Resumen científico de la semana

Foto Wikipedia commons

1. El mejor no incentiva

Es muy común: en las oficinas destacan al empleado del mes o del año. En los centros educativos también. Lo hacen para poner de ejemplo su esfuerzo. Ahora un estudio en Psychological Science sugiere que esa distinción puede tener un efecto contrario en los demás: los desalientan a tener más logros, lo que los autores llaman ‘un desestímulo ejemplar”. Eso significaría que hay que alentar otro tipo de prácticas en instituciones y empresas.

2. Tortugas a la carta

Hoy en algunos países del sudeste asiático la sopa de tortuga es una exquisitez. En otros lugares no se consume. No fue siempre así. Cerca e Tel Aviv, Israel, científicos desenterraron fósiles de tortugas de hace 400.000 años que sugieren que eran consumidas por los habitantes de aquella época, mostrando la diversificación de la dieta de quienes vivieron en el Paleolítico. El estudio apareció en Quaternary Science Reviews.

3. Confieso que lo hice

Una nueva investigación aparecida en Proceedings of the National Academy of Sciences muestra que la privación del sueño puede hacer que las personas admitan falsamente que hicieron algo malo. En Estados Unidos, por ejemplo, las falsas confesiones son cerca del 25% de los casos de convictos injustamente encausados. Esa táctica es común en interrogatorios a sospechosos, haciendo que la persona pierda la capacidad de anticipar las consecuencias de sus acciones.

4. Hormona riesgosa

La hormona arginina vasopresina promueve la cooperación arriesgada en humanos dice estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences. La cooperación se ha sabido, es intrínsecamente reconfortante para las personas permitiéndoles subvalorar riesgos asociados con ella. En el experimento, las personas que recibieron esa hormona eran mucho más dados a cooperar en un juego que suponía altos riesgos, que aquellos que no la recibieron algo que sugiere que esa hormona desempeña un papel activo en ese comportamiento.

5. Juntos es mejor

Los pájaros pequeños también forman lazos duraderos con sus congéneres, además compartir largos viajes con ellos, una cercanía que favorece la reproducción y facilita el proceso de ajustarse a un nuevo lugar, según el estudio aparecido en Bird Study. Esa característica había sido observada y estudiada en aves grandes. Los miembros de un grupo de luganos pueden permanecer juntos hasta 4 años.

6. Emisores clandestinos

No habían sido muy estudiados en cuanto a su aporte. Por eso sorprenden los datos de un estudio aparecido en Nature Geoscience que dice que los estanques o humedales pequeños de menos de media hectárea que solo comprenden 8,6% del área de lagos y estanques responden por el 15,1% de las emisiones de dióxido de carbono y 40,6% de metano de esos cuerpos de agua. Para el estudio revisaron 427 de esos humedales.

7. La estatura y el cáncer

Las personas de mayor estatura tienen menos riesgo de desarrollar enfermedades como las cardiovasculares y la diabetes, pero un mayor riesgo de cáncer, lo cual se debe a la activación de un sistema relacionado con los factores de crecimiento. El estudio apareció en The Lancet Diabetes & Endocrinology y tiene implicaciones para la guía médica.

8. De víctima a victimario

La Tierra, según varios investigadores, tiene mucho que agradecerle a Júpiter pues según sus estudios ha servido de escudo protector desviando cometas y asteroides dada su gran influencia gravitacional. Una investigación aparecida en Astrobiology cuestiona esa creencia y dice que por el contrario Júpiter y Saturno se han encargado de ‘patear’ objetos hacia el sistema solar interior, del cual la Tierra forma parte. ¿Cuál hipótesis prevalecerá?

9. Pobreza, flacura y gordura

Cuánto comes dependerá para muchos de cuán acomodada era su familia. Un estudio sugiere que las personas que de niños padecen hambre, cuando crecen y tienen mayor riqueza comen incluso en ausencia de hambre, lo que influye en la tendencia a la obesidad y otros desórdenes, según el artículo en Psychological Science. La pobreza interrumpe el vínculo entre hambre y comida.

