Las 10 noticias científicas de la semana

El mapa galáctico. Foto ESA

El mapa galáctico. Foto ESA

1. Ubicándonos

La agencia espacial europea (ESA) publicó el primer catálogo de estrellas de nuestra galaxia, más de 1000 millones de objetos celestes ubicados con precisión gracias al trabajo del satélite Gaia. El más grande sondeo del cielo y la Vía Láctea cuya meta es medir las distancias y movimientos de más de dos millones de estrellas. El satélite fue lanzado hace 1000 días y comenzó a trabajar en julio de 2014.

2. Envidiosos somos

Un estudio del comportamiento humano reveló que 90% de las personas pueden ser clasificadas en cuatro tipos de personalidades: optimista, pesimista, confiable y… envidiosa. Pero esta última característica prima en 30% de ellas, frente a 20% de cada una de las otras, revelando que somos una raza envidiosa según el estudio publicado en Science Advances en el que se trabajó con 541 voluntarios.

3. Incas a la moda

Un investigador de la Universidad de Washington identificó la primera fábrica de índico en el planeta, encontrada en Huaca, Perú, que data de hace 6.200 años, constituyendo el primer uso conocido del índigo azul en las prendas de algodón. Un hallazgo que muestra además el adelanto tecnológico de esos antiguos pobladores. El textil fue encontrado en 2009 en un sitio bien conservado en la costa norte peruana. El hallazgo apareció en Science Advances.

4. El cuervo se las trae

Mucho reconocimiento han recibido los cuervos de Nueva Caledonia por sus habilidades para usar herramientas para proveerse alimentación con insectos y otras presas. Pero no es exclusivo de estas aves. Científicos publicaron en Nature que el cuervo Alala, de Hawai, amenazado de extinción también es hábil en el empleo de herramientas y es parte de su comportamiento habitual. Hay cerca de 40 especies de cuervos en el planeta, la mayoría poco estudiados.

5. La suerte de los osos

Una situación que no solo despista sino que afecta su futuro. Las 19 poblaciones de osos polares se están enfrentando a un derretimiento más pronto del hielo del Ártico en primavera y una más tardía consolidación en otoño, lo que incide en las temporadas de alimentación y cría, dejándoles menos tiempo. Los hechos los presenta un artículo en The Cryosphere, basado en datos satelitales de la Nasa durante 35 años que revelan que la tendencia es firme. En promedio el derretimiento se da de 3 a 9 días antes por década e igual al final, lo que da más de dos semanas de menos hielo.

6. Nace un gigante

Astrónomos encontraron señales de un planeta grande que crece alrededor de la joven estrella cercana TW Hidra, que se cree es helado, similar a Urano o Neptuno, hallazgos realizado con el Alma (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). Esa estrella está a 184 años luz, tiene solo 10 millones de años y a su alrededor ya se había visto un disco de polvo y en él se hallaron vacíos donde se forman planetas. El hallazgo apareció en Astrophysical Journal Letters.

7. Una buena protección

Un estudio publicado en el Journal of Clinical Oncology encontró que a mayor factor de los protectores solares el riesgo de melanoma puede decrecer hasta 33%. El factor base tomado con el que se lograba aumentar la protección fue 15, de modo que uno mayor garantiza mejor protección solar y reduce más el riesgo. En distintas regiones del planeta hoy es mayor la exposición al Sol debido al cambio climático, incidiendo en el número de personas con ese cáncer.

8. No se estrese durante el período

Las mujeres que se consideraban más estresadas durante el periodo de ovulación tenían 40% menos probabilidad de embarazarse ese mes. Y aquellas que se consideraban estresadas la mayor parte del tiempo tienen 45% menos probabilidad, de acuerdo con un estudio en Annals of Epdiemiology. La investigación se hizo con 400 mujeres de hasta 40 años, activas sexualmente que informaban sobre su menstruación, sus relaciones sexuales, los métodos anticonceptivos y el alcohol, cafeína y cigarrillo.

9. Menos bosques

Un estudio revelado por el Ideam mostró que el año pasado se deforestaron 124 000 hectáreas en todo el país, con un descenso de 12% frente a 2014 pero más que en 2013 cuando comenzaron las mediciones. De nuevo, los cultivos ilícitos, la tala ilegal, la minería, la frontera agrícola y los incendios son las principales causas de pérdida de selva. Deforestación avanzada.

10. Óvulos burlados

Los óvulos pueden ser inducidos a crear embriones sin fertilización, pero estos mueren pronto al no existir la presencia de espermatozoides. En un avance, científicos inyectaron espermatozoides a esos embriones (partenogenotes) y lograron producir ratones saludables. A futuro podría tener aplicaciones en tratamientos de fertilidad y cría de especies amenazadas, pero hay que falta perfeccionar en la técnica. El logro apareció en Nature Communications.

Las mujeres se ponen rojas cuando ovulan

Se sabía ya que los hombres encuentran más atractivas a las mujeres cuando ellas están ovulando, pero no se sabe bien cómo lo perciben. Ahora un estudio avanza un poco más: muestra cómo su rostro se torna más rojizo en esos días, un cambio que permanece bajo el rango de capacidad de detección por el ojo humano.

