se disparó. Los bosques de los Llanos han casi que desaparecido”.

La científica indicó que la agricultura legal es ahora el gran problema debido a las gigantescas cadenas alrededor del mundo que producen cosas en un lugar y las llevan a todas partes.

“En Colombia es la tormenta perfecta. Como el paisaje no es de selva sólida, no tiene voces de activistas que lo defiendan, por lo que la destrucción no ha estado en el radar. Y hubiera estado para mí también si no hubiera mirado las imágenes de satélite. La escala me dejó sin aliento. Son millones de hectáreas tomadas por la agricultura que no existían cuando yo crecí en esa región”.

Dávalos consideró que cuando se trata de coca o minería ilegal todos las rechazan, pero en el caso de la agricultura a gran escala las opiniones están divididas: hay un mercado internacional legitimo para esos productos. Y hay grupos muy poderosos, con capacidad de lobby, y esas industrias han recibido beneficios impositivos

Hallan tataranieto de Eva

¿Será que encuentran el hijo de Eva? Bueno, al menos acaban de identificar uno de sus tataranietos, hablando figurativamente.

Un hombre, pescador más exactamente, que murió a los 50 años hacia el año 315 antes de Cristo, no mucho después de la muerte de Alejandro Magno, es el descendiente más antiguo relacionado con Eva, la mujer conocida como la Eva mitocondrial, el teórico ancestro común de todos los humanos y que debió vivir hace unos 100.000 a 200.000 años.

El fascinante hallazgo fue anunciado ayer.

Si se rastrea el ADN de la mitocondria en nuestras células heredada de la madre, todos tenemos un ancestro común. Y aunque ella no fue la primera mujer humana, otras de su tiempo no dejaron descendientes, por lo que toda mitocondria puede señalar a ese ancestro.

Dentro del AND de esta mujer fundadora existían casi todas las variaciones genéticas que vemos en los humanos modernos. A partir de ella todas las poblaciones humanas se han apartado genéticamente dando pasos a los distintos grupos étnicos de la actualidad.

El pescador, cuyos restos fueron hallados en 2010 en la bahía de Santa Helena en Sudáfrica, era un miembro de una rama no conocida hasta ahora del árbol genealógico humano. Se trata del primer grupo que divergió de todos los otros grupos modernos identificados hasta ahora, según Vanessa Hayes, del Garvan Institute en Sidney, Australia, cabeza de la investigación.

El hombre es el primer humano antiguo de la África subsahariana, la cuna de la Humanidad, en tener su genoma secuenciado. Sus ancestros divergieron de otros humanos hace unos 150.000 años, de acuerdo con un artículo en New Scientist.

Los restos del hombre fueron analizados por el antropólogo Alan Morris. Descubrió que era un pescador marino por un canal en su oído, común llamado el canal de los surfistas. Medía 1,5 metros y estaba enterrado en una tumba con gran cantidad de conchas, algo inusual en los cazadores-recolectores africanos, que no enterraban sus muertos.

El examen de la mitocondria confirmó que el grupo del pescador se separó de los descendientes de Eva antes que los dos grupos conocidos hasta hoy, que se han hallado entre los miembros de algunos sudafricanos conocidos como los khoisanidos.

¿Esquizofrenia autoinmune?

Uno en cada 10 casos de esquizofrenia puede estar originado en una reacción autoinmune contra las células del cerebro según estudios iniciales publicados en New Scientist.

El hallazgo abre posibilidades para un tratamiento efectivo en esta dura enfermedad mental. Y por eso en la reunión de la Royal Society of Medicine en Londres, a los médicos se les recomendó considerar el origen autoinmune cuando un paciente muestre sus primeros síntomas de esquizofrenia.

Estos pacientes experimentan síntomas de sicosis como alucinaciones, paranoia y falsas creencias. Afecta al 1% de las personas en el mundo occidental y se cree que es provocada por una sobreactivación de los canales de dopamina en el cerebro.

Las medicinas antisicóticas no siempre funcionan y tienen efectos colaterales serios dijo la revista, que explicó que estudios previos han hallado que los anticuerpos para el receptor NMDA en las neuronas ocasionan inflamación cerebral, provocando desmayos, comas y algunas veces sicosis.