10. A vivir más

Investigadores demostraron que las células senescentes, que no se dividen y se acumulan con la edad, impactan de modo negativo la salud y acortan la vida de los ratones en un 35%. El estudio revela que la eliminación de esas células retrasa la formación de tumores, preserva el funcionamiento de tejidos y órganos y extiende el ciclo vital sin efectos adversos observados. La pregunta ahora es ¿servirá para humanos? El artículo apareció en Nature.

El gusano que se regenera todo

Se aprecia cómo es este platelminto. Foto del Cold Spring Harbor Laboratory

Sí que es un don el del gusano Macrostomum lignano: se puede regenerar casi por completo, salvo el cerebro.

Denominado como la ciudad donde fue descubierto, el pueblo Lignano Sabbiadoro en Italia, conocido por sus playas.

Hace tiempo la ciencia está interesada en él y los ‘trucos’ con los cuales logra esa hazaña, deseada por tantos y que sería tan útil.

Un grupo de científicos publico en Proceedings of the National Academy of Sciences el primer genoma de este platelminto, lo que allana el trabajo para profundizar estudios y conocer posiblemente los genes involucrados en la capacidad regenerativa.

El genoma del M. lignano resultó complejo lleno de elementos repetidos que hace más difícil el ensamblaje y análisis, según Michael Schatz, uno de los científicos. “En el nivel genómico no hay casi relación con algo que haya sido secuenciado. Es extraño y único en ese sentido”

Por eso hubo que utilizar herramientas de secuenciación muy modernas.

Se cree que el gusano será muy útil para el estudio de células madre. Es como un saco flotante lleno de esas células, por lo que son muy accesibles, según Kaja Wasik, quien participó en el estudio.

Varios de los canales de desarrollo de los humanos también están en estos gusanos, por lo que se puede estudiar si están relacionados con la regeneración.

El M. lignano es pequeño, tiene tejidos y órganos simples, es transparente y su reproducción es sexual, explicó Peter Ladurner, profesor de Innsbruck, quien recordó que antes de la secuenciación es estudiado por sus células madre y la diferenciación de tejidos. Con el genoma se podrán hacer cosas que antes no como estudiar los genes y mirar la organización del genoma.

El análisis detallado podría ayudar a descifrar cómo las células madre del gusano logran desarrollarse en una variedad de distintas células.

Mis 10 noticias científicas de la semana (27-2)

1. Una vida por… los huevos

En un sorprendente hallazgo, científicos reportaron en Plos One el animal que más tiempo carga los huevos hasta que eclosionan. Se trata del pulpo Graneledone boreopacifica. La hembra los carga en sus brazos durante 4,5 años. Luego, cuando nacen sus descendientes, ella… muere, como sucede en los pulpos. La hembra fue detectada en un vehículo robótico a 1.397 metros de profundidad y se le hizo un seguimiento periódico: 18 veces en 53 meses. Toda una marca para las denodadas madres.

2. Una herencia de miedo

Los recién nacidos pueden aprender de sus madres a oler el miedo en sus primeros días de nacidos sugiere una investigación hecha con ratas y publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences. Ratas entrenadas para sentir temor al oler menta, transmitieron ese temor a sus descendientes pese a no estar más que en contacto vía un ducto por donde pasaba el aire. Los bebés pueden adquirir las experiencias de sus madres, sugiere la investigación.

