Bajar de peso es una tarea casi imposible

Siempre se ha dicho que es muy difícil bajar de peso. Y que quienes bajan, con frecuencia vuelven a ganarlo.

Y eso dice un estudio: las chances de que una persona obesa vuelva a recuperar su peso normal es de 1 en 210 para hombres y de 1 en 124 para mujeres, siendo de 1 en 1.290 en hombres son obesidad severa y de 1 en 677 para mujeres con esa condición.

Eso dice el estudio publicado en el American Journal of Public Health y realizado por el King’s College London.

Aunque se basa en población inglesa muestra lo duro que es recuperar el peso normal una vez perdido.

El hallazgo tiene otra implicación: podría ser que los programas de manejo de peso basados en dieta y ejercicio no son tan efectivos.

La investigación rastreó 278.982 participantes mediante registros electrónicos de 2004 a 2014. Se analizó la probabilidad de pacientes obesos teniendo peso normal o una reducción de 5% en peso corporal.

El chance anual de pacientes obesos de lograr una reducción del 5% en el peso fue de 1 en 12 para hombres y 1 en 10 para mujeres. De quienes lograron bajar ese 5%, el 53% lo volvió a ganar en los 2 años siguientes y el 78% lo había vuelto a subir dentro de los 5 años siguientes.

Solo 1.283 hombres y 2.245 mujeres con un índice de masa corporal 30-35 alcanzó su peso normal, equivalente a una probabilidad de 1 en 210 para hombres y 1 en 124 para mujeres. Para aquellos con índice sobre 40, la probabilidad se incrementó de 1 en 1.290 para ellos y 1 en 677 para ellas.

En un tercio de los pacientes se observó un ciclo de peso, con aumentos y rebajas.

El estudio concluye que los actuales tratamientos para la obesidad están fallando en lograr una disminución sostenida del peso para la mayoría de pacientes obesos.

Resumen científico de la semana

1. Porqué no pierdo peso

Hay personas, hombres y mujeres que se esfuerzan mucho, pero nada. Es duro que pierdan peso. Un estudio de los Institutos de Salud de Estados Unidos encontró evidencias serias de que personas con ciertas fisiologías pierden menos peso que otros aunque limiten sus calorías. El estudio apareció en Diabetes. Pese a ello, una dieta balanceada y ejercicio debe darles resultado a largo plazo. Los investigadores no saben si esa resistencia es heredada o se adquiere con el tiempo.Foto womenhealth.gov.

2. Los bichos os delatarán

No, no es necesario saber cuál es el genoma personal. No, para identificar una ´persona hay otra manera que no se conocía hasta ahora: los microbios que poseemos en nuestro organismo, el llamado microbioma es una huella personal, tal como la ordenación de nuestro material genético. Eso sugiere un estudio publicado en PNAS, un hallazgo que por lo menos genera inquietud sobre la privacidad de esa información. También podría ser usado en investigación criminal.

3. Amanecer nublado

Un estudio aparecido en el Astrophysical Journal reveló cómo es el estado del tiempo en algunos planetas extrasolares, en los cuales parece que hay nubosidad en la mañana y calor días despejados en la tarde. Son planetas calientes tipo Júpiter, que residen muy cerca a su estrella, inhóspitos para la vida, con más de 1.600 grados centígrados. Los investigadores se basaron en información proporcionada por el telescopio espacial Kepler.

4. Qué rata tan noble

Cuando una rata se está ahogando, otra, que ya ha vivido la experiencia de luchar contra el agua, le presenta u pata para que se agarre y se salve. No es un sueño. No. Es un estudio que apareció esta semana en Animal Cognition y que muestra un aspecto no conocido de estos roedores con mala fama entre muchos humanos. El hallazgo sugiere que actúan pro-socialmente.

5. Calientico, calientico

Científicos de NOAA reportaron en Science el hallazgo del primer pez de sangre caliente, el pez luna, conocido en varios mares. Vive a entre 40 y 400 metros de profundidad. Esa característica la permite moverse más rápido y ser un buen cazador, a diferencia de otros que viven en esas profundidades, que deben economizar energía. Se encontró que sus agallas son muy distintas a las de los demás peces.