En los últimos años, estos anticuerpos también han sido hallados en la sangre de personas cuyo único síntoma es sicosis. En 2010, Belinda Lennox, de la Universidad de Oxford examinó 46 personas con episodios recientes de sicosis para ver los anticuerpos conocidos por enfocarse en las neuronas. Tres personas -cerca del 6%- dieron positivo.

“La pregunta es si un porcentaje mayor de casos puede tener otros anticuerpos que aún no logramos detectar”, según Robin Murray, del Instituto de Siquiatría en Londres, quien no participó del estudio.

Hoy Lennox dirige un ensayo más grande. Los resultados preliminares sugieren que otros anticuerpos también podrían estar involucrados.

Peces van a la sala de masajes

No debe ser fácil la vida para los peces del coral, que pese al idílico paisaje a la luz de los humanos, deben lidiar con el estrés del lugar. ¿Qué tal un masaje?

El pez cirujano Ctenochaetus striatus se valen del lábrido limpiador (Labroides dimidiatus) para remover sus parásitos y la piel muerta, lo cual ha sido documentado de tiempo atrás.

Marta Soares, del ISPA University Institute en Lisboa (Portugal) notó además que estos aseadores naturales ofrecen un servicio adicional: pueden aplacar al agitado pez cirujano frotándole hacia delante y atrás las aletas pélvica y pectoral.

Soares y su grupo analizaron si se trataba de una interacción social o de un masaje que en verdad mantenía tranquilo al cirujano. “Sabemos que los peces experimentan dolor. Quizás también experimentan placer”, dijo la investigadora.

Para investigarlo estudiaron dos grupos de ocho peces cirujanos confinados en baldes durante un periodo corto para simular el estrés de su medio -depredación, conflictos con los limpiadores o competencia por alimentos. Los introdujeron con simuladores de peces: uno quieto y otro que se movía adelante y atrás.

Todos se acercaron al modelo de pez, pero en el tanque en el cual estaba el que se movía, los peces se colocaban debajo y obtenían un masaje del lomo. Estos peces se mostraban más relajados según se midió la hormona cortisol, que se libera en respuesta al estrés.

Todd Anderson, biólogo de la Universidad de California en San Diego, se mostró sorprendido al ser consultado por New Scientist sobre la disminución del estrés por el contacto, pues por lo general este lo eleva en vez de disminuirlo.

Pero, aceptó, este contacto lo inicia el pez-cliente por una relación benéfica que incluye la remoción de parásitos.

Para Soares, quizás el pez recurre al masaje por las mismas razones que una persona. ¡Relax!

Los pájaros también tienen su propia gramática

Quizás no tienen verbos ni sustantivos ni adverbios, pero tienen su gramática. No nos referimos a las personas: las aves, al menos algunos pájaros, desafían la creencia de que solo los humanos han desarrollado reglas gramaticales.

Los pájaros fringílidos (fringillidae) de Bengala (India) tienen sus propias versiones de tales reglas –sintaxis- de acuerdo con Kentaro Abe, de Kyoto University en Japón, citado por New Scientist.

“Los pájaros cantores tienen una capacidad espontánea de procesar estructuras sintácticas en sus canciones”.

Para demostrarlo, el grupo de Abe hizo sonar remixes no gramaticales del canto de esos pájaros paseriformes y midieron las respuestas.

Si bien se sabe que otros animales como los perros, los loros y los simios interpretan y construyen frases, y reconocen las palabras humanas para determinados objetos, Abe afirma que sólo aquellas aves han demostrado poseer una forma de gramática en su expresión vocal, aunque se ha proclamado que las ballenas también.

En su medio natural, estos pájaros de Bengala llaman con vigor cuando escuchan canciones no familiares, por lo general de pájaros extraños, y Abe y Dai Wanatabe exploraron tales reacciones para medir si podrían advertir cantos sin gramática.

