Cometa se acerca pero no hará daño

Un nuevo cometa venido de los confines del Sistema Solar se aproxima a la Tierra y al Sol: el denominado Elenin, sobre el cual se comienza a especular sobre un posible acercamiento a nuestro planeta.

El cometa se puede observar con binoculares o un pequeño telescopio por occidente, visto desde nuestra latitud.

El 16 de octubre estará en su mayor proximidad a la Tierra, pero no lo hará a menos de 35 millones de kilómetros o sea casi un cuarto de la distancia Tierra-Sol.

Detectado en diciembre de 2010 por el ruso Leonid Elenin cuando se encontraba a 647 millones de kilómetros de distancia, se acerca hacia la Tierra durante su perihelio o punto máximo de acercamiento al Sol.

Don Yeomans, de la Nasa, aclaró versiones que circulan en internet sobre los posibles efectos del Elenin para la Tierra, negando cualquier posibilidad.

“No se encontrará ningún cuerpo en su camino ni nos influenciará de ninguna forma”, dijo.

Las versiones sugieren además que bloqueará la luz del Sol durante tres días, lo que también es falso. No pasará por delante del Sol (visto desde nuestra perspectiva). Tampoco podría bloquear la luz solar: el ancho del cometa es de 2 a 3 kilómetros, mientras que el de nuestra estrella es de 1.392.100 kilómetros, explicó el astrobiólogo David Morrison.

En la forma como se ha comportado el cometa hasta ahora no es seguro que pueda verse a simple vista, dijeron los astrónomos. Pero en estos casos no es fácil predecir el comportamiento.

En el sitio web del experto Seiichi Yoshida se indica que podría alcanzar magnitud 6 entre septiembre y octubre, lo que permitiría una mejor observación.

Hoy se puede ver con binoculares, esperándose que cuando se acerque al menos se pueda seguir de la misma manera durante octubre.

El cometa se encuentra hacia la constelación Virgo.

Estamos 5 millones de kms más cerca al Sol

Para quienes creen que todo es estático. ¿Saben? La tierra estuvo este lunes 3 en su perihelio, el punto más cercano al sol en su recorrido anual. Estuvo unos 5 millones de kilómetros menos lejos de la estrella. Y aunque parece mucho, no lo es tanto. Podríamos recordar que l Luna se encuentra a solo unos 380.000 kilómetros de nosotros.

Hay un dato curioso e interesante: aunque el perihelio no tiene nada que ver con las estaciones, sí afecta su duración, de acuerdo con una nota que trae EarthSky.

Cuando la Tierra está cerca del Sol, como en los primeros días de enero, se mueve más rápido. Hoy, por ejemplo, avanza a unos 30,3 kilómetros por segundo. ¡Como para marearnos!

Se mueve un kilómetro por segundo más rápido que cuando está más lejos del Sol en julio. Entonces, el invierno del Hemisferio Norte -verano del Hemisferio Sur- es la estación más corta mientras el planeta se mueve rápido del solsticio de invierno en diciembre al equinoccio en marzo.

Todo esto se debe a la órbita de la Tierra, que es elíptica y por eso se producen variaciones en la duración de las estaciones. La distancia promedio Tierra-Sol es de unos 149,6 millones de kilómetros.