Eso era cuento viejo entre nosotros

Cualquiera que haya estado en una tradicional clase de Historia en el colegio, escuchó al profesor decir que la sífilis había venido con los españoles, que se las habían transmitido a los nativos americanos.
Un estudio de la Universidad Nacional concluye que esa mortal enfermedad, para entonces, estaba en la región hace 5.000 años.
Esta enfermedad es transmitida por el Treponema pallidum y se adquiere por contacto sexual y la madre la puede transmitir al feto hasta el quinto mes de embarazo.
En sus primeras manifestaciones, ataca la piel o las mucosas. En estado avanzado, compromete órganos como el hígado y el corazón.
Uno de los rasgos de la sífilis de tercer grado es la caries Sicca, lesión que fue encontrada en restos precolombinos hallados en lo que es hoy la hacienda Aguazuque en Soacha (Cundinamarca).
Los profesores Gonzalo Correal, Javier Burgos, Camilo Arregocés y Hugo Sotomayor encontraron ese clase de lesiones en los fósiles.
Los hallazgos dan un voto a la hipótesis que habla de que la sífilis coexistieron en Europa y América, a donde llegó quizás, solo quizás, por el estrecho de Bering.
En la foto se aprecia un caso moderno de sífilis terciaria en la boca.