Resumen científico de la semana

1. Se me va pronto del nido

En las zonas templadas los pájaros tienen más hijos que en las tropicales. En estas, los padres pasan más tiempo con sus crías, cuyas alas crecen más rápido y más prono dejan el nido: es la estrategia para escapar a depredadores tanto en el nido como fuera de él, reveló un estudio publicado en Science. El estudio muestra cómo las historias de vida son distintas y no únicas para los pájaros, según su lugar y circunstancias. En la foto de T. Martin un zorzal ermitaño de zona templada que cría 4 hijos, en vez de los 2 usuales en región tropical.

2. Más viejos y más enfermos

El estudio de la salud del planeta revelado por The Lancet mostró que desde 1990 en promedio la población humana ha ganado 6,5 años de vida, siendo ahora la expectativa de 71,5 años. En contraste, la esperanza de vida sana solo creció 5,4 años lo que indica que se vive cada vez más, pero más enfermos a la vez. El estudio analizó 306 enfermedades y 188 países. Japón es donde se vive más sano más tiempo. Y las enfermedades predominantes son las isquémicas, del corazón, respiratorias y los derrames.

3. Si esto es así, lo otro es asá

Las cacatúas goffin tienen la capacidad de sacar conclusiones, de acuerdo con un experimento revelado en Plos One. Son aves muy inteligentes y poseen una característica, la neofilia, o tendencia a explorar nuevas cosas. En el experimento podían ver imágenes, algunas de las cuales les entregaban recompensas. Más de la mitad elegían esas, dejando por exclusión las que no.

4. Omega 3 no sirvió

Aunque algunos estudios han sugerido que los ácidos grasos Omega 3 protegen el cerebro, un gran estudio clínico no encontró soporte en la protección al declive mental en personas mayores luego de hacer seguimiento a 4.000 personas durante 5 años. Ni esos ácidos ni los suplementos que lo contienen ayudan, sugiere el estudio en el Journal of the American Medical Association.

5. La madre iguana

Científicos reportaron el hallazgo en Brasil de un ancestro de las iguanas modernas de América, un espécimen que vivió hace cerca de 80 millones cuando el supercontinente Pangea no se había dividido, y que sería el puente entre los lagartos del Viejo Mundo con los del Nuevo. El estudio apareció en Nature Communications.

6. El genoma de la cerveza

Bueno, no se usa solo para la cerveza, pero la cebada sí es un componente básico. Científicos reportaron que al fin pudieron avanzar en la secuenciación del genoma, identificando al menos 2/3 partes de los genes. Es difícil este genoma por la repetición de series que contiene. El estudio apareció en The Plant Journal. Conocer el genoma ayuda, entre otras, a mejorar la planta y hacerla más resistente a enfermedades.

7. Una linda pareja

En The Astrophysical Journal astrónomos informaron de la detección de 2 agujeros negros supermasivos en la galaxia Markarian 231 a 600 millones de años luz de la Tierra. Markarian tiene el cuásar más cercano a nosotros. Los dos agujeros están interactuando, siendo uno algo más pequeño que el otro, sugiriendo que los agujeros supermasivos crecen de la mezcla con otros. Una región de violenta radiación.

8. Marcador de vida

Las personas que han sido diagnosticadas con enfermedad del corazón tienen menos probabilidad de morir por esa causa o de sufrir un ataque o derrame si tienen altos niveles en la sangre de unas proteínas, la GDF11 y la miostatina. El informe apareció en el European Heart Journal y sugiere que un medicamento que aumente el nivel de las proteínas sería benéfico para esos pacientes.

9. La ranita descarriada

En el mundo animal, la hembra elige el macho más apuesto, más atractivo para ella por los beneficios que puede reportar a la descendencia. Pero eso no sucede con las ranas tungara: cuando llega un tercer macho de ‘inferior’ calidad, la rana escoge entonces al menos atractivo de la pareja inicial, algo que desafía los modelos actuales de la selección sexual de acuerdo con el estudio en Science.

10. Descifrando el cáncer

En un avance que podría tener repercusiones en el futuro, científicos descubrieron mecanismos eléctricos de la célula que inciden en la proliferación exagerada en ciertos cánceres como de páncreas, colon y pulmón, según informe en Science. El avance puede ser básico para el desarrollo de medicamentos para esos cánceres letales. El mecanismo está relacionado con la regulación del crecimiento celular.

