Algunos planetas van en contravía

Ni conocemos los ocho planetas del Sistema Solar, ahora para conocer los nuevos que se asoman en distantes mundos. Científicos anunciaron el descubrimiento de 9 planetas nuevos mediante la técnica del tránsito (al pasar delante de su estrella).
La noticia es cuento viejo, pero tiene un ingrediente sorprendente: seis de una muestra de 27 orbitan en la dirección opuesta a la rotación de su estrella madre, al revés de lo que se aprecia en nuestro sistema Solar, un hallazgo que desafía las hipótesis actuales sobre la formación de estos cuerpos.
Sugieren, para ajustar, que es improbable que los sistemas con exoplanetas del tipo Júpiter calientes contengan planetas parecidos a la Tierra. La investigación fue presentada por Andrew Collier Cameron de la Universidad St Andrews en un encuentro de la Real Sociedad Astronómica en Glasgow.
“Es una bomba que estamos arrojando en el campo de los exoplanetas”, dijo Amaury Triadu, estudiante de doctorado en el Observatorio de Ginebra, quien hizo parte del trabajo de observación.
Se cree que los planetas forman parte del disco de gas y polvo que rodea una estrella joven. Este disco protoplanetario gira en la misma dirección de la estrella y hasta ahora se espera que los planetas que se formen de ese disco orbiten más o menos en el mismo plano y que se muevan en su órbita en el mismo sentido en que rota la estrella, como sucede en nuestro Sistema Solar.
Tras la detección inicial, el grupo comparó los datos con otros previos y encontraron que más de la mitad de los Júpiter calientes estudiados tenían órbitas desalineadas con el eje de rotación de sus estrellas. Hallaron incluso que seis de los exoplanetas del estudio (de los cuales dos son nuevos descubrimientos) tenían movimiento retrógrado: orbitaban sus estrellas en la “dirección equivocada”.
Los Júpiter calientes son planetas con masas similares o mayores a las de Júpiter pero que orbitan en cercanías a su sol, pensándose que nacen lejos de él, pero luego migran al interior, pensando algunos que puede deberse al efecto gravitacional del disco de polvo y gas del cual se formaron. La escena toma lugar durante millones de años y deriva en una órbita alineada con el eje de rotación de la estrella.
Pero la nueva observación sugiere otra idea: que la proximidad de estos Júpiter calientes a su sol se debe no a la influencia de aquel disco sino al jalón gravitacional de estrellas u otros cuerpos, lo que disminuye su movimiento por las grandes fuerzas, haciendo que su órbita sea circular, proceso durante el cual borra cualquier intento de formación de planetas tipo Tierra.
En dos de los nuevos planetas retrógrados se encontraron lejanas compañías masivas que pueden haber influido en ese movimiento.
A la fecha se han detectado 452 planetas en otros estrellas.
En el dibujo de ESO/L. Calcada se aprecia un planeta en tránsito delante de su estrella.

Marte está aquí cerca

Marte: observe el planeta rojo. Se encuentra en el punto más cercano a la Tierra, por lo que ofrece una buena vista si se mira a través de ayudas ópticas. Si no la posee, lo verá, de todas maneras, muy brillante. Es ese punto luminoso que sale por las montañas del oriente (Valle de Aburrá y Antioquia) hacia las 8 de la noche.
Algunos telescopios caseros alcanzan a revelar sus casquetes polares, pero por lo general se ve como un pequeño cuerpo redondo, a diferencia de una estrella que siempre lucirá como un puntito.
Cada dos años el planeta se acerca a nosotros. Algunas veces lo hace mucho más, pues su órbita elíptica está muy cerca de la terrestre.
El planeta se encuentra hoy a 99.6 millones de kilómetros de la Tierra. En 2003 tuvo su mayor acercamiento en 60.000, a tan sólo 56 millones de kilómetros.
Eso sí, nunca se verá, como dicen algunos mensajes electrónicos errados, como una segunda Luna en el cielo.
El próximo gran acercamiento se tendrá en julio de 2018.

Pequeño y sorprendente Mercurio

Cortesía Nasa

Se deja ver poco a poco. Sí, un nuevo sobrevuelo de la sonda Messenger sobre Mercurio permitió apreciar otro 6 por ciento de su superficie, no vito antes.
Hoy se ha fotografiado el 98 por ciento de Mercurio. El otro dos será develado cuando la sonda finalmente se inserte en 2011 en órbita alrededor del planeta rocoso más cercano al Sol. El vuelo del 29 de septie4mbre fue para tomar impulso hacia su objetivo final.
“Aunque el área observada por primera vez por la sonda fue de menos de 560 kilómetros a través del ecuador, las nuevas imágenes nos recuerdan que Mercurio está lleno de sorpresas”, dijo Sean Salomon, principal investigador de la misión y director del Departamento de Magnetismo Terrestre en la Institución Carnegie en Washington.
Dentro de los rasgos revelados se encuentran un área brillante rodeando una depresión irregular, que se sospecha es de origen volcánico. Otras imágenes mostraron un impacto de doble anillo de unos 290 kilómetros. La cuenca es similar a otra vista durante el primer sobrevuelo en enero de 2008 y que fue denominada Raditladi.
Esa región con doble anillo está muy bien preservada, indicó Brett Denevi, del equipo de imágenes de la misión. Se cree que como la otra, tiene una edad de unos 1.000 millones de años. Es joven, pues la mayoría tiene cuatro veces esa edad.
La sonda también entregó datos sobre la delgada atmósfera o exosfera.

123