3. No somos tan pesados

Medidas tomadas hasta ahora sugerían que nuestra galaxia, la Vía Láctea, es más masiva que la vecina Andrómeda, ambas parte del Grupo Local de Galaxias. Pero un nuevo estudio que tomó en cuenta la gravedad que atrae las galaxias de este grupo y la expansión del universo tomada en galaxias por fuera, revela que nuestra galaxia tiene apenas la mitad d ella masa de Andrómeda. En las dos, asimismo, se encontró que la materia oscura responde por el 90% de la masa. El estudio apareció en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

4. Un cuerpo totalmente chorreado

Desde 2005 se sabía que había chorros de agua saliendo de ciertos puntos de la luna Encelado en Saturno. Un estudio presentado en el Astrophysicial Journal revela que son 131 géiseres los detectados en esa luna, Expiden agua salada del mar interno del satélite natural, salida desde las profundidades. El artículo también explica a qué se debe ese sistema, en parte por las fuerzas de marea que ejerce el planeta de los anillos.

5. La atmósfera es una olla a presión

Uno de los gases de efecto invernadero más potentes es el vapor de agua, y el más abundante, presente de forma natural en la atmósfera. Pero un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences confirmó que la concentración en la troposfera viene en aumento. Y hay más: ese incremento se debe a actividades humanas, primera vez que se demuestra esa relación. La concentración aumenta a medida que se incrementa el calentamiento debido a la quema de combustibles fósiles.

6. El terrible dolor crónico

Un estudio publicado en Science revela que el dolor crónico, realmente, modifica el cerebro, cambio que conduce a la desmotivación común en esas situaciones. El estudio se hizo con ratones. Encontraron que el cerebro de ratones con dolor crónico cambiaba en respuesta a esa condición de molestia. Luego de 12 días de dolor, era menos probable que ciertos tipos de neuronas que responden a la dopamina, químico involucrado en la motivación y la recompensa, enviaran señales de excitación que en ratones sin dolor. Un indicador de que el cerebro en esa condición es menos capaz de motivarse.

7. Muy transparentes

Era un sueño: poder ver a través de los órganos y de todo el cuerpo, visualizar la conexión entre células y las estructuras más finas. Un estudio publicado en Cell reveló un método simple para hacer transparentes los órganos opacos y las biopsias del tejido humano, un avance que allana el camino para unos diagnósticos clínicos más precisos, monitorear enfermedades y una nueva generación de terapias del autismo al dolor crónico.

8. Tumores picantes

Científicos de la Universidad de California reportaron que la capsaicina, ese ingrediente activo del ají, activa un receptor en las células que recubren los intestinos en ratones, desencadenando una acción que al final de cuentas reduce el riesgo de cáncer colorrectal. El estudio apareció en The Journal of Clinical Investigation. A ratones modificados con tumores la capsaicina se los reducía y vivían más.

9. Anticonceptivos cancerosos

Una investigación publicada en Cancer Research reveló que las mujeres que habían tomado recientemente píldoras anticonceptivas con alto contenido de estrógeno y unas pocas formulaciones más tenían un riesgo mayor de desarrollar cáncer de seno. El riesgo era 2,7 veces mayor. Los autores llamaron a la cautela pues se requieren más estudios para confirmar los hallazgos. Un contenido bajo de estrógeno no aumentaba el riesgo.

10. Una vacuna difícil

En animales funcionó a la perfección una vacuna contra la bacteria C. difficile que provoca enfermedad intestinal con diarrea y hasta fallo general de los órganos, que en muchos casos lleva a la muerte. La protección se logró tras dos inmunizaciones revelaron los investigadores en Infection and Immunity. El paso siguiente será llevarla a ensayos clínicos.

Mis 10 noticias científicas de la semana (29-5)

1. Se imprimen cuerpos

En un avance llamativo hacia la impresión de órganos, científicos de las Universidades de Sidney, Harvard, Stanford y MIT lograron desarrollar una red de vasos artificiales bio-impresos que imitan el sistema circulatorio del cuerpo, esencial para el desarrollo de tejidos más complejos. La bioimpresión de órganos es un campo promisorio, aún en fases iniciales, que en el futuro permitirán que muchas personas urgidas de trasplante consigan órgano o aquellas con uno averiado por cáncer, por ejemplo, lo obtengan. El nuevo hallazgo fue publicado en Labo on a chip.