Créalo: los cocodrilos usan herramientas

Cortesía V. Dinets

Los cocodrilos no son esos animales que asustan a muchos, que se asolean y esperan con paciencia que se acerque una presa para darles la mordida más poderosa del planeta.

No: son astutos para cazar. Y tan astutos que emplean herramientas. Sí.

Científicos reportaron la primera evidencia de dos especies de cocodrilos en Norteamérica que usan palos para atraer aves, en particular durante la temporada de construcción de nidos.

Es la primera vez que se documenta el uso de herramientas en reptiles.

Vladimir Dinets, profesor del Departamento de Sicología de la Universidad de Tennessee observó por primera vez ese comportamiento en 2007 cuando observaba cocodrilos en el borde de un estanque en la India, que tenían palos en su trompa. Los cocodrilos permanecían horas en su posición.

Para ver si se trataba de un caso de depredación elaborado, Dients y colegas observaron periódicamente cocodrilos durante un año en cuatro sitios de Louisiana. Detectaron muchos reptiles con palos en la nariz entre marzo y mayo, el periodo en el que las aves construyen nidos.

Cuando alguna se aproximaba a coger el palo para el nido pensando que flotaba sin percatarse de la presencia del enorme lagarto, este atacaba y la devoraba.

La investigación apareció en la última edición de Ethology, Ecology, and Evolution.

“Este estudio cambia la forma como tradicionalmente se ha mirado los cocodrilos”, dijo Dinets. “Es típico que se vean como aletargados, estúpidos y perezosos pero ahora se ve que exhiben una comunicación multimodal flexible, un cuidado paterno avanzado y tácticas de caza en grupo muy coordinadas.

La observación sugiere que esta conducta podría estar más expandida en el grupo de reptiles.

El mundo animal es más complejo e interesante de lo que se cree a primera vista.

Gusanos construyen casas de interés social

Este es el caso del gusano que construye casas de interés social. Sí, los gusanos enrolladores de hojas, considerados plagas en muchas regiones, cumplen un papel ecológico grande.

Los del género Anaea son las larvas de las mariposas alas de hoja, llamadas así porque sus alas semejan hojas muertas. Se protegen en su etapa de gusano al enrollarse en una hoja, como un cigarro envuelto y se aseguran con una seda que producen.

Los Anaea solo usan su ‘cabaña’ de hojas durante una semana más o menos, pero las hojas enrolladas permanecen hasta un año, lo que permite que distintos artrópodos tengan vivienda.

De acuerdo con un estudio aceptado para publicación en Ecology, esas moradas sirven de hogar a más de una docena de artrópodos.

Camila Vieira, ecóloga de la Universidad de Campiñas en Sao Paulo, Brasil y el biólogo Gustavo Romero tomaron hojas enrolladas o no de 67 plantas Croton floribundus, favoritas de esos gusanos. Enrollaron unas y las examinaron cada 15 días. Los resultados fueron contundentes: durante la temporada seca de junio a septiembre, el número de especies de insectos que usaron esas viviendas fue 9 veces más grande que el número d especies halladas en las hojas lisas. E incluso en la época lluviosa de diciembre a marzo, había 5 veces más especies en las hojas enrolladas que en las otras.

“Toda la comunidad de artrópodos que alberga esa planta están influenciados por las hojas enrolladas de los gusanos”, dijo Vieira a OurAmazingPlanet.

En total en las hojas enrolladas los investigadores encontraron más de 9.000 artrópodos de 433 especies. En la temporada seca, las hojas enrolladas en 60 plantas de la selva brasileña albergan más de 3.000 bichos, incluyendo arañas, escarabajos, grillos y gusanos, incluido otro distinto a los Anaea que parece toma ventaja del nido ya construido por lo que se evita ese trabajo.

Los autores creen que las hojas enrolladas son como unos micro ambientes que protegen los artrópodos de la nociva radiación ultravioleta y que evita que se deshidraten. Como aquellos gusanos están por todos lados, son fundamentales en el ecosistema.

Pájaras enseñan a sus crías antes que nazcan

Las mamás esperan el nacimiento de su hijo para comenzar a enseñarles cosas. Pero hay algunas que no pueden esperar y comienzan antes de que nazcan.