Sí, su cara se pone más roja, pero ¿por qué el hombre no lo visualiza? Tal vez la evolución ha ocultado la situación para beneficio de ellas.

Las señales involuntarias de ovulación pueden prevenir una inversión de largo tiempo por parte de los machos. En varias especies de primates los machos solo se interesan en ellas cuando son fértiles. En humanos es menos clara y la conducta sexual no está restringida al periodo de máxima fertilidad.

En el estudio, publicado en Plos One, se fotografió a 32 mujeres a la misma hora cada día por un mes, en el mismo ambiente, usando una cámara modificada para capturar el color rosado (usualmente usada para estudiar el camuflaje en la naturaleza).

Se diseñó a la vez un programa de computador para seleccionar un parche idéntico de cada fotografía. Las participantes también fueron examinadas para ver los cambios hormonales en momentos claves.

El aumento de una hormona decía a los investigadores que la ovulación ocurriría en las siguientes 24 horas, por lo que conocían cuál fotografía pertenecía a la fase de mayor fertilidad.

El equipo convertía las imágenes en valores de rojo/verde/azul para medir los niveles de colores y los cambios.

Encontraron que el rojo variaba mucho durante el ciclo evolutivo, con pico en la ovulación y permaneciendo alto durante las etapas finales del ciclo luego de que los niveles de estrógeno habían descendido. La piel rojiza subía mucho una vez la menstruación comenzaba. La investigación sugiere que la cara rojiza iguala la temperatura corporal durante el ciclo.

Pero al contrastar los resultados con modelos de la percepción visual humana, la diferencia más grande del rojo era de 0,6 unidades y se requiere un cambio de al menos 2,2 para ser detectado por el ojo humano.

“Las mujeres no avisan de la ovulación, pero parecen filtrar información de ella, como han mostrado los estudios que sugieren que los hombres las consideran más atractivas cuando están ovulando”, dijo Hannah Rowland, del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge, quien condujo el estudio con Robert Burriss, sicólogo de la Universidad de Northumbria.

Los primates, incluidos los humanos, son atraídos por el rojo, dijeron los autores. Es posible que las mujeres aumenten inconscientemente el rojo natural de su cara durante la ovulación mediante el maquillaje o un vestido rojo.

Esos días, las mujeres andan de rojo

Entre los primates, la hembra humana tiene una condición única: la fase de fertilidad no es visible a los ojos de los demás. Y sí que se ha esforzado la ciencia por hallar señales que indiquen su estado.

Un nuevo estudio sugiere que en la fase fértil del periodo, las mujeres son más dadas a utilizar prendas rojas.

En el estudio a 124 mujeres, de los 18 a los 47, se les preguntó que color estaban usando y cuándo habían tenido la última menstruación. De acá calcularon si estaban en el pico de fertilidad (6 a 14 días tras el último periodo).

Los resultados sugieren que es casi 3 veces más probable que aquellas que usan prendas rojas o rosadas estén en ese pico que las que estaban vestidas con otro color.

¿Una forma directa de ver la ovulación? Muy sutil, como algunas otras que han hallado otras investigaciones: más piel descubierta, rostro más rozagante y varias más, pero no es nada sencillo.

Este estudio no analizó el nivel hormonal, una manera más exacta de predecir el pico de fertilidad.

Los investigadores recordaron que el color rojo significa amor y pasión y otros estudios han mostrado que los hombres ven más atractivas a mujeres rodeadas por un borde rojo.

Otras investigaciones han hallado que las mujeres reportan mayor deseo sexual alrededor de ese pico, mayor atracción a rasgos masculinos y una tendencia a usar prendas más llamativas.

Los investigadores del artículo sobre los vestidos rojos encontraron también que el rojo se usaba más en el pico de fertilidad en invierno y sugieren que la ‘estrategia roja’ podría emplearse cuando no tienen otras formas de llamar la atención, a diferencia del verano.

¿Será verdad? Un campo sobre el cual falta no solo investigar más sino obtener resultados más concluyentes.

La investigación aparecerá en el journal Psychological Science.

El semen induce la ovulación

No parecería buena idea planificar con el método del ritmo a la luz de un sorprendente hallazgo sobre la vida secreta del semen.

Este no es solo el medio de transporte de los espermatozoides hacia su destino final. El líquido seminal contiene una sustancia que puede activar la ovulación en la hembra y varios mecanismos que apoyan las respuestas hormonales a la preñez en hembras de mamíferos, un hallazgo que podría conducir a nuevos tratamientos de fertilidad en humanos.

Como la mayoría de las hembras animales, las mujeres son ovuladoras espontáneas, o sea que liberan los óvulos de forma regular independiente de su actividad sexual. En pocas especies, como camellos y conejos, la liberación se produce en respuesta al sexo, son animales llamados ovuladores inducidos.

Por décadas se ha discutido que en esos animales la estimulación física por el seco activa respuestas hormonales en la hembra que conducen a la producción y liberación del huevo. En 1985, científicos chinos retaron tal idea al sugerir que debería haber un factor de inducción a la ovulación en el semen, una sugerencia en contravía de la sabiduría popular que pronto fue desechada.

