301 especies de mamíferos en extinción

Damán. Foto Wikipedia

Damán. Foto Wikipedia

 

¿Eres mamífero? Pues podrías extinguirte. Un estudio en Royal Society Open Science reveló que 301 especies, incluyendo 126 primates, 26 murciélagos y 65 ungulados como el ciervo y los cerdos salvajes están en camino a la extinción.

Y gran responsable es la caza, por lo que sin medidas de protección, que son urgentes, el panorama no parece prometedor.

No es mentira. El autor, William Ripple, se interesó en el tema cuando al estudiar los leones hambrientos de África encontró que tenían que competir con los humanos por alimento como las gacelas.

Por eso, comenzó a estudiar con colegas qué sucedía en otros lugares del planeta y se enfocaron en los 1169 mamíferos terrestres amenazados según la Lista Roja de Especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, mirando si la amenaza se originaba por la caza o por el comercio de especies..

Encontraron que más de un cuarto de esas especies se enfrentan a la extinción debido a la caza. Las 301 especies incluyen más del 60% de todas las especies terrestres de mamíferos con peso superior a 1000 kilos como los hipopótamos y rinocerontes, animales más expuestos por tener poblaciones más reducidas y más espacio intergeneracional.

A algunos les va mejor que a otros, como a los tenrecs y los damanes, pero el gaur, el oso perezoso, el camello bactriano y el jabalí barbudo la están pasando mal.

Además más de un cuarto de todos los micos y otros primates están en la mira de la extinción.

El estudio va más allá de los grandes animales como elefantes y tigres, para incluir también especies poco miradas pero que también están sometidas a una presión constante.

¿A quién puede interesarle 301 especies? Si no a los hombres, sí a los ecosistemas, que si las pierden tendrán cambios inevitables que perjudicarán a quien propició su muerte: el hombre.

Podrían ser más porque de muchas de las que están en la lista no hay mucha información, como algunos monos de Guinea Ecuatorial muy perseguidos pero como estudiados.

El estudio analizó la protección de los hábitats de esas especies, encontrando que solo 10,5% lo están, aunque la caza con frecuencia se hace en las zonas de reserva.

Una tarea difícil su conservación dados los beneficios para los cazadores, cada vez más tecnificados: por ejemplo, solo en el aeropuerto Charles de Gaulle en París cada semana llegan 5 toneladas de carne de animales silvestres.

5 bases del histórico acuerdo de cambio climático suscrito en París

A caminar para recuperar la tierra degradada

Luego de dos décadas de persuasión y negociaciones para que los países del planeta decidieran enfrentar la mayor amenaza de la Tierra, el cambio climático, hoy se logró un acuerdo en París en el marco de la reunión 21 de la Conferencia de las Partes (COP21), con lo cual se persigue que a finales de siglo la temperatura no aumente más de 2°C con respecto a la era preindustrial y la intención incluso de no superar 1,5°C..

Un acuerdo que si no es perfecto sí marca el derrotero a seguir y revela la voluntad de 195 países de limitar el calentamiento del planeta y que tiene metas ambiciosas, con compromisos diferenciados para países desarrollados, en desarrollo y los más pobres.

El acuerdo logrado significa el fin de la economía basada en el carbono, en los combustibles fósiles, para dar paso a una limpia. Y no solo se comenzará a remplazar esa fuente energética sino que se tendrán que reducir los otros problemas asociados a los sumideros de carbono: la deforestación, los cambios en los usos del suelo y su manejo.

El acuerdo entrará a regir en 2020, con metas concretas desde antes.

El documento aprobado consta de 12 páginas, con 19 adicionales de temas no vinculantes.

Un resumen de 5 aspectos básicos del acuerdo, es el siguiente:

Temperatura

Se acuerda limitar el aumento de la temperatura a 2 °C con respecto a la era preindustrial, pero en busca de 1,5°. Las naciones reducirán emisiones tan pronto como sea posible para lograr un balance entre las emisiones antropogénicas por distintas fuentes y remoción por sumideros como las selvas que absorben gases de invernadero.

Quiere decir que en algún momento de la segunda mitad del siglo tendrá que haber un balance cero entre emisiones y sumideros como uso de la tierra, conservación de bosques, agricultura, que hoy responden por 25% de las emisiones.

Es lograr el equilibrio entre lo que emite el hombre y lo que absorben árboles, suelo y océanos.

Esos 2 grados significa reducir emisiones entre 40 y 70% a 2050 comparado con los niveles de 2010.

