Las chimpancés juegan con muñecas de palo

Hay autores que creen que los animales también juegan. Lo que no se sabía era que… ¡a las muñecas!

Esto parece desprenderse de una investigación que promete toda clase de controversias. Científicos reportaron la primera evidencia de que los chimpancés jóvenes tienden a jugar, dependiendo del sexo, tal como los humanos.

Machos y hembras juegan con palos, pero ellas lo hacen con mayor frecuencia y a menudo los tratan como madres que cuidan sus bebés, dice el estudio publicado en Current Biology.

El hallazgo, de verificarse, sugiere que la tendencia consistente a través de todas las culturas de las niñas jugar con muñecas más que los niños no es el resultado de una socialización estereotipada, sino que sería parte de unas predilecciones biológicas.

En estudios previos se simios en cautiverio se sugería una influencia biológica en la selección de los juguetes. Cuando a los jóvenes se les ofrecen juguetes humanos de determinado sexo, las hembras se inclinaban por las muñecas, mientras los machos tendían a jugar con juguetes de niños, como carros.

“Esta es la primera evidencia de una especia animal en la naturaleza en el cual el objeto de juego difiere entre hembras y machos”, dijo Richard Wrangham, de Harvard University.

Las conclusiones surgieron de 14 años de observación en la comunidad de chimpancés Kanyawara en el Parque Nacional Kibale en Uganda.

Wrangham y la coautora Sonya Kathlenberg de Bates College en Maine encontraron que los chimpancés utilizan palos de cuatro formas: para investigar agujeros que pueden contener agua o miel, como armas en encuentros agresivos, en el juego en solitario o en sociedad y en una conducta que los investigadores llaman porta-palos.

Wrangham dijo que vieron que de tiempo en tiempo, durante años, cargaban palos y sospechaban que las hembras lo hacían más. El estudio lo confirmó.

“Pensábamos que si los palos eran usados como muñecos, las hembras los llevarían más que los machos y dejarían de usarlos cuando tuvieran sus bebés”, dijo el científico. “Ahora sabemos que esos dos puntos eran correctos”.

Las hembras jóvenes llevaban a veces sus palos a sus sitios de descanso y algunas veces jugaban con ellos en una forma que evocaba el juego maternal.

No se sabe si esta forma de juego es común en los chimpancés. De hecho, nadie ha reportado previamente el uso de palos como una forma de juego, a pesar del considerable interés entre los investigadores de chimpancés en la descripción del uso de objetos.

Habrá que esperar más verificaciones.