6. Una nariz muy particular

Científicos crearon embriones de pollos con caras que los hacen parecer a sus remotos ancestros: los dinosaurios, según una investigación publicada en Evolution. En su trabajo, inhibieron la expresión de genes relacionados con la formación de la nariz en esos embriones, con lo cual parecían más con la trompa de dinosaurio que con el pico característico de pollos y gallinas, un estudio que trata de determinar cómo fue ese proceso evolutivo.

7. A bañarse en Europa

Experimentos en laboratorio conducidos por científicos de la Nasa sugieren que el material oscuro que se observa sobre la superficie de la luna Europa en Júpiter es probablemente sal marina, revelando una conexión entre el océano de agua subterráneo que los estudios sugieren existe allí y la superficie. Esto aumentaría la probabilidad de existencia de alguna forma de vida. Europa será el destino de futura misión espacial, probablemente en la década que viene.

8. Primer cuasar cuádruple

En un hallazgo sorprendente científicos reportaron en Science el hallazgo del primer cuasar cuádruple, cuatro extraños agujeros negros activos situados en proximidad uno del otro, una de las estructuras más masivas descubiertas en el universo temprano rodeada por una nebulosa de gas frío. O es una coincidencia de 1 en 10 millones o hay que repensar los modelos de evolución de los cuasares y de formación de las más grandes estructuras. Los cuasares son una breve fase de la evolución galáctica alimentada por materia que cae en un gigantesco agujero negro en el centro de una galaxia.

9. Dos que parecen una

Hace 230 años fue descubierta Delta Cefhei, un prototipo que dio lugar a las cefeidas, estrellas variables en brillo que se utilizan para medir distancias cósmicas. Ahora, científicos dicen que se trata no de una sino de dos estrellas: es una estrella doble, sistema binario, en el cual la compañera había escapado a la observación quizás por su baja luminosidad. El artículo apareció en Astrophysical Journal.

10. Contra el cáncer cervical

La nueva vacuna contra el papilomavirus humano 9-valente puede prevenir 80% de los cánceres cervicales si se administra a niños de 11-12 años antes de que estén expuestos al virus. Comercializada como Gardasil-9 también protege un 8 por ciento adicional contra el cáncer orofaríngeo, que incluyen la base de la lengua y las amígdalas. La vacuna actúa contra siete tipos del papilomavirus humano. La cobertura en protección es un 13% mayor que las primeras vacunas. El estudio apareció en el JNCI.

Bypass gástrico enflaquece y altera los genes

Sí, la cirugía del bypass gástrico ayuda a reducir peso. Y saben qué, también altera los genes, de acuerdo con un informe en Cell Reports.

Por razones no entendidas del todo, esa cirugía ayuda en la remisión de la diabetes tipo 2 en la mayoría de los pacientes. En el nuevo estudio se informa de alteraciones en la expresión de genes en pacientes sometidos a la operación.

“Presentamos evidencia de que en personas severamente obesas, los niveles de genes específicos que controlan cómo se quema y almacena la grasa son modificados para presentar una salud metabólica pobre”, indicó Juleen Zierath, autora y profesora del Karolinska Institute en Suecia.

“Tras la cirugía, los niveles de los genes son restaurados a un estado sano, que refleja la pérdida de peso y coincide con un mejoramiento general en el metabolismo”.

Cuando los científicos profundizaron, hallaron que la pérdida de peso tras la cirugía provoca cambios en las modificaciones del ADN que controlan la expresión de genes en respuesta al ambiente. En específico, cambios en la metilación o señales químicas en dos genes que controlan la glucosa y el metabolismo y se correlacionan con la obesidad pero son reversados luego de la cirugía par perder peso.

Los hallazgos sugieren que el ambiente -en este caso la alimentación o la pérdida de peso- pueden afectar la expresión de los genes a través de ese mecanismo.

“La novedad de nuestro trabajo se origina con el hallazgo de que la metilación del ADN es alterada por la pérdida de peso”, dijo Romain Barrès, de la Universidad de Copenhague en Dinamarca.

Un hallazgo útil para diseñar drogas que imiten la pérdida de peso asociada con la regulación de genes.

Aire contaminado produciría bebés con menor peso

Qué mala es la contaminación. Un nuevo estudio habla de un tópico poco tratado, pero que crea zozobra.

Vivir cerca a una avenida con alto tráfico y por ende contaminada trae no solo problemas pulmonares sino cardíacos.

