Otra promesa contra la malaria

Hembra de Anopheles. Foto CDC

Hembra de Anopheles

Tantas que han estado a punto y… nada. Pero hay una esperanza más.

Científicos de la Universidad de Tübingen en Alemania junto a una firma de biotecnología, Sanaria Inc., demostraron en pruebas una efectividad del 100% para una candidata a vacuna contra la malaria, llamada Sanaria® PfSPZ-CVac, efectividad a las 10 semanas tras la última dosis.

Para la prueba, el profesor Peter Kremsner y Benjamin Mordmüller del Institute of Tropical Medicine y el German Center for Infection Research (DZIF) utilizaron parásitos de malaria suministrados por Sanaria. La vacuna incorporó patógenos de malaria viables (no fueron inactivados) junto a una medicina para combatirlos.

Los resultados aparecieron en Nature.

El estudio incluyó 67 adultos sanos, ninguno de los cuales había tenido malaria. La mejor respuesta inmunitaria se vio en un grupo de 9 personas que recibieron la dosis más alta de la vacuna 3 veces con intervalos de 4 semanas. Al final de la prueba, todos tenían una protección del 100%.

Los parásitos de la malaria son transmitidos por las picaduras de las hembras de mosquitos Anopheles (varias especies). El Plasmodium falcíparum, una de las formas, es responsable de la mayoría de las infecciones y de casi todas las muertes causadas por la enfermedad en el planeta.

“La protección fue probablemente causada por linfocitos T específicos y una respuesta de anticuerpos al parásito en el hígado”, según Kremsner.

Los investigadores analizaron la respuesta inmune de los cuerpos e identificaron patrones de proteínas que mejorarán futuras vacunas.

A los participantes se les inyectaron parásitos de malaria viva y al mismo tiempo previniendo el desarrollo de la enfermedad adicionando cloroquina, usado por muchos años en el tratamiento.

Una vez la persona es infectada, el P. falcíparum migra al hígado para reproducirse. Durante el periodo de incubación el sistema inmunitario de la persona podría responder, pero en esa etapa el patógeno no enferma al individuo. La cloroquina no hace efecto en el hígado, por lo que no puede impedir la reproducción del parásito. La malaria se da cuando el parásito abandona el hígado, llegando al torrente sanguíneo y entrando a los corpúsculos rojos, donde continúa reproduciéndose y diseminándose. Pero tan pronto entra a la sangre, puede ser aniquilado por la cloroquina y no se desarrolla la enfermedad.

Al vacunar con un patógeno vivo, parece claro que se logra una fuerte respuesta inmunitaria, dijo Benjamin Mordmueller.

“Todos los datos hasta ahora indican que logramos una protección estable y duradera”.

El próximo paso es ensayar varios años en un estudio clínico en Gabón.

Cada año cerca de 214 millones de personas resultan infectadas con el parásito. De ellas, cerca de 438 00 fallecen, la mayor parte en África. Y casi ¾ de los que fallecen son menores de 5 años.

Un grave problema. Otra esperanza que llega.

Hay insectos que se ‘broncean’

Lo toman los humanos, generalmente por vanidad. Lo toman los animales, pero por razones bien diferentes.

Científicos reportaron insectos que se asolean para mantenerse sanos y combatir gérmenes que los atacan. El estudio fue publicado en Entomologia Experimentalis et Applicata.

Los insectos del árbol del arce, (boxelder bugs Boisea trivittata) son una peste. En inviernos ingresan a las casas en busca de protección. Son conocidos por liberar un olor muy fuerte cuando se reúne en grupo bajo parches de luz solar.

Los químicos producidos así les ayudan a protegerse matando los gérmenes que viven en las hojas, reveló el estudio conducido por Joseph J Schwarz y colegas en Simon Fraser University, Canadá.

Los adultos de esta especie, llamada por su hábitat –los viejos árboles de arce-, crecen hasta un centímetro y se pueden hallar en grandes grupos de miles de individuos.

Cuando el clima comienza a enfriar en otoño se mueven hacia las casas, apareciendo ocasionalmente para tomar el sol antes de salir de nuevo en primavera. Los grupos son conocidos también por emitir olores, monoterpenos, por las glándulas de su parte posterior.

En el pasado se había conjeturado que esos compuestos podían ser una defensa o jugar en rol en la reproducción atrayendo parejas y repeliendo competidores.

Pero en el estudio, Schwarz y colegas hallaron que los químicos emitidos durante las sesiones de ‘bronceado’ no parecían comunicar nada a los otros insectos. En vez de eso, el equipo descubrió que los compuestos les ayudaban a librarse de gérmenes.