Mecanismo de revisión

Los países tendrán que actualizar sus compromisos actuales de reducción de polución a 2020 y así cada 5 años. Los planes sometidos por 186 países garantizan en el mejor de los casos un aumento de 2,7°C.

Cada país implementará su propio plan de acción climática, que revisará en 2018.

Periódicamente se analizará el progreso colectivo. La primera evaluación de inventario global será en 2023.

Así se verá si se marcha en la dirección para limitar el aumento de temperatura acordado.

Mercados de carbono

Se establece un mecanismo para contribuir a la mitigación de las emisiones de gases y apoyar el desarrollo sostenible y allana el camino para la cooperación voluntaria entre países para lograr la meta de polución. Las reglas de ese mecanismo de mercado se acordarán luego.

Transparencia

Los gobiernos aceptaron establecer un marco para monitorear, medir y verificarla reducción de emisiones, lo que promoverá la transparencia. Los países en desarrollo tendrán más flexibilidad en ciertos temas, como la frecuencia y el nivel de detalle de los reportes.

Serán menores los requirimientos para las pequeñas islas Estado y los países menos desarrollados.

Financiación

El acuerdo obliga a las naciones desarrolladas a ayudar a los países en desarrollo a pagar para reducir la polución y adaptarse a los impactos del cambio climático. En 2025 se revisará para aumentar la ayuda. La próxima meta será incrementar los 100.000 millones de dólares anuales que habían prometido ya a partir de 2020. Las naciones en desarrollo que peudan también podrán aportar.

Análisis

Para algunos observadores, las herramientas no son suficientes para garantizar que la temperatura no suba más de 2 grados y el planeta sigue camino a los 3, pero el compromiso de revisar científica y periódicamente los esfuerzos de cada país podrían cerrar la brecha.

El acuerdo conducirá a descarbonizar las economías antes de 2050, lo que significará desbancar los combustibles fósiles como principal fuente energética global.

Con calor produciremos menos (serie cambio climático 1)

(Comenzamos una serie de publicaciones sobre el cambio climático y sus implicaciones en distintos sectores y en el planeta en general, con ocasión de la Conferencia de las Partes de París que comienza a fines de ese mes. Notas que irán intercaladas con noticias científicas cuando lo amerite la ocasión. Un aporte para enfatizar la importancia del tema y aportar algo al conocimiento y al debate)

Salina en La Guajira. Foto Henry Agudelo

Los colombianos de finales de siglo verán reducido su ingreso per cápita en un 77% debido al impacto del cambio climático, una cifra mucho mayor a la prevista hoy por Planeación Nacional y aportada por un estudio publicado en Nature. En promedio cada persona en el planeta tendrá una afectación del 23%.

El hallazgo indica que el cambio climático ampliará las desigualdades, dado que el calentamiento será bueno para países fríos, que se harán más ricos, y nocivo para los calientes. En el estudio se estableció que el cambio climático reducirá un 75% los ingresos en el 40% de los países más pobres, mientras que el 20% de los ricos experimentará ganancias.

El estudio se centró solo en la temperatura y no consideró otros efectos como huracanes o el aumento en el nivel del mar.

Como otros animales, los humanos también tienen una productividad óptima a determinada temperatura, por lo que aun aumento tendrá sus consecuencias. Si baja la productividad individual por una mayor temperatura, se reducirá la nacional.

La investigación es una evidencia clara de que al actividad económica en todas las regiones está relacionada con el cambio climático y entre sus hallazgos figura que los costos globales serán 2,5 veces más altos que los previstos en otros modelos.

“Históricamente la gente ha considerado que una reducción de 20% en el PIB es casi una catástrofe” recordó Solomon Hsiang, uno de los investigadores. Y lo que hallaron es peor.

Los países más calientes sufrirán más: en el escenario menos optimista se estima que 43% de los países serán más pobres en 2100 que hoy debido al cambio climático y pesar del progreso tecnológico y otros avances.

La temperatura económica ideal es de 13°C. Un aumento incide también aspectos como el aire acondicionado, infraestructura, en errores humanos que provocan accidentes y en campos de la salud como ataques cardíacos en países ricos y malaria y dengue en los menos desarrollados. Además en la violencia, documentada por los autores en un estudio de 2013 en el cual hallaron que el cambio climático incentivará los conflictos internacionales y las guerras civiles.

El análisis consideró 166 países.