“Lo que encontramos fue inesperado. Los pájaros reaccionaron sólo ante una de esas versiones mezcladas, como si advirtieran que violaba ciertas reglas de la gramática, mientras que los otros tres remixes no”, dijo Abe. Casi 90 por ciento de los pájaros testeados respondieron de ese modo. “Esto indica la existencia de una regla específica en el orden secuencia de las sílabas en sus canciones, compartidas dentro de la comunidad social.

En los experimentos siguientes, Abe demostró que las reglas no eran innatas sino aprendidas. Aves criadas en aislamiento fallaron al reaccionar ante aquel remix hasta que pasaron dos semanas con otros pájaros. El investigador también les enseñó reglas gramaticales no naturales habituándolos a esas versiones y después midió la reacción ante las versiones mezcladas que violaban las reglas ‘artificiales’.

Por último, Abe destruyó químicamente en algunos pájaros un área del cerebro llamada el nidopalio anterior y pudo demostrar que es vital para registrar la gramática mala. En los humanos es la región de Broca la que se activa cuando escuchamos frases sin gramática.

Para Constance Scharff, de la Free University of Berlin, entrevistada por New Scientist, el estudio de Abe es importante porque a menudo se proclama que sólo los humanos es la única especie que usa la gramática.

El estudio fue publicado en Nature Neuroscience.

¡Una bacteria con 100 millones de años!

Convivieron con los dinosaurios. Sí, puede suponerse. Bueno, al menos vivieron en el mismo tiempo.

Son los organismos más viejos del planeta. Unas bacterias que viven en el fondo del mar Ártico tienen 100 millones de años. Podrían ser más longevas: aquel es el periodo de hibernación, de acuerdo con un estudio de Casey Hubert, de la Universidad de Newcastle y el Grupo de Geociencias, presentado en el encuentro de la Society for General Microbiology, citado por New Scientist.

Los científicos se encontraron tal sorpresa cuando estudiaban la actividad biológica en muestras sedimentarias del fondo del mar en la isla noruega de Svalbard.

El grupo esperaba hallar organismos que florecían en el frío, pero que morían ante las altas temperaturas.

A los 20 grados, había algo de actividad microbial en los sedimentos, viéndose un segundo pico de actividad cuando la temperatura llegaba a los 55 grados.

¿Qué era aquello? Una especie de microbios amantes de las altas temperaturas, termófilos, atrapados en sedimentos como esporas que sólo germinaban cuando la temperatura se acercaba a los 50 grados.

¿Andan esos organismos, como el famoso banco, en el lugar equivocado? Si sólo se desarrollan en el calor, ¿qué diablos hacen en el piso del congelado Ártico?

Hubert especula que las corrientes se encargaron de transportar estas bacterias de su nicho caliente al frío Ártico, donde permanecían dormitantes.

El sedimento las entierra, hasta que la temperatura sube lo suficiente para germinar, lo que puede tomar más de 100 millones de años. Las esporas se mantienen viables durante millones, por lo que pueden soportar el largo periodo de enterramiento. Foto en el Ártico.

Se nos va el Sol

Cortesía Sungazer

Nos quedamos sin Sol… Tampoco es para tanto, pero…
Aristarco de Samos, en la tercera centuria antes de Cristo calculó que el Sol se encontraba unas 20 veces más alejado de la Tierra que la Luna. Su desfase, obvio, fue enorme: en verdad lo está unas 400 veces.
La distancia Sol-Tierra ha sido desde el siglo pasado una medida para medir la distancia a objetos dentro del Sistema Solar y sus inmediaciones. Una Unidad Astronómica equivale a la distancia de los dos cuerpos, que hoy es de 149.597.870.696 kilómetros.
Esta estimación, dice un informe en New Scientist, permitió al ruso Gregoriy A. Krasinsky y a Víctor A. Brumberg calcular qye el Sol y la Tierra se están apartando. Se alejan 15 centímetros cada año. No es mucho, pero sí unas 100 veces más que el error de medición. O sea: algo hace que se alejen. Pero, ¿qué?
No hay una hipótesis firme. Puede ser que el Sol esté perdiendo la masa suficiente, vía fusión y viento solar, para que disminuya la atracción gravitacional. O podría ser un cambio en la constante gravitacional G, los efectos de la expansión cósmica, o incluso la influencia de la materia negra.
Algo sucede.

