Le presentamos un vecino

¿Ya conoce los vecinos? Le presentamos uno. Se llama NGC 4945 y vive cerca, a sólo 13 millones de años, en un barrio conocido como la constelación Centauro, que se puede ver con un pequeño telescopio.
ESO, programa astronómico europeo en Chile, con varios telescopios, acaba de rpesentar el retrato más reciente de ese desconocido vecino.
En la imagen se nota que es una galaxia muy parecida a nuestra casa, la Vía Láctea. Posee brazos y una barra central, aunque su centro es muy brillante. Es quizás el único rasgo inamistoso de este vecino: allí vive un poderoso agujero negro que se traga todo lo que le cae. Pero no hay que mirar la paja en el ojo ajeno: nosotros también poseemos uno, aunque un poco más pequeño.
NGC 4945 fue bautizado así por su número de ingreso al New General Catalogue compilado por el astrónomo danés-irlandés John Louis Emil Dreyer en 1880, aunque había sido descubierto en 1826 por el escocés James Dunlop,
Esta galaxia, desde nuestra perspectiva, aparece como un puro, pero en realdiad es un disco varias veces más ancho que grueso con bandas de estrellas y resplandecientes gases en espiral alrededor del centro.
Mediante un filtro especial, se encuentran zonas de formación estelar.
Esta galaxia es una Seyfert (en honor a Carl Seyfert), quien describió los rasgos de diversos núcleos galácticos. Desde entonces, los astrónomos sospechan la existencia de súper masivos agujeros negros en el centro de galaxias Seyfert, responsables del revolcón que se observa en tales regiones.
Así se simple, y complicado, es neustro vecino, que se aprecia en la imagen cedida por la ESO.