El gen que moldea los dientes

Un gen es el que los forma. Sí durante la formación de los dientes (odontogénesis) el gen Jagged2 es desactivado, las coronas de los dientes se mal formarán y carecerán del esmalte, según un estudio de científicos de la Universidad de Zurich.
Al desactivarse el gen, se interrumpe el canal de señales Notch, uno de los más importantes. Es a través de estos canales que las células reaccionan a las señales del medio ambiente. El Notch se ha conservado durante la evolución y está involucrado en el desarrollo de todos los órganos y tejidos en animales y6 humanos. Este canal posibilita a las células vecinas adoptar diferentes caminos o formas.
El grupo de Thimios Mitsiadis, profesor de Biología Oral, demostró que en ratones ese gen es fundamental para el desarrollo sano de los dientes. Cuando se inactiva, se interrumpe aquel canal, resultando en serias malformaciones de los dientes: las coronas de los molares deformes, se forman cúspides adicionales y en los incisivos se bloquea el crecimiento de las células y la formación del esmalte dental.