Inyectan a paciente células sanguíneas cultivadas

Científicos lograron inyectar con éxito células rojas sanguíneas cultivadas creadas de células humanas hematopoyéticas en un donante humano, según los resultados de un estudio publicado en Blood, revista de la American Society of Hematology.

Cuando la necesidad de sangre viene en aumento y se reduce el número de donantes, los resultados del estudio son una esperanza para que algún día pacientes que requieran sangre con urgencia de una transfusión puedan ser sus propios donantes.

Utilizando células madre que forman todas las clases de células sanguíneas de un donante humano, un grupo de científicos de París generó con éxito miles de millones de células sanguíneas cultivadas en platos de petri con la ayuda de factores específicos del crecimiento que regulan la proliferación y maduración de las células madre para ser células rojas sanguíneas.

Tratando de probar que las células cultivadas eran capaces de madurar en el cuerpo, los científicos las inyectaron en cuatro modelos de ratón y confirmaron que sí progresaban en todo el proceso de maduración. Con un donante voluntario, repitieron el proceso de crear otro conjunto de células rojas cultivadas y se las reinyectaron para ver si sobrevivían en una persona. Luego de cinco días, la tasa de supervivencia en la corriente sanguínea del donante era del 94 al 100 por ciento y después de 26 días la tasa estaba entre 41 y 63 por ciento, comparable al promedio de 28 días que tiene el ciclo de células rojas nativas. Los resultados demuestran que el ciclo de vida y la tasa de supervivencia de las células cultivadas son similares a las células rojas convencionales, pudiéndose convertir en el futuro en una fuente de transfusión.

“Aunque estudios previos han mostrado que las células madre hematopoyéticas pueden ser desarrolladas como células rojas sanguíneas maduras, es el primer estudio que prueba que son capaces de sobrevivir en el cuerpo humano, un gran paso para la comunidad de transplantes”, dijo Luc Dougy, autor senior del estudio y profesor de Hematología en la Université Pierre et Marie Curie en París (Francia).

El Polo Norte de la Tierra se está moviendo

Cuidado, que Santa Claus podría extraviar el regreso a casa tras repartir los regalos de Navidad.

Sí, científicos confirmaron una vez más que el Polo Norte magnético se está desplazando a pasos acelerados hacia Siberia.

Si el viejo que alegra las festividades de fin de año, se confiara en este punto la pasaría mal. Menos mal se basa en el Polo Norte geográfico.

El Polo Norte magnético es el lugar de la Tierra en el Hemisferio Norte en donde el campo magnético de la Tierra señala exactamente hacia abajo, en un ángulo de 90 grados.

Fue encontrado en 1831 por James Clark Ross, en la península Boothia, lo que es hoy el norte de Canadá y plantó una bandera reclamándolo para Gran Bretaña.

Pero lo que no sabía entonces el intrépido explorar era que el Polo Norte magnético varía de año en año. Desde entonces se ha desplazado unos 15 kilómetros por año, pero desde los años 1990 aceleró el movimiento, según un reporte en Scientific American, en dirección norte-noroccidente dentro del Océano Ártico a más de 55 kilómetros por año.

De continuar a ese ritmo, en una década o algo así sobrepasaría al Polo Norte geográfico, en dirección a Siberia.

Una posible explicación del fenómeno se publicó esta semana en el journal Eos y hace ya meses en el Journal of Geophysical Research-Solid Earth. En ella, Arnaud Chulliat, del Institute of Earth Physicis de París y sus colegas, explican que podría deberse a un movimiento giratorio de material derretido debajo del Ártico: según unos modelos, masas de magma de un fluido menos denso se forman dentro de la frontera del núcleo interior de la Tierra y suben como un cilindro cuyo eje es el eje de rotación del planeta. Esas masas van con un movimiento helicoidal fuerte debido a la rápida rotación de la Tierra, un fenómeno observado en laboratorio en experimentos con agua.

“Lo que sucedió bajo las islas de Nueva Siberia en la superficie del núcleo es que la tasa de cambio del campo magnético se modificó más durante los 90”, dijo Chulliat. Esa actividad explica parte del movimiento del Polo Norte Magnético, el resto que podría provenir del movimiento explicado, tendrá que ser probado aún.

Debido al movimiento de los polos, estos no son antípodas, de modo que una línea trazada entre uno y otro pasaría hoy a unos 530 kilómetros del centro de la Tierra.

El Polo magnético es diferente del geográfico: es el punto más al norte del planeta donde el eje de rotación se encuentra con la superficie terrestre y es opuesto por completo al Polo Sur.