Los insectos bajo el sol se acicalaban frotando sus patas con las glándulas productoras de los compuestos. Bajo el microscopio, se encontró que los químicos alcanzaban microbios en las hojas alterando su estructura celular para prevenir una invasión del cuerpo del insecto.

“Estamos maravillados. La sinergia luz solar-químicos para matar patógenos es simplemente increíble y era desconocida”, dijo Schwarz.

Al usar el poder del Sol sin depender de las plantas, coloca estos insectos en un grupo élite, dijeron los científicos.

Circuncisión protegería contra cáncer de próstata

Para algo debe servir la circuncisión. Hace cerca de dos años fue vinculada a cierta protección contra el VIH, y ahora…

Un análisis de investigadores del Fred Hutchinson Cancer Research Center encontró que la circuncisión antes de la primera relación sexual del hombre puede ayudar a proteger contra el cáncer de próstata.

El estudio online apareció en Cancer, publicación de la sociedad norteamericana del cáncer.

La investigación sugiere que puede interrumpir la infección y la inflamación que puede derivar en aquella malignidad.

Se sabe desde hace mucho que las infecciones pueden producir cáncer y la investigación sugiere que las infecciones transmitidas sexualmente pueden contribuir al desarrollo del cáncer de próstata. Asimismo, ciertas ETS pueden ser prevenidas por la circuncisión. Por tanto, se puede deducir que protegería contra el desarrollo de ciertas clases de cáncer de próstata.

Esto se planteó Jonathan L. Wright, y colegas para ver si era así. Para el estudio analziaron información de 3.399 hombres (1.754 con cáncer de próstata y 1.645 sin él). Quienes habían sido circuncidados antes de su primera relación sexual eran un 15 por ciento menos dados a desarrollar ese cáncer que los que no. El menor riesgo era tanto para cánceres menos y más agresivos.

Los circuncidados antes de su primera relación tenían un 12 por ciento de menos riesgo para desarrollar cáncer menos agresivo y 18 para el más agresivo.

Las ETS pueden conducir al cáncer de próstata provocando inflamación crónica que crea un ambiente favorable para las células cancerosas. También puede haber otros mecanismos implicados. La circuncisión puede proteger contra las ETS y por ende contra aquel tipo de cáncer endureciendo la piel del prepucio y eliminando el espacio para humedad en ese punto evitando la supervivencia de los patógenos.

“Los datos están en la línea de un sendero infección/inflamación que puede estar involucrado en el riesgo de cáncer de próstata en algunos hombres”, dijo Wright.

Los datos son solo de la observación. Futuros estudios deberían confirmar o no el hallazgo. Indirectamente, otro beneficio de la circuncisión.

Imagen de sitio donde se encuentra la próstata.

Antibióticos en el ganado serían una amenaza

Desde las fincas y haciendas ganaderas podría estar activándose un arma contra los humanos: las bacterias, un problema al que no se le ha puesto la atención debida.

Bueno, no hasta ahora, al menos en ciertos países: alarmados por las señales de que el exceso de antibióticos aplicados a los animales en las granjas, algunos gobiernos comienzan a tomar medidas.

Y aunque no está claro si el uso excesivo de antibióticos en ellos puede crear resistencia bacteriana que se transmita a los humanos, la preocupación tiene sobradas razones de peso.

En las granjas industriales, los antimicrobianos se suministran con frecuencia a los animales para tratar infecciones o como medida profiláctica para prevenir la aparición de enfermedades. Existe una preocupación creciente de que el uso excesivo de esos medicamentos está ayudando a crear microbios resistentes, de la Salmonella a la Escherichia coli, que son más difíciles de tratar cuando atacan personas.

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) está ahora protegiendo antibióticos claves, las cefalosporinas, que se emplean en humanos para tratar un rango amplio de condiciones médicas, incluida la neumonía.

A comienzos de año, la agencia informó que prohibiría ciertos usos de esa droga en animales como el ganado, los cerdos, pollos y pavos, pues su uso exagerado “probablemente contribuirá a cepas de ciertos patógenos resistentes a la cefalosporina”.

Si eso llegara a suceder en humanos, habría que tratarlos con medicamentos que hoy no son tan efectivos contra ciertas condiciones o que poseen efectos secundarios más notorios.

Las nuevas normas entrarán en vigencia en abril 5 y restringen esa clase de antibióticos a dos drogas específicas para uso de cirujanos veterinarios, ceftiofur y cephapirin, y prohíben su empleo profiláctico.

En animales como patos y conejos habrá mayor discrecionalidad para usarlas.

Como la mayoría de antibióticos se usan tanto en animales como en humanos, la FDA considera extremar el control sobre aquellos usados en las granjas. Por ejemplo, revisa las normas que prohibirían el uso de cualquier antimicrobiano para promover el crecimiento de los animales.