Gregg Adams, de la University of Saskatchewan en Saskatoon, Canadá, examinaron la idea china en 2005, inyectando el fluido seminal de machos en hembra llama para ver si ovulaban sin estimulación genital. Para sorpresa, eso tuvo un poderoso efecto ovulatorio.

Eso alentó una búsqueda de aquel factor en el semen que duró 7 años. Ahora, en un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences-PNAS, Adams y colegas dicen que lo encontraron.

Se trata de una proteína crucial apra el desarrollo y supervivencia de las neuronas sensoriales: el Factor de Crecimiento Neuronal, una molécula encontrada en el cuerpo de muchas especies.

El FCN fue hallado en el semen de toros en los años 80 y Adams y su equipo la han encontrado en el semen de muchas otras especies, incluidos los humanos.

En otros experimentos, establecieron que la molécula facilita la reproducción en muchas especies. En vacas, sin embargo, tiene otros efectos, promoviendo el desarrollo y funcionamiento del corpus luteum, una estructura endocrina temporal crucial para el mantenimiento de la preñez.

Cuando ovula, la mujer prefiere el lindo y rudo

Las hormonas asociadas con la ovulación influencian la percepción de las mujeres sobre un hombre como potencial padre. Así, aquellos agradables terminan de últimos en las preferencias cuando de procrear se trata, según un estudio de The University of Texas en San Antonio que buscaba responder una vieja pregunta: ¿por qué las mujeres escogen chicos malos?

Kristina Durante, investigadora, explicó que “estudios previos han mostrado que en la semana cerca a la ovulación, las mujeres resultan atraídas a hombres bien parecidos, sexys y rebeldes, pero no estaba claro porqué pensaban que es sabio mantener una relación larga con esa clase de hombres”.

En el estudio, mujeres vieron perfiles online de hombres para citarse, bien fuera uno sexy o uno confiable, tanto periodos de alta como de baja fertilidad. A las participantes se les pidió indicar la contribución paternal esperada del hombre si tenían un bebé juntos basadas en cómo ayudaría a cuidar el hijo, proveerle aliment, cocinar y ayduar en las tareas del hogar. Cerca de la ovulación, las mujeres pensaban que los hombres bien parecidos contribuirían más con las obligaciones domésticas.

“Bajo la influencia hormonal de la evolución, las mujeres se engañan a sí mismas pensando que los sexys chicos malos serán compañeros dedicados y mejores padres”, dijo Durante. “Cuando miraban al sexy irresponsable a través del lente de la ovulación, Mr. Equivocado lucía exactamente como Mr. Correcto”.

En otro estudio, las mujeres interactuaban directamente con actores masculinos que desempeñaban roles de sexys poco caballerosos o de hombres serios durante la ovulación y durante momentos de baja fertilidad. De nuevo, las mujeres ovulando pensaban que el rudo podría contribuir más al cuidado del bebé, pero solo si ella era su pareja.

“Cuando se les preguntaba sobre qué tipo de papá el chico rudo sería si este fuera a tener el hijo con otra mujer, con rapidez decían que no sería bueno. Pero si era con su propio hijo, las mujeres ovulando creían que el tipo aventurero sería un gran padre”.

Muchas veces, los hombres bien parecidos y rudos son preferidos por las mujeres para relaciones de corta duración.

Los mujeres los prefieren por su piel

Una piel atractiva puede ser, en cuestiones de amor y sexo, la diferencia entre ganadores y perdedores, de acuerdo con una investigación en Malasia.

En ella, las mujeres encontraron que los hombres con un tono de piel más saludable eran más atractivos para ellas que aquellos con una cara bien masculina.

Diversos estudios han demostrado que las mujeres heterosexuales hallan más atractivos los hombres con rostro bien masculino, o sea con cara relativamente larga, una línea de mandíbula bien definida, cejas pobladas y mejillas prominentes, en particular durante la ovulación.

Los científicos han propuesto que las mujeres eligen instintivamente hombres con rasgos masculinos porque son un indicador de buena salud, la que podría ser transmitida a sus hijos.

Ian Stephen, psicólogo de la Universidad de Nottingham en Malasia, había determinado antes que la piel bronceada o dorada era también señal de buena salud y que las personas tendían a hallarlas atractivas. ¿A quién preferían entonces: a un macho-macho o a uno con piel dorada?

Para averiguarlo, con sus colegas tomó fotografías de rostros de 34 hombres blancos y 41 morenos. Midieron luego el color en sus caras y mediante un programa de computador establecieron la masculinidad.

Mostraron enseguida las fotos a 32 y 30 mujeres blancas y morenas, que calificaron cuán atractivos les parecían.

Hallaron que la masculinidad facial no era tan importante para ellas como el tono de la piel de su grupo étnico; no vieron una asociación entre masculinidad y atracción, pero sí entre el tono de la piel y la atracción.

El color era importante para las personas del mismo grupo étnico, sugiriendo que no distinguían esa cualidad en hombres de otro grupo.

No es solo lo bonito, es la calidad.

El estudio fue publicado en Evolution and Human Behavior.