Resumen científico de la semana

1. Una serpiente con zapatos

No siempre las serpientes se arrastraron. Un estudio en BMC Evolutionary Biology reveló que el ancestro era un animal nocturno, que cazaba furtivamente y que tenía tobillos y dedos en sus patas. El estudio se basó en el análisis de 73 especies de serpientes y lagartos y sugiere que estos reptiles evolucionaron en tierra y no en el mar. Posiblemente se originaron en los cálidos ecosistemas boscosos del hemisferio sur hace cerca de 18 millones de años. El dibujo es de Julius Csotonyi

2. Así morirá el Sol

Astrónomos lograron la mejor fotografía de la nebulosa de la Medusa, también conocida como Abell 21. La estrella en el centro, a punto de terminar su ciclo vital, expulsó las capas externas al espacio. La nebulosa se expande unos 4 años luz y se halla a unos 1.500 años luz. Tras esa fase, el gas se irá disipando y la estrella permanecerá como una enana. Eso le sucederá al Sol en unos pocos miles de millones de años. Los planetas en la cercanía son engullidos en el proceso. La imagen usando el VLT fue mostrada esta semana. Foto ESO.

3. Hay que salvarlos

Un grupo de más de 100 científicos, políticos y ciudadanos revelaron el plan para tratar de salvar de la extinción los gibones de Hainan (Nomascus hainanus), de los cuales solo quedan 25 individuos en menos de 20 kilómetros cuadrados en la selva de la isla china Hainan, siendo uno de los animales más escasos del planeta. Esos individuos conforman 3 grupos, que han quedado reducidos al mínimo por las actividades humanas. Su rescate es la principal prioridad en conservación de mamíferos. La información la proporcionó la Zoological Society of London.

4. Infecciones disminuyen el CE

Una infección no solo afecta su salud y de acuerdo con el tipo puede amenazar hasta su vida, pero esa no es toda la historia. Un estudio danés publicado en Plos One parece demostrar que las infecciones disminuyen la capacidad mental de la persona. En personas con infección se comprobó una disminución del coeficiente intelectual. Y a mayor número de infecciones o cercanía en el tiempo de una con otra, mayor el efecto. Se explicaría porque una infección puede afectar el cerebro directamente y mediante inflamación periférica, lo que afecta la capacidad mental.

5. Un misterioso fabricante

Científicos publicaron en Nature el hallazgo de herramientas de piedra en el noroeste de Kenya, que datan de hace 3,3 millones de años, cuando se creía que en esa época los homíninos existentes no tendrían esa capacidad. No se sabe quiénes las fabricaron, aunque en la región, de la misma época, se han encontrado restos del K. platyops, un homínino. Las herramientas más antiguas que se habían hallado hasta ahora eran de hace cerca de 2,6 millones de años.

6. Rostizados

Un informe de la National Oceanographic and Atmospheric Administration (NOAA) de Estados Unidos reveló que el período enero-abril de este año ha sido el más caliente de la historia de 135 años de registros, para un cuatrimestre similar. Mientras, abril solo fue el cuarto abril más caliente de esos registros, datos que confirman la tendencia creciente al calentamiento global: casi todos los años más calientes han sido los de este siglo.

7. En el acto

Científicos usaron el telescopio espacial Kepler para fotografiar tres tipos de explosiones de supernovas 1a en sus etapas iniciales de ignición, luego a las 3 semanas, hasta que decayeron meses después, encontrando que cada una tiene su propio patrón, aunque el resultado sea el mismo, algo que desafía teorías sobre el tema. En su pico máximo de brillo, las supernovas brillan más que todas las estrellas de la galaxia y han sido por eso usadas para medir distancias. El estudio apareció en Nature.

8. Maternidad y obesidad

Si la madre es obesa, el bebé tendrá problemas de salud durante su vida. Y no tarde, sino de niño. La obesidad ha sido ligada a problemas del corazón, cáncer e hipertensión, entre otros,y en mujeres en embarazo aumenta riesgos. No se había precisado bien cuándo podría afectarse el hijo. El bebé tendrá problemas inmunitarios, de acuerdo con el estudio publicado en Pediatric Allergy and Inmunology.