Bien, ahora un grupo de científicos presentó en Environmental Health Perspectives un estudio que muestra que es más probable que las mujeres que han estado expuestas a altos niveles de ciertos tipos de contaminación del aire, den a luz hijos con bajo peso.

El bajo peso al nacer, definido como un bebé que pese menos de 2,5 kilos, aumenta el riesgo de de mortalidad infantil y de enfermedades, siendo asociado además con problemas de salud y desarrollo en la vida futura, incluyendo diabetes y enfermedad coronaria.

Sobre el tema ha existido ambivalencia en los resultados.

Eso, a decir de Leonardo Trasande, de la Universidad de Nueva York, se debe al diseño de los estudios y la medición de la exposición (a los contaminantes).

El nuevo hace una comparación, indicó, enfocado en partículas de menos de 2,5 micrómetros y 10 micrómetros, producidas por la combustión de combustibles fósiles en el transporte y la industria y por la quema de madera, pero también incluyó partículas de de polvo y sal marina.

Según los cálculos, cada aumento en el material particulado de 10 microgramos por metro cúbico se asocia con un 3% de mayor riesgo de un niño naciendo con bajo peso y con un peso promedio reducido en 3 gramos. La reducción del peso promedio se triplica a 9 gramos cuando los autores ajustaron variables como la edad materna y el uso del tabaco. También se consideró el nivel socioeconómico.

El valor de la media del material particulado 10 varió en los 14 sitios evaluados, de 12,5 en Vancouver a 66,5 en Seúl. Para los centros con información del PM 2,5, las chances de menor peso aumentaban 10% con cada aumento en la exposición.

Los riesgos son menores en el plano individual, dijo Trasande, pero sobre la base de una población un cambio puede producir un gran incremento en el número de niños con bajo peso al nacer.

Pierda peso con café verde

La frase que está de moda no es se la fumó verde, sino: se lo tomó verde. Sí científicos reportaron lo que consideran evidencias sólidas de que los granos verdes de café, no tostados, pueden producir una reducción sustancial en el peso corporal en un periodo relativamente corto.

El estudio fue presentado en la reunión anual de la American Chemcial Society. Allí, Joe Vinson y colegas describieron cómo un grupo de personas obesas consumió una fracción de onza de granos verdes de café cada día y perdió cerca del 10% de su peso.

“Basados en nuestros resultados, ingerir varias cápsulas de extracto de café verde e ingiriendo una dieta baja en grasas y ejercitándose regularmente, para ser una forma segura, efectiva y barata de perder peso”, dijo Vison.

El estudio incluyó 16 personas obesas de 22-26 años que tomaron esas cápsulas o un placebo durante 22 semanas. Las personas alternaron entre bajas y altas dosis del extracto. La dosis baja era de 700 mg mientras la alta de 1.050. Los participantes se rotaban las dosis y el placebo cada seis semanas.

Todos los sujetos fueron monitoreados en su dieta y ejercicio durante las 22 semanas. “Sus calorías, carbohidratos, grasas y proteínas no cambiaron durante el estudio ni su ejercicio”.

Las personas perdieron en promedio 17 libras durante las 22 semanas. Esto incluyó un promedio de 10,5 de disminución en el peso corporal y 16 en la grasa. La pérdida de peso pudo ser más rápida pero no fue porque también alternaron con placebo y la dosis baja del extracto.

Otros estudios han mostrado pérdida de peso con el extracto de café verde, pero este midió la respuesta a varias dosis.

Los efectos, cree Vinson, podrían deberse al ácido clorogénico presente en los granos sin tostar, ácido que se descompone cuando el café es tostado (usualmente a una temperatura de 240 a 250°C.

Ese proceso le confiere al café su color, aroma y sabor inconfundibles.

Ahora se requeriría un estudio con mayor número de participantes.

Ya sabe: tómeselo verde.

Foto de granos verdes de café.

