En verano se cae más el pelo

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Si es de los que sufre pérdida de cabello, puede llamarle la atención que en verano se cae más el pelo reveló un estudio publicado en el British Journal of Dermatology.

La investigación analizó la caída del cabello a través de las estaciones en ambos hemisferios del planeta y en 8 países.

Basados en datos de Google Trends se encontró que esa estación, más la del otoño, inciden en la caída del pelo. ¿Por qué? No se sabe.

Pero el hallazgo no es nuevo, refuerza, con mayor número de datos, otras investigaciones que se habían centrado en pequeñas muestras y en sitios reducidos.

Este estudio sintetizó datos epidemiológicos digitales de ambos hemisferios para conformar la sospecha clínica de que el verano y el otoño están asociados con una mayor pérdida de cabello”, comentó Shawn Kwatra, primer autor, de la Escuela de Medicina de John Hopkins University.

Este hallazgo es clínicamente relevante para pacientes que pierden más pelo en esas estaciones y además tiene implicaciones en la evaluación de las terapias y su efectividad. Estudios posteriores aclararán esta asociación y examinarán la fisiología del ciclo del cabello”.

La calvicie o alopecia, la caída del pelo en cualquier parte del cuerpo, y que en general siempre incluye la cabeza, obedece a muchas razones.

Se estima que a los 35 años de edad, 40% de los hombres tienen pérdida de cabello, 65% a los 60 años y 70% a los 80 años de edad.

Esa condición afecta también a las mujeres, pero en menor proporción

La calvicie no es general en todo el globo. En Europa, en la República Checa está el mayor índice, con casi 42% de los hombres con pérdida de cabello, seguidos de los españoles.

En China es donde menos se cae el pelo.

El estudio estacional no reveló la situación en los países tropicales para saber si las temporadas de más calor inciden en la pérdida de pelo.

Las 10 noticias científicas de la semana

El mapa galáctico. Foto ESA

El mapa galáctico. Foto ESA

1. Ubicándonos

La agencia espacial europea (ESA) publicó el primer catálogo de estrellas de nuestra galaxia, más de 1000 millones de objetos celestes ubicados con precisión gracias al trabajo del satélite Gaia. El más grande sondeo del cielo y la Vía Láctea cuya meta es medir las distancias y movimientos de más de dos millones de estrellas. El satélite fue lanzado hace 1000 días y comenzó a trabajar en julio de 2014.

2. Envidiosos somos

Un estudio del comportamiento humano reveló que 90% de las personas pueden ser clasificadas en cuatro tipos de personalidades: optimista, pesimista, confiable y… envidiosa. Pero esta última característica prima en 30% de ellas, frente a 20% de cada una de las otras, revelando que somos una raza envidiosa según el estudio publicado en Science Advances en el que se trabajó con 541 voluntarios.

3. Incas a la moda

Un investigador de la Universidad de Washington identificó la primera fábrica de índico en el planeta, encontrada en Huaca, Perú, que data de hace 6.200 años, constituyendo el primer uso conocido del índigo azul en las prendas de algodón. Un hallazgo que muestra además el adelanto tecnológico de esos antiguos pobladores. El textil fue encontrado en 2009 en un sitio bien conservado en la costa norte peruana. El hallazgo apareció en Science Advances.

4. El cuervo se las trae

Mucho reconocimiento han recibido los cuervos de Nueva Caledonia por sus habilidades para usar herramientas para proveerse alimentación con insectos y otras presas. Pero no es exclusivo de estas aves. Científicos publicaron en Nature que el cuervo Alala, de Hawai, amenazado de extinción también es hábil en el empleo de herramientas y es parte de su comportamiento habitual. Hay cerca de 40 especies de cuervos en el planeta, la mayoría poco estudiados.

5. La suerte de los osos

Una situación que no solo despista sino que afecta su futuro. Las 19 poblaciones de osos polares se están enfrentando a un derretimiento más pronto del hielo del Ártico en primavera y una más tardía consolidación en otoño, lo que incide en las temporadas de alimentación y cría, dejándoles menos tiempo. Los hechos los presenta un artículo en The Cryosphere, basado en datos satelitales de la Nasa durante 35 años que revelan que la tendencia es firme. En promedio el derretimiento se da de 3 a 9 días antes por década e igual al final, lo que da más de dos semanas de menos hielo.