9. La araña no necesita lentes

Las arañas saltadoras es la familia más grande de arañas y se caracterizan por su excelente visión para un tamaño de menos de 1 centímetro. Un estudio en Current Biology reveló que ven en tres canales de colores. Las arañas tienen cuatro pares de ojos que recogen los distintos aspectos de los alrededores. El nuevo estudio muestra que sus ojos principales ven en rojo, verde y ultravioleta, siendo un ejemplo de convergencia evolutiva.

10. El papel electrónico

Hay teléfonos inteligentes, tabletas y hasta lentes, pero todos duros. Nada flexible. Bueno… científicos presentaron en ACS Applied Materials & Interfaces el primer papel transparente y flexible emisor de luz con el uso de elementos amigables con el ambiente mediante un método simple. Es un papel fabricado de nanocelulosa a partir de polvo de madera en infusión con cristales de zinc y selenio. Se enrolla y desenrolla sin quebrarse.

Secadores de manos en la picota

Lavarse las manos y no secárselas bien, podría aumentar la diseminación de las bacterias. Secárselas con las hoy comunes máquinas eléctricas que proporcionan calor… ¡también!
Como a los científicos poco se les escapa, un estudio de la Universidad de Bradford publicado en el Journal of Applied Microbiology, analizó distintos maneras de secarse las manos y su efecto en la transferencia de bacterias.
Desde el secado con toallas de papel, secadores tradicionales y aquellos que secan soplando.
En la piel existen muchas bacterias, pero hay otras que se adhieren, por ejemplo al manipular carne cruda, y son difíciles de despegar.
Los científicos encontraron que al frotarse las manos mientras se seca, ayuda a transferir bacterias a otras superficies.
El método más efectivo, se encontró, fue el secado con las toallas de papel.

Resumen científico de la semana

Lunes: somos demasiado previsibles

Contrario a lo que se puede pensar, los humanos somos demasiado previsibles. Sí, un estudio que utilizó teléfonos celulares para rastrear la gente revela que los patrones de nuestros movimientos y dónde podemos ser encontrados, de día o de noche, son predecibles el 93 por ciento del tiempo, sin importar qué tan lejos viajemos.
Utilizando datos de celulares de 50.000 personas anónimas durante un lapso de tres meses, Chaoming Song, estudiante de doctorado en Física en Northeastern University y sus colegas fueron capaces de rastrear el movimiento de esas personas cada que recibían una llamada o un mensaje de texto, explicó a LiveScience.
“The most surprising thing to us is the lack of variability in predictability across the population, meaning that most all the users have same degree of predictability,” regardless of their gender, age, or language spoken, lead researcher Chaoming Song, a physics doctoral student at Northeastern University, told LiveScience.
“Para nosotros eran como unas partículas en un gas que se mueven e
interactúan unas con otras”, dijo.
Los investigadores encontraron que la mayoría de la gente permanecía en un área de 10 kilómetros de radio, mientras que unos pocos viajaban unos cientos de kilómetros de sus sitios de residencia.
La probabilidad de que los individuos estuvieran en su celular más usado era del 70 por ciento a cualquier momento del día.
Durante los fines de semana, las personas eran menos predecibles. También cuando se desplazaban al trabajo o la casa o durante el almuerzo.

Martes: viene una invasión de mini naves

Hay algunas operando en Afganistán y Pakistán, pero lo que se viene es una verdadera invasión de pequeñísimos robots voladores, de acuerdo con los desarrollos en diferentes laboratorios, unas naves que podrán ser empleadas para la guerra o para asuntos humanitarios.
En la Universidad de Waterloo en Canadá, el micro robotista Behrad Khamesee ha desarrollado un robot volador del tamaño de un borrador de lápiz. Un par de agarraderas del tamaño de un dedo operadas por láser le permiten coger o soltar pequeños objetos. Es inalámbrico, accionado pro un campo magnético.
Su idea: que algún día pueda desplazarse dentro del cuerpo humano para llevar medicinas al sitio exacto que las requiere.
El ingeniero mecánico Haibo Dong, de Wright State University en Ohio (E. U.) trabaja en un robot de cuatro alas, que semejará una libélula. El diseño es más complicado que un dispositivo de dos alas pero promete gran velocidad y alta maniobrabilidad. Podrá ser usado en asuntos ambientales, así como en misiones de búsqueda y rescate.
Otro mini robot inspirado en insectos se desarrolla en Harvard, donde el robotista Robert Wood busca crear una colonia de abejas-robot. El enjambre incorporará sensores ópticos y químicos así como sistemas de comunicación para que tome decisiones de vuelo autónomas y coordine con los miembros de la colonia en tareas tales como la búsqueda de objetos o personas.
Foto cortesía

