Dos asteroides rozan hoy la Tierra

Como de asteroides y meteoritos se habla con insistencia en Colombia, del espacio llega más tema.
A las 5:51 de esta mañana un asteroide rozó la Tierra a tan sólo 248.000 kilómetros de distancia, 0,6 veces la distancia Tierra-Luna, reveló l Nasa.
No es el único cuerpo que nos visita. A las 5:12 de la tarde, un segundo cuerpo pasará a tan solo 79.000 kilómetros.
Ambas distancias se consideran, en términos astronómicos, como un gran acercamiento.
Si no fuera por la hora, los cuerpos podrían ser observados mediante telescopios de tamaño reglar que usan los aficionados.
El primer asteroide, llamado 2010 RX30, mide de 10 a 20 metros, mientras el segundo, denominado 2010 RF12 mide de 6 a 154 metros de longitud. Unas piedritas en el mundo de los objetos espaciales.
Los dos cuerpos fueron descubiertos el domingo pasado en la mañana por Catalina Sky Survey cerca de Tucson, Arizona en Estados Unidos.
Se estima que cada día un asteroide de 10 metros, de una población de unos 50 millones que no han sido descubiertos, pasa todos los días a una distancia similar a la de la Luna. Uno golpea e ingresa a la atmósfera terrestre cada 10 años en promedio. Por lo general caen en áreas deshabitadas o en los océanos.
Ninguno de los dos cuerpos ofrece peligro alguno para la Tierra, de acuerdo con los cálculos del Centro de Planetas Menores en Cambridge.
El tema se torna interesante al recordar que en el último mes dos meteoritos han sido observados en los cielos de Urabá y Santander, aunque no han sido hallados: la mayoría son pequeñas rocas de pocos kilos de peso.
El, programa de Objetos Cercanos a la Tierra del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Nasa estima que en promedio cada 100 años cae un asteroide de unos 50 metros, que puede provocar desastre local en el sitio de caída.
Cada día, cerca de cien toneladas de polvo y rocas pequeñas ingresan a la atmósfera terrestre. En la foto de la Nasa, el asteroide Gaspra, un gigante de verdad.

La maravilla de los vertebrados: 10K

No es sencillo: secuenciar el ADN de 10.000 vertebrados. Pues eso es lo que se propone un grupo de científicos con un proyecto que costará 50 millones de dólares.
“entender la evolución de los vertebrados es una de las grandes historias de detectives en la ciencia”, dijo David Haussler, investigador del Howard Hughes Medical Institute en la Universidad de California.
Es bien interesante. ¿Sabe alguien cómo obtuvo el elefante su trompa? ¿Por qué se estiró el cuello de la jirafa? O, ¿cómo se desarrollaron las manchas del leopardo? Parecen preguntas triviales, pero no lo son.
Se tata del proyecto Genoma 10K, que reportará algún día beneficios a humanos y animales.
Haussler es uno de los autores de un artículo sobre el proyecto, aparecido este mes en el Journal of Heredity, en el cual cerca de 50 científicos discutieron los méritos de esta gran investigación.
Hoy los costos de secuenciar un genoma se han reducido a la vez que ha crecido la capacidad de los científicos de secuenciarlo.
Todos los vertebrados actuales descienden de una sola especie marina que vivió hace 500 a 600 millones de años y los paleontólogos no conocen mucho sobre ella, pero como todos sus descendientes comparten ciertas características, se sabe que poseía músculos independientes, y un cerebro frontal, medio y posterior ligado a estructuras de la médula, así como un sofisticaod sistema inmunológico.
De él se desprendieron lo que en palabras de Haussler “es uno de los más espectaculares y maleables ramas de la vida”. Los vertebrados se diseminaron por todos los océanos, conquistaron tierra firme y hasta volaron, produciendo a lo largo de los años distintas evoluciones, como un corazón con varias cámaras, huesos y dientes y un esqueleto que ha soportado los grandes animales acuáticos y terrestres y una especie de primate, el Homo sapiens, que produjo un lenguaje, una cultura y una tecnología sofisticados.
Suficiente ilustración: un proyecto que bien vale la pena.

¿Y si alguien vive en Europa?

Si cree que hay vida en Europa podría andar en lo cierto. No en el Viejo Continente, donde obvio, abunda, sino en la luna de Júpiter.
Algunas estimaciones dicen que contiene el doble de agua líquida que todos los océanos de la Tierra juntos.
Un nuevo estudio sugiere que puede haber igualmente mucho oxígeno disponible, más de lo que se ha pensado hasta ahora.
No obstante, las chances de que haya vida son inciertas, porque el océano de Europa se encuentra varios kilómetros bajo hielo, que lo separa de la producción de oxígeno en la superficie por las partículas energéticas cargadas, similares a los rayos cósmicos.
Sin oxígeno, la vida podría existir en venas calientes empleando la química exótica basada en azufre o la producción de metano. Pero no existen hoy evidencias de esto.
Una pregunta clave es si el oxígeno llega hasta el océano para soportar los procesos metabólicos basados en el oxígeno que nos es más familiar.
Si se considera la juventud de la superficie de Europa, podría tenerse una respuesta. Su geología y los cráteres por impactos sugieren que el hielo se está reformando continuamente de modo que la superficie actual es sólo de 50 millones de años, un uno por ciento la edad del Sistema Solar.
Richard Greenberg, de la Universidad de Arizona, considera que existen tres procesos de regeneración superficial. Para él, las concentraciones de oxígeno darían no sólo para que hubiesen crecido microorganismos, sino una microfauna, organismos tipo animales más complejos

123