6. Nace un gigante

Astrónomos encontraron señales de un planeta grande que crece alrededor de la joven estrella cercana TW Hidra, que se cree es helado, similar a Urano o Neptuno, hallazgos realizado con el Alma (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). Esa estrella está a 184 años luz, tiene solo 10 millones de años y a su alrededor ya se había visto un disco de polvo y en él se hallaron vacíos donde se forman planetas. El hallazgo apareció en Astrophysical Journal Letters.

7. Una buena protección

Un estudio publicado en el Journal of Clinical Oncology encontró que a mayor factor de los protectores solares el riesgo de melanoma puede decrecer hasta 33%. El factor base tomado con el que se lograba aumentar la protección fue 15, de modo que uno mayor garantiza mejor protección solar y reduce más el riesgo. En distintas regiones del planeta hoy es mayor la exposición al Sol debido al cambio climático, incidiendo en el número de personas con ese cáncer.

8. No se estrese durante el período

Las mujeres que se consideraban más estresadas durante el periodo de ovulación tenían 40% menos probabilidad de embarazarse ese mes. Y aquellas que se consideraban estresadas la mayor parte del tiempo tienen 45% menos probabilidad, de acuerdo con un estudio en Annals of Epdiemiology. La investigación se hizo con 400 mujeres de hasta 40 años, activas sexualmente que informaban sobre su menstruación, sus relaciones sexuales, los métodos anticonceptivos y el alcohol, cafeína y cigarrillo.

9. Menos bosques

Un estudio revelado por el Ideam mostró que el año pasado se deforestaron 124 000 hectáreas en todo el país, con un descenso de 12% frente a 2014 pero más que en 2013 cuando comenzaron las mediciones. De nuevo, los cultivos ilícitos, la tala ilegal, la minería, la frontera agrícola y los incendios son las principales causas de pérdida de selva. Deforestación avanzada.

10. Óvulos burlados

Los óvulos pueden ser inducidos a crear embriones sin fertilización, pero estos mueren pronto al no existir la presencia de espermatozoides. En un avance, científicos inyectaron espermatozoides a esos embriones (partenogenotes) y lograron producir ratones saludables. A futuro podría tener aplicaciones en tratamientos de fertilidad y cría de especies amenazadas, pero hay que falta perfeccionar en la técnica. El logro apareció en Nature Communications.

Hielo del Ártico alcanzó mínimo histórico

Extensión de hielo en el Ártico. Foto Nasa

Extensión de hielo en el Ártico. Foto Nasa

Otra marca que impone el calor: el hielo del Ártico alcanzó su mínimo histórico por segundo año consecutivo, revelan los datos de la Nasa.

Cada año, la capa de agua congelada que flota sobre el océano Ártico y los mares adyacentes se derrite en la primavera y el verano y crece en el otoño y el invierno en el Hemisferio Norte, alcanzando el máximo entre febrero y abril.

Al 24 de marzo, el hielo se extendía por 14,52 millones de kilómetros cuadrados, una nueva marca de mínima extensión según el registro satelital que comenzó en 1979.

Es solo un poco menos que los 14,54 millones de 2015, pero hay un dato poco alentador: los 13 registros más bajos han sucedido en los últimos 13 años.

La nueva marca se da tras los calurosos meses de diciembre, enero y febrero alrededor del planeta, lo que pudo contribuir a la menor formación de hielo, según Walt Meier, científico del Centro Goddard de la Nasa.

El patrón de vientos en enero y febrero tampoco favoreció la formación de hielo porque trajo aire caliente del sur. Pero en definitiva el factor que tendrá un papel más importante en el futuro del hielo del Ártico es el calentamiento de las aguas del océano dijo Meier.

Es probable que vayamos a tener máximos más pequeños en el futuro porque adicional a una atmósfera más caliente el océano también se ha calentado. Eso impedirá que el borde del hielo se expanda al sur como era usual”.

Y aunque “la máxima extensión puede variar cada año dependiendo de las condiciones en el invierno, estamos viendo una tendencia significativa hacia abajo y eso está relacionado con el calentamiento de la atmósfera y los océanos.