La Unión europea, que ya prohíbe el uso para estimular el crecimiento animal, fortalecerá también sus reglas. Los antibióticos solo podrán emplearse bajo prescripción veterinaria.

Pese a que es de pública aceptación que el abuso de antibióticos puede desencadenar la resistencia de los microbios, la evidencia que vincula los antibióticos usados en granjas con la resistencia en animales, es aún controversial.

La FDA y la World Organization for Animal Health, trabajan con la Organización Mundial de la Salud para ayudar a los países en desarrollo a mejorar la legislación que controle la distribución y uso de los antimicrobianos en animales.

Hoy más de 100 países carecen de legislación al respecto y esas drogas se venden como dulces.

Adaptado de Nature.

Hallan miles de virus en las aguas residuales

Las aguas residuales de origen doméstico contienen miles de virus, muchos de ellos relacionados con la salud humana, reveló un estudio publicado esta semana en el journal mBio.

Hasta hoy se han descubierto unos pocos de miles de virus, conocimiento que crecería de manera sustancial si se analizaran los hallados en esa clase de aguas.

Los virus andan por doquier, estando las personas expuestos a ellos todos los días, en las superficies que tocan, los alimentos y el agua, pero el conocimiento de toda esa carga es limitada. Unas 1.800.000 especies de organismos que se han identificado en el planeta, cada una hospedera de un número precisado de virus, pero apenas unos 3.000 virus se han identificado.

Para explorar esa diversidad, científicos analizaron los rastros virales en aguas negras de Norteamérica, Europa y África. Detectaron 234 virus conocidos de 26 familias distintas o tipos de virus, lo que hace esas aguas el mayor arreglo conocido de virus.

Entre esos virus encontraron patógenos como el papilovirus humano y el norovirus, que causa problemas gastrointestinales. También hallaron virus de animales que viven entre los residuos: roedores y cucarachas.

Un gran número de virus conocidos hallados en esas aguas provenían de plantas, probablemente debido a que los humanos comen plantas y los virus de estas sobrepasan otros tipos entre los virus humanos.

Los investigadores encontraron también bacterias.

La mayoría de las huellas genéticas virales provenían de virus no conocidos, lo que es muy significativo dijo Michael Imperiale, de la Universidad de Michigan.

Muchos de ellos podrían desempeñar un rol en la salud humana, algunos de ellos siendo oportunistas. Otros podrían ser benéficos.

Pensar tantas personas en el mundo en desarrollo expuestos a las aguas residuales.

De aquellos que comen física tierra: la geofagia

No es una práctica común para muchos, pero existe. De niños, sí es algo más frecuente en nuestro medio, aunque en sitios donde la comida no abunda… quién sabe.

El caso es que en los cinco continentes y en casi tos los países, se ha documentado la geofagia. ¿Que qué? Sí: comer tierra, así de simple.

Porqué se da no es sencillo de explicar. Pero investigadores realizaron un meta análisis que publicaron en The Quarterly Review of Biology para ayudar a buscar una explicación.

La razón más probable para la geofagia es la protección que podría brindar al estómago contra toxinas parásitos y patógenos.

La primera cita de geofagia en la humanidad provino de Hipócrates hace más de 2.000 años, según Sera Young, de Cornell University. Desde entonces, se ha reportado con mucha más frecuencia.

Para algunos se debe a la escasez de alimentos, aunque se sabe que no provee ningún beneficio nutricional. Otros creen que ayuda a proveerse de minerales de los que carecen, como hierro, zinc o calcio. O el beneficio protector del estómago.

Los investigadores no encontraron en su análisis datos suficientes que confirmaran la hipótesis del hambre ni tampoco la de los minerales. La tercera parece tener más datos que podrían corroborarla.

Los casos de geofagia han sido más documentados en mujeres en las primeras etapas de preñez y en niños preadolescentes. Estas dos poblaciones tienen mayor sensibilidad frente a patógenos y parásitos, dijo Young.

Es además más común en regiones tropicales, donde abundan los microbios en los alimentos.

Los datos mostraron por último que se come tierra durante episodios de estrés gastrointestinal. No se cree que la tierra sea la que provoque el problema, dado que por lo general se recoge de sitios profundos y no superficiales.

Y hay un dato adicional: las personas por lo general hierven la tierra antes de comérsela.

Ojo con su celular en una clínica

No es que las bacterias intenten comunicarse con usted. Es que, quizás, se están apoderando de usted, invadiéndolo.

Los teléfonos celulares que utilizan los pacientes y los visitantes en clínicas y hospitales tienen el doble de posibilidades de contener potenciales bacterias peligrosas, tal como les sucede a quienes laboran en esos sitios.