Las mamás del maluro soberbio (Malurus cyaneus) les cantan a sus huevos sin abrir para enseñarles a los embriones una palabra clave, una sola nota con la cual cuando nazcan deben comunicarse si quieren ser alimentados.

El truco les permite a los padres distinguir entre su propia descendencia y aquellos de especies tramposas que invaden sus nidos y ponen sus huevos en ellos para que los críen.

Las hembras también les enseñan la clave a sus parejas.

Estas aves paserinas son conocidas por evitar que otras aves parásitas pongan huevos en sus nidos, lo que logran con su canto, explicó Sonia Kleindorfer, experta en comportamiento animal en Flinders University en Adelaida (Australia), quien encabezó el estudio. Lo que no se conocía hasta ahora era cómo aprendían los polluelos la nota clave antes de nacer.

“No se había demostrado antes que existe un aprendizaje desde los embriones”, dijo Kleindorfer. El hallazgo, publicado en Current Biology, abre nuevas líneas de investigación sobre el aprendizaje prenatal diferente a la relación parásito-hospedero y en otros animales. Esto podría ocurrir donde exista un beneficio claro.

El hallazgo se hizo por accidente, cuando los científicos grababan en los nidos en busca de sonidos contra los depredadores y escucharon a las madres cantándoles a los huevos.

Cuando Kleindorfer y su grupo analizaron las grabaciones, encontraron que todos los pichones en un nido tenían el mismo sonido, que era exclusivo de ese nido. El chillido tenía un elemento que estaba presente en el canto de la madre cuando incubaba los huevos y en el llamado que usaba para pedirle comida al papá.

Cuando los investigadores transmitían un sonido distinto del nido, los padres rehusaban darle alimento a los polluelos.

Tal parece que los pichones de otras especies puestos en el nido no tienen tiempo de aprender la clave bien. Las lecciones comienzan 10 días después de poner el huevo, dándoles unos 5 días a los embriones para aprender el canto. Los huevos parásitos que eclosionan antes solo tienen dos días. Entonces loa padres parasitados evitan alimentar una mayor cantidad de polluelos y pueden dejar el nido para comenzar otro.

En la foto macho y hembra maluro. El macho es azul. Wikipedia

Aves que escogen pareja por el olorcito

Dime a qué hueles y te diré si me gustas. Un nuevo estudio de científicos de Lund Unviersity en Suecia y colegas franceses revela que las aves pueden elegir su compañero con ayuda del olfato. Y mientras más disímiles mejor porque así los descendientes tendrán mejor sistema inmunitario. Tal como en los humanos, en los que el olfato también juega un papel fundamental en eso de escoger pareja.

El olfato puede reflejar la información de los genes del individuos: si se perciben buenos o no. Al buscar la pareja cuyos genes mejor se complementen los propios, las oportunidades son más altas para que los descendientes tengan mayor resistencia frente a parásitos y enfermedades.

Hasta ahora se consideraba que las aves tenían un pobre sentido del olfato, pero hay excepciones. El petrel azulado (Halobaena caerulea), ave marina de la Antártida tienen un sentido del olfato inusualmente bueno. Pueden reconocer su pareja y su nido solo por el olfato y regresar a este en medio de la oscuridad.

En el estudio, los investigadores demostraron que la nariz del petrel es capaz incluso de oler cuál pareja producirá los hijos con el mejor sistema inmunitario.

La elección se realiza mediante el Complejo Mayor de Histocompatibilidad, un grupo de genes en el brazo corto del cromosoma 6 que participa en la respuesta inmunitaria.

Estas aves son monógamas y tiene un largo ciclo vital.

El estudio fue publicado en Biology letters.

Foto Wikipeadia Commons

Termita-bomba explota para matar rivales

Un claro ejemplo de animales suicidas, verdaderos kamikazes que activan bombas fue encontrado en las selvas de la Guyana francesa. Y aunque no se trata de una amenaza apra las personas, para sus depredadores sí.

Se trata de un insecto bomba: una termita. Sí, así como se lee.

Científicos que rastreaban en esas selvas para estudiar las terminas, notaron unas manchas azules en el lomo de los insectos en uno de los nidos.

Sorprendidos, uno de los investigadores tomó un forceps para capturar una de las termitas y…¡explotó! Las manchas azules, se descubrió, contienen cristales explosivos. Se encuentran solo en la parte posterior de las termitas más viejas de la colonia.