Informe especial: cómo bajar peso en la oficina

Durante décadas, la oficina ha sido considerada como el enemigo sedentario de la buena forma física, un lugar en que uno se sienta durante ocho horas y acumula peso poco a poco.
Pero, ¿y si fuera parte de la solución?
Bueno, tomado de HealthDay, presentamos la siguiente nota, con algunos cambios, de un tema que no ha sido publicado en revista científica pero que lo será.
Baje peso mientras trabaja.
En seis meses, James A. Levine y sus colegas de la Clínica Mayo ayudaron a 18 trabajadores de oficina de Minneapolis a perder 156 libras (71 kilos) solamente rediseñando la oficina y el día de trabajo.
“Con un poco de creatividad, el día laboral puede llenarse de movimiento. Al hacerlo, al mismo tiempo que ajustamos la manera en que pensamos sobre la comida, el peso comenzará a desaparecer”, aseguró Levine, profesor de Medicina del Departamento de Endocrinología de la Mayo en Rochester, Minnesota.
El método de “oficina sana” de Levine se basa en lo que los expertos llaman “termogénesis por actividad que no constituye ejercicio” (Neat, por su sigla en inglés).
La NEAT sucede de forma natural, a medida que los humanos queman energía con movimientos cotidianos como ponerse de pie, intranquilidad, darse la vuelta, inclinarse y caminar.
Neat, dijo es diferente de las demás formas primarias de procesos de gasto energético, entre ellas el ejercicio activo, el metabolismo en descanso o la digestión.
Para muchos sedentarios, la cantidad de energía consumida en el ejercicio activo es “insignificante”, frente a la que se pierde por medio de Neat, aseguró Levine.
De hecho, Neat da cuenta de entre quince por ciento (entre las personas muy sedentarias) y 50 por ciento (entre las muy activas) del gasto energético diario. E incluso cambios menores en el estilo de vida pueden aumentar el NEAT diario en alrededor de veinte por ciento.
El núcleo de la idea de Levine fue hacer de la oficina un lugar que induzca más a la NEAT.
Para probarlo, Levine y sus colegas desarrollaron un experimento de seis meses dirigido a 18 empleados de oficina de un pequeño negocio de personal financiero en Minneapolis.
El equipo de investigación “rediseñó” las oficinas de la firma. Se reemplazaron las sillas y los escritorios típicos por escritorios que venían unidos a cintas caminadoras, y alrededor de la circunferencia de la oficina se instaló un sendero para caminar, para facilitar “reuniones caminando”.
Levine enfatizó que no se trataba de ejercicio. “En el trabajo, no se corre, se camina. Y lo que intentamos hacer es lograr que la gente camine en la oficina mientras trabaja, a un ritmo de 1.1 millas (casi dos kilómetros) por hora”. Ese ritmo cae dentro de la categoría de Neat de uso de energía.
Otros cambios fomentaban el movimiento, de manera sutil. Se reemplazaron los teléfonos fijos de la oficina por celulares. Se crearon espacios para juegos como la Wii y el futbolín, y también se suministraron monitores de actividad de alta tecnología a los empleados. Al personal también se le ofreció asesoría sobre nutrición.
El resultado fue que medio año después, los 18 participantes del estudio habían perdido 156 libras (71 kilos), de las cuales 143 libras (65 kilos) eran pura grasa corporal.
En promedio, los empleados perdieron casi nueve libras (cuatro kilos) cada uno, 90 por ciento de eso en grasa, y sus niveles de triglicéridos (grasa en la sangre) se redujeron en una media de 37 por ciento.
La pérdida de peso no afectó la productividad en el lugar de trabajo. De hecho, tras apenas tres meses en la oficina rediseñada, el personal había aumentado los ingresos corporativos en casi diez por ciento. A la mitad del estudio, la firma registró su ingreso bruto mensual más alto hasta esa fecha.
“Se trató de un estudio pequeño”, reconoció Levine. “Pero cuando la gente que realmente sufre de problemas de peso y salud ve los resultados, es un momento ‘eureka’ muy, pero muy poderoso”. Porque el truco de esto es que no les pedimos que piensen en perder peso. Sencillamente, les pedimos que vivan su día de forma dinámica y positiva”.
El estudio está pendiente de publicación.
“Al hablar por teléfono de pie, tener una reunión mientras se camina (despacio, al mismo paso al que se va de compras, tal vez una milla por hora), y tomar el ascensor hasta el tercer piso y subir las escaleras las otras tres, se queman entre 100 y 150 calorías más por hora. Eso es entre 400 y 500 calorías adicionales al día. Y eso es mucho”.
Una experta celebró el método de Levine, pero se preguntó qué tan asequible sería para la mayoría de trabajadores.
“Es así, el ejercicio no intencionado, como simplemente estar de pie en lugar de sentado, quema más calorías que si uno se sienta todo el día frente a la computadora. Los pequeños cambios como ese se acumulan, gastan calorías y hacen una diferencia”, aseguró Lona Sandon, dietista registrada y profesora asistente de nutrición clínica del Centro médico Southwestern de la Universidad de Texas en Dallas.
“Pero para que un individuo lleve a cabo este tipo de cambio en la actividad de la oficina, necesitan un entorno que promueva el hábito vigorosamente”, agregó. “Un empleado individual no puede hacer que suceda solo.”
Sin embargo, otro experto dijo que ha experimentado los beneficios de la “oficina saludablemente” en carne propia.
“Es probable que yo mismo haya empleado ese método durante unos veinte años”, apuntó Cedric X. Bryant, director científico del American Council on Exercise, una organización sin fines de lucro con sede en San Diego. “La gente pensaba que estaba loco, pero siempre edito libros, artículos y manuales mientras hago ejercicio en una caminadora inclinada, una especie de máquina giratoria para subir escaleras, que traje a la oficina. Coloco el material en un apoyo mientras me muevo a una intensidad muy baja”.
“Siempre sé cuando el proyecto en que trabajo es muy difícil”, bromeó Bryant, “porque pierdo mucho más peso”.
“Y también me ayuda a tener una mayor concentración y claridad mental”, añadió, “lo que hace que mi proceso de edición sea mucho más fácil y productivo. Diría que probablemente sea entre treinta y cuarenta por ciento más productivo mientras hago ejercicio que mientras estoy sentado en mi escritorio”.
“Tenemos que lograr que la gente no piense que la única manera de ponerse en forma es a través de una experiencia estructurada a una determinada intensidad, en el gimnasio”, comentó Bryant. “Tenemos que pensar que un estilo de vida activo abarca todo el día, no solo las sesiones de ejercicio. Y si sencillamente se mueve mientras trabaja, tendrá todo el beneficio que desea”.