Esto, de acuerdo con un estudio aparecido en el Journal of Infection Control.

Un equipo de investigadores del Departamento de Microbiología Médica de Inonu University en Malatya (Turquía) muestras de tres partes de los celulares (teclado, micrófono y audífonos). Se usaron 200 teléfonos móviles, 67 de personal médico y empleados y 133 de pacientes y visitantes. Encontraron que 39,6% del grupo de pacientes y 20,6 del de empleados dieron positivo para distintos patógenos. Y 7 móviles de pacientes contenían patógenos resistentes a las drogas, como el Staphylococcus aureus.

“Los tipos de bacteria encontrados en los celulares de los pacientes y sus patrones de resistencia son muy preocupantes”, declararon los autores.

Las infecciones adquiridas en hospitales afectan más del 25% de los pacientes admitidos en los países en desarrollo. En Estados Unidos provocan 1,7 millones de infecciones anuales con unas 100.000 muertes.

Un tercio de las infecciones podría ser prevenido siguiendo las guías de control de infecciones.

Hallazgos curiosos de la ciencia

Abracadabra… patas de cabra… usted dejará de fumar… se lo dice el gran mago… Una investigación de la Universidad de Michigan dice que escaneos del cerebro mostrando reacciones neuronales pueden predecir cambios mucho mejo que la persona cuyo cerebro está siendo examinado. Emily Falk, del Communication Neuroscience Laboratory, condujo un estudio de la actividad cerebral de 28 fumadores para investigar si mensajes a favor de la salud tendrían algún impacto en su capacidad de dejar de fumar. Se encontró que existe una relación positive entre la actividad cerebral y el éxito en dejar el cigarrillo, aún cuando las personas en el estudio predijeran erróneamente su probabilidad de éxito. Es más, el reporte concluye que la actividad neuronal es un complemento útil para las medidas de autoreporte existentes. El hallazgo se publicará en Health Psychology. Es decir: el investigador sabe que usted dejará o no de fumar mriando el cerebro, lo que usted desconoce. Qué curioso.

Para dar una idea de ese mundo de objetos afuera, vemos el resultado de la misión Neowise de la Nasa, que acaba de completar su objetivo: Halló 20 cometas, más de 33.000 asteroides en el cinturón entre Marte y Júpiter y 134 objetos cercanos a la Tierra (a menos de 45 millones de kilómetros). Si un objeto extraterrestre como un asteroide (no piense mal) se acerca a 50.000 o más kilómetros por hora, sería catastrófico para la Tierra. Gregory Matloff, investigador de la Nasa cree que sólo se podría destruirlo o cambiar su trayectoria. Para ello sugiere enviar un rayo que lo caliente, de modo que cambie de rumbo. Es el caso de Apophis, que se acercará a la Tierra en 2039 y en 2036. y mide al menos lo mismo que un edificio de 90 pisos y pesa unas 25 millones de toneladas. Su paso cerca al Sol en 2029 podría calentarlo y desviar su camino… siguiendo hacia la Tierra. Bien curioso.

Nada tontas. Ni estáticas. Las plantas se preparan para futures invasiones activando genes durante momentos del día cuando es más probable que encuentren patógenos que puedan afectarlas, reveló un estudio en Nature. Logran esto gracias a la sincronización de genes de resistencia con su propio reloj circadiano, los ritmos diarios que regulan varios aspectos de la fisiología de las plantas, reportaron los autores. Sin un sistema inmune especializado, las plantas dependen de un gran conjunto de genes que codifican por receptores y otras proteínas que específicamente reconocen moléculas de un amplio rango de patógenos. Conocidos como genes de resistencia a las enfermedades, son responsables de iniciar una serie de procesos fisiológicos que reducen el progreso de las infecciones. Qué curioso.

Amputados cuyo sentido del tacto ha sido reorientado de la extremidad perdida ven su prótesis no como una herramienta sino como parte de su cuerpo, sugiere un estudio en Brain. Tal sentido reforzado de propiedad, podría conducir a prótesis que operen sin, por decirlo así, costuras en el lugar de la extremidad amputada. Tal parece, indicó Steven Hsiao, de John Hopkins University, que el cerebro puede tomar esa sensación anormal y atribuirla al brazo o la mano: el nervio remanente había sido reenfocado hacia un sitio del brazo encima del punto de amputación. Qué curioso.

Un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Francisco diseñó una bacteria E. Coli con un circuito molecular que les permite a los ingenieros genéticos programar células para comunicarse y realizar cómputos. El trabajo crea en las células el mismo sendero lógico que se encuentra en los computadores electrónicos y crea un método para crear circuitos redirigiendo la comunicación entre las células, informaron en Nature. Muy curioso.