Estas realizan misiones suicidas para proteger las más jóvenes del nido.

Luego de la observación, el grupo realizó estudios con las termitas Neocapritemes taracua y descubrió que aquellas con las manchas azules explotaban durante los encuentros con otras especies de termitas o con depredadores más grandes.

Los investigadores presentaron sus hallazgos en Science y revelaron que las secreciones liberadas durante la explosión mataban o paralizaban sus oponentes. Si los científicos removían los cristales, las secreciones dejaban de ser tóxicas.

En el laboratorio, los científicos liderados por Robert Hanus de la Academia de Ciencias de la República Checa en Praga analizaron que las terminas azules tenían mandíbulas más cortas indicando que eran más viejas. Cuando removieron el contenido de las manchas azules, encontraron qye contenían una novedosa proteína inusualmente rica en cobre, sugiriendo que se adhiere al oxígeno. En vez de ser toxica por sí misma, probablemente es una enzima que convierte una proteína no tóxica en una tóxica.

“Lo que sucede cuando las termitas explotan es que el contenido de los sacos azules interactúan con las secreciones de la glándula salivar y la mezcla es lo que la hace tóxica”, dijo Hanus.

Es la primera vez que dos químicos que interactúan, explicó, han sido vistos responsables del mecanismo de defensa en termitas.

Se sabía de hace tiempo que muchos insectos sociales cambian roles en la colonia al envejecer. Y se conocía que cierto número de termitas explotaban, liberando un fluido pegajoso sobre su ponente, pero el explosivo estaba en su cabeza y las que realizaban las misiones eran termitas de la casta de los soltados, no obreras ancianas.

Dado que N. taracua tiene soldados, es sorprendente observar obreras explotando, dijo Hanus.

Una colonia organizada con base en al edad. Sorprendente.

Foto cortesía R. Hanus

La increíble orientación de la hormiga del desierto

Uno de los tantos misterios de la naturaleza es el regreso a casa de las hormigas del desierto. ¿Cómo, cuando salen por comida, hallan su camino al nido?

Ellas siempre encuentran el sendero a casa aunque solo esté marcado por una señal magnética, una vibración o dióxido de carbono.

Se han adaptado a una vida en un ambiente hostil que solo provee escasas señales para orientarse. Fuera de las pistas visuales y los olores, las hormigas utilizan la polarización de la luz solar como una brújula y cuentan sus pasos para regresar a salvo tras buscar alimento.

En un experimento con hormigas del género Cataglyphis en su hábitat natural en Túnez y Turquía, científicos del Max Planck Institute por Chemical Ecology en Jena (Alemania) descubrieron que las hormigas puedan usar tanto señales magnéticas y vibratorias para hallar el camino al nido, un pequeño agujero en el piso del desierto.

Además, el dióxido de carbono (CO2) producido por las compañeras de nido al respirar también les ayuda a localizar la entrada al nido.

Habilidades de navegación que demuestran la enorme adaptación de estas hormigas a un ambiente inhóspito.

Uno de los mecanismos más notables y fascinantes es la integración de procedimientos que usan para orientarse. Combina contar los pasos luego de salir del nido y determinar la dirección mediante polarización de la luz del Sol. Aunque se trata de un mecanismo sorprendente, puede provocar errores. Por eso usan señales para hallar sin equivocación el sendero a casa: las pistas visuales y las olfativas son importantes.

Para estos insectos, encontrar la ruta de regreso al nido es asunto de vida o muerte: si ingresan por error a otro nido, pueden ser atacadas y muertas.

Aunque se ha sabido que emplean también señales vibratorias para comunicarse, cada vez es más creíble la hipótesis de que, tal como los pájaros, se orientan por el campo magnético de la Tierra.

Los científicos del Max Planck comprobaron que se valen del medio vibratorio y del magnetismo ante la ausencia de otras marcas. “Nos sorprendimos al ver que es así”, dijo Cornelia Buehlmann, estudiante de doctorado, quien desarrolló los experimentos con C. noda.

No es la única sorpresa. El dióxido de carbono producido por la respiración de las hormigas es una pista olfativa siempre presente en la boca de los nidos. Las hormigas de la especie Cataglyphis fortis usan la fumarola de CO2 para hallar el nido, como se demostró en experimentos en Túnez. No se entiende cómo encuentran el suyo, si de todos los nidos sale ese gas.