El primer perrito rojo

Imagínese un perro, lo cual no es anda difícil. Ahora imagíneselo rojo. No rojo de la ira, sino rojo bajo cierta iluminación.
Pues bien, Ruppy parece ser el primer perro transgénico con una característica increíble: produce una proteína fluorescente que resplandece bajo la luz ultravioleta. Es un Beagle, como los otros cuatro que poseen esa característica, lograda mediante la clonación de células de fibroblastos que expresan un gen fluorescente rojo producido por anémonas de mar.
Fueron producidos por Lee Byeong-Chun, quien había hecho parte del equipo que clonó el primer perro en 2005.
El experimento abre la puerta, según el grupo, a la posibilidad de crear perros transgénicos que sirvan de modelo a enfermedades humanas, aunque otros investigadores no están tan seguros de que ese modelo sea de amplia difusión en investigaciones, según un reporte en la revista New Scientist.
El estudio original fue publicado en el journal Genesis.
En la foto, el doctor Lee con los perros clonados en 2005.

Píldora opción gay

Una píldora que un médico suministra a un grupo de pacientes, podría recudir los riesgos de contraer sida. Se trata de una población gay que, como John, pese a estar bien enterado del tema y a que con frecuencia se protege con condón, en ocasiones en medio de la efervescencia del momento no lo utiliza.
La píldora, denominada profilaxis pre-exposición, puede reducir el riesgo en un modesto porcentaje de dos tercios, pero puede serles útil a estas personas.
Para los críticos de la opción que les entrega a los gays el doctor Marcus Conant, defensor de los derechos gay, lo que hace es aumentar la sensación de mayor seguridad, sin que sea cierto del todo.
La píldora no se ha ensayado clínicamente en humanos y debe ser ingerida una al día, según artículo aparecido en New Scientist.
La pastilla emplea drogas ya usadas en la lucha contra el sida, la terapia antiretroviral altamente activa. Para sus defensores es mejor y la única arma por ahora, aparte del preservativo, para evitar contraer el virus. Una vacuna no parece a la vuelta de la esquina.

Regreso del más allá

Cuando una persona entra en coma, poco más se puede hacer por él. Ese parecía el caso de Josh Villa, un joven que sufrió un accidente automovilístico en Estados Unidos. Tras meses sin progreso, fue enviado a casa casi como un vegetal.
Pero Theresa Pape, del Departamento de Asuntos para Veteranos, se interesó en él y lo involucró en un estudio de seis semanas para recibir estimulaciones electromagnéticas del cerebro. Esa técnica se ha ensayado con algún resultado en personas que padecen Parkinson, migraña o que han sufrido un derrame. Era la primera vez que se usaba en alguien en coma.
Al comienzo de las 15 sesiones hubo pocos cambios. Pero al final algo cambió. Comenzó a mirar hacia donde escuchaba que le conversaban. Luego siguió órdenes simples y hablaba alguna palabra. Luego de las 30 sesiones paró el tratamiento, no hubo más progresos, según el informe en New Scientist.
Seis semanas después recibió otras 10 sesiones, pero no mejoró. Pese a todo, hoy es más fácil cuidarlo. Cuando se le habla, mueve los labios como diciendo que escucha. También abre y cierra los ojos para expresarse.
La transición del estado de coma al de mínima conciencia no podría atribuirse al uso de esa técnica, según John Whyte, del Instituto de Rehabilitación Moss en Pensilvania. Otras personas han llegado a esa fase sin tal ayuda.
Para Steven Laureys, del Grupo de Investigación del Coma en Bélgica, se entiende tan poco de las personas en esa condición, que cualquier estudio, así sea sencillo, aporta luces.
La madre de Villa cree que ahora le resulta más fácil atenderlo. No lo ve como alguien sumido en una depresión, sino que incluso puede quejarse.
Útil o no, el tema ha suscitado interés. La estimulación magnética transcraneal apunta a activar o inhibir áreas del cerebro haciendo más fácil o difícil la activación de las células.
En la foto, persona en estado de coma.