Miércoles: cuánto dinero se gana importa

La vieja pregunta, ¿compra el dinero la felicidad?, ha sido retomada por los investigadores Christopher J. Boyce y colegas, que publicaron sus resultados en Psychological Science.
¿Qué encontraron? La felicidad de una persona puede estar basada en cómo se ubican al compararse con otros dentro de la distribución de ingresos (por ejemplo si es el segundo mejor pagado entre ocho), y no tanto en sus ingresos absolutos o cómo sus ingresos se comparan con la norma dentro de un grupo.
Aquellos ranqueados más altos que uno tienen más impacto en la evaluación de un individuo sobre sus propios ingresos que aquellos ranqueados por debajo. Estos hallazgos sugieren que a menos que la percepción del individuo sobre su rango cambie, incrementar sus ingresos no necesariamente conduce a una mayor satisfacción.
Es decir, la felicidad viene de la comparación con lo que ganan otros. ¿Será?

Jueves: lo opaco dejó de existir

Materiales como el papel, la pintura y el tejido biológico son opacos porque la luz que pasa a través de ellos es filtrada de un modo complicado. Un experimento de investigadores del City of Paris Industrial Physics and Chemistry Higher Educational Institution (ESPCI) demostró que es posible enfocar la luz a través de materiales opacos y detectar objetos ocultos detrás de ellos, se reportó en Physical Review Letters.
Para demostrar su idea para caracterizar sustancias opacas, pasaron luz a través de una capa de óxido de zinc, un componente común de las pinturas blancas. Estudiando el modo como el rayo de luz cambió al encontrarse con el material, produjeron un modelo numérico, una matriz de transmisión, que incluía 65.000 números describiendo la forma como esa capa afectaba la luz.
Usaron la matriz para dirigir un rayo de luz para pasar específicamente a través de la capa y enfocarse en el otro lado. Alternativamente, midieron la luz que emergía por el material opaco y emplearon la matriz para ensamblar la imagen de un objeto detrás.
En efecto, el experimento mostró que un material opaco podía servir como un elemento óptico de alta calidad comparable con los lentes convencionales, una vez se construye una matriz de transmisión muy detallada.
Foto cortesía.

Viernes: no hay excusa para no ejercitarse

No va más la acostumbrada excusa para no hacer ejercicio: no tengo tiempo. Una investigación publicada en The Journal of Physiology la deja sin piso.
El estudio, de científicos de la Universidad McMaster en Canadá, aporta a la creciente evidencia de los beneficios de un entrenamiento de intervalos de cortos periodos de alta intensidad como un sistema eficiente en tiempo y una alternativa segura a los tradicionales tipos de ejercicio moderado de larga duración.
¿Cómo así? Sí, para sorpresa, es posible ganar más haciendo menos. “Mostramos que el entrenamiento de intervalos no tiene que ser todo de una vez para ser efectivo”, dijo el profesor Martin Gibala. “Hacer 10 sprints de un minuto en una bicicleta estática con un minuto de descanso entre cada uno, tres veces a la semana, funciona tan bien en mejorar los músculos como varias horas de ejercicio convencional de larga duración en bicicleta”.
Se trata de hacer un número de cortas explosiones de ejercicio intenso con cortos periodos de descanso entre ellos. Los autores probaron en estudiantes que esto produce el mismo beneficio físico que el entrenamiento convencional de larga duración, y toma mucho menos tiempo. Además, increíblemente haciendo en realidad menos ejercicio.
Se ha sabido que el ejercicio mejora la manera como los músculos usan el oxígeno para quemar el combustible de la mitocondria, la microscópica fábrica de energía de las células, de modo que la persona puede realizar sus actividades diarias con mayor efectividad y sin fatiga.
Con el nuevo método, también se logra, siendo útil para personas cuyos médicos temen que hagan ejercicio prolongado y duro.