2. Los robots musculosos

Ingenieros de la Universidad de Illinois mostraron una nueva clase de bio-bots, robots caminantes accionados por células de músculos y controlados por pulsos eléctricos, permitiéndoles a los operadores un control sin precedentes sobre su funcionamiento, reveló un artículo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. El diseño se inspiró en el complejo músculo-tendón-hueso que se ve en el medio natural. Los robots son accionados por una tira de células musculares movidas por esos pulsos.

3. Dos nuevos transneptunianos

El telescopio Hubble fue redirigido para que hasta agosto trate de encontrar nuevos objetos transneptunianos en el Cinturón de Kuiper, que podrían ser propuestos para que la nave Nuevos Horizontes que se dirige a Plutón, al que llegará el año próximo, siga hacia ellos. Hasta el momento se han detectado unos 1.000 de esos objetos, cuerpos fríos de diferente tamaño, 3 de ellos unos pocos como planetas enanos. En sus primeras miradas, parece haber descubierto dos nuevos objetos.

4. Cosa el celular a la camisa

Científicos creen haber descubierto un cristal que puede formar una capa de solo 3 átomos de grosor, que podría actuar como un interruptor. Su estructura matriz de cristal puede ser empujada mecánicamente adelante y atrás entre dos estructuras atómicas, una que conduce electricidad, la otra no, lo que permitiría que este semiconductor fuera usado en electrónica flexible. Por ejemplo, un celular cosido en la camisa. El estudio fue publicado en Nature Communications.

5. Una chaqueta para el planeta

A 3.000 años luz de nosotros científicos hallaron un planeta en un sistema de dos estrellas. Orbita a casi la misma distancia que la Tierra del Sol, pero la diferencia es que su estrella es mucho más tenue, lo que hace que se encuentre congelado, más frío que la luna Europa de Júpiter, cubierta de una gran capa de agua congelada. El planeta tiene dos veces la masa terrestre. El estudio publicado en Science revela que puede haber planetas a la misma distancia de su estrella que la Tierra del Sol en sistemas binarios.

6. Solos no

A las personas no les gusta estar a solas con su pensamiento ni sentarse por ahí a hacer nada. Eso revela un estudio publicado en Science en el que se muestra que siempre tienden a estar haciendo algo, así sea infligiéndose daño. Personas a las que se les pidió estar solas pensando durante 6 a 1|5 minutos manifestaron sentirse mal, lo que fue confirmado en otros experimentos. La gente prefiere estar conectada al mundo exterior.

7. Frío, muy frío

Investigadores desarrollaron una nueva técnica de superenfriamiento para aumentar el tiempo que los órganos humanos pueden permanecer viables fuera del cuerpo, lo que ayudaría  a encontrar más órganos para trasplante. El estudio fue publicado en Nature Medicine y se hizo con ratas, por lo que ahora debe ser demostrado en personas. Hoy la preservación fuera del cuerpo alcanza solo 24 horas. La nueva técnica lo extiende a 72. Todo un logro.

8. Animales de… cinco patas

No tienen cuatro como muchos otros mamíferos. Poseen cinco patas. ¿No lo habían notado? Eso hicieron investigadores que presentaron el estudio en Biology letters: mientras los canguros están quietos, la cola les sirve de una quinta pata, ayudándoles a hacer los saltos. También la emplean como quinto pie cuando caminan. No solo es un medio de equilibrio.

9. Inviernos zurdos

Los hombres que nacen en noviembre, diciembre o enero en el Hemisferio Norte, en pleno invierno, tienen mayor probabilidad de ser zurdos, según un estudio publicado en Cortex. Esa situación estaría relacionada con mecanismos hormonales que promoverían la tendencia a usar la mano izquierda, dijeron los investigadores de la Universidad de Viena (Austria). La causa radicaría en la mayor cantidad de luz en los meses de la concepción, entre mayo y julio. Un estudio que genera debates.

