Enero: el mejor para ver a Júpiter

Como no lo estará hasta 2020, Júpiter se encuentra en su punto más cercano a la Tierra. Aunque el momento culminante se cumplió el 5 de enero, todo el mes será propicio para observar el planeta más grande del Sistema Solar.

El gran planeta aparece por oriente y es más brillante que cualquier otra estrella. Con unos binoculares se apreciarán varias de sus lunas, que noche a noche cambian de posición. Júpiter está en Géminis cerca a las brillantes estrellas Castor y Pollux.

Júpiter aparece más cerca en esta oposición (cuando la Tierra está entre metida el planeta y el Sol) pues en 2011 estuvo en su punto más cercano al Sol. Desde entonces se ha ido alejando en su órbita de 12 años y seguirá alejándose hasta 2017 cuando llegue a su punto más lejano de la estrella.

Así, cada vez estará más lejos del Sol y de la Tierra también. Por eso hasta 2020 no estará tan cerca como hoy.

Y es curioso, si hubiera un habitante en el sistema de Júpiter, vería la Tierra en tránsito por el Sol.

Con unos binoculares 7 x 50 se pueden ver varias de sus lunas, todas estas mayores que nuestra Luna. Incluso una. Ganímedes, es más grande que Mercurio. Las otras visibles son Io, Calisto y Europa.

También resulta simpático saber que como el planeta tarda 12 años en dar la vuelta al Sol, cada año está en una constelación diferente del llamado zodiaco.

Como está más alejado, rota a menor velocidad: 13 kilómetros por segundo, frente a los casi 30 de la Tierra.

Júpiter tiene un volumen mucho mayor que el de los otros 7 planetas juntos. Tan grande que pese a estar alejado del Sol 5 veces más que la Tierra, aparece como el objeto más brillante por estos días.

No se lo pierda: mírelo con unos binoculares o si dispone de un telescopio podrá tener una mayor resolución del disco planetario.

Días propicios para ver Saturno en todo su esplendor

Justo el domingo, la Tierra pasará entre el Sol y Saturno, situación que se conoce como oposición. Es el momento ideal, dado que es el punto de máxima cercanía anual a nosotros, para mirar el planeta de los anillos. Con un pequeño telescopio o unos buenos binoculares, se ven muy bien.

La Tierra da una vuelta al sol cada año, Saturno lo hace cada 30 años, pero cada temporada, la Tierra interfiere entre los dos astros. Abril y mayo, de acuerdo con EarthSky, serán los meses ideales para ver el planeta, pues aunque estemos en invierno, ha habido noches despejadas.

Saturno aparece por el este al anochecer, totalmente opuesto a donde se esconde el Sol. El 3 de abril se encontrará a 1.289 millones de kilómetros de la Tierra.

En mayo y junio el planeta estará arriba por el oriente cuando se oculte el Sol. Cada vez será menos brillante, pero de todas maneras será un objeto muy luminoso en la noche.

Pero aproveche abril, que además trae la Semana Santa, días de descanso para muchas personas.

Aunque el planeta estará en el cielo la mayor parte del año, hacia septiembre-octubre desaparecerá por el oeste tras la puesta de nuestra estrella. Así en octubre-noviembre, estará por oriente pero… justo antes de amanecer.

La próxima oposición anual será en 2012, el 15 de abril.

Júpiter en su punto más cercano a la Tierra

Si el mal clima lo permite, podrá verse. De todas maneras, allí estará, más brillante que en los últimos años.

El llamado planeta joviano estará esta semana en su máximo acercamiento a nuestro planeta.

Hoy martes, por ejemplo, la Tierra se situará entre él y el Sol, como ocurre cada 13 meses. Mientras tanto, el mayor planeta del Sistema Solar aparecerá en el cielo cerca de la Luna. Brillará como la más brillante estrella.

Hasta el 23, Júpiter estará cerca de la Luna, hablando en cuanto a su ubicación en el firmamento, porque la verdad, andan lejísimos los dos astros.

Este año Júpiter está más cerca de la Tierra como no lo había estado desde 1963 y como no lo estará hasta 2022.

En su órbita de 12 años alrededor del Sol, ese gran planeta estará en su punto más cercano a la estrella regente dentro de seis meses, en marzo de 2011.

Unas horas antes de su oposición, ayer lunes, el planeta estuvo a 592 millones de kilómetros de la Tierra.

Si se mira con binoculares o un telescopio, se apreciarán varias de sus lunas (tiene 63).

Una ocasión para mirar al cielo, si las nubes lo permiten. Pero de acá a octubre lucirá más brillante. Hay tiempo.

Marte está aquí cerca

Marte: observe el planeta rojo. Se encuentra en el punto más cercano a la Tierra, por lo que ofrece una buena vista si se mira a través de ayudas ópticas. Si no la posee, lo verá, de todas maneras, muy brillante. Es ese punto luminoso que sale por las montañas del oriente (Valle de Aburrá y Antioquia) hacia las 8 de la noche.
Algunos telescopios caseros alcanzan a revelar sus casquetes polares, pero por lo general se ve como un pequeño cuerpo redondo, a diferencia de una estrella que siempre lucirá como un puntito.
Cada dos años el planeta se acerca a nosotros. Algunas veces lo hace mucho más, pues su órbita elíptica está muy cerca de la terrestre.
El planeta se encuentra hoy a 99.6 millones de kilómetros de la Tierra. En 2003 tuvo su mayor acercamiento en 60.000, a tan sólo 56 millones de kilómetros.
Eso sí, nunca se verá, como dicen algunos mensajes electrónicos errados, como una segunda Luna en el cielo.
El próximo gran acercamiento se tendrá en julio de 2018.