Sorprendentes hormigas

Las hormigas cortadoras de hojas o trozadoras, como algunos las llaman, son las reinas de las selvas tropicales. De acuerdo con un informe de la National Science Foundation de Estados Unidos, el peso de todas las hormigas que habitan la región del Amazonas es cuatro veces el de todos los vertebrados de esa región, incluyendo mamíferos, aves, reptiles y anfibios.
En la corona de un solo árbol amazónico pueden habitar más de 50 especies y en unos cientos de hectáreas pueden residir más de 500 especies. Es tal la cantidad, que prácticamente todo animal vivo en la región gtiene que vérselas con ellas.
Como si fuera poco, cada hormiga puede cargar más de tres veces su propio peso, por lo que se consideran las ingenieras de los ecosistemas, moviendo enormes cantidades de tierra al excavar sus nidos. Son además importantes depredadoras de otros pequeños invertebrados, como otras especies de hormigas, lo que se observa con dramatismo en las hormigas armadas nómadas, el enemigo número uno de las demás hormigas en el trópico.
Algo tendrán para ser tan exitosas. En la foto de la Universidad de Wisconsin, una reina dirige su colonia.
El único hábitat que no han conquistado es el de los casquetes polares y las montañas más altas.

Otra ventaja de pesar menos

Incontinencia. Baja r de peso tiene, además de todos los beneficios ya estudiados, una ventaja adicional: reduce la incontinencia urinaria.
Así lo revela un estudio del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón de Estados Unidos que es publicado hoy 29 en el New England Journal of Medicine.
En la investigación, conducida en varias ciudades, se reclutó a 338 mujeres obesas y con sobrepeso que padecían al menos 10 casos de incontinencia a la semana. Al azar fueron asignadas bien a un programa intensivo de seis meses que incluía dieta, ejercicios y modificación de hábitos o a uno que recibía la información sobre dieta y ejercicio, pero que no era entrenado para cambiar los hábitos.
Los investigadores reportaron que las mujeres en el grupo intensivo de pérdida de peso perdió alrededor de un 8 por ciento de su peso corporal (unas 17 libras) y redujo los episodios de incontinencia semanal en un 47 por ciento. Las mujeres del grupo que solo recibió información perdieron en promedio un 1,6 por ciento del peso (3 libras) y redujeron la incontinencia en un 28 por ciento.
Para Griffin Rodgers, director del Instituto, es una clara evidencia de que la pérdida de peso tiene un impacto positivo sobre la incontinencia urinaria.