10. Grandes depósitos de plástico

Todos los océanos tienen grandes acumulaciones de residuos plásticos en su superficie siguiendo el giro de las cinco grandes corrientes oceánicas, demostró la expedición española Malaspina. Además de la del Pacífico norte ya demostrada, existen también en Atlántico del Norte central, el Pacífico Sur, el Atlántico Sur y el Océano Índico. El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Los mayores residuos son de polietileno y polipropileno usados en la manufactura de productos de uso diario como bolsas, y contenedores de alimentos y bebidas. Un gran problema.

Un riñón artificial que orina y todo

Órganos de laboratorio a la carta. Ese es el sueño. Científicos crearon un riñón que fue capaz de producir orina al implantarlo en una rata.

No fue creado de la nada, sino que emplearon una estructura renal. Y aunque no significa que podrá hacerse pronto lo mismo con un riñón humano, no se puede descartar la opción.

Si la tecnología logra ser escalada al tamaño humano, quienes padecen falla renal o esperan un donante o incluso quienes no son candidatos a recibir trasplante, podrían recibir órganos derivados de sus propias células, en opinión de Harald Ott, científico del proyecto, del Massachusetts General Hospital Center for Regenerative Medicine.

Un órgano desarrollad con la técnica evitaría el rechazo.

Para crear el riñón, se removieron los riñones de las ratas y los trataron con una solución detergente que eliminó las células vivas del órgano, dejando solo una estructura de proteínas fibrosas. Luego construyeron un riñón nuevo alrededor de esa estructura usando células humanas de cordón umbilical y células renales de ratas recién nacidas. Para dispersar las células por la estructura, crearon un gradiente de presión que ‘chupaba’ las nuevas células hacia el lugar justo en el riñón.

Los riñones rediseñados crecieron en cámaras con nutrientes para simular el interior del cuerpo. Después fueron trasplantados a ratas a las que se les había extraído uno de los riñones.

Una vez se les suministró sangre, actuaron como filtros y produjeron orina pero no funcionaron tan bien como los naturales, lo que indica que la técnica debe ser mejorada.

El estudio fue publicado en Nature Medicine.

Qué hace un vehículo en mi estómago

Casi en todas partes puede imaginarse uno la presencia de un vehículo, pero ¿en el estómago? No podía faltar.

En esta era de la miniaturización de la medicina, el nanoingeniero Joseph Wang, de la Universidad de California en San Diego presentó su prototipo, que algún día podría ser útil para atacar células cancerosas o llevar medicinas a domicilio.

No requiere salir a tanquear con gasolina ni usa gas, aunque a este novedoso vehículo le falta remediar sus pequeños problemas, uno de ellos en sus frenos: no se ha logrado que se detenga, como tampoco controlar su velocidad.

El caso es este: el vehículo es un tubo cónico de 10 micrometros, cubierto por zinc, que reacciona con el ambiente ácido del estómago y produce burbujas de hidrógeno que lo impulsan.

Si fuera cubierto con anticuerpos o equipado con cámara, podría enviar mensajes instantáneos del interior del órgano.

Microvehículos de esta clase se movían al crear burbujas de oxígeno a partir del peróxido de hidrógeno, un elemento algo tóxico para el organismo. El zinc los hace más biocompatibles.

Como la velocidad depende de la acidez, su velocidad aumenta con esta, lo que mostraría también pH estomacal. La acidez, sin embargo, impacta la vida del motor, que puede ser de 10 segundos a… 2 minutos.

¿Corto? La vida suficiente para desarrollar su tarea.

Estos vehículos son conducidos por el estómago mediante magnetos, revelaron los investigadores.

Algún día navegarán por su cuenta, repararán áreas dañadas o harán microcirugías. Todo un avance.