Es que desde 1979 esa tendencia ha llevado a una pérdida de casi 1 millón de kilómetros cuadrados de cobertura de hielo, casi el territorio de Colombia.

El mar Ártico juega un papel importante en la regulación de la temperatura del planeta: su superficie refleja la energía solar que de otra forma absorbería el océano, un efecto más relevante en el verano, cuando el Sol está alto, directo sobre la región. En el invierno el Sol no sale durante varios meses en el círculo polar Ártico y el impacto se siente en la temperatura de la atmósfera.

Chupen rápido que el Ártico se derrite cual paleta

No es que se recupere en invierno y se derrita en verano. No: el volumen de hielo en el Océano Ártico está disminuyendo de manera continua reveló un análisis satelital.

El hielo declinó 36% hacia el otoño y 9% en invierno entre 2003 y 2012, reportaron científicos, que utilizaron datos del CryoSat-2, un satélite de la Agencia Espacial Europea y del ICESat de la Nasa.

Encontraron que de 2003 a 2008, los volúmenes de hielo en otoño tuvieron un promedio de 11.900 kilómetros cúbicos, pero de 2010 a 2012 el volumen promedio cayó a 7.600, una reducción de 4.300 kilómetros cúbicos.

El volumen promedio de hielo en invierno de 2003 a 2008 fue de 16.300 kilómetros cúbicos, cayendo a 14.800 entre 2010 y 2012, una diferencia de 1.500 kilómetros cúbicos.

“Los datos revelan que el hielo grueso del mar desapareció de una región al norte de Groenlandia, el Archipiélago Canadiense, y al noreste de Svalbard”, indicó Katharine Giles, del Centro para la Observación y el Modelamiento Polar, de University College London y miembro del grupo investigador.

Los hallazgos serán reportados en Geophysical Research Letters, de la American Geophysical Union y confirman la reducción simulada por el sistema de modelación Piomas, que estimó el volumen del hielo del mar del Ártico con observaciones submarinas y satelitales hasta 2008.

Otros satélites han mostrado también caídas en el área cubierta con hielo a medida que el clima del planeta se calienta. De hecho, la extensión del hielo alcanzó en septiembre de 2012 un mínimo no registrado antes.

Hay insectos que se ‘broncean’

Lo toman los humanos, generalmente por vanidad. Lo toman los animales, pero por razones bien diferentes.

Científicos reportaron insectos que se asolean para mantenerse sanos y combatir gérmenes que los atacan. El estudio fue publicado en Entomologia Experimentalis et Applicata.

Los insectos del árbol del arce, (boxelder bugs Boisea trivittata) son una peste. En inviernos ingresan a las casas en busca de protección. Son conocidos por liberar un olor muy fuerte cuando se reúne en grupo bajo parches de luz solar.

Los químicos producidos así les ayudan a protegerse matando los gérmenes que viven en las hojas, reveló el estudio conducido por Joseph J Schwarz y colegas en Simon Fraser University, Canadá.

Los adultos de esta especie, llamada por su hábitat –los viejos árboles de arce-, crecen hasta un centímetro y se pueden hallar en grandes grupos de miles de individuos.

Cuando el clima comienza a enfriar en otoño se mueven hacia las casas, apareciendo ocasionalmente para tomar el sol antes de salir de nuevo en primavera. Los grupos son conocidos también por emitir olores, monoterpenos, por las glándulas de su parte posterior.

En el pasado se había conjeturado que esos compuestos podían ser una defensa o jugar en rol en la reproducción atrayendo parejas y repeliendo competidores.

Pero en el estudio, Schwarz y colegas hallaron que los químicos emitidos durante las sesiones de ‘bronceado’ no parecían comunicar nada a los otros insectos. En vez de eso, el equipo descubrió que los compuestos les ayudaban a librarse de gérmenes.

Los insectos bajo el sol se acicalaban frotando sus patas con las glándulas productoras de los compuestos. Bajo el microscopio, se encontró que los químicos alcanzaban microbios en las hojas alterando su estructura celular para prevenir una invasión del cuerpo del insecto.

“Estamos maravillados. La sinergia luz solar-químicos para matar patógenos es simplemente increíble y era desconocida”, dijo Schwarz.

Al usar el poder del Sol sin depender de las plantas, coloca estos insectos en un grupo élite, dijeron los científicos.