Esta alternativa, sin embargo, no es la que más emplean. La siguen solo cuando la integración de procedimientos (luz polarizada más conteo de pasos) les dice que su casa está cerca.

Formas increíbles de salir adelante en donde pocos se aventurarían a vivir.

Foto de hormigas del desierto, género Cataglyphis

El gen de la infidelidad

Hasta en las sociedades humanas se presenta: el macho tiene menos objeciones cuando de promiscuidad se trata, aunque hay hembras que revolotean por acá y por allá.

Bueno, en el caso de las aves parece ser similar por razones que no se sospechaban: Sí científicos habrían hallado un gen de la infidelidad.

Algunos pájaros cantan para mostrar felicidad, pero cuando un macho del diamante mandarín (zebra finch, Taeniopygia guttata) le canta a una hembra que no ha visto antes está buscando una aventura. Si ella responde, es que también lo desea.

En distintas especies de aves se presenta una relación de monogamia, aunque cierta parte de la descendencia se debe a relaciones por fuera de la pareja.

Cuando un macho se aparea con una hembra que no es la usual, está pasando sus genes más allá, pero las hembras adúlteras no a sabiendas de que el padre no le ayudará a criar los hijos.

Entonces, ¿por qué lo hacen? Un nuevo análisis del cortejo de miles de encuentros entre estos pájaros paserinos comunes en Australia e introducidos a otros países, así como el estudio genético de la paternidad reveló que las hembras que son hijas de machos más promiscuos son más dadas a aparearse con varias parejas.

¿La razón? Investigadores reportaron en Proceedings of the National Academy of Sciences que los machos portarían un gen de la promiscuidad que transmiten a sus descendientes, tanto machos como hembras.

Los científicos encabezados por Wolfgang Forstmeier y colegas del Max Planck Institute for Ornithology, demostraron que en esos pájaros monógamos las diferencias individuales en el apareamiento por fuera de la pareja tienen un componente hereditario que extrañamente es compartido entre los sexos, así que una selección positiva en machos para procrear fuera del nido conducirá a un mayor apareamiento extra pareja por las hembras, como respuesta evolutiva correlacionada.

Esa conducta se da solo por los genes respectivos, independiente de que ella no obtenga beneficio alguno con ese apareamiento adicional.

El pájaro que rellena su nido solo con plástico blanco

Un poder extra o algún atractivo desconocido. Qué llamativo: un estudio publicado ayer en la revista Science reveló que el milano negro (Milvus migrans) decora su nido de una manera especial y llamativa, que le reporta beneficios.

En poblaciones de estas aves, los que decoran su nido con grandes cantidades de plástico blanco tienen más hijos, mantienen los mejores territorios y combaten con mayor eficiencia los intrusos, según científicos.

Fabricio Sergio y colegas, que hicieron el descubrimiento tras una serie de experimentos manipulados con nidos de los milanos, creen que las estructuras construidas por los animales pueden servir como dispositivos de señales mucho más de lo que los investigadores han pensado.

Tanto las hembras como los machos rastrean su medio unos 20 días antes de poner huevos por artículos que decoren su nido. Parece claro su interés por adornarlo con plástico blanco, pues de hecho parece que evitan otros materiales y colores.

El grupo monitoreó de cerca la decoración de 127 nidos de milanos negros en el Parque Nacional Doñana en España y encontraron que las aves más fuertes, de 7 a 12 años de edad, los decoraban con mucha cantidad de plástico blanco, mientras que los más jóvenes o los mayores no los decoraban en absoluto.

Los que tenían más plástico blanco en sus nidos, se detectó, eran los más capaces de defender su territorio de intrusos, pero de acuerdo con los investigadores, tal advertencia de capacidad sexual y calidad individual se lograba a menudo con agresivos retos. Durante los experimentos, los científicos agregaron plástico blanco a varios nidos, encontrando que las aves pronto lo removían, demostrando su honestidad y que hacer trampa podría ser contraproducente para el éxito reproductivo.

A diferencia de otros casos, las cualidades del individuo no provenía de un plumaje más vistoso sino que se manifestaban mediante señales externas, una decoración que constituía una advertencia clara a sus rivales.

En la foto de F. Sergio, un nido decorado con plástico.