En la foto de la American Chemical Society, el microvehículo.

A donantes de hígado no les va mal

De las cosas difíciles es encontrar donantes de órganos para salvar vida, pues por lo general no hay cama para tanta gente. Pero hay una luz para cierta clase de pacientes.

El trasplante de hígado de una persona viva es una cirugía segura para el donante, según estudio en el Henry Ford Hospital que evaluó 10 años de la práctica.

El estudio confirmó que durante el periodo en ese centro no hubo un solo donante muerto ni condiciones críticas que requirieran estar en la Unidad de Cuidados Intensivos.

El trasplante de hígado de donante vivo adulto-adulto, introducido hace una década, incluye la donación del lóbulo derecho del hígado de un donante familiar o amigo cercano. Esta modalidad es una gran contribución al suministro de órganos y reduce la lista de espera de enfermos y la mortalidad.

“Hay una necesidad creciente para un número limitado de órganos disponibles y más gente está muriendo mientras espera, así que necesitamos mirar formas de continuar aumentando con seguridad el número de órganos”, dijo Hemal Patel, gastroenterólogo del Hospital.

La tasa de supervivencia en el Ford fue del 100%, con la mayoría de complicaciones de grado bajo, siendo buenas noticias para el futuro de esta clase de trasplantes”.

Los resultados del estudio fueron presentados la semana pasada en San Francisco, California.

El estudio involucró 54 trasplantes de donantes vivos realizados en el Henry Ford entre enero de 2000 y marzo de 2011 y halló que esa no es una fuente de mortalidad no de complicaciones médicas.

Hubo un 25% de re-hospitalizaciones tras la cirugía, por problemas menores. De estas, 26% requirió operaciones, endoscopias o intervenciones radiológicas.

El promedio de duración de las cirugías de trasplante fue de 6,19 horas y una permanencia en el hospital de 6,72 días.

Todos los donantes volvieron a sus actividades normales después.

Animales con órganos humanos: la quimera está cerca

Más cerca de la quimera. Un animal con partes de hombre (¿o será al revés?)

Una especie de fábrica sobre pedido. ¿Necesita un hígado? Téngalo. Animales a los que se les induce la creación de órganos de otras especies parecen estar cada vez más cerca.

A ratones incapaces de producir su propio páncreas, que de embriones les inyectaron células madre de ratas, desarrollaron un órgano de esta última especie según investigadores de la Universidad de Tokio.

El páncreas, en su mayoría conformado por células de ratas, parecía funcionar perfectamente y los ratones no presentaban señales de diabetes.

La técnica, que los científicos esperan aplica a otros órganos de otras especies, podría ser usada en teoría para crear quimeras, animales capaces de desarrollar órganos humanos con base en las propias células madre del paciente, reduciendo el riesgo de un rechazo.

Una quimera es un organismo compuesto de dos o más poblaciones diferentes de células originadas de distintos cigotos Huevos) involucrados en la reproducción sexual.

Al inyectar, por ejemplo, células madre sanguíneas a fetos de cerdos, los investigadores serían capaces de criar cerdos que pudieran generar sangre humana. Si resulta exitosa, la estrategia también podría ayudar a combatir la escasez de órganos y las grandes listas de personas esperando un trasplante.

La técnica “llamada complementación de blastocitos, es una aproximación novedosa a la provisión de órganos”, dijo Hiromitsu Nakauchi, director del Center for Stem Cell Biology and Regenerative Medicine en aquella universidad japonesa.

“Lo hemos intentado con éxito entre ratones y ratas. Estamos confiados en que podremos generar órganos humanos funcionales con ella”.

Pese al optimismo, científicos como Chris Mason, jefe de Medicina Regenerativa en el University College London, citado por medios británicos, “aún hay un largo camino antes de que puedan hacerse trasplantes (con órganos quiméricos)”.

Pero en esto de ciencia, el mañana llega hoy y el hoy sólo es un recuerdo vago.

Un responsable de que aparezcan las canas

A unos, el cabello se les llena de nieve a los 60, a otros hacia los 50, pero a los 40 muchos tienen canas. Incluso, algunos las adquieren prematuramente.

Un estudio de investigadores del NYU Langone medical Center demostró por primera vez, según los autores, que una señal -conocida hasta ahora por controlar varios procesos biológicos- entre los folículos pilosos y las células madre melanocitos puede dictar el pigmento del cabello. El estudio fue publicado en el journal Cell.

“Hemos sabido por años que las células madre del folículo piloso y las células melanocitos productoras de pigmento colaboraban para producir el color del pelo, pero no sabíamos cómo”, explicó Mayumi Ito, uno de los investigadores.

Descubrieron que una señal denominada Wnt es esencial para la acción coordinada de esas dos líneas de células madre y críticas para la pigmentación del cabello: el estudio sugiere que la manipulación de Wnt puede ser una estrategia para obtener un color como el de las canas.

La investigación también ilustra un modelo para la regeneración de tejidos.

“El cuerpo humano tiene varias clases de células madre con el potencial de regenerar otros órganos”, dijo Ito. “Los métodos detrás de la comunicación entre las células madre del cabello y el color durante el remplazo del cabello nos pueden brindar pistas importantes para regenerar órganos complejos con distintos tipos de células”.

El estudio abre la posibilidad de que la señal Wnt es un sendero clave en la regulación de las células madre melanocitos y muestra cómo la conducta de estos está asociada con la regeneración del cabello. Esto ayuda a entender enfermedades en las que los melanocitos se pierden para dar paso a las canas o crecen desenfrenadamente en los casos de melanomas.

Estuvo 96 minutos sin pulso y… salió coleando

Parece imposible, pero sucedió. Lo llamarán milagro, lo llamarán atención médica, pero sigue siendo inexplicable.

En la versión electrónica de Mayo Clinic proceedings se reportó el caso de un hombre de 54 años que sufrió un ataque cardiaco y estuvo ¡96 minutos sin pulso! Luego revivió y se recuperó por completo.

El caso es que el paciente se desplomó en una zona rural en Minnesota, Estados Unidos pues sufrió un ataque cardiaco. Recibió reanimación cardiopulmonar y choques con desfibrilador, pero no respondía.

Se recuperó tras más de hora y media sin pulso, de acuerdo con lo explicado por Roger White, anestesiólogo y especialista en atención cardiaca, autor del artículo.

El personal que acudió le administró 12 choques con el desfibrilador y mantuvo el flujo sanguíneo mediante compresiones continuas del pecho.

Pero hubo una ayuda clave: la capnografía, que se emplea para controlar a los pacientes en el quirófano, pero que rara vez utiliza el personal de emergencias para tratar un paro cardíaco. Esta mide cuánta sangre fluye a través de los pulmones y, por tanto, a otros órganos. Gracias a que esa medida estuvo siempre en un nivel suficientemente alto, el personal de rescate no cesó en su afán por reanimarlo.

“El pulso reapareció gradualmente”, dijo White.

Una vez recuperado el pulso, el paciente fue enviado vía aérea al hospital, donde se descubrió que tenía una arteria ocluida. Se extrajo el coágulo y se le colocó una endoprótesis.

A la semana y media, el paciente recibió el alta, sin mostrar problemas neurológicos por el extenso período que permaneció sin pulso.

Poco tiempo después se sometió a una operación a fin de tratar su enfermedad cardiaca subyacente.

White dijo en un informe de prensa de la Clínica Mayo que el caso plantea la necesidad de estudiar más sobre las técnicas de apoyo vital avanzado y el empleo de tecnología de tiempo real, como la capnografía, que es capaz de validar la eficacia de los esfuerzos por